Compartir

Caballo Hispano-Árabe

 
Caballo Hispano-Árabe

El caballo hispano árabe es una antigua raza equina autóctona de la Península Ibérica, cuya cría ha resultado especialmente popular en Andalucía. A pesar de haber tenido mucha popularidad en el siglo XIX y parte del siglo XX, está considerada como "en riesgo de extinción" en la actualidad, debido al radical descenso de su población. En esta ficha del ExpertoAnimal, te invitamos a conocer esta raza tan emblemática de la cultura española. Aquí, te contaremos más sobre los orígenes, las características destacadas, el comportamiento y la salud del caballo hispano árabe. ¡No te lo pierdas!

Origen
  • Europa
  • España

Origen del caballo hispano árabe

El caballo hispano árabe es una raza de caballo que se ha originado en España, más concretamente en Andalucía. En su nombre, este equino lleva las dos razas que han participado de su desarrollo: el pura sangre español y el caballo árabe. Sus orígenes remontan a las invasiones musulmanas en la Península Ibérica, cuando se habrían realizado los primeros cruces entre los caballos españoles nativos y aquellos equinos traídos desde el Oriente.

Su creación fue motivada con el objetivo de generar un caballo que combinara las características más destacadas de cada uno de sus antepasados. Del caballo árabe, se apuntaba a resaltar su resistencia física, sus calidades atléticas y su equilibrio de carácter. Ya del caballo español, se buscaba rescatar su natural versatilidad, su predisposición al trabajo y sus movimientos precisos.

La raza empieza a ser desarrollada y estandarizada en mediados del siglo XIX, tiempos en los que se empleaban ampliamente en las campañas militares. Su cría fue muy popular en toda la Península Ibérica por más de un siglo, aunque la mayor concentración de individuos siempre ha estado en tierras andaluces. Desafortunadamente, su población se ha reducido radicalmente y, en la actualidad, está considerada como una raza autóctona en peligro de extinción, según el Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España.

Características físicas del caballo hispano árabe

Los caballos hispano árabes se caracterizan por la armonía general de sus rasgos, que se combina con notable resistencia física y una extraordinaria habilidad de realizar movimientos ágiles y precisos. A pesar del aspecto corpulento brindado por su musculatura bien desarrollada, su cuerpo es esbelto, de silueta alta, con tronco fuerte y profundo, lomo amplio y dorso ligeramente curvado.

La cabeza del caballo hispano árabe tiene un formato ligeramente piramidal y resulta relativamente pequeña en relación al tamaño de su cuerpo. Generalmente su frente se presenta aplanada, aunque se pueda presentar arqueada en algunos individuos. Sus ojos son grandes, redondeados, oscuros y muy expresivos, mientras sus orejas tienen un tamaño mediano, están ligeramente separadas entre sí y sus movimientos y posiciones resultan esenciales para el lenguaje y la comunicación de los caballos.

Sus extremidades tienen longitud mediana a alta y se muestran correctamente aplomadas. Las patas anteriores se caracterizan por el brazo y antebrazo fuertes y bien dirigidos, la rodilla amplia y los tendones bien destacados. Ya en las patas posteriores, se observan muslos bien desarrollados, nalgas largas y corvejones amplios. Los cascos siempre serán proporcionales a las dimensiones de las patas y del propio equino. La capa del caballo hispano árabe muestra pelos cortos, suaves y brillantes, pudiendo mostrar tonalidades castaño, rojizo (alazán) o tordo.

Carácter del caballo hispano árabe

El caballo hispano árabe destaca gran versatilidad y predisposición al entrenamiento, pudiendo adaptarse a la práctica de una gran variedad de actividades deportivas. Hace muchos años, se desempeñan extraordinariamente en competencias de salto, doma clásica y marcha ecuestre.

Su carácter dócil, equilibrado y receptivo a la monta también son grandes ventajas para su entrenamiento. Al igual que todos los caballos, demuestran una notable inteligencia y gran sensibilidad. Cuando son estimulados correctamente, suelen aprender con facilidad diferentes actividades y disfrutan un vínculo de confianza con sus cuidadores y jinetes.

Así mismo, los caballos hispano árabes tienen mucha energía y, para mantener un temperamento estable, necesitan contar con una buena rutina de ejercicios físicos que sea compatible con su edad, salud y estado físico.

Cuidados del caballo hispano árabe

Además de contar con los cuidados básicos de los caballos, el caballo hispano árabe necesitará recibir una nutrición completa y balanceada que supla completamente los requerimientos nutricionales en cada etapa de su vida. Los caballos son animales herbívoros, por lo que su dieta deberá basarse en el consumo de alimentos de origen vegetal. El caballo hispano árabe necesitará consumir suficiente heno, forraje verde y pasto para aportar las proteínas y las fibras necesarias para mantener una excelente digestión.

También se aconseja que consuma moderadamente vegetales buenos para su salud, como patatas, alfafa y zanahorias. Además, las piedras de sal aportarán calcio y vitaminas que ayudaran a fortalecer de sistema inmunológico de los caballos, siempre que sean consumidas de forma moderada.

Los caballos hispano árabes también necesitarán recibir una rutina de acicalamiento e higiene para mantenerse libres de suciedad, parásitos y enfermedades. Lo ideal es cepillarlos diariamente y limpiar sus cascos al menos una vez al día, preferentemente después de concluir el entrenamiento.

Dependiendo de las condiciones climáticas y del tipo de entrenamiento que realices con tu caballo, necesitarás bañarlo o, al menos, limpiar sus patas y las partes de cuerpo que se hayan ensuciado. Caso optes por dar un baño a tu caballo, no olvides usar productos adecuados para su higiene y siempre secarlo completamente para que no se acumule humedad en su piel y pelos.

Por último, pero no por ello menos importante, los caballos hispano árabes necesitan tener una rutina equilibrada de ejercicio físico y estimulación mental para conservar un peso equilibrado y desarrollar plenamente sus habilidades físicas y cognitivas.

Salud del caballo hispano árabe

A pesar de su destacada resistencia física, el caballo hispano árabe podrá verse afectados por algunas enfermedades comunes en los caballos, como los cólicos y la influenza equina, o bien por problemas dérmicos, como la tiña y la sarna en caballos.

Para prevenir estas afecciones, tu caballo necesitará recibir una adecuada medicina preventiva para fortalecer su sistema inmunológico y preservar su óptima salud. Por ello, recuerda realizar visitas de medicina preventiva a un veterinario especializado de forma regular, cada 6 o 12 meses, así como mantener al día las desparasitaciones y las vacunas de tus caballos.

Bibliografía
  • Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Raza equino caballar Pura Raza Hispano-Árabe: datos generales.
  • FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE ASOCIACIONES DE GANADO SELECTO. Raza hispano árabe: equino caballar. Disponible en http://www.caballohispanoarabe.com/wp-content/uploads/2017/11/revista-feagas-hispano-arabe.pdf
  • British Association for the Pure Raza Hispano-Árabe. Perfil de la raza: hispano árabe.

Fotos de Caballo Hispano-Árabe

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Caballo Hispano-Árabe

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario sobre Caballo Hispano-Árabe

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?

Caballo Hispano-Árabe
1 de 4
Caballo Hispano-Árabe

Volver arriba