Perros

Perro lobo herreño

Perro lobo herreño

El perro lobo herreño, también conocido como lobito herreño o perro pastor herreño, es un perro originario de la isla canaria de El Hierro. Tradicionalmente, fue un perro empleado para el pastoreo del ganado ovino y caprino, pero el declive de la ganadería tradicional hizo que estuviese al borde de la extinción. Por suerte, en la actualidad existen asociaciones encargadas de la recuperación de esta raza canina, o mejor dicho, de este “grupo étnico”.

Si quieres conocer más sobre el perro lobo herreño, acompáñanos en este artículo de ExpertoAnimal en el que explicaremos su origen, características y cuidados más importantes.

Origen
  • Europa
  • España
Características físicas
Altura
  • 15-35
  • 35-45
  • 45-55
  • 55-70
  • 70-80
  • Más de 80
Peso adulto
  • 1-3
  • 3-10
  • 10-25
  • 25-45
  • 45-100
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-12
  • 12-14
  • 15-20
Actividad física recomendada
  • Baja
  • Media
  • Alta
Ideal para
Índice
  1. Origen del perro lobo herreño
  2. Características del perro lobo herreño
  3. Carácter del perro lobo herreño
  4. Cuidados del perro lobo herreño
  5. Educación del perro lobo herreño
  6. Salud del perro lobo herreño
  7. ¿Dónde adoptar un perro lobo herreño?

Origen del perro lobo herreño

El perro lobo herreño es originario del archipiélago canario, en concreto, de la isla de El Hierro. Esta isla es la que cuenta con un mayor censo de lobitos herreños, sin embargo, también se pueden encontrar algunos ejemplares en Tenerife, Gran Canaria y la Palma, incluso en algunos puntos de la Península Ibérica.

La procedencia del perro lobo herreño no se conoce con exactitud, ya que en la conquista castellana de las Islas Canarias, la cual se produjo en el siglo XV, se detalló la existencia de unos perros lobos denominados canchas por los aborígenes, que podrían ser los antecesores del lobito herreño. Sin embargo, se desconoce si estaban presentes en las islas canarias con anterioridad a la conquista castellana.

Originalmente, el lobito herreño fue utilizado como perro pastor de ovejas y cabras. Sin embargo, el declive de la actividad ganadera tradicional hizo que el perro lobo herreño estuviese al borde de la extinción. En la actualidad se considera que solo existen algunas docenas de animales que cumplen el patrón racial aunque, por suerte, existen asociaciones trabajando en la recuperación y el mantenimiento de esta raza.

En realidad, el perro lobo herreño no constituye una raza en sí misma, sino que la Real Sociedad Canina de España (RSCE) lo considera un “grupo étnico”. Desde un punto de vista coloquial, ambos términos suelen usarse como sinónimos. Sin embargo, en un sentido estricto, existen diferencias esenciales entre los grupos étnicos y las razas caninas.

Para que un grupo étnico se convierta en una raza, es necesario un trabajo específico de selección por parte de los criadores, de forma consensuada y en torno a un estándar racial común, con el fin de conseguir una homogeneidad y estabilidad tanto genotípica como fenotípica de los individuos. Es decir, podríamos decir que los grupos étnicos son el paso previo al reconocimiento oficial de una raza canina. Sin embargo, en el caso del lobito herreño, aún no se ha desarrollado el proceso de selección necesario para constituir una raza como tal.

Características del perro lobo herreño

El perro lobo herreño es una raza de tamaño mediano. El peso medio es de 22 kg en los machos y 18 kg en las hembras, con una alzada a la cruz de 54 y 52 cm para los machos y las hembras, respectivamente.

Se trata de un perro robusto, de constitución fuerte, con apariencia primitiva y lobuna. Se asemeja al lobo en su constitución, su movimiento, su manto y sus colores. A continuación, detallamos las características morfológicas más destacables del lobito herreño:

  • La cabeza: es triangular y el hocico es alargado y estrecho.
  • La trufa, o nariz: suele ser negra, aunque en los ejemplares más claros o cobrizos la trufa puede ser de color hígado (marrón)
  • Los ojos: son pequeños y de color castaño. Tanto los párpados como el borde de los labios tienen una pigmentación negra.
  • Las orejas: están erguidas y de implantación alta, tienen forma triangular y están orientadas latero-frontalmente.
  • El cuello: es ancho y proporcionalmente corto en relación al resto del cuerpo. La caja torácica está bien conformada y el abdomen está recogido, lo que le confiere un porte esbelto.
  • La cola: es ancha desde la base y tiene una mancha oscura en la punta.
  • Las extremidades: están bien aplomadas y presentan una osamenta de fina a media.

Colores del perro lobo herreño

El pelo del perro lobo herreño es corto y se aprecia una diferencia entre el manto de verano y de invierno, siendo este último más largo y espeso. El color del pelaje suele ser gris (más o menos oscuro en función del ejemplar), aunque también se pueden observar tonalidades de pelo más rojizas, o incluso individuos blancos o de color crema claro. La mayoría presentan una máscara de color claro alrededor de la boca, y un antifaz de color claro alrededor de los ojos.

Carácter del perro lobo herreño

Los lobitos herreños se han utilizado tradicionalmente por su excelente aptitud como perros pastores de ganado menor (ovejas y cabras), pues se trata de perros muy resistentes. Sin embargo, también son excelentes perros de compañía, dado que son animales especialmente fieles con sus cuidadores y, en general, con todos los miembros de su familia.

Debemos señalar que los lobitos herreños son perros inquietos, con gran temperamento y algo recelosos con los extraños, aunque su inteligencia hace que sean perros fáciles de adiestrar.

Cuidados del perro lobo herreño

Además de los cuidados básicos (alimentación, paseos, aseo, etc.) que se deben brindar a cualquier perro independientemente de su raza, en el lobito herreño se debe prestar especial atención a los siguientes cuidados:

  • Cepillado: en los cambios estacionales, especialmente en la llegada del otoño y de la primavera, es importante realizar un cepillado diario, pues es el momento en el que se produce la muda de pelo de verano a pelo de invierno, y viceversa. Aquí tienes otro post con algunas Recomendaciones para cepillar el pelo de mi perro que pueden ayudarte.
  • Ejercicio físico: el perro lobo herreño es un animal especialmente activo e inquieto, por lo que requiere una rutina de ejercicio regular para mantenerse física y mentalmente sano. Son perros que requieren largos paseos diarios, especialmente cuando se trata de animales de compañía que viven en pisos. Te dejamos este artículo sobre los 10 errores comunes al pasear con tu perro que quizás pueden interesarte.

Educación del perro lobo herreño

Como ya hemos comentado, el perro lobo herreño tiene tendencia a mostrarse desconfiado ante personas desconocidas. Por ello, es conveniente realizar trabajos de sociabilización con personas ajenas a la familia desde que son cachorros, para así evitar que cuando lleguen a su etapa adulta se muestren recelosos ante los extraños. De igual manera, es conveniente realizar este trabajo de sociabilización con niños, especialmente cuando se trata de perros de compañía.

Por otra parte, debemos señalar que el lobito herreño es un perro con temperamento y que puede mostrarse dominante con otros perros, especialmente los machos. Por este motivo, también es importante comenzar su adiestramiento desde edades tempranas para así evitar conductas indeseables en etapas posteriores.

Salud del perro lobo herreño

En general, el lobito herreño se considera un perro sano y resistente, con una esperanza de vida que oscila entre los 12 y 14 años. No obstante, al igual que los perros de cualquier raza, el lobito herreño no está exento de padecer enfermedades. Para prevenirlas, es importante:

  • Cumplir con un calendario de vacunación y desparasitación adecuado, para garantizar su protección frente a enfermedades infecciosas y parasitarias. Puedes consultar el Calendario de vacunas para perros, aquí.
  • Realizar revisiones veterinarias periódicamente (al menos una vez al año) para detectar cualquier problema de salud de forma temprana.
  • Garantizar los cuidados básicos (dieta equilibrada, agua limpia y fresca a libre disposición, ejercicio físico regular, cepillado diario, etc.) para mantener un buen estado de salud física y mental.

¿Dónde adoptar un perro lobo herreño?

Como comentamos al comienzo del artículo, en la actualidad existen pocos ejemplares de lobitos herreños y la mayoría de ellos se encuentran en las Islas Canarias. Por ello, si estás pensando en incluir un perro lobo herreño en la familia, te recomendamos que busques en asociaciones protectoras de animales que estén ubicadas en el archipiélago canario. También puedes optar por consultar en las asociaciones que se dedican a la recuperación de esta raza, para que te informen si tienen algún lobito herreño esperando acogida.

No obstante, recuerda que lo más importante a la hora de incluir un nuevo miembro en la familia no es que cumpla ningún estándar racial, sino que puedas acogerlo en tu hogar y adaptarte a sus necesidades y estilo de vida.

Bibliografía
  • Real Sociedad Canina de España (RSCE). Patrón racial del lobito herreño. Disponible en: https://www.rsce.es/images/rsce/RREE/Grupos_Etnicos/Lobito_Herrenyo-.pdf

Fotos de Perro lobo herreño

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Perro lobo herreño

Sube la foto de tu mascota
Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?
1 de 5
Perro lobo herreño