Compartir

La paloma como mascota - Cuidados y comportamiento

Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento canino y felino. 8 noviembre 2018
La paloma como mascota - Cuidados y comportamiento

Las palomas están en este curioso grupo de los animales que pueden generar emociones completamente opuestas en los seres humanos. Mientras algunas personas las consideran como una plaga urbana, muchos son los que las admiran por su notable belleza y sus capacidades cognitivas. De hecho, la crianza de la paloma como mascota no ha perdido popularidad tras años de historia y tradición.

A pesar de los prejuicios y mitos sobre estas aves, lo cierto es que las palomas son aves inteligentes, sociables y muy limpias. Incluso una higiene deficiente de su cuerpo o de su ambiente puede llevar a una paloma a enfermarse fácilmente. Por ello, al adoptar a una paloma como mascota será esencial ofrecerle una adecuada medicina preventiva y los cuidados esenciales para preservar su buena salud.

¿Te preguntas si es bueno tener palomas en casa? En el ExpertoAnimal te contaremos más sobre el comportamiento de las palomas como mascota y sus necesidades. Además, podrás conocer nuestros tips para proporcionar una excelente nutrición y un ambiente positivo a tus aves domésticas.

Las palomas y las enfermedades: una vieja preocupación

Lamentablemente, existen muchas falsas creencias sobre las palomas, como por ejemplo que son animales sucios o plagas urbanas que transmiten numerosas enfermedades a los seres humanos. Pero el hecho de que entren en contacto con diversos agentes patógenos y puedan, en consecuencia, actuar como eventuales vectores de ciertas patologías se debe al ambiente donde viven y a la comida que consumen, y no a las características innatas de su organismo.

Así como los loros, los canarios, los guacamayos o cualquier otra especie de ave, las palomas son naturalmente limpias y pueden enfermarse gravemente si no reciben los cuidados apropiados de higiene, nutrición y desparasitación. Cuando una paloma es criada como mascota, vive en un entorno limpio y seguro, mantiene una alimentación fresca, sana y equilibrada, y recibe una adecuada medicina preventiva, no representa un peligro para el ser humano.

No obstante, las palomas callejeras viven en condiciones insalubres y suelen alimentarse de desechos del ser humano, como comida en mal estado. Entonces, su organismo se torna vulnerable a la diseminación de bacterias, parásitos, y otros agentes patógenos. Por esta razón, no se recomienda recoger palomas callejeras y llevarlas inmediatamente a nuestro hogar. Lo mejor sería llevarlas a un veterinario especializado o a un centro de rescate de aves para verificar su estado de salud y los cuidados necesarios para restablecer su sanidad.

Características de las palomas

El término “paloma” es popularmente empleado para designar a diversas aves pertenecientes a la familia Columbidae, la cual engloba más de 300 especies. En la actualidad, se conocen más de 150 razas de palomas que habitan en todos los continentes, con la lógica excepción de la Antártida. Ello nos recuerda la importancia de conocer bien cada raza de paloma y sus necesidades antes de decidir adoptarlas como mascotas.

Las palomas que más comúnmente encontramos en las calles de las grandes ciudades y que también son las más populares como mascotas son las palomas bravías (Columba livia). En otros tiempos, han sido usadas masivamente como mensajeras por su gran sentido de orientación e inteligencia.

En líneas generales, estos pájaros se caracterizan anatómicamente por su pecho muy robusto, su pequeña cabeza y el pico corto e hinchado. Las alas son muy fuertes y resultan relativamente grandes en comparación con la longitud de su cuerpo. Sus patas son cortas, finas y presentan cuatro dedos, siendo uno de ellos oponible (como un dedo pulgar). El plumaje de las palomas es ancho y suave, pudiendo presentar diferentes tonalidades y combinaciones de colores según el padrón de cada especie.

La paloma como mascota - Cuidados y comportamiento - Características de las palomas

Comportamiento de la paloma como mascota

No solo perros y gatos pueden ser excelentes compañeros para compartir nuestro hogar. Aunque no estemos habituados a pensar en la paloma como un animal de compañía, lo cierto es que estas aves son inteligentes, sociales y demuestran muy buena predisposición al entrenamiento y a la interacción con las personas. Pero también son aves independientes que necesitan tener sus momentos de libertad para volar y explorar el mundo a su alrededor, pudiendo enfermarse y desarrollar problemas de conducta si viven encerradas.

Sin lugar a dudas, ello explica porque la colombofilia es un arte que aún conquista adeptos en todo el mundo. Criar y enseñar a una paloma es una experiencia gratificante y, a la vez, desafiante, en la cual el refuerzo positivo desempeña un rol clave en su adiestramiento. No obstante, debemos destacar que la tenencia de palomas requiere no solo pasión, sino también paciencia, tiempo, disposición, espacio y cierta solvencia económica para proporcionar las condiciones de vida óptimas al desarrollo de las aves.

Muchas personas también se preguntan si una paloma puede ser agresiva y si es posible evitar las conductas inapropiadas en estas aves. Lo cierto es que, como sucede en todos los animales, el comportamiento de las palomas dependerá mayormente del ambiente y de la educación ofrecida por sus cuidadores. Si queremos tener palomas en casa equilibradas y serenas, debemos proporcionarle una óptima nutrición, una adecuada medicina preventiva, un ambiente favorable a su desarrollo, la estimulación física y mental adecuada, y buscar orientación de un profesional experto en adiestramiento de aves para ayudarnos a educar a nuestras palomas desde su temprana edad.

Cuidados básicos de las palomas

Como sucede con todas las mascotas, las palomas también necesitan recibir ciertos cuidados básicos para disfrutar una vida sana, feliz y activa. En líneas generales, podemos dividir en 5 ítems los cuidados esenciales de una paloma como mascota: ambiente, alimentación, higiene, estimulación y medicina preventiva. En los siguientes apartados, hablaremos un poco más sobre cada uno de ellos.

Acondicionando el ambiente ideal para tus palomas

Todos los animales necesitan vivir en un ambiente positivo, donde encuentren las condiciones óptimas para desarrollar su cuerpo y su mente. Por ello, antes de decidir adoptar a una paloma como mascota, necesitarás acondicionar el espacio donde vivirá para recibirla cómodamente.

Aunque las palomas disfruten enormemente estando sueltas y libres, deberán contar con sus propias jaulas o palomares donde puedan refugiarse, dormir y descansar. Por ello, tu primer paso será acudir a una tienda especializada en aves para adquirir las jaulas o palomares apropiados al tamaño de la raza de paloma que elegiste cuidar.

Las palomas son sociables y viven en pequeñas comunidades, pero debes tener mucho cuidado para no sobrepoblar los palomares, ya que ello podría generar problemas de convivencia. Por lo general, se recomienda tener solo de 2 a 5 aves juntas en cada jaula.

Para facilitar la higiene de la jaula, podemos revestir el fondo con hojas de periódico limpias o papel absorbente y terminar con grava por arriba. Si queremos acondicionar un poco mejor la jaula y brindar más confort a nuestras palomas, también podemos dejar algo de paja y pelo de coco, así como pequeñas ramitas y piedras livianas. De esta manera, podemos reproducir un poco mejor lo que sería su hábitat natural, y las aves podrán utilizar estos elementos al momento de hacer su nido.

En cada jaula, tus palomas deben encontrar un comedero y un bebedero apropiados a su tamaño y a su morfología. Los comederos de acero inoxidable son más confiables e higiénicos ya que pueden ser lavados y desinfectados con facilidad. Por otro lado, se recomienda tener algunos bebederos extras de tipo bola (como los usados para los hámsteres), pues permiten que el agua permanezca en buen estado por más tiempo, sin contaminarse con impurezas del ambiente o calentarse rápidamente.

La paloma como mascota - Cuidados y comportamiento - Acondicionando el ambiente ideal para tus palomas

Temperatura y humedad ideal para las palomas

Además de preparar el interior de la jaula para palomas, también deberás poner atención al lugar donde las ubicarás y cómo acondicionarás este espacio para recibirlas. Lo primero será garantizar que tus aves no se queden expuestas a la intemperie, a las adversidades climáticas o a posibles depredadores. Luego, necesitarás higienizar y desinfectar todo este ambiente para eliminar impurezas y posibles agentes patógenos.

Como las palomas suelen preferir climas cálidos o temperados, también deberás prestar atención a la climatización de su ambiente. Lo ideal es que la temperatura siempre está entre 22 y 25 ºC por las mañanas, y entre 16 y 20 ºC por las noches. Por ello, durante el invierno, la calefacción será un ítem básico para cuidar la salud de tus palomas.

No obstante, debemos tener cuidado para que el aire no se quede muy seco y pueda provocar problemas respiratorios en las aves. Para mantener una humedad equilibrada utilizando la calefacción, podemos pulverizar de dos a tres veces al día agua limpia y a temperatura ambiente, pero jamás debemos pulverizar directamente en las jaulas o en las plumas de las palomas. La idea es humidificar el aire general del ambiente y no mojar a las aves.

Cuidados para palomas: higiene

La higiene es uno de los cuidados más importante para una paloma como mascota, ya que nos ayudará a mantener sana a nuestras aves y también a nosotros mismos. Las aves no deben tener contacto directo con sus excrementos o convivir con restos de comida y agua en mal estado.

Al menos una vez al día necesitarás lavar la bandeja, el bebedero y el comedero de tus aves para evitar el cúmulo de excrementos o restos de comida en el fondo de la jaula o en los objetos. También es importante no dejar alimento en exceso disponible en la jaula, ya que probablemente terminarán desperdiciadas en el fondo de la jaula. Además, de dos a tres veces por semana, debemos higienizar los objetos, accesorios y la jaula o palomeros.

¿Qué comen las palomas?

Las palomas, así como todos los animales, necesitan contar con una nutrición completa y equilibrada para crecer correctamente y conservar su buena salud. La alimentación es esencial para que tus palomas tengan un sistema inmunológico fortalecido y puedan desarrollar no solo su resistencia física, sino también sus capacidades cognitivas.

En estado silvestre, las palomas siguen una alimentación variada, basada mayormente en el consumo de granos y semillas, como maíz, trigo, avena, sorgo, cebada, lentejas, arroz, lino, algarroba, habas, sésamo, mijo, guisantes y girasol. Al adoptar a una paloma como mascota será esencial proporcionarle una dieta balanceada según sus requerimientos nutricionales.

En las tiendas especializadas en aves podrás encontrar mezclas comerciales preparadas especialmente para palomas. Estos productos son interesantes, pues contienen las proporciones equilibradas de grasas, proteínas, carbohidratos, vitaminas y minerales que las palomas necesitan. No obstante, también es altamente recomendable incorporar alimentos frescos y naturales para complementar las dietas de las palomas.

Las semillas y granos germinados, así como vegetales y frutas benéficas pueden ser ofrecidos dos o tres veces por semana. También podemos incorporar de una a dos veces por semana huevo cocinado o yogur reducido en lactosa y sin azúcares para garantizar un buen aporte de proteínas magras. Además, puedes triturar la cáscara limpia de un huevo y mezclarla en la comida de tus aves una vez a la semana para reforzar su aporte de minerales.

El aceite de germen de trigo suele ser recomendado como suplemento durante la época de muda en las palomas, pero es esencial que su administración esté acompañada por un veterinario especialista. También es importante consultar a un profesional especializado sobre la necesidad y los beneficios de ofrecer vitaminas y minerales en forma de suplementos a tus aves para mejorar su sistema inmunológico.

La paloma como mascota - Cuidados y comportamiento - ¿Qué comen las palomas?

Alimentos prohibidos para las palomas

Aunque las palomas puedan adaptarse a una dieta muy variada, hay alimentos y bebidas que pueden resultar tóxicos para su organismo, por ejemplo:

  • Comida humana embutida, industrializada, frita o con saborizantes artificiales.
  • Chocolate y bebidas achocolatadas.
  • Bebidas azucaradas y gasificadas.
  • Aguacate, semillas de manzana o de pera.
  • Cebolla, ajo, puerro, y similares.
  • Sal, azúcar y edulcorantes artificiales (o alimentos que los contengan).
  • Café y bebidas con cafeína.
  • Golosinas humanas en general (caramelo, gomas de mascar, galletas, etc.).

Cuidados para palomas: estimulación física y mental

Como te contamos anteriormente, aunque las palomas son sociables y predispuestas a la interacción con personas y otras aves, también son aves independientes que no se adaptan bien al encierro o al acoso constante. Por ello, será fundamental tener un espacio seguro donde puedas liberar a tus palomas para que vuelan, caminen, interactúen y se expresen libremente.

¿Te preguntas si las palomas vuelven a casa? Pues ello es cuestión de entrenamiento utilizando el refuerzo positivo para premiar a las aves cuando regresan rápidamente a su hogar. Igualmente, muchos cuidadores solo sueltan a sus palomas antes de darles de comer, así pueden atraerlas más fácilmente ofreciéndoles sus alimentos.

Además de volar y moverse libremente, también será esencial proporcionar un ambiente enriquecido que estimule la mente de las palomas. No olvides que tus aves son muy inteligentes y poseen sentidos muy aguzados, por lo cual una vida sedentaria y aburrida resulta altamente perjudicial para su salud física y mental. En ExpertoAnimal te contamos todo lo que necesitas saber sobre el enriquecimiento ambiental para las aves. Además, también puedes animarte a adiestrar a tus palomas, recurriendo a la ayuda de un experto en colombofilia para que te oriente.

La paloma como mascota - Cuidados y comportamiento - Cuidados para palomas: estimulación física y mental

Cuidados para palomas: medicina preventiva

Por último y no menos importante, debemos resaltar la importancia de ofrecer una adecuada medicina preventiva a tus palomas. Además de realizar consultas preventivas al veterinario cada seis meses, será esencial vacunar a tus palomas para ayudar a prevenir las enfermedades más comunes en pájaros domésticos, así como desparasitarlas regularmente contra parásitos internos y externos. Si bien podemos recurrir a remedios caseros para desparasitar internamente a estos animales, como el ajo y las semillas de calabaza, es importante respetar sus desparasitaciones periódicas con productos elaborados especialmente para aves.

Si deseas leer más artículos parecidos a La paloma como mascota - Cuidados y comportamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Qué necesitas saber.

Escribir comentario sobre La paloma como mascota - Cuidados y comportamiento

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Paulina
genial el artículo :)

La paloma como mascota - Cuidados y comportamiento
1 de 5
La paloma como mascota - Cuidados y comportamiento

Volver arriba