menu
Compartir

Tiburón blanco

 
Tiburón blanco

Los tiburones se consideran grandes depredadores marinos. De hecho, en muchos casos son especies ápices de las tramas tróficas, pues no tienen prácticamente depredadores naturales. El tiburón blanco, cuyo nombre científico es Carcharodon carcharias, forma parte de este grupo. Con su gran tamaño y voracidad es una especie particularmente temida por las personas.

Se trata de un pez cartilaginoso, del orden Lamniforme y familia Lamnidae, que posee algunas costumbres únicas que no están presentes en otros tiburones. De igual forma, es altamente perceptivo, capaz de detectar a sus presas a grandes distancias. Sin embargo, este escualo se encuentra actualmente afectado por la intervención humana, un aspecto que lamentablemente es reiterativo en el descenso poblacional de la biodiversidad animal. Si deseas conocer más información sobre el tiburón blanco, sus curiosidades y estado actual de conservación, ¡sigue leyendo esta ficha de ExpertoAnimal!

Origen
  • África
  • América
  • Asia
  • Europa
  • Oceania

Características del tiburón blanco

Una de las dudas más frecuentes que surgen cuando se busca información de este espectacular animal es: "¿cuánto mide el tiburón blanco?". El tiburón blanco es un pez de grandes dimensiones, de cuerpo robusto y fusiforme, lo cual le hace ser aerodinámico y le permite alcanzar grandes velocidades. Las hembras son más grandes que los machos, de modo que estas llegan a medir unos 6 m, mientras que ellos unos 4 m aproximadamente. No obstante, cabe destacar que hay reportes de individuos de mayores dimensiones. En general, pesan más de una tonelada.

Además del imponente tamaño, otra de las características del tiburón blanco más significativa es la tonalidad de su piel. Es de color blanco en la zona ventral, mientras que la dorsal es gris, aunque este tono varía de un individuo a otro. Posee dos grandes aletas pectorales, además de dos pequeñas cerca del área caudal, zona en la que también hay otra aleta bien desarrollada. Así mismo, presenta una aleta grande en el dorso y dos pequeñas cerca de la cola.

La boca del tiburón blanco es acorde a su tamaño y ferocidad. De esta forma, es grande, llegando a medir hasta 1 m de ancho, con una potente mandíbula que puede abrirse ampliamente. En la boca se ubican dos hileras principales de dientes, detrás de las cuales se encuentran dos o tres hileras más que irán reponiendo los dientes que de manera frecuente se van perdiendo.

Los tiburones blancos tienen varios sentidos muy bien desarrollados, pueden percibir vibraciones, campos eléctricos e incluso oler una gota de sangre a kilómetros de distancia y, por si fuera poco, poseen una buena visión.

Descubre todos los tipos de tiburones existentes en este otro artículo.

¿Dónde vive el tiburón blanco? - Hábitat

El tiburón blanco es una especie cosmopolita, con una amplia distribución global, de modo que está presente en prácticamente todas las aguas marinas tropicales y templadas frías en los tres grandes océanos: Atlántico, Pacífico e Indico. Algunas de las líneas costeras donde es posible ubicarlo son:

  • California
  • Alaska
  • Costa este de los Estados Unidos
  • Golfo de México
  • Hawái
  • América del Sur
  • Sudáfrica
  • Australia
  • Nueva Zelanda
  • Mar Mediterráneo
  • África occidental
  • Japón
  • China

El hábitat del tiburón blanco se encuentra cerca de zonas costeras, pero también en alta mar, es decir, en mar abierto. De este modo, es una especie principalmente pelágica. Tiene preferencia por aguas templadas y puede hacer vida tanto cerca de la superficie como también a profundidades de unos 1 200 m.

Costumbres del tiburón blanco

Es una especie generalmente solitaria, sin embargo, hay reportes que indican que pueden ir en parejas o pequeños grupos, de modo que se estima en estos casos el establecimiento de relaciones jerárquicas basadas principalmente en el tamaño de los individuos. Tiene hábitos tanto diurnos como nocturnos y presenta un alto comportamiento migratorio.

El tiburón blanco acostumbra a cazar al amanecer o anochecer, cuando los rayos solares son débiles y puede camuflarse, ya que tiende a emboscar a la presa desde abajo y, por la coloración oscura en el dorso, no es fácilmente visualizado desde la superficie. Tiene la costumbre de nadar a bastante velocidad y fuerza al momento de cazar, por lo cual, al capturar a su alimento, logra impulsarse fuera del agua para luego volver a zambullirse. Por otro lado, es un animal curioso, incluso eventualmente saca la cabeza del agua para inspeccionar la superficie.

Descubre todos los detalles de los métodos de caza en este otro artículo: "¿Cómo cazan los tiburones?".

Alimentación del tiburón blanco

Los tiburones blancos son animales carnívoros, sin embargo, no comen lo mismo en todas las etapas de su vida. Estos tiburones cuando son jóvenes tienen una dieta diferente a los adultos. Los primeros años de vida se alimentan de otros tiburones de menor tamaño, camarones y mantarrayas, pero, a medida que van creciendo, su dieta se amplía de forma considerable. En este sentido, los tiburones blancos adultos prefieren comer focas, lobos y elefantes marinos, pingüinos, algunas ballenas, delfines, aves y tortugas. En algunos casos, el tiburón blanco puede ser carroñero, alimentándose de ballenas muertas que consigue a su paso.

Estos escualos son bastante ágiles para cazar y suelen camuflarse fácilmente, ya que son difícilmente distinguibles desde arriba o abajo debido a sus tonalidades contrarias, sobre todo a ciertas horas del día. Acechan a sus presas y las cazan por sorpresa, además de utilizar sus potentes mandíbulas y dientes para capturar a la víctima, la cual difícilmente logra salvarse.

Contrariamente a la creencia popular, el tiburón blanco no tiene preferencia por alimentarse de humanos, de hecho, hasta se cree que la carne de las personas no le resulta apetecible, puesto que requiere de presas con alto contenido de grasa. En este sentido, los ataques de tiburón blanco a personas ocurridos son hechos lamentables que más bien tienen que ver con el acercamiento imprevisto entre una persona y el tiburón, por lo que este último muy probablemente llega a sentirse amenazado.

Reproducción del tiburón blanco

Faltan estudios para poder confirmar con precisión algunos aspectos de la reproducción del tiburón blanco. Tienen fecundación interna como el resto de tiburones y se especula que el macho puede morder a la hembra durante el apareamiento; también se estima que ocurren enfrentamientos entre machos para copular con la hembra. Todos estos datos se conocen por las diversas cicatrices que normalmente se han encontrado en estos animales, que en el caso de las hembras suele ser de manera recurrente en el dorso, así como también en las aletas pectorales.

Se estima que el embarazo es de unos 12 meses, gestando de 2 a 10 crías, que se desarrollan de manera ovovivípara. En este sentido, las mismas se mantienen dentro de la madre hasta el momento de nacer, cuando son expulsadas totalmente desarrolladas y capaces de ser independientes. Las crías mientras están dentro del útero se alimentan de su propio huevo, pero cuando salen de este también pueden comerse a sus hermanos menos desarrollados e incluso los que aún no han salido del huevo.

¿Cuánto vive el tiburón blanco?

Durante los últimos años se ha descubierto que el tiburón blanco es uno de los más longevos. La esperanza de vida media del tiburón blanco es de unos 70 años, es por este motivo que su madurez sexual llega más bien tarde. Así pues, los machos maduran sexualmente a los 10 años, mientras que las hembras lo hacen entre los 14 y 15 años, aproximadamente.

Estado de conservación del tiburón blanco

¿El tiburón blanco está en peligro de extinción? La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ha declarado al tiburón blanco como vulnerable, con una tendencia poblacional en descenso. La principal causa que afecta a este animal es la captura accidental en grandes redes de pesca, generando su muerte.

Por otro lado, la captura de este tiburón se ha generalizado para obtener sus aletas y mandíbulas, las cuales se usan de una forma terrible como adornos o trofeos. También es común que se consuma su carne en el mercado internacional, lo que provoca que estos animales sean capturados para amputar sus aletas y devueltos nuevamente a su hábitat, garantizándoles una muerte llena de sufrimiento.

A pesar de la existencia de varios tratados internacionales para la protección de la especie, muchos de ellos han fallado y no se tiene el efecto beneficioso esperado para impedir que las poblaciones del tiburón blanco sigan en descenso, lo que sin duda pone en un riesgo importante el futuro próximo de la especie.

Bibliografía
  • Chewning, D. y M. Hall (2009). "Carcharodon carcharias". Animal Diversity, University of Michigan, Museum of Zoology. Disponible en: https://animaldiversity.org/accounts/Carcharodon_carcharias/
  • Rigby, C.L., Barreto, R., Carlson, J., Fernando, D., Fordham, S., Francis, M.P., Herman, K., Jabado, R.W., Liu, K.M., Lowe, C.G, Marshall, A., Pacoureau, N., Romanov, E., Sherley, R.B. & Winker, H. (2019). Carcharodon carcharias. The IUCN Red List of Threatened Species 2019: e.T3855A2878674. Disponible en: https://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2019-3.RLTS.T3855A2878674.en
  • Hoyos-Padilla, E. M. (2017). El gran tiburón blanco: protector de los océanos. Publicación especial #3, Alianza WWF-Fundación Telmex Telcel. 120 pp.

Fotos de Tiburón blanco

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Tiburón blanco

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?

Tiburón blanco
1 de 3
Tiburón blanco

Volver arriba