Curiosidades del mundo animal

Partes de un tiburón

 
María Luz Thomann
Por María Luz Thomann, Bióloga y ornitóloga. 29 septiembre 2023
Partes de un tiburón
Tiburones

Ver fichas de Tiburones

Los tiburones (clase Chondrichthyes) son vertebrados acuáticos altamente evolucionados que han dominado los ecosistemas oceánicos durante más de 400 millones de años. Su anatomía, adaptada a la vida marina, es un ejemplo notable de eficiencia evolutiva.

Estos magníficos peces cartilaginosos, con su apariencia imponente y comportamiento enigmático, están compuestos por una serie de partes y características únicas que están adaptadas de manera perfecta a su entorno acuático. En este artículo de ExpertoAnimal detallamos las distintas partes de un tiburón y descubriremos cómo estas estructuras desempeñan un papel crucial en su supervivencia y éxito como depredadores marinos. Desde sus aletas hasta sus dientes, sumérgete con nosotros en el fascinante mundo anatómico de los tiburones.

También te puede interesar: Tiburones en España
Índice
  1. Cabeza del tiburón
  2. Dientes del tiburón
  3. Aletas del tiburón
  4. Piel del tiburón
  5. Órganos internos del tiburón

Cabeza del tiburón

La cabeza de un tiburón es una parte fundamental de su anatomía y juega un papel crucial en su capacidad para sobrevivir y prosperar en su entorno acuático. La cabeza de un tiburón es generalmente ancha, triangular y robusta. Esta forma aerodinámica le permite cortar eficientemente el agua y minimizar la resistencia al nadar.

En cuanto a las partes que componen la cabeza del tiburón, son las siguientes:

  • Aberturas nasales. La mayoría de los tiburones tiene una serie de hendiduras o fosas en la parte frontal del hocico, conocidas como "aberturas nasales", que les ayudan a detectar sustancias químicas en el agua y rastrear a sus presas.
  • Ojos. Los ojos suelen ser grandes y bien desarrollados, proporcionándoles una excelente visión bajo el agua, incluso en condiciones de poca luz.
  • Boca. La boca de un tiburón es grande y se ubica en la parte inferior de la cabeza. Está equipada con varias filas de dientes afilados y reemplazables, adaptados a su dieta dependiendo de cada especie. Algunos tienen dientes diseñados para cortar, otros para desgarrar, y algunos para triturar. La capacidad de reemplazo constante de los dientes les permite tenerlos afilados durante toda su vida.
  • Espiráculos. Algunas especies de tiburones tienen dos pequeñas aberturas situadas detrás de los ojos conocidas como "espiráculos". Las utilizan para respirar sin tener la necesidad de estar constantemente nadando, como explicamos en este post: "¿Cómo duermen los tiburones?".
  • Branquias. Las branquias de un tiburón se encuentran en las aberturas en los costados de su cabeza, detrás de los ojos. Las branquias son esenciales para la respiración, ya que permiten que el tiburón extraiga oxígeno del agua. El agua fluye sobre las branquias mientras el tiburón nada y las láminas branquiales extraen el oxígeno disuelto del agua y liberan dióxido de carbono.

En la cabeza, los tiburones tienen una serie de órganos sensoriales que les ayudan a detectar a sus presas y navegar en su entorno. Estos incluyen órganos electroreceptores llamados "ampollas de Lorenzini," que detectan campos eléctricos generados por otros organismos en el agua. También, tienen un sistema de líneas laterales que detecta cambios en la presión del agua y les permite percibir movimientos y vibraciones en su entorno.

Ampollas de Lorenzini

Las ampollas de Lorenzini son órganos sensoriales altamente especializados que se encuentran en la cabeza de los tiburones y otras especies de peces cartilaginosos, como las rayas y las quimeras. Estos órganos desempeñan un papel crucial en la detección de estímulos eléctricos y la localización de presas en el agua. Aquí tienes más información sobre las ampollas de Lorenzini:

  • Estructura de las ampollas de Lorenzini: las ampollas de Lorenzini son pequeñas estructuras en forma de bulbo que se encuentran principalmente en la piel de la cabeza y la parte delantera de la boca de los tiburones. Cada ampolla está compuesta por una serie de células sensoriales llamadas "electrorreceptores" y una serie de conductos llenos de gel que conectan estas células con la superficie de la piel.
  • Función de las ampollas de Lorenzini: las ampollas de Lorenzini son extremadamente sensibles a las señales eléctricas producidas por otros organismos acuáticos. Los tiburones utilizan estas ampollas para detectar campos eléctricos generados por presas potenciales, incluso cuando están camufladas o enterradas en la arena. Además de ayudar en la localización de presas, las ampollas de Lorenzini pueden ayudar a los tiburones a detectar cambios en el campo eléctrico del agua, lo que podría indicar la presencia de depredadores u otros tiburones.
  • Investigación científica: las ampollas de Lorenzini han sido objeto de investigación científica y han inspirado avances tecnológicos, como dispositivos de detección de campos eléctricos utilizados en estudios de biología marina y en la investigación médica. Los científicos han estudiado cómo funcionan las ampollas de Lorenzini para comprender mejor la fisiología y el comportamiento de los tiburones.
Partes de un tiburón - Cabeza del tiburón

Dientes del tiburón

Los dientes de los tiburones son una de las características más distintivas y fascinantes de estas criaturas marinas, por eso constituyen una de las partes de los tiburones más importantes. La adaptación de los dientes de los tiburones a sus hábitos alimentarios específicos es un ejemplo impresionante de la evolución en acción. Estas estructuras dentales altamente especializadas son esenciales para la supervivencia de estos animales y son una de las razones por las que son depredadores tan exitosos en los océanos de todo el mundo. Conozcamos más detalles:

  • Tipos de dientes: los tiburones tienen varios tipos de dientes en sus bocas y la disposición de estos dientes varía según la especie y su función alimentaria. Algunos tiburones tienen dientes cónicos y puntiagudos, ideales para atrapar y sujetar presas escurridizas; otros tiburones tienen dientes serrados y afilados, diseñados para cortar y desgarrar carne; y algunas especies tienen dientes planos y muelas trituradoras que les permiten triturar presas con caparazones duros, como tortugas marinas o crustáceos.
  • Reemplazo continuo: uno de los aspectos más notables de los dientes de los tiburones es que son reemplazados de forma continua a lo largo de la vida del tiburón. Los dientes se desgastan o se rompen con el tiempo debido al proceso de alimentación y caza. Para compensar esto, los tiburones tienen múltiples filas de dientes en espera en sus encías. Cuando un diente se pierde o se rompe, uno nuevo se mueve desde la fila de dientes de atrás para reemplazarlo. Este proceso de reemplazo dental es constante y permite que los tiburones mantengan sus dientes afilados en todo momento.
  • Función de los dientes: los dientes de los tiburones son cruciales para su supervivencia y éxito como depredadores marinos. Les permiten capturar, sujetar, cortar o triturar presas, dependiendo del tipo de dieta del tiburón. Algunas especies, como el tiburón blanco, tienen dientes especialmente diseñados para desgarrar grandes presas, como focas o peces grandes.
Partes de un tiburón - Dientes del tiburón

Aletas del tiburón

Las aletas de un tiburón son estructuras anatómicas fundamentales que desempeñan múltiples roles en su vida marina. Cada tipo de aleta cumple una función específica en la anatomía y el comportamiento de nado de los tiburones. Juntas, estas aletas permiten que los tiburones sean depredadores altamente efectivos y ágiles en su entorno acuático. A continuación, mostramos esta parte de la anatomía de los tiburones:

  • Aletas pectorales: las aletas pectorales se encuentran a los lados de la cabeza y del cuerpo, cerca de las branquias. Son las principales responsables de la estabilidad y la dirección del tiburón mientras nada. Permiten que el tiburón realice giros y maniobras precisas, lo que es esencial para cazar presas y evitar depredadores.
  • Aleta dorsal: la aleta dorsal es una de las características más icónicas de los tiburones. Se encuentra en la parte superior del cuerpo y es utilizada para mantener la estabilidad y la dirección mientras el tiburón nada. También puede ayudar a controlar la inclinación del tiburón durante el buceo y la caza.
  • Aleta caudal (cola): la aleta caudal, ubicada en la parte posterior del cuerpo, es la principal responsable de la propulsión del tiburón. Es esencial para que el tiburón capture presas y se desplace eficientemente en su entorno. Su forma varía según la especie y suele estar diseñada para proporcionar velocidad y potencia en el nado. Puede ser heterocerca, carcaterizada por tener el lóbulo superior más largo que el lóbulo inferior. Esto crea una forma asimétrica que proporciona estabilidad y una mayor eficiencia en el nado. Este tipo de aleta caudal es típico de los tiburones primitivos, como los tiburones de la familia Hexanchidae. Por otro lado, existe la aleta caudal homocerca (Lúnula), común en muchos tiburones modernos. Tiene lóbulos de igual longitud en la parte superior e inferior de la aleta, lo que da como resultado una forma de media luna o semilunar. Esta forma de aleta caudal es eficiente para la propulsión y la velocidad, y se encuentra en tiburones veloces y depredadores como el tiburón blanco. También está la aleta caudal heteropinada, variante que se encuentra en algunos tiburones de la familia Alopiidae. Se caracteriza por tener un lóbulo superior significativamente más largo que el lóbulo inferior, lo que crea una forma de aleta caudal alargada y bifurcada. Esta forma de aleta caudal permite a estos tiburones realizar movimientos de golpeo distintivos, que utilizan para aturdir a sus presas antes de atraparlas.
  • Aletas pélvicas: las aletas pélvicas se encuentran en la parte inferior del cuerpo, cerca de las aletas pectorales. Ayudan en la estabilidad y el equilibrio del tiburón mientras nada. Algunas especies de tiburones machos utilizan las aletas pélvicas para la transferencia de esperma durante el apareamiento.
  • Aletas anales (en algunos tiburones): las aletas anales se encuentran en la parte inferior del cuerpo, detrás de las aletas pectorales. No todas las especies de tiburones tienen aletas anales, y su presencia o ausencia puede variar según la especie. Ayudan en la estabilidad y el control de la profundidad durante el nado.
Partes de un tiburón - Aletas del tiburón

Piel del tiburón

Si hablamos de las partes de un tiburón no podemos olvidarnos de un órgano tan importante como la piel. La piel y los dentículos dérmicos son adaptaciones clave que hacen que los tiburones sean depredadores altamente efectivos en su entorno acuático. Les permiten nadar con rapidez, cazar presas de manera sigilosa y resistir las demandas del medio ambiente marino.

Los dentículos dérmicos cubren la piel de los tiburones y son pequeñas escamas modificadas que tienen una estructura similar a la de los dientes, con forma de pequeñas placas o escamas dentadas. Son únicas de los tiburones y les proporcionan una serie de ventajas adaptativas. Ayudan a reducir la fricción del agua cuando el tiburón nada. Esto mejora la eficiencia del nado y reduce la resistencia al agua, lo que permite a los tiburones nadar más rápido y con menos esfuerzo. También proporcionan un efecto de "piel rugosa" que facilita que el agua fluya de manera más suave sobre el cuerpo del tiburón, reduciendo así el ruido hidrodinámico que podría alertar a las presas. Además, pueden tener propiedades antimicrobianas, lo que ayuda a prevenir infecciones en la piel del tiburón.

La piel de los tiburones puede variar en color y patrones según la especie y el entorno en el que viven. Algunas especies tienen una piel más oscura en la parte superior y más clara en la parte inferior, lo que les proporciona camuflaje cuando cazan desde abajo o son vistos desde arriba.

Otros tiburones, como el tiburón blanco, tienen una coloración distintiva con una parte superior gris o azul y una parte inferior blanca. La piel de los tiburones no se renueva continuamente como en otros animales. En lugar de eso, los tiburones mudan sus dentículos en un proceso llamado "muda dérmica." Durante esta, los tiburones pierden y reemplazan sus dentículos para mantener una piel eficiente y en buen estado.

Órganos internos del tiburón

Los tiburones, al igual que otros vertebrados, tienen una serie de órganos internos que desempeñan funciones vitales en su fisiología y supervivencia. A continuación, hablaremos te estas partes del cuerpo del tiburón para conocer algunos de los órganos internos más importantes de los tiburones. Cada uno de ellos cumple un papel crucial en la fisiología y el funcionamiento en su hábitat marino:

  • Hígado: el hígado de los tiburones es un órgano grande y esencial para varias funciones. Algunas de sus principales funciones incluyen el almacenamiento de energía en forma de aceites ricos en lípidos, que les proporcionan flotabilidad positiva, y la detoxificación de sustancias químicas.
  • Estómago: los tiburones tienen un estómago que se divide en dos partes, el estómago anterior y el estómago posterior. El estómago anterior es responsable de la digestión inicial de los alimentos, mientras que el estómago posterior se encarga de una digestión más completa.
  • Intestino: el intestino de los tiburones es un órgano largo y enrollado que continúa la digestión y la absorción de nutrientes de los alimentos. Los tiburones tienen un sistema digestivo eficiente que les permite extraer nutrientes de una variedad de presas.
  • Páncreas: el páncreas de los tiburones secreta enzimas digestivas que ayudan en la descomposición de los alimentos en el intestino y también regula los niveles de glucosa en la sangre.
  • Corazón: el corazón de los tiburones es un órgano muscular que bombea sangre a través de su sistema circulatorio. Los tiburones tienen un solo ventrículo y una sola aurícula, lo que los diferencia de los mamíferos y aves que tienen cuatro cavidades cardíacas.
  • Riñones: los riñones son responsables de la excreción de productos de desecho y el equilibrio de electrolitos en el cuerpo del tiburón. Los tiburones marinos enfrentan desafíos únicos para mantener el equilibrio de sal y agua en sus cuerpos debido al ambiente salino en el que viven.
  • Órganos reproductores: los tiburones tienen órganos reproductores internos. En los machos, los órganos reproductores incluyen las gónadas, que producen espermatozoides. En las hembras, se encuentran las gónadas, que producen óvulos, y el útero, donde se lleva a cabo la gestación en algunas especies.
  • Vesícula biliar: la vesícula biliar almacena y secreta bilis, que es importante para la digestión de las grasas.
  • Órganos sensoriales internos: además de las ampollas de Lorenzini en la cabeza, los tiburones también tienen órganos sensoriales internos, como el oído interno, que les ayuda a detectar sonidos y cambios de presión en el agua.
  • Sistema nervioso: el sistema nervioso de los tiburones es similar al de otros vertebrados y está compuesto por un cerebro, médula espinal y nervios periféricos. Les permite coordinar sus acciones y respuestas a estímulos ambientales.

Ahora que conoces las partes del tiburón, no dejes de aprender y consulta este artículo de "Curiosidades de los tiburones".

Si deseas leer más artículos parecidos a Partes de un tiburón, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Bibliografía
  • Kardong, K. V. (1997). Vertebrates: comparative anatomy, function, evolution. Heinle and Heinle Publishers.
  • Klimley, A. P., & Ainley, D. G. (Eds.). (1998). Great white sharks: the biology of Carcharodon carcharias. Academic Press.
  • Stevens, J. E. (1994). The delicate constitution of sharks. Bioscience, 44(10), 661-664.
  • Westneat, M. (1998). Vertebrates: Comparative Anatomy, Function, Evolution. Systematic Biology, 47(4), 762.

 

Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 4
Partes de un tiburón