Compartir

¿Cuándo se pueden separar los gatitos de su madre?

Por Mercè Garcia, Editora de ExpertoAnimal. 1 diciembre 2016
¿Cuándo se pueden separar los gatitos de su madre?

Ver fichas de Gatos

Antes de separar a un gatito de su madre, debemos considerar algunos detalles que son de suma importancia para el correcto desarrollo físico y psicológico del felino. Separarle de forma pronta puede conllevar la aparición de problemas del comportamiento y hasta deficiencias nutricionales graves.

Aunque no existe una fecha exacta, generalmente se suele separar a un gatito de su madre alrededor de las 8 o 12 semanas de vida, una edad que puede variar según el caso concreto.

En este artículo de ExpertoAnimal te explicaremos por qué es tan importante respetar este tiempo, te ayudaremos a identificar el momento apropiado y te explicaremos cómo llevarlo a cabo. Sigue leyendo y descubre cuándo se pueden separar los gatitos de su madre:

¿Por qué no debemos separar a un gatito de forma prematura?

Para entender realmente por qué no es bueno separar a un gatito de su madre de forma pronta, es fundamental repasar algunos aspectos básicos del crecimiento de un felino:

La lactancia, fundamental para un correcto desarrollo

Justo después del nacimiento de la camada, durante los dos o tres primeros días, la progenitora les amamantará con la primera leche que produce, el calostro. Es imprescindible que cualquier cachorro lo reciba ya que, además de nutrirlos de forma abundante, el calostro aporta inmunoglobulinas, defensas inmunitarias que le protegerán de cualquier infección.

Pasado este tiempo, la gata les alimentará con la leche de lactancia, una fuente rica en nutrientes y que les ofrecerá también cierta inmunidad para minimizar el riesgo de infecciones. Además, también les aporta hormonas, enzimas y otras sustancias imprescindibles para su crecimiento.

Todo gatito debería alimentarse con la leche que produce su progenitora, excepto en casos muy concretos, como puede ser el rechazo, la muerte o una enfermedad de la madre que le impida cuidarlos, solamente en estos casos debemos alimentar nosotros a un gatito cachorro, consultando siempre con el veterinario.

La importancia de la socialización del gatito

A partir de la segunda semana de vida y hasta, aproximadamente, los dos meses, el gatito es suficientemente maduro como para empezar a explorar su entorno y a iniciar sus primeras relaciones sociales. El gatito se encuentra en pleno "período sensible de socialización".

Durante esta etapa, el gato aprende a relacionarse con miembros de su especie, perros, seres humanos, con el entorno y, en definitiva, con cualquier estímulo externo que vaya a ser frecuente en su vida adulta. Un gato bien socializado será sociable, amigable y se sentirá seguro en su futuro entorno, será capaz de relacionarse con todo tipo de seres vivos y no desarrollará futuros problemas del comportamiento, como agresividad, timidez excesiva u otros.

¿Cuándo se pueden separar los gatitos de su madre? - ¿Por qué no debemos separar a un gatito de forma prematura?

Consejos para separar al gato de su madre

A partir de las 4 semanas, y de forma progresiva, debemos animar a nuestro gatito a empezar el destete. Para ello le ofreceremos pequeñas porciones de comida blanda y suave, como es la comida húmeda que viene preparada en forma pedacitos de carne o pescado así como paté. Puedes encontrar latas para cachorros en el mercado.

Durante esta etapa aún dependen de su madre, y no será hasta la las 8 semanas de vida cuando empezarán a alimentarse de forma regular con este tipo de alimento.

Cuando el gato cumpla dos meses de vida, le empezaremos a ofrecer diversas raciones diarias de alimento, combinando la comida húmeda y el alimento seco. Para asegurar que pueden ingerirlo, podemos remojar el pienso en caldo de pescado sin sal, que les proporcionará sabor, nutrición extra y les permitirá comérselo sin dificultad.

Finalmente, alrededor de las 12 semanas, la madre puede seguir amamantando a los cachorros, pero es el momento apropiado para que empiecen a comer por su cuenta, destetándoles completamente. En este momento estaremos seguros de que nuestro gato no sufrirá ninguna carencia nutricional.

En este momento y para asegurar una buena adaptación a su futuro hogar, sería recomendable enseñar a los gatitos a utilizar el arenero, así como enseñarles a utilizar el rascador. Todo lo que puedan aprender, incluyendo juegos y actividades varias, serán positivas para su estimulación mental y futura adecuación.

La separación del gatito y su madre

Aunque estén destetados, no podemos separar a los gatitos de su madre de forma radical ya que podría sufrir una mastitis, una infección de las mamas por la acumulación de leche. Debemos llevar a cabo la separación de forma progresiva, es decir, separando uno a uno los gatitos de ella.

En principio, si hemos esperado hasta las 12 semanas de vida, la progenitora instintivamente sabrá que sus cachorros son independientes y que pueden sobrevivir, por lo que será extraño que sufra un episodio de tristeza. Sin embargo, si les separamos antes de tiempo, podemos enfrentarnos a una depresión severa de la gata, que buscará a los cachorros por el hogar de forma desesperada. En estos casos será muy recomendable lavar el "nido" de la gata, así como todos los utensilios, mantitas y cojines que puedan albergar su olor.

¿Cuándo se pueden separar los gatitos de su madre? - Consejos para separar al gato de su madre

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cuándo se pueden separar los gatitos de su madre?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Qué necesitas saber.

Escribir comentario sobre ¿Cuándo se pueden separar los gatitos de su madre?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Cuándo se pueden separar los gatitos de su madre?
1 de 3
¿Cuándo se pueden separar los gatitos de su madre?

Volver arriba