Compartir

El embarazo de la perra semana a semana

El embarazo de la perra semana a semana

Ver fichas de Perros

El embarazo de la perra es un proceso muy especial que pueden llegar a vivir algunos propietarios. Si bien es una experiencia única y maravillosa cuando la gestación es deseada y se lleva a cabo de forma responsable, también puede suponer un verdadero dolor de cabeza cuando la concepción ha sido accidental y no se cuenta con los hogares suficientes para acoger a todos los pequeños.

Si sospechas que tu perra puede estar embarazada, en este artículo de ExpertoAnimal encontrarás todo lo que necesitas saber, te explicaremos cómo es el embarazo de la perra día a día, cuáles son los cuidados de una perra embarazada o los síntomas del embarazo más evidentes entre otros.

En cualquier caso, recuerda que será muy recomendable visitar el veterinario para realizar una ecografía y saber cuántos cachorros están por venir, así como conocer algunas recomendaciones especiales que pueda prescribirnos nuestro veterinario tras la observación del caso concreto. Descubre a continuación el embarazo de la perra semana a semana, una guía completa informativa que todo propietario debe conocer.

También te puede interesar: El embarazo en la gata

Síntomas de una perra embarazada

Puede que tengas dudas acerca de un posible embarazo, pues no siempre que existe cópula se produce la fecundación, por ese motivo, será importante aprender a reconocer los síntomas del embarazo en una perrita. Pero, ¿cómo saber si una perra está preñada? Lo cierto es quedurante el embarazo de un perro se observan algunos síntomas evidentes que indicarán que el proceso de gestación se ha iniciado.

Es importante destacar que los síntomas de embarazo de un bichón maltés o los síntomas de embarazo de una perra yorkshire terrier serán los mismos, no obstante, los síntomas de una perra embarazada de un mes o los síntomas de una perra embarazada a punto de parir sí serán distintos.

Los síntomas de una perra embarazada son:

  • Ciclo: generalmente las perras suelen experimentar el celo dos veces al año, que suele variar entre 4 y 13 meses, no obstante, este no es un indicador fiable, ya que los cambios hormonales pueden alterarlo enormemente. Será muy recomendable prestar atención a otros síntomas.
  • Vientre abultado: alrededor de los 30 días de gestación, nuestro veterinario, mediante un examen físico, podrá realizar la palpación del útero que podrá confirmar el estado de preñez.
  • Estado de los pezones: se trata probablemente del síntoma más evidente de preñez, ya que durante el embarazo los pezones de la perra aumentan su tamaño y se tornan de un color más intenso.
  • Flujo vaginal: los cambios en el flujo vaginal de la perra embarazada también son frecuentes. Podremos observar descargas vaginales blancas o transparentes, nunca con sangre, negras o verdes.
  • Comportamiento: el comportamiento es un indicador poco fiable para confirmar el embarazo de la perra, pero se trata de un aspecto que no podemos pasar por alto. Puede ocurrir que se muestre anormalmente activa o, por el contrario, mucho más apática. Es habitual que rechace el contacto con otros perros, especialmente machos, y que su actitud hacia nosotros se vuelva más afectuosa o más arisca. También se produce la búsqueda del "nido", es entonces cuando la perra busca lugares sombríos y cómodos para refugiarse y tener allí su camada.
  • Vómitos: alrededor de los 35 días de gestación, cuando se produce el giro y repliegue del útero, la perra puede experimentar ciertas molestas que incluyan vómitos.
  • Alimentación: la alimentación es un aspecto fundamental en el embarazo de la perra, pero si bien la mayoría aumentan su apetito, algunas rechazan por completo su alimentación habitual. En el apartado de cuidados prestaremos mucha atención a este aspecto tan importante.

Si tu perra muestra algunos o varios de estos síntomas, probablemente se debe a que, efectivamente, está embarazada y la llegada de los cachorros es solo cuestión de tiempo. No obstante, ¿cómo podemos saber si una perra está embarazada de forma certera? Te lo explicamos a continuación.

Síntomas de una perra embarazada

¿Cómo podemos confirmar el embarazo de una perra?

Actualmente no existe ningún "test de embarazo en perras" que pueda confirmar la preñez con una muestra orina, por tanto, para confirmar el embarazo de la perra será muy aconsejable acudir a nuestro veterinario de confianza, quién nos indicará si efectivamente está embarazada o si por el contrario se trata de un embarazo psicológico.

Realizar pruebas veterinarias no solo es importante para confirmar la preñez, también es imprescindible para asegurar que los cachorros están vivos o que la madre disfruta de un buen estado de salud. A continuación te explicamos distintas pruebas de embarazo en la perra que puedes realizar en una clínica u hospital veterinario:

  • Palpación: esta prueba requiere cierta habilidad y se trata probablemente del método más económico. Es importante destacar que no es 100% fiable y que además no revelará ningún problema de salud en la madre o en los cachorros. Se puede realizar 30 días después de la monta.
  • Análisis de sangre: la presencia de una hormona llamada "relaxina" puede confirmar el embarazo de la perra a partir de los 30 o 35 días de gestación. Esta prueba no revela el número de cachorros, pero sí puede darnos información acerca del estado de salud de la progenitora.
  • Radiografía: las pruebas de rayos X se pueden realizar a partir de los 45 días de gestación, no obstante, se recomienda llevarla a cabo durante el último tercio del embarazo, cuando el riesgo que conlleva para los cachorros es mínima. Mediante una radiografía podremos saber el número de cachorros y posibles malformaciones que experimenten los mismos.
  • Ecografía: se trata de la prueba más común y recomendada durante el embarazo de la perra, ya que nos indica el número de cachorros y confirma además que estén con vida. Se puede realizar a partir de los 25 o 35 días, pero si no se realiza de forma exhaustiva se puede pasar por alto alguno de los cachorros.

El embarazo psicológico en los perros

Aunque hayamos observado todos los síntomas mencionados anteriormente, puede ocurrir que nuestro veterinario nos sorprenda con un diagnóstico inesperado: un embarazo psicológico.

El embarazo psicológico en las perras es un problema bastante frecuente en perras no esterilizadas y puede ocurrir tras una monta fallida o sin motivo alguno. Se debe principalmente a un desajuste hormonal y puede llegar a representar un problema de salud para nuestra perra, quien experimentará cambios de comportamiento y producción de leche, que puede derivar en una infección de las mamas si no se trata debidamente. En algunos casos el embarazo psicológico puede requerir además la prescripción de fármacos y, en el caso de ser persistente, el veterinario podrá llegar a recomendarnos la castración de la perra.

¿Cómo podemos confirmar el embarazo de una perra?

¿Cuánto dura el embarazo de una perra?

El embarazo del perro tiene una duración aproximada de 65 días, aunque puede ser variable según el tamaño, la experiencia de la progenitora u otros factores, por lo que predecir de forma exacta el momento del parto es una tarea bastante complicada, incluso para los veterinarios más experimentados.

En algunos casos las perras pueden terminar el período de gestación entre los 58 o 63 días, pero en otros casos puede retrasarse hasta los 68 e incluso los 70 días. Existen algunos factores que influyen en el tiempo de gestación, como puede ser el tamaño de la camada. Generalmente las perras que esperan pocos cachorros suelen tener el parto antes, mientras que las que esperan un número más elevado de cachorros tienden a alargarlo.

¿Cuándo se notan los cachorros?

Alrededor de la tercera semana de embarazo, mediante la palpación, nuestro veterinario será capaz de confirmar el embarazo y la presencia de embriones en el útero. Ya en la octava semana, nosotros mismos podemos realizar suaves palpaciones en el abdomen de nuestra perra, ya que los movimientos fetales serán muy evidentes. Entonces podremos notar a los pequeños e incluso sentir que se mueven.

Es importante actuar de forma tranquila y realizar este procedimiento solo de vez en cuando, para evitar que la perra pueda sentir ansiedad al ser manipulada de forma constante. Es importante conocer algunas de las 10 señales de estrés en el perro para advertir si estamos siendo demasiado insistentes.

Recuerda que la ansiedad y el estrés repercuten directamente en la madre y en los cachorros, afectando negativamente a su salud y desarrollo. Además, padecer condiciones muy severas durante esta etapa, puede provocar que los cachorros nazcan con predisposición al estrés crónico y a padecer problemas de comportamiento.

El embarazo de la perra semana a semana

Una vez confirmado el embarazo de la perra, su estado de salud y resueltas algunas curiosidades, llega el momento de hablar del embarazo de la perra semana a semana. ¿Qué podremos observar en una perra embarazada de un mes? ¿Cuáles son los síntomas más frecuentes en cada semana? ¿Cómo va a comportarse una perra preñada de 50 días?

A continuación te mostramos cómo es el desarrollo del embarazo en un perro semana a semana, pero no olvides que la confirmación de todos los síntomas mencionados no te exime de acudir al veterinario para asegurar que todo marcha bien y que, efectivamente, el embarazo se está desarrollando tal y como debería:

  • Fecundación: la cópula entre dos perros se lleva a cabo antes de la ovulación y tiene una duración aproximada de entre 15 o 25 minutos como máximo. Durante la monta, el macho eyacula hasta dos veces. Después, los perros se quedan pegados hasta que el macho realiza una tercera eyaculación de esperma en la vagina de la hembra. Finalmente, se produce la descompresión del bulbo del grande y se separan. Después de la cópula, el semen del perro se desplaza, esperando a la ovulación de la perra para que se produzca la fecundación de los óvulos.
  • Primera semana (0-7 días): una vez los óvulos han sido fecundados, empiezan a dividirse en un proceso denominado "meiosis". Durante la primera semana de embarazo no observaremos ningún síntoma evidente de embarazo, ya que las células se están dividiendo y se ha iniciado la gestación en el útero.
  • Segunda semana (8-14 días): en esta etapa las células sexuales femeninas siguen dividiéndose y, como en la semana anterior, no seremos capaces de advertir ningún cambio notable, al margen de algunos cambios de comportamiento poco llamativos.
  • Tercera semana (15-21 días): a la tercera semana los óvulos fecundados y divididos se implantan en el útero de la perra, provocando abultamientos de entre 0,8 y 1 cm. Estos "bultos" se convertirán en cachorros y, de hecho, ya se podrían observar pequeñas figuras. En este momento ya podemos acudir a nuestro veterinario para realizar un análisis de sangre y asegurar el buen estado de salud de la progenitora.
  • Cuarta semana (22-28 días): los embriones ya están desarrollándose, muy lentamente, en el interior de la perra. En esta semana ya miden entre 2 y 3 centímetros, siendo posible realizar la palpación abdominal, y también se observan algunos de los síntomas mencionados anteriormente, como el aumento de tamaño de las mamas o las descargas vaginales. Los cachorros ya poseen columna vertebral.
  • Quinta semana (29-35 días): a la quinta semana los embriones han aumentado su tamaño, que se sitúa alrededor de los 5 centímetros, y empiezan a desarrollarse mucho más rápido. Es el momento de empezar a prestar mucha atención a la alimentación y a otros cuidados de la progenitora, por ello, recomendamos acudir al veterinario para recibir algunos consejos y realizar la primera ecografía.
  • Sexta semana (36-42 días): hacia la sexta semana es cuando se empieza a llevar a cabo la calificación de los huesos, permitiendo realizar una radiografía que nos indique el número exacto de cachorros que están en camino. También es posible escucharles mediante una auscultación. Los embriones ya superan los 6 o 7 centímetros y, debido a ello, el abdomen de la perra se muestra cada vez más grande. Es el momento de preparar el nido de nuestra progenitora y de seguir prestando atención a sus cuidados.
  • Séptima semana (43-49 días): a la séptima semana los cachorros ya han alcanzado el tamaño que tendrán en el momento del parto y observaremos que las mamas ya disponen leche. También es posible que la perra empiece a disminuir la ingesta de comida. Es muy recomendable hacer la radiografía en esta semana, ya que podremos prever con mayor facilidad algunos posibles problemas del parto.
  • Octava semana (50-57 días): en este momento el acondicionamiento del nido cobra una mayor importancia, ya que la hembra empezará a resguardarse allí de forma mucho más constante. Debemos asegurar una adecuada temperatura, así como dejar a su alcance comida y agua. Los movimientos fetales son evidentes al tacto y la leche empezará a fluir de forma natural. Siempre que no provoquemos un estrés innecesario en la perra, podemos realizar un baño para asegurar que el momento del parto sea lo más higiénico posible. No obstante, si advertimos nerviosismo, utilizaremos un champú de lavado en seco.
  • Novena semana (58-65 días): el momento del parto se acerca y los cachorros están totalmente formados y listos para nacer. Es muy importante dejar espacio a la perra, ya que en este momento empezará a esconderse en el nido y a mostrarse ligeramente alterada. Puede experimentar contracciones, orines involuntarios, secreciones vaginales, temblores y vómitos. Es el momento de tener a mano el teléfono de un veterinario de urgencias 24 horas que pueda desplazarse a domicilio si fuese necesario, ya que algunos problemas del parto pueden llegar a ser muy graves y a poner en riesgo la vida de la perra y de los pequeños.

A continuación te explicaremos de forma general cuáles son los cuidados en los embarazos de una perra, pero también te mostraremos cómo es el parto, cuáles son los problemas postparto más frecuentes y muchas otras curiosidades que no te puedes perder si tu perra está embarazada.

El embarazo de la perra semana a semana

Cuidados de una perra embarazada

Las perras gestantes necesitan atención y cuidados constantes por parte de sus tutores, principalmente relacionados con la alimentación y el confort. Siempre es aconsejable acudir al veterinario para que nos guíe durante este proceso, ya que cada embarazo es único y cada progenitora puede necesitar ciertas atenciones particulares que aseguren el buen estado de salud y el adecuado desarrollo de los fetos.

Alimentación de una perra embarazada

La alimentación de una perra embarazada es un aspecto fundamental que garantiza el buen estado de salud de la madre y un óptimo desarrollo de los fetos. No olvides que ellos se alimentan a través de la placenta, por tanto, sigue los consejos que te mostramos a continuación para asegurar que tu perra embaraza disfruta de la mejor calidad de vida y de los cuidados necesarios:

Hasta la quinta o la sexta semana de embarazo la perra no empezará a aumentar de peso de forma notable. En esta etapa debemos alimentarla como lo hacíamos previamente al embarazo, para evitar el sobrepeso, que puede afectar de forma muy negativa a la gestación, provocando posibles problemas en el parto. La perra seguirá disfrutando de sus paseos y juegos como cada día. Los síntomas del embarazo no tardarán en llegar.

A partir de los 36 o 42 días de gestación es cuando debemos modificar la alimentación de la perra, siempre bajo prescripción veterinaria, a un pienso para cachorros o "puppy". A partir de entonces debemos aumentar la dosis de pienso un 5% cada semana que pasa. Recuerda que también debe alimentar a los cachorros que lleva dentro.

Especialmente si observas anomalías en las heces de la perra o cierta reticencia a la hora de comer, puedes ofrecerle latas de comida húmeda, pienso gastrointestinal e incluso apostar por dietas caseras, siempre que le sigas ofreciendo el pienso para cachorros. Estimular su apetito es imprescindible, así como la hidratación, por lo que nunca debe faltar un cuenco de agua fresca y limpia.

En la fase final del embarazo, la perra cada vez posee menos espacio en su organismo para albergar la comida. Puede ser interesante ofrecerle una menor cantidad de alimento pero aumentar el numero de tomas, reponiéndolo de forma constante para que siga alimentándose, no obstante, es muy común que la perra embarazada deje de comer en los días previos al parto.

Una vez los cachorros hayan nacido, seguiremos alimentando a la perra con pienso para cachorros, pero dependiendo de su producción de leche nuestro veterinario puede recomendarnos una fórmula especial o no.

A continuación te damos 6 consejos básicos para la alimentación de una perra embarazada:

  1. Durante la primera fase del embarazo la perra debe comer como lo hacía antes de la gestación.
  2. En el caso de aparición de náuseas, divide sus tomas en varias raciones.
  3. Consulta con tu veterinario la opción de ofrecerle suplementos nutricionales en la primera fase.
  4. Evita el sobrepeso y la obesidad en la perra gestante.
  5. No administres ningún tipo de medicación a una perra embarazada, consulta con tu veterinario.
  6. Llama a tu veterinario siempre que observes algún síntoma inusual.

Actividades, ejercicio y otros cuidados

Durante las primeras semanas de embarazo la perra seguirá manteniendo una rutina de ejercicio y paseos totalmente normal. ¿Puede hacer ejercicio una perra embarazada? La respuesta es sí, pero siempre tomando ciertas precauciones. Alrededor de la quinta o sexta semana empezaremos a reducir el ejercicio físico y apostaremos por otras actividades más calmadas dentro del hogar, mientras, seguiremos realizando los paseos de forma habitual.

El baño es también un factor importante a tener en cuenta. ¿Se puede bañar a una perra embarazada? Como te hemos adelantado antes, es recomendable hacerlo hacia el final del embarazo, para asegurar que durante el parto la paridera es lo más higiénica posible.

¿Y qué hay sobre las rutinas de vaunación y desparasitación de una perra embarazada? No todos los productos que encontremos en el mercado son adecuados durante el período de gestación, no obstante, se trata de un proceso imprescindible, ya que debemos asegurar que los cachorros no puedan padecer una infestación nada más nacer. Lo más recomendable será acudir al veterinario para que detalle cuándo es el momento idóneo y qué productos debemos utilizar.

El afecto y los cuidados emocionales son también imprescindible. No olvides pasar tiempo con tu perra, siempre que ella te lo permita, para asegurar que su estado emocional es positivo y estable, lo que asegurará un buen desarrollo del embarazo la ausencia de problemas del comportamiento.

Nido o paridera para perros

En el mercado encontrarás unas estructuras de forma cuadrada denominadas "parideras" cuyo precio puede variar de entre los 50 y hasta los 300 euros. Destacan principalmente por poseer unos cilindros o placas que eviten el aplastamiento de los cachorros y suelen estar bien aislados del exterior.

La paridera debe situarse en una habitación aislada, lejos del movimiento de las personas o de otros perros, pero además debe acomodarse con un colchón o cojín y algunas mantas. Para evitar la suciedad podemos colocar encima un hule o cualquier otra superficie de plástico, especialmente útil tras el nacimiento. La paridera debe contar con luz natural y una temperatura agradable, así como estar alejada de las corrientes de aire o de los rayos directos del sol. La perra empezará a querer estar en la paridera o "nido" días antes del parto.

Cuidados de una perra embarazada

El parto de una perra

El parto es el momento más esperado del embarazo de la perra y probablemente el que más dudas genera. Si tu veterinario ha descartado cualquier riesgo y no necesita cesárea, tu perra podrá parir en casa, de lo contrario, cuando observes los primeros síntomas de parto en la perra, deberás acudir a tu clínica veterinaria urgentemente.

El parto es un momento complicado para la perra y debes dejar que ella misma gestione su nerviosismo y ansiedad, evitando manipularla o forzarla a realizar cualquier cosa que no desee. Acompáñala suavemente hacia el cuarto de la paridera si es que ella no ha acudido ya allí. Aunque no vayas a intervenir, es importante que te mantengas a una distancia prudencial para asegurar que todo marcha bien. Recuerda tener a mano el número de emergencias del veterinario por si surge cualquier complicación.

Material necesario para el parto

A continuación te mostramos algunas cosas que debes tener preparadas en el momento del parto, para asegurar que los niveles de higiene son los adecuados y que puedes gestionar cualquier problema sin nerviosismo:

  • Periódicos para cubrir el suelo de la paridera
  • Toallas secas y limpias para limpiar a los cachorros
  • Papel de cocina para limpiar el suelo si fuese necesario
  • Termómetro para tomar la temperatura a la progenitora
  • Hilo dental para atar los cordones umbilicales
  • Tijeras estériles para cortar los cordones umbilicales
  • Bolsa de agua caliente para poder asegurar la temperatura de los cachorros
  • Yodo para limpiar el corte del cordón umbilical
  • Una balanza para pesar a todos los pequeños
  • Una libreta para anotar el peso y otros detalles de los cachorros

Señales de que el parto de la perra se acerca

¿Cómo sabremos exactamente que ha llegado el momento? ¿Qué debemos esperar del momento del parto? Existen algunas señales que hacen evidente que el momento del nacimiento de los cachorros se acerca, por ese motivo, debes conocerlos todos.

Los síntomas de parto en la perra más evidentes:

  • Las perras experimentadas suelen empezar a producir mucha leche 48 o 24 horas antes del parto, mientras que las perras primerizas alrededor de los 7 o 10 días previos al parto.
  • Una perra a punto de parir trata de esconderse constantemente en su paridera, dejémosle espacio.
  • Pueden aparecer temblores, vómitos y orina.
  • Observaremos contracciones abdominales y uterinas, cada 5 o 15 minutos.
  • La perra expulsará una secreción mucosa-sanguinolienta, por ese motivo, si tu perra está preñada y bota mucosidad con sangre o algo parecido a "flujo marrón", no te asustes, es que el parto se acerca.
  • El comportamiento de la perra en este momento se verá muy alterado.
  • Descenso de la temperatura corporal entre 1 y 2ºC que podemos saber tomando la temperatura a la perra

¿Cómo es el parto de una perra?

Especialmente si te encuentras ante el parto de una perra primeriza, necesitas algunos consejos para saber si todo marcha bien. Debes saber que el parto de la perra puede durar hasta 4 horas y que el tiempo de descanso entre feto y feto puede alargarse desde 30 minutos hasta 2 horas, aunque no es lo más habitual. Una señal de que algo no marcha bien es que la perra tenga contracciones y que no expulse en mucho rato a ningún cachorro.

Existen tres fases del parto en la perra:

  1. Relajación o dilatación del útero: de 4 a 24 horas de duración. La hembra se prepara para expulsar a los cachorros. Es un momento de inquietud y nerviosismo. La vulva se agranda e incluso puede secretar algunos líquidos.
  2. Expulsión de las crías: cuando las contracciones se empiezan a volver intensas y tienen una duración de al menos 60 segundos debemos estar muy relajados y estar atentos pues el momento del nacimiento está al caer. Observaremos como se lame la zona genital. Las contracciones serán cada vez más fuertes hasta que el primer cachorro es expulsado del cuerpo (sigue unido por el cordón umbilical a la placenta). El resto de cachorros van a seguirle de acuerdo a pequeños intervalos de tiempo. Por lo general el parto suele durar unas 2 horas aunque se puede alargar considerablemente si se trata de una camada muy grande. La hembra va a lamer a los cachorros para estimularlos mientras les corta el cordón umbilical. Son muy pocos los casos en los que no lo hace, si observas que no tiene fuerzas o no lleva a cabo esta tarea hazlo tú mismo. Recuerda que debes contar a los cachorros para saber que todos están fuera según los resultados de la radiografía.
  3. Expulsión de la placenta: durante el parto, cada cachorro nace envuelto en una placenta, en cada una de estas ocasiones la perra la rompe para dejar respirar al cachorro y posteriormente se la come, pues el valor nutritivo es muy alto. Si observas que no rompe la placenta, hazlo tú mismo, sino los cachorros podrían morir. Además, te aconsejamos que si la placenta expulsada es demasiado grande no dejes a tu perra que se la coma, puede conllevar problemas digestivos.

El trabajo de parto y el parto en perros se divide en 3 etapas. La etapa I dura de 12 a 24 horas. Durante esta etapa comienzan las contracciones uterinas, pero no son visibles externamente. El cuello uterino también comienza a dilatarse. Durante la Etapa II, se pueden ver contracciones abdominales y se entregan los cachorros. Los cachorros generalmente se entregan a intervalos de 1 a 2 horas, pero eso puede variar considerablemente. La etapa II puede durar hasta 24 horas. La etapa III se define como la administración de la placenta. Los perros generalmente alternan entre las etapas II y III hasta que se completa la entrega.

El parto de una perra

Problemas del parto

Podemos afirmar que en la mayoría de casos no suelen existir riesgos en el parto, aún así y por este motivo precisamente, te hemos recomendado durante todo el artículo que acudas de forma periódica al veterinario durante el embarazo, pues el profesional mediante la realización de distintas pruebas te indicará si tu perra embarazada puede parir en casa sin ningún problema o bien requerirá una atención especializada.

Si observas alguno de los problemas en el parto de la perra que te mostramos a continuación llama al veterinario de urgencia sin demora alguna:

  • Ausencia de contracciones uterinas
  • Contracciones uterinas sin nacimiento
  • Hemorragia
  • Aborto
  • Atasco de los fetos
  • Retención de la placenta
  • Muerte fetal
  • Momificación

Algunos consejos para los 3 problemas más comunes:

  1. Atasco de un cachorro: Si observamos un pequeño cachorro atascado en el canal de parto nunca tiraremos de él, le deberemos hacer girar en sentido de las agujas del reloj para fomentar la obertura de la vagina.
  2. La perra no consigue cortar el cordón umbilical: Lo cortaremos con tijeras nosotros mismos, después haremos un nudo.
  3. Un cachorro no respira: Le abriremos la boca y le practicaremos respiración artificial, además le masajearemos la región del tórax enérgicamente y aportando calor sin hacerle daño. Agítalo un poco mientras le sujetas la cabeza con cuidado. Debemos tener mucha precaución y conocer al detalle la reanimación de cachorros recién nacidos antes del parto.

Postparto de la perra

Si tu perra ha parido a tus perros mediante cesárea, deberás prestar especial atención a los cuidados de una perra después de una cesárea, para evitar que los puntos puedan abrirse y asegurar que las heridas cicatrizan de forma adecuada. Precisamente cuando la perra pasa por una cesárea puede ocurrir que rechace a los cachorros.

Recuerda que los cachorros dependen totalmente de su progenitora, tanto para recibir alimento como para regular la temperatura corporal. Su leche es importantíssima pues les inmuniza de enfermedades varias que puedan existir en el ambiente mediante una sustancia denominada "calostro". Como te hemos comentado anteriormente, si observas que no los lame o los alimenta deberás hacerlo tú mismo siguiendo los consejos de ExpertoAnimal sobre cómo alimentar a un cachorro recién nacido.

Envuélvelos en toallas de algodón y los ubicaremos a todos en un mismo entorno pequeño y caliente. Si tu perra no les ofrece de mamar le aportarás la leche que hayas adquirido en la tienda para mascotas, siempre en dosis pequeñas y siendo muy cuidadoso. Llama a tu veterinario de confianza y pídele consejo.

Postparto de la perra

Si deseas leer más artículos parecidos a El embarazo de la perra semana a semana, te recomendamos que entres en nuestra sección de Gestación.

Escribir comentario sobre El embarazo de la perra semana a semana

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
107 comentarios
Su valoración:
Lourdes
Ya mi perra shitzu dio a luz a 6 hermosos perritos,para ser su primera vez lo hizo bastante bien...gracias por sus consejos.
Su valoración:
Luna
Hola tengo una perrita poodle ase 3 dias boto un liquido transparente le ise una ecografia los perritos estan formados y sanitos me dicen que es el tapon la temperatura bajo a 37.6 el vete me dice k hay que esperar lleva 2 dias con la misma temperatura no se bien el dia de su cruza
Denisse
Mi perra está a tres días de dar a luz, es un pastor belga, pero últimamente sale un líquido verde, se lame mucho su cola, y en estado de ánimo está demasiado tranquila esto es normal?
Lourdes
Hola,mi perra ya esta entrado a la septima semana de embarazo,pero sigue activa,sube y baja las escaleras,se trepa al mueble y se baja,a veces se nota un poco fatigada. Es normal. Gracias
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Lourdes, es totalmente normal que se muestre fatigada. Intenta evitar que haga ejercicio excesivo, pero no pasa nada si sube y baja escaleras de forma tranquila.

Saludos
Lourdes
Muchas gracias
Lourdes
Hola tengo una shitzu y esta en su sexta semana de embarazo...pero hace dos dias le salia un olor como a pescado...eso es normal...Gracias
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Lourdes, el olor "a pescado" puede deberse a distintas causas, como a problemas de las glándulas anales, te lo explicamos aquí: https://www.expertoanimal.com/por-que-a-mi-perro-le-huele-el-ano-a-pescado-23248.html Pero si además muestra flujo verde, quizás se debe a un problema del embarazo, aquí tienes más información: https://www.expertoanimal.com/mi-perra-tiene-flujo-verde-causas-y-soluciones-23249.html

Esperamos que no sea grave, acude a tu veterinario cuanto antes.

¡Saludos!
Ariay
Tengo una shitzu y tenia 54 dias de gestacion y ya tuvo sus perritos no es malo que haiga tenidos los perritos a los 54 dias.
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Ariay, los perros de tamaño pequeño pueden parir antes, no obstante, no estaría de más pedir una visita visita a domicilio para asegurar que todos los cachorros están bien y que realmente no son prematuros.

Espero que estén bien todos ❤ un saludo
Su valoración:
Javier
Cuando sabré que parió el último cachorro?
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Javier, para estar 100% seguro deberías realizar una ecografía o radiografía a tu perra, es la única forma fiable de saber que no queda ningún cachorro por salir.

Un saludo
eli
mi perrita esta x tener pero tiene caca en la cola eso es normal? que hago?
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Eli, intenta no molestarla mucho, puedes limpiarla con una toalla húmeda o con toallitas especiales para perros.
Yuri caceres oñate
Como.le comente. Anteriormente mi chihuahua se cruzo. Hace. 11 dias y la monta duro. 18. Minutos pero no le veo. Ningun sintoma de enbarazo solo que. Duerme mas y se ve muy cansada

El embarazo de la perra semana a semana
1 de 7
El embarazo de la perra semana a semana
Volver arriba