menu
Compartir

Ballena gris

 
Ballena gris

Los escríctidos corresponden a una familia de cetáceos con barbas, que en la actualidad cuentan con una sola especie, Eschrichtius robustus, y de manera común se les conoce como ballena gris. Algunos estudios indican que está bastante emparentada con otros cetáceos misticetos, como los rorcuales, más que con las propias ballenas. Esta especie estuvo al borde de la extinción a finales del siglo XIX debido a su caza masiva, principalmente para la obtención de aceite. De hecho, durante muchos años se pensó que estaba extinta, hasta que se volvió a identificar en el siglo XX.

Son animales colosales, con grandes dimensiones y capaces de migrar por miles de kilómetros en los océanos. A pesar de la gran recuperación poblacional, problemas como el cambio climático podrían estar afectándola en la actualidad. Te invitamos a continuar leyendo esta ficha de ExpertoAnimal para que puedas documentarte sobre este fabuloso mamífero marino conocido como la ballena gris.

Origen
  • América
  • Asia
  • Canadá
  • China
  • Estados Unidos
  • Japón
  • México
  • Rusia

Características de la ballena gris

La ballena gris es uno de los cetáceos más grandes de los océanos. El nombre común hace referencia a su color gris intenso; además presentan parches blancos a lo largo del cuerpo. Un aspecto común que se visualiza en su piel es la presencia de unos crustáceos parásitos, conocidos como piojos de ballena y otros llamados percebes de ballenas. Adicionalmente, en estos animales es frecuente observar cicatrices, las cuales también se tornan en una coloración blanquecina. Un adulto mide entre los 11-15 metros de longitud y el peso varia de 30 a 45 toneladas.

La ballena gris posee una cabeza angosta, de forma relativamente triangular, que tiende a descender y curvarse en los orificios nasales que se encuentran sobre la cabeza. Posee aletas pectorales amplias en forma de pala y también son evidentes las aletas caudales, sin embargo, la dorsal se aprecia como una leve pronunciación o pequeña joroba. A partir de esta y en dirección caudal, se forman unas especies de nudillos o bultos carnosos, que tienden a variar de un individuo a otro. La boca se curva hacia arriba y es bastante larga, lo que da la apariencia de partir la cabeza en dos. Por otro lado, presentan barbas que no suelen superar los 50 cm con color entre blanco y amarillento.

Para más información, te animamos a leer este otro artículo de ExpertoAnimal sobre Características de las ballenas.

Hábitat de la ballena gris

En la actualidad, la ballena gris vive en los océanos de países tales como Canadá, China, Japón, México, Rusia y Estados Unidos. Se estima que se encuentra extinta en Islandia, República de Corea y República Popular Democrática de Corea. Se ha comprobado la extinción en el Reino Unido y su presencia es incierta en Vietnam.

Los datos anteriores indican que el rango de distribución actual de esta ballena se limita al océano Pacífico Norte, generalmente en la zona nerítica (aguas costeras) de los países mencionados. Es importante indicar que se han documentado algunos avistamientos de ballenas grises fuera de su rango natural de distribución, tal como ocurrió en el mar Mediterráneo (costas de Israel) y en las costas españolas. Por otro lado, se ha reportado un varamiento en las costas de El Salvador y se ha identificado una de estas ballenas en Namibia.

Costumbres de la ballena gris

Estos animales presentan poca tendencia social, aunque nadan en pequeños grupos y su principal aspecto conductual es la constante movilización en épocas específicas del año, por lo que es una de las especies marinas de mayor índice migratorio con fines de alimentación y reproducción. Tienen como costumbre alzar la mitad del cuerpo sobre el agua en forma vertical, lo que les permite observar los alrededores por unos 30 segundos. A esto se le conoce como brinco de espionaje. También, pueden eventualmente saltar fuera del agua, logrando sacar parte del cuerpo y caer fuertemente, salpicando gran cantidad de agua.

En general suelen pasar entre 6 a 7 meses en sus áreas de hibernación y, aunque un pequeño porcentaje puede dejar de migrar, la mayoría recorre largas distancias en sus viajes, que suman entre ida y vuelta unos 20.000 km. El acostumbrado recorrido migratorio permite verlas desde la costa o en embarcaciones en las zonas costeras occidentales de México y en regiones de Estados Unidos como California, Oregón, Washington, Columbia Británica y Alaska. También algunas estimaciones indican que un pequeño grupo hace un recorrido entre Rusia oriental y la costa asiática. Sin embargo, estudios más precisos hechos a nivel satelital, refieren que estos grupos migran por el Pacífico hacia las zonas de hibernación en México.

Alimentación de la ballena gris

Como todo el grupo de misticetos, se alimentan por filtración, de modo que succionan el agua o fango de los fondos, lugar en el que prefieren capturar el alimento, y luego con el uso de su lengua empujan el agua o lodo contra las barbas, donde ocurre la filtración, quedando atrapados los animales en estas estructuras, mientras que el componente acuoso es expulsado. Entre los animales marinos que comen las ballenas grises consumen encontramos una gran variedad de pequeños crustáceos, como larvas de cangrejos, anfípodos, kril y camarones mísidos, y también pequeñas almejas y larvas de peces.

Estos mamíferos acostumbran a alimentarse en los mares de Bering y Chukchi, pero también suelen hacerlo en costas del Pacífico adyacentes a Canadá y Estados Unidos. Durante la hibernación mantienen largos periodos de ayuno, donde subsisten aprovechando la grasa que han acumulado, y en este tiempo pueden perder hasta un 30 % de masa muscular. Contrariamente a lo que suele hacer la mayoría poblacional, se ha identificado que un pequeño porcentaje renuncia a migrar y optan por mantenerse en el área de alimentación.

Las ballenas grises, al alimentarse del fondo, dejan especies de surcos por la remoción que hacen, y mucho del lodo que expulsan al filtrar contiene animales que no logran retener y son aprovechados por las aves marinas del lugar. Un aspecto curioso que se ha detectado en una gran cantidad de individuos es que al alimentarse en el fondo marino, tienden a inclinarse hacia el lado derecho mientras succionan el lodo.

Reproducción de la ballena gris

En cuanto a la reproducción, los cetáceos que viven en el Pacífico Oriental se aparean y tienen a sus crías frente a las costas de California y el Golfo del mismo nombre. Tanto machos como hembras pueden estar con más de una pareja durante el tiempo reproductivo. La época de apareamiento inicia a finales de otoño, al inicio de su proceso migratorio, mientras que los nacimientos y la crianza se dan hacía el invierno.

Generalmente nace una sola cría a finales de diciembre o principios de marzo, tras un periodo de gestación que va de 11-13 meses. Las madres mantienen una estrecha relación con su descendiente, quien se alimenta de una leche altamente nutritiva hasta los 8 meses en promedio. La separación de los jóvenes de sus progenitoras suele ocurrir alrededor de los 2 años aproximadamente. Es común que las madres y las crías se mantengan bastante cerca de las costas mientras hacen su recorrido migratorio, esto muy probablemente para evitar los ataques de las orcas, aunque la ballena gris es capaz de morir por defender a su hijo ante cualquier ataque que ocurra.

Para más información, te animamos a leer este otro artículo sobre ¿Cómo se reproducen las ballenas?

Estado de conservación de la ballena gris

Como mencionamos en un principio, la ballena gris estuvo al borde de la extinción y, aunque en varias regiones no logró recuperarse, en general la población sí lo hizo, por lo que en la actualidad la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza la ha clasificado como en menor preocupación. Sin embargo, no dejan de existir ciertas amenazas para la especie, ya que se han identificado accidentes con embarcaciones, así como el enredo de las mismas en trampas para peces, lo cual termina por generar la muerte de estos animales por origen humano.

Se presume que otro aspecto que afecta a estas ballenas, y que podría ser la causa de los ejemplares extraviados de sus rutas habituales, es el cambio climático, lo que repercute en las temperaturas de los océanos, llegando a perturbar significativamente a la especie.

Entre las medidas de conservación, la ballena gris de encuentra bajo diferentes programas de protección, como la Convención Internacional para la Regulación de la Caza de Ballenas.

En general, los océanos son ricos en diversidad animal y durante siglos hemos atentando de manera significativa en su contra. La ballena gris es un raro pero significativo caso sobre la importante recuperación de una especie que ha estado a punto de extinguirse por completo, lo que nos demuestra que podemos establecer acciones contundentes para resguardar a todos los animales del planeta.

Bibliografía
  • Cooke, JG. (2018). Eschrichtius robustus. La Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN 2018: e.T8097A50353881. Disponible en: https://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2018-2.RLTS.T8097A50353881.en.
  • International Whaling Commission. (2021). Ballena gris, Eschrichtius robustus. Disponible en: https://wwhandbook.iwc.int/es/species/gray-whale
  • Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. (2019). Conoce más de la ballena gris. Gobierno de México. Disponible en: https://www.gob.mx/semarnat/articulos/conoce-mas-de-la-ballena-gris?idiom=es

Fotos de Ballena gris

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Ballena gris

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?

Ballena gris
1 de 4
Ballena gris

Volver arriba