Compartir

Pastor de los Cárpatos

 
Pastor de los Cárpatos

El pastor de los Cárpatos es un perro cuyas raíces se encuentran en la tradición rumana de la región de los Cárpatos y el Danubio. Siendo una de las razas de pastoreo más frecuentes y de las más valoradas y prestigiosas de la región, el pastor de los Cárpatos ejerce labores de pastoreo y de vigilancia de tierras y rebaños desde hace siglos.

Sin embargo, no es simplemente un perro pastor, el carpatin, como lo llaman en su región de origen, es un perro realmente fascinante. En él se da la combinación de una fuerza y una valentía sobrecogedoras, junto con un carácter bondadoso, afable y muy fiel. Destaca su docilidad, y, aunque puede ser muy territorial y demasiado sobreprotector, no hay nada que un buen entrenamiento no pueda solucionar. Sigue leyendo para descubrir en ExpertoAnimal todas las características del pastor de los Cárpatos.

Origen
  • Europa
  • Rumanía
Clasificación FCI
  • Grupo I
Características físicas
Altura
  • 15-35
  • 35-45
  • 45-55
  • 55-70
  • 70-80
  • Más de 80
Peso adulto
  • 1-3
  • 3-10
  • 10-25
  • 25-45
  • 45-100
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-12
  • 12-14
  • 15-20
Actividad física recomendada
  • Baja
  • Media
  • Alta
Ideal para
Clima recomendado
Tipo de pelo

Origen del pastor de los Cárpatos

Los primeros registros existentes sobre el origen de la raza de perro pastor de los Cárpatos datan del siglo XV, aunque se cree que es anterior a esta fecha. El pastor de los Cáspatos o pastor rumano de los Cárpatos es un perro que durante siglos ha ejercido como perro de pastoreo y como guardián de tierras y rebaños. De hecho, todavía hoy se considera una de las mejores razas de perros pastores. Esta raza es endémica de la región del Cárpato-Danubio, siendo muy valorada por los pastores rumanos de dicha región.

No fue hasta 1934 que se redactó el primer estándar de la raza, algo que hizo el National Zootecnich Institute de Rumanía. Pese a ser el primer estándar, hubo muchas actualizaciones del mismo, por lo que fue actualizado en 1982, 1999 y 2001. En 2005 se publicó el primer estándar oficial por parte de la Federación Cinológica Internacional, el cual se modificó y, por ende, la versión definitiva del estándar se publicó en 2015[1].

Características del pastor de los Cárpatos

El pastor rumano de los Cárpatos es un perro de gran tamaño que pertenece a la familia de los mastines. Sus dimensiones se encuentran entre los 59 y los 67 centímetros de altura a la cruz en las hembras y de 65 a 73 centímetros en los machos, el peso varía sensiblemente en función del tamaño, encontrándose en un amplio rango comprendido entre los 35 y los 50 kilogramos de peso corporal. La esperanza de vida media de un perro pastor rumano de los Cárpatos oscila entre los 12 y los 14 años.

El cuerpo de estos perros es robusto y presenta una gran envergadura. No obstante, estas características no hacen que deje de ser muy ágil y de hombro largo, rasgo que le permite, además, parecer más grande de lo que es por esa anchura que le confiere su pecho. En esta raza canina existe un marcado dimorfismo sexual, pues los machos son mucho más altos y grandes que las hembras. Todos tienen un cuerpo rectangular, con una cola que luce caída o recta y presenta forma de espada, alzándola cuando está alerta.

La cabeza es ancha y se afina hacia la zona del hocico, lo que le confiere un aspecto bastante lobuno. Es una raza mesocefálica, además su nariz es ancha, de trufa negra y su hocico es igual de largo que el cráneo o algo más corto. Sus ojos, marrones, tienen una forma almendrada. Las orejas son triangulares, de tamaño mediano y pegadas a los carrillos.

Siguiendo con las características del pastor de los Cárpatos, el pelaje es de estructura bicapa, siendo la capa inferior densa y suave y la superior algo más larga y áspera. Este pelaje es liso y recubre todo su cuerpo, aunque es algo más largo en el cuello, la parte posterior de las extremidades y la cola y más corto en la cabeza y la parte interior de las patas.

Colores del pastor de los Cárpatos

Los colores del pastor de los Cárpatos recogidos por su estándar oficial es el bayo oscuro, también denominado arena carbonado, en diferentes tonalidades. En concreto, es más claro en los laterales del cuerpo y más oscuro en la grupa. También puede presentar marcas de color blanco, que han de estar poco expandidas por el cuerpo.

El pastor de los Cárpatos cachorro

Un cachorro de perro pastor de los Cárpatos es normalmente un perrito muy amigable, pero de un gran tamaño. Su instinto hace que sean perros que se llevan bien con otros animales desde muy pequeños, pues están acostumbrados como raza al trato con diferentes tipos de rebaño y vivir en manada.

Son animales muy gregarios, amables entre ellos y bastante obedientes, respondiendo bien ante el adiestramiento más básico, que suele ser recomendable empezar cuando son apenas unos cahorros, pues se obtienen resultados de forma más rápida y efectiva.

Carácter del pastor de los Cárpatos

El pastor de los Cárpatos es apreciado no solo por sus dotes para el pastoreo, sino también por su fiereza y arrojo en la defensa de los rebaños que tiene que guardar. Sin embargo, para nada son perros agresivos, por el contrario, destacan por su afabilidad y el amor incondicional que demuestran a todo y a todos, siendo fieles y obedientes además de cariñosos y nobles. Solo atacan para defenderse a sí mismos y a su rebaño, al que cuidan con mimo y dedicación.

En familia son igual de amorosos, aunque a veces algo protectores, pero no suelen ser desconfiados salvo que vean un peligro en potencia. Son perros muy tranquilos, de carácter equilibrado y atentos. Se adaptan bien a la vida en familia con niños o con animales, pero suelen necesitar algo de espacio para poder moverse o pueden agobiarse un poco, por lo que se recomienda tenerlos en casas con jardines o terrenos, aunque pueden acostumbrarse a la vida en pisos.

Son bastante activos, pues están acostumbrados a guardar los rebaños y también a guiarlos, recorriendo a veces largas distancias en terrenos bastante arduos. Esta tarea de salvaguarda los lleva a ser bastante territoriales, algo que plantearemos al hablar de su entrenamiento.

Cuidados del pastor de los Cárpatos

El pastor de los Cárpatos no es un perro realmente exigente en cuanto a atenciones o cuidados. En general, el mantenimiento de uno de estos perros se resume en una buena alimentación, hidratación y ejercicio diario. Por supuesto, los cepillados semanales también son recomendables para evitar la pérdida de pelo por todo el hogar.

Empezando por la alimentación, lo importante es proporcionarle una dieta adaptada a su tamaño, su actividad diaria y sus necesidades nutricionales específicas, que varían según aspectos como el nivel de actividad o la edad del animal. Ahora bien, ¿qué tipo de alimento es mejor para este perro? Dependerá tanto de tus preferencias como de las suyas, por lo que puedes escoger ofrecerle pienso o comida casera. En el primer caso, recomendamos optar por piensos naturales para perros, mucho mejores por la calidad de sus ingredientes. En el segundo caso, puedes seguir la dieta BARF para perros o cocinar ligeramente los alimentos. Por supuesto, el animal debe tener siempre disponible agua fresca y limpia para mantenerse hidratado.

Sobre la actividad física recomendada para el pastor de los Cárpatos, se aconseja que de paseos largos, realice juegos o algún deporte, ya que la raza es bastante activa y requiere realizar actividad física de forma diaria para mantenerse sano y equilibrado emocionalmente.

Por último, cabe destacar que, como en todos los perros, la atención es un factor a tener muy en cuenta. Con alimentarlo correctamente y ofrecerle la actividad que necesita no es suficiente, este y todos los animales necesitan recibir atención por parte de sus humanos. Si ofreces todos los cuidados que el pastor de los Cárpatos necesita, tendrás a tu lado a un compañero fiel y muy cariñoso.

Educación del pastor de los Cárpatos

El pastor de los Cárpatos es un perro muy territorial, por lo que es importante dedicar parte del adiestramiento a este aspecto. Sus instintos protectores hacen que a veces se muestre agresivo si considera que hay un intruso en su territorio. Esto no quiere decir que la raza sea agresiva, puesto que lo hace a modo de defensa, pero sí puede suponer un problema si aprende a controlarlo. Por ello, es algo que suele requerir bastantes atenciones para conseguir que el perro se acostumbre a recibir visitas inesperadas, ver extraños e interacciones con personas y animales que no conocía. Así pues, la socialización del cachorro y del perro adulto es algo fundamental en esta raza y que debe trabajarse muy bien para habituarla a estas situaciones.

También es interesante entrenar al pastor de los Cárpatos en actividades deportivas, como pueden ser los circuitos de agility o juegos de inteligencia, que además de mantenerlo activo físicamente, hacen que aprenda a responder ante las órdenes más básicas, pudiendo luego pasar a otras cada vez más complejas. En este artículo pueden verse algunos consejos para abordar el aprendizaje en cuanto a los circuitos de agility: "Iniciarse en Agility".

En cuanto al tipo de educación y adiestramiento, como en todas las razas y perros mestizos, lo más adecuado es optar por el refuerzo positivo, ya que se ha demostrado que es el más efectivo. Para ello, te recomendamos consultar este otro artículo: "¿Cómo adiestrar a un perro?".

Salud del pastor de los Cárpatos

La raza de perro pastor de los Cárpatos es de larga tradición y desarrollo, lo que ha hecho que hayan sobrevivido los ejemplares más adaptados a las inclemencias del clima y el terreno de la zona de la que son originarios. Esto ha ocasionado que los ejemplares que se pueden encontrar hoy en día destaquen por tener una salud sólida y muy estable, presentando raramente alteraciones graves.

Sin embargo, por muy buena genética que puedan tener, no quedan exentos de padecer alteraciones como es la displasia de cadera, muy frecuente en perros de gran tamaño. Esta enfermedad puede llegar a ser muy grave e impedir la correcta movilidad del animal, ocasionando dolor y malestar. Por ello, se recomienda realizar pruebas radiológicas a fin de detectar cualquier posible alteración articular, pues también pueden sufrir luxación patelar.

Aparte de lo anterior, lo único que resulta más preocupante en cuanto a la salud del pastor de los Cárpatos se refiere es la posibilidad de que se produzca una torsión gástrica, la cual es realmente peligrosa. Pero si se realizan chequeos veterinarios regulares, incluyendo pruebas diagnósticas rutinarias, vacunaciones y desparasitaciones, seguramente el pastor de los Cárpatos presente una salud sólida hasta el fin de sus días.

¿Dónde adoptar un pastor de los Cárpatos?

El pastor de los Cárpatos es una raza canina que hasta hace bien poco solo era frecuente en la región de los Cárpatos. Sin embargo, debido a la globalización cada vez pueden verse ejemplares de pastor de los Cárpatos en más y más lugares del mundo. Pese a ello, encontrar un ejemplar puede llegar a ser bastante complicado, por eso recomendamos paciencia y recurrir a diferentes asociaciones, perreras y refugios, aumentando así las probabilidades de encontrar uno de estos perros en adopción.

Aparte de las posibilidades de encontrar la raza, lo más importante es tener en cuenta las características del pastor de los Cárpatos y sus necesidades particulares antes de plantearse siquiera tener uno de ellos en nuestro hogar. En este caso, una de las exigencias más destacables es la de que dispongan del espacio suficiente para poder moverse, además de una educación constante y respetuosa para trabajar en su territorialidad y sobreprotección.

Referencias
  1. Federación Cinológica Internacional (2015). Perro de pastor rumano de los Cárpatos “Carpatin”. Disponible en: http://www.fci.be/Nomenclature/Standards/350g01-es.pdf
Bibliografía
  • Carpatian Sheep Dog (2015). Dog breed info Center. Disponible en: https://www.dogbreedinfo.com/carpathian.html

Fotos de Pastor de los Cárpatos

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Pastor de los Cárpatos

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario sobre Pastor de los Cárpatos

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?

Pastor de los Cárpatos
1 de 3
Pastor de los Cárpatos

Volver arriba