menu
Compartir

Medusa nomura

 
Por Equipo Editorial de ExpertoAnimal. 30 agosto 2021
Medusa nomura

Los cnidarios son un filo de animales con una gran diversidad de especies acuáticas, que se distribuyen tanto en ecosistemas de aguas dulces como saladas. Un tipo de cnidarios son las medusas. Las verdaderas medusas son exclusivamente marinas y poseen un sistema de defensa y de caza que consiste en la inoculación de una sustancia urticante a sus presas. En el caso de las personas, dependiendo de la especie, esta sustancia puede tener como resultado un leve malestar o la muerte. En esta ficha de ExpertoAnimal hablaremos de una medusa, la medusa nomura, cuyo nombre científico es Nemopilema nomurai, un cnidario muy particular por su tamaño y su nivel de toxicidad.

Origen
  • Asia
  • China
  • Corea del Norte
  • Corea del Sur
  • Japón

Características de la medusa nomura

La medusa nomura es un cnidario de grandes dimensiones, de hecho se la considera una de las medusas más grandes que existen. En este artículo puedes conocer a la medusa más grande del mundo. Su tamaño puede ser mayor que una persona adulta, es decir, llegan a medir hasta unos 2 metros de largo, con una campana de 1,20 metros de diámetro. Alcanzan pesos de 200 kg e incluso más. El 90 % de su cuerpo es agua, carece de ojos, de cerebro y de vías respiratorias. Posee células epiteliomusculares y musculares estriadas. Además, como en el caso de otros cnidarios, tiene un hidroesqueleto formado por una sustancia gelatinosa denominada mesoglea. La coloración de esta medusa es variable, pudiendo ser gris o marrón y con tentáculos rosado claro o blancos.

La medusa nomura se caracteriza por poseer un veneno complejo, de tipo proteico y tóxico, que puede causar diversos síntomas en las personas, como hinchazón y dolor, pero también la muerte en dosis elevadas. Algunos estudios[1] han evidenciado que existen variaciones en el veneno de esta especie de un individuo a otro, lo que podría explicar las diferencias en los niveles de afectación a animales y personas.

Hábitat de la medusa nomura

La medusa nomura se ubica en China, Japón y Corea. Según reportes[2] de seguimientos, se distribuye tanto por el sur como por el norte del mar Amarillo, así como por el mar de China central. Se han visto apariciones masivas de jóvenes medusas de esta especie en la bahía de Liaodong en la época de verano, mientras que, al finalizar la temporada, suelen trasladarse hacia el centro y el norte del estrecho de Bohai.

El tamaño y el peso de este animal le hace preferir zonas alejadas de la costa y a diferentes profundidades, en función de la fase del ciclo vital en la que se encuentre. Por ello puede estar en aguas superficiales o en el lecho marino. Sin embargo, muy probablemente a causa del cambio climático, sus poblaciones son cada vez más abundantes y están presentes en las zonas costeras en grandes cantidades, lo que causa temor a las personas debido a sus toxinas.

Costumbres de la medusa nomura

Anteriormente, la medusa nomura no tenía crecimientos poblacionales muy elevados y, aunque había sido identificada hace décadas, no acostumbraba a desplazarse hacia áreas muy cercanas a la costa. Pero esta situación ha cambiado de forma notoria con el tiempo, aspecto que genera problemas tanto para las personas como para la propia medusa, dado que su gran tamaño hace que comúnmente se quede atrapada en redes de pesca usadas por los barcos.

La medusa nomura establece ciertas asociaciones con algunos peces definidas como de tipo parasitario porque, aunque estos peces no se alimentan de la medusa, se camuflan con su cuerpo y le roban alimentos. En otros casos, algunos peces sí se van alimentando del cuerpo del cnidario, produciéndole daños hasta el punto de lograr que el paraguas de la medusa se rompa, lo que provoca que se hunda hasta el fondo del mar, convirtiéndose en alimento para otros animales.

Alimentación de la medusa nomura

Los ejemplares jóvenes de esta especie de medusa se alimentan, principalmente, del zooplancton que van atrapando con sus tentáculos. Sin embargo, a medida que crecen y se convierten en grandes animales, empiezan a variar su alimentación, incluyendo peces y crustáceos. También es común que consuman huevos y larvas de peces, lo que influye en la disminución de la población de ciertas especies de sus depredadores naturales.

Reproducción de la medusa nomura

El proceso reproductivo de estos animales es similar al de otros de su clase, como puedes leer en nuestro artículo sobre la reproducción de las medusas. Resulta bastante complejo, ya que se compone de fase sexual y asexual. En general, se inicia con la fertilización de los huevos que, aproximadamente al día siguiente, se transforman en plánulas, las formas larvarias de estos animales. Transcurridos 4-8 días, estas larvas se asientan en sustrato duro para continuar con su desarrollo.

Una vez fijadas en el sustrato, las formas larvales pasan a la fase conocida como escifistoma, en la que sufrirán una serie de cambios hasta convertirse en medusas jóvenes, que se conocen con el nombre de éfiras, caracterizadas por su forma circular y constituidas por ocho lóbulos. Transcurrirán hasta unos 50 días para que la medusa alcance el aspecto final que mantendrá durante toda su vida.

Estado de conservación de la medusa nomura

Las poblaciones de medusa nomura, en la actualidad, no han sido reportadas bajo ningún criterio de peligro o disminución. Por el contrario, las evidencias indican un crecimiento inusual de sus poblaciones. Este aumento, al parecer, está relacionado con ciertos problemas ambientales, como el cambio climático, que altera la temperatura del agua, de forma que esta ofrece condiciones para que la especie se reproduzca más de lo que naturalmente haría. Por otro lado, la sobrepesca podría estar afectando en la disminución de sus depredadores naturales, lo que también altera su balance poblacional.

Referencias
  1. McClain, C. R., Balk, M. A., Benfield, M. C., Branch, T. A., Chen, C., Cosgrove, J., Dove, A. D., Gaskins, L., Helm, R. R., Hochberg, F. G., Lee, F. B., Marshall, A., McMurray, S. E., Schanche, C., Stone, S. N. & Thaler, A. D. (2015). «Sizing ocean giants: patterns of intraspecific size variation in marine megafauna». PeerJ, 3, e715. Disponible en: https://doi.org/10.7717/peerj.715.
  2. Yoon, W., Hahn, K., Dong, J. et al. (2018). «Monthly Geographical Distribution of Nemopilema nomurai (Scyphozoa: Rhizosotomeae) in the Bohai and North Yellow Seas: a Preliminary Study using Ships of Opportunity». Ocean Sci. Disponible en: https://doi.org/10.1007/s12601-018-0050-y.
Bibliografía
  • Kim, Hak-Min (2019). «El genoma de la medusa del gigante Nomura arroja luz sobre la evolución temprana de la depredación activa». Biología BMC, 17 (1): 28. Disponible en: https://bmcbiol.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12915-019-0643-7.
  • Kitajima et al. (2015). «Distribution of Nemopilema nomurai in the southwestern Sea of Japan related to meandering of the Tsushima Warm Current». Journal of Oceanography, 71(3).
  • Yue, Y., Yu, H., Li, R., Liu, S., Xing, R. y Li, P. (2019). «Información sobre las variaciones individuales en los venenos de nematocistos de la medusa gigante Nemopilema nomurai en el Mar Amarillo». Informes científicos, 9(1). Disponible en: https://doi.org/10.1038/s41598-019-40109-4.
  • Uye, S. (2008). «Blooms of the giant jellyfish Nemopilema nomurai: a threat to the fisheries sustainability of the East Asian Marginal Seas». Plankton Benthos Res 3 (Suppl.): 125–131. Disponible en: http://www.plankton.jp/PBR/issue/vol03_suppl/03suppl_125.pdf.

Fotos de Medusa nomura

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Medusa nomura

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?
Medusa nomura
1 de 2
Medusa nomura

Volver arriba