menu
Compartir

Clasificación de los animales según su hábitat

 
Por Nick A. Romero H., Biólogo y educador ambiental. 4 junio 2021
Clasificación de los animales según su hábitat

El hábitat es el lugar donde vive una especie en particular. Corresponde a un complejo sistema en el que interactúan los animales con los diversos elementos que conforman ese espacio, producto de sus procesos de alimentación, reproducción y desarrollo. El hábitat de los animales es indispensable para la subsistencia de estos, de modo que todo lo acontecido en este medio tiene incidencia en la especie que ahí existe. En la actualidad, este último aspecto ha generado una alerta global, ya que muchas de las especies que se encuentran en peligro de extinción se debe a las alteraciones antrópicas realizadas en su entorno.

Existe una clasificación de los animales según su hábitat. De este modo, te invitamos a que continúes leyendo este artículo de ExpertoAnimal.

Tipos de hábitat de los animales y su importancia

El hábitat es indispensable para cualquier especie, ya que juega un papel fundamental en los procesos de reproducción y alimentación que forman parte del ciclo vital de los animales. Aunque algunos individuos pueden desplazarse y adaptarse a otras condiciones diferentes a las originales de donde viven, muchos no tienen la capacidad de hacerlo. En este sentido, el hábitat es sumamente importante para cualquier animal, sin este no hay posibilidad de desarrollo para ningún ser vivo.

Considerando entonces que el hábitat es el lugar específico donde vive una especie, podemos establecer la siguiente clasificación general:

  • Aeroterrestres
  • Terrestres
  • Acuáticos

Dentro de cada uno de estos, existen diversos tipos de hábitats de los animales con características particulares que los distinguen de otros. Conozcamos de manera específica cuáles son.

Aeroterrestres

Algunos animales se desplazan por el aire y logran incluso cazar o reproducirse mientras vuelan, pero siempre requieren posarse en algún momento. Por este motivo, es mejor usar el término aeroterrestre o semi-aéreo, porque en un sentido estricto no hay animales exclusivamente aéreos. Pero dado que ciertas especies de aves, insectos y quirópteros o murciélagos, utilizan el medio aéreo, podemos considerar a este como un tipo de hábitat.

Terrestres

En cuanto al medio terrestre, encontramos una vasta diversidad de ecosistemas, dentro de los cuales se albergan miles de especies. Entre los tipos de hábitats terrestres podemos mencionar: diferentes tipos de bosques como: nublados, de galería, semi-deciduos, caducifolios, templados; así como selvas, sabanas, desiertos, praderas, páramos y regiones polares. Con el desarrollo de espacios manejados por el ser humano, las áreas de cultivo, los jardines e incluso las zonas urbanas, se han constituido como un hábitat terrestre de diversas especies.

Acuáticos

Finalmente, tenemos los espacios acuáticos, en los cuales encontramos también diversos tipos de hábitat. En este sentido podemos mencionar: ríos, lagos, estuarios, pantanos, estanques y en general cualquier cuerpo de agua natural o no, en el cual se desarrolla la vida.

Hay un tipo de hábitat que presenta unas características tanto acuáticas como terrestres, son los manglares. Estos biomas están formados por una vegetación que tolera altas concentraciones salinas y se desarrollan cercanos a cuerpos de agua como estuarios y costas. Los manglares son el hábitat de una cantidad importante de animales como peces, aves, moluscos, crustáceos, equinodermos, anélidos y microorganismos.

Clasificación de los animales según el lugar donde viven

Podemos establecer una clasificación de los animales según el lugar donde viven, algunos ejemplos son:

  • Animales aeroterrestres: águilas, búhos, cigüeñas, abejas, avispas, libélulas, colibríes, moscas, mosquitos y mariposas, entre otros.
  • Animales terrestres: roedores, arácnidos, lombrices, felinos, equinos, cánidos, bóvidos, reptiles, úrsidos y algunas aves, entre otros.
  • Animales acuáticos: delfines, ballenas, peces, varios nematodos, varios platelmintos, equinodermos, varios moluscos, cnidarios, poríferos y sirenios, entre otros.

Por otro lado, también encontramos animales que comparten su vida entre el hábitat terrestre y acuático, algunos de ellos son: ranas, pingüinos, algunas especies de tortugas, cocodrilos, ornitorrincos, castores, hipopótamos, nutrias, iguanas marinas y serpientes como las anacondas.

¿Hay animales de diferentes hábitats?

A pesar de la especificidad de algunos animales para vivir exclusivamente en un hábitat particular, existen también ciertas especies de gran flexibilidad. Es decir, pueden estar en diferentes hábitats logrando adaptarse a diversas condiciones en medios distintos. Un rasgo que definitivamente otorga una mayor posibilidad de supervivencia para estos grupos.

Algunos ejemplos de lo anteriormente planteado son: insectos como las moscas, ratas, tiburón sarda y aves migratorias.

Animales con hábitats especializados

En el mundo, encontramos grupos de animales que están especializados para vivir en un hábitat en particular. De modo que si se altera el mismo o son llevados a otro medio con condiciones diferentes, no logran resistir al cambio. Esto se debe a que dichos seres vivos están adaptados a condiciones específicas de temperatura, humedad, condiciones químicas, entre otros aspectos. Además, también influye lo relacionado a la dieta del organismo, que incide de manera directa en su supervivencia.

Algunos ejemplos de animales especializados en un hábitat son: corales, fauna marina, osos polares, osos panda, ajolote mexicano y aquellas especies que son endémicas de una región en particular.

¿Cómo cuidar el hábitat de los animales?

Como hemos mencionado anteriormente, los animales dependen directamente de su hábitat para poder vivir. Si se producen cambios importantes, cualquier especie que viva en él se pone en riesgo. En la actualidad, existen muchas acciones que están perturbando de forma intensa los diversos hábitats globales. Por lo tanto, no son pocas las especies que se encuentran en peligro de extinción por esta razón. Las principales causas que impactan un hábitat son:

  • Deforestación
  • Incendios
  • Contaminación (derrames petroleros, agroquímicos, aguas residuales, emisiones de gases)
  • Introducción de especies invasoras
  • Desarrollo de urbanismos
  • Cambio climático

Aunque muchas de las acciones para proteger un hábitat dependen principalmente de las acciones gubernamentales y las políticas de estado de los países, existen diversas estrategias que de manera individual podemos poner en práctica para contribuir a la minimización del impacto en estas áreas, por ejemplo:

  • Evitar el uso de fuego en áreas susceptibles y de fácil dispersión de incendios.
  • Nunca dejar desechos donde no corresponda.
  • Minimizar el consumo, haciendo de este una acción responsable.
  • Evitar el consumo de productos altamente industrializados y poco amigables con el ambiente.
  • Causar el menor impacto o modificación posible al visitar áreas naturales.

La lista de especies de animales amenazados a nivel global se incrementa cada año, entre otras razones por la destrucción del hábitat, lo que nos indica que se requieren medidas urgentes en todos los países para controlar esta situación.

Si deseas leer más artículos parecidos a Clasificación de los animales según su hábitat, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Bibliografía
  • Curtis, H., Barnes, N., Schnek, A., Massarini, A. (2008). Biología. Editorial Médica Panamericana: Madrid.
  • Hickman, C., Roberts, L., Parson A. (2000). Principios integrales de zoología. McGraw Hill Interamericana: España.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Clasificación de los animales según su hábitat
Clasificación de los animales según su hábitat

Volver arriba