menu
Compartir

Bulldog francés fluffy

 
Por Equipo Editorial de ExpertoAnimal. 19 diciembre 2023
Bulldog francés fluffy

El bulldog francés es una raza canina que lleva décadas destacando entre las más populares, gracias a su pequeño tamaño y, sobre todo, a su carácter sociable, juguetón y cariñoso. Estas características han superado a los problemas que entraña su tenencia, ya que son perros propensos a padecer diferentes dolencias.

Aun así, en este artículo de ExpertoAnimal no vamos a hablar del bulldog francés más conocido, sino de una variedad de la raza que recibe el nombre de bulldog francés fluffy por el aspecto de su manto. Este ya no es corto, como en el bulldog francés estándar, sino largo o "esponjoso". A continuación, explicaremos a qué se debe esta particularidad y cuáles son las características más importantes de esta variedad menos conocida, aunque con una popularidad que va en aumento.

Origen
  • Europa
  • Francia
Características físicas
Altura
  • 15-35
  • 35-45
  • 45-55
  • 55-70
  • 70-80
  • Más de 80
Peso adulto
  • 1-3
  • 3-10
  • 10-25
  • 25-45
  • 45-100
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-12
  • 12-14
  • 15-20
Actividad física recomendada
  • Baja
  • Media
  • Alta
Ideal para
Clima recomendado
Tipo de pelo
Nivel de adiestramiento

Origen del bulldog francés fluffy

El manto típico del bulldog francés fluffy parece que se origina por una mutación genética, es decir, un "fallo" que lleva a que los ejemplares con este gen, en vez de manifestar el pelo corto que se considera estándar en la raza, presenten un pelaje largo. Por este motivo, también se les conoce con el nombre de bulldog francés de pelo largo.

Esta alteración genética no se asocia a ninguna enfermedad. Se trata de un gen recesivo, por lo que, para que se manifieste, es necesario que lo porten ambos progenitores. Por lo demás, al ser una variedad de la raza bulldog francés, sus orígenes e historia serán compartidas. De momento, no se contabiliza como una raza, sino, como hemos dicho, como una variedad, por lo que no está aceptada por la Federación Cinológica Internacional (FCI).

Características del bulldog francés fluffy

El bulldog francés fluffy es un perro pequeño, pero robusto y sólido, de ahí que pueda superar los 10 kg de peso. Comparte las características físicas básicas del bulldog francés de pelo corto, entre las que destacamos:

  • Cabeza: es fuerte, ancha, cuadrada y con una piel que forma diferentes pliegues y arrugas. El stop es pronunciado y las mandíbulas potentes. Por supuesto, lo que destaca en esta variedad es su cara redondeada, con los ojos grandes y oscuros y la nariz achatada. El hocico también es ancho y corto. Las orejas se llevan erguidas. Son bastante grandes, de base ancha y de puntas redondeadas. Se abren hacia delante. El cuello es corto y fuerte.
  • Cuerpo: el cuerpo también es corto, bien musculado, compacto y de constitución más robusta de la que se podría esperar por su tamaño. La espalda es ancha y está bien musculada. El tórax tiene forma de tonel.
  • Patas: son también cortas, sólidas y fuertes. Las traseras son un poco más largas. Las manos y los pies son redondos, compactos y pequeños. Son los llamados pies de gato. Las uñas son cortas, gruesas y de color negro.
  • Cola: es corta de forma natural, pero tiene que contar con la suficiente longitud como para cubrir el ano. Es recta y gruesa, afinándose hacia la punta.
  • Manto: en este caso, en este bulldog francés llama la atención su pelaje, ya que es más largo que el esperable en la raza. Es un pelo también algo más grueso.

Colores del bulldog francés fluffy

La variedad fluffly del bulldog francés puede presentarse en los mismos colores que los bulldog francés de pelo corto. Así, pueden ser leonados, atigrados o no, con parches blancos que pueden tener mayor o menor extensión, llegando incluso a cubrir todo el cuerpo. El leonado incluye diferentes tonalidades, que van desde el rojo hasta el café claro.

Carácter del bulldog francés fluffy

En general, los perros bulldog francés fluffy son de carácter amigable y cariñoso. Estos rasgos, unidos a su pequeño tamaño, los hacen perros muy adecuados para la compañía. Además, son activos e inteligentes, pudiendo adaptarse a la vida en familias con niños, con los que pueden compartir juegos. Es un error pensar que por ser un perro pequeño puede estar encerrado en casa todo el día o limitarse a dar paseos de cinco minutos. Son perros que, como todos, necesitan actividad física adaptada a sus características y tiempo para el juego y la interacción social.

Por otra parte, disfrutan mucho de la compañía de su familia. Es positivo, pero puede hacer que lo pasen mal si deben quedarse mucho tiempo solos. Podría surgir ansiedad por separación y otros problemas de conducta, como la destructividad. No sería, por tanto, una raza recomendada para gente que está poco en casa. Con otros animales, suele convivir sin problemas.

Cuidados del bulldog francés fluffy

El bulldog francés fluffy no es un perro difícil de cuidar, pero sí hay que tener en cuenta algunos aspectos básicos para su bienestar. Destacamos los siguientes:

  • Alimentación: debemos ofrecerle una alimentación basada en la proteína de origen animal, procedente de la carne o del pescado. Es importante que respetemos las cantidades recomendadas y que no nos excedamos en los premios comestibles, ya que son perros con tendencia a engordar.
  • Ejercicio: como hemos dicho, estos bulldogs son activos, por lo que conviene que los saquemos a pasear varias veces al día. No hace falta que realicen una actividad física intensa, que incluso podría resultar contraproducente, pero sí tendrán que salir unas tres veces al día y dar paseos de, como mínimo, media hora. También es bueno que juguemos con ellos un rato diario y que puedan correr y relacionarse con otros perros.
  • Higiene: la higiene es sencilla y no difiere mucho de la del bulldog francés de pelo corto. La diferencia está en que necesita cepillados más frecuentes. Por lo demás, debemos vigilar la higiene de boca, ojos, orejas, uñas y pliegues y arrugas de la piel, donde podrían proliferar patógenos y acumularse suciedad. Estas zonas deben lavarse y secarse por completo cada vez que bañemos al animal.

Educación del bulldog francés fluffy

No es extraño que los tutores de perros pequeños descuiden su educación, pero esta es tan importante como en los ejemplares de tamaño grande. En concreto, esta raza de bulldog puede ser algo testaruda y posesiva, por lo que la educación, desde el primer momento, va a ser un pilar clave para una buena convivencia.

Esta educación siempre debe estar basada en el refuerzo positivo, es decir, en recompensar las acciones que queremos que el perro repita y obviar aquellas que pretendemos que desaparezcan, sin necesidad de reñir ni castigar. Es fundamental ser pacientes y firmes, además de implantar unas reglas que deben respetar todos los habitantes del hogar.

Puede que te interese el siguiente post sobre "¿Cómo socializar a un perro cachorro correctamente?".

Salud del bulldog francés fluffy

Como hemos dicho, la alteración genética que se relaciona con la aparición del pelo largo no se asocia a ninguna enfermedad, es decir, el bulldog francés fluffy tendrá predisposición a las mismas patologías que el bulldog francés de pelo corto, sin que se añadan otras como consecuencia de su diferencia genética.

Así, por su particular conformación anatómica, puede sufrir el síndrome del perro braquicéfalo, capaz de originar importantes complicaciones a nivel respiratorio. Por este motivo, también es más propenso a padecer el temido golpe de calor, si se expone a temperaturas ambientales elevadas, pues tiene dificultades para refrigerarse. Sus digestiones también pueden ser delicadas y no es extraño que presente lesiones en las vértebras o problemas dermatológicos, como la dermatitis de los pliegues. Además, como hemos dicho, es fácil que engorde si permitimos que se exceda con la comida. Por lo que

Para prevenir estos y otros trastornos conviene que le proporcionemos una alimentación adecuada, actividad física y atención veterinaria. Esta debe contemplar desparasitaciones internas y externas, vacunaciones, revisiones y, en muchos casos, la castración. Bien cuidado, un bulldog francés fluffy puede alcanzar y superar los 10 años de vida.

Te hablamos del "Calendario de desparasitación en cachorros" a continuación. Además, aquí puedes consultar también las "Enfermedades más comunes del bulldog francés".

¿Dónde adoptar un bulldog francés fluffy?

Al tratarse de una variedad poco conocida, no es nada fácil encontrar un bulldog francés de pelo largo en adopción. Es posible intentarlo contactando con asociaciones protectoras especializadas en la raza o incluso con criadores que puedan tener conocimiento de ejemplares de este tipo. De todas formas, más allá del aspecto físico, lo importante es adoptar un perro que encaje con nuestro estilo de vida para que la convivencia sea buena.

En cualquier perrera o protectora podemos encontrar cientos de perros que necesitan un hogar y que, aunque no sean de pura raza, pueden compartir muchas características físicas o de comportamiento con el bulldog francés fluffy. Si, por el contrario, ya tienes un bulldog francés fluffy o tienes otro perrito en casa, no dudes en comprar una placa personalizable para poder grabar su nombre en ella. También podrás añadir la dirección donde y el número de teléfono de contacto por si se pierde.

Bibliografía
  • Federación Cinológica Internacional (FCI). Estándar del bulldog francés. Disponible en: https://www.fci.be/es/nomenclature/BULLDOG-FRANCES-101.html

Fotos de Bulldog francés fluffy

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Bulldog francés fluffy

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?
Bulldog francés fluffy
1 de 4
Bulldog francés fluffy

Volver arriba