Compartir

Ratonero valenciano o gos rater valencià

Actualizado: 4 diciembre 2018
Ratonero valenciano o gos rater valencià

Históricamente utilizado para acabar con las plagas de roedores que perjudican a los agricultores y campesinos, los ratoneros valencianos o gos rater valencià, como se le conoce en la Comunidad Valenciana, eran frecuentes en las casas y fincas rurales, así como en los almacenes y silos, donde guardaban las cosechas y los granos. Hoy en día han dado el paso a los hogares de las urbes, tanto grandes como pequeñas, formando parte de muchas familias que los adoran por su carácter vivaracho y sus ansias de aventura. Resultan unos fieles e inteligentes compañeros si se sabe controlar su marcado nerviosismo. Todo esto y mucho más te lo contamos en este artículo de ExpertoAnimal, así que sigue leyendo para conocer las características del perro ratonero valenciano.

Origen
  • Europa
  • España
Características físicas
Altura
  • 15-35
  • 35-45
  • 45-55
  • 55-70
  • 70-80
  • Más de 80
Peso adulto
  • 1-3
  • 3-10
  • 10-25
  • 25-45
  • 45-100
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-12
  • 12-14
  • 15-20
Actividad física recomendada
  • Baja
  • Media
  • Alta
Tipo de pelo

Origen del ratonero valenciano

Su remoto origen data del siglo XVI, cuando algunos relatos de la época lo retratan como un animal propio de campesinos y terratenientes. A lo largo de los años su nombre ha cambiado, puesto que durante el siglo XVII también se denominaba "gos albellons", es decir, "perro de acequias" p, literalmente, "perro pequeño que sirven para ladrar a quien pasa o quien va a entrar en alguna casa "; anteriormente también se le conocía como "canis villicus" o "perro de la huerta", lo cual remarca su papel en el ámbito rural. Otras denominaciones son "ratero valenciano".

Debido a sus grandes dotes como cazadores, los perros ratoneros valencianos eran empleados para la caza de roedores como la rata de agua, muy apreciada en aquella época de escasez por su uso para el consumo, usándose en elaboraciones tan habituales como la conocida paella.

La raza se reconoce oficialmente en 2004 por la Federación Canina Española, aunque ya en 1994 debutó en una exposición canina y se creó posteriormente el Club Español del Ratonero Valenciano-CERVA . Actualmente sigue sin ser reconocida por la Federación Canina Internacional.

Características del ratonero valenciano

La raza ratonero valenciano ha sido catalogada como Grupo 3, sección 1: terriers de talla grande y mediana. Pese a esta categoría, se trata de una raza de tamaño pequeño, ya que su peso ideal se encuentra dentro del rango comprendido entre los 4 y los 8 kilogramos, su altura suele ser entre 30 y 40 cm en los machos y de 29 a 38 en las hembras.

Su cuerpo es cuadrado y fibroso, con extremidades rectas y esbeltas. Lamentablemente, la cola suele ser amputada, conservando algunos la primera vértebra, no obstante, cabe resaltar que esto es una práctica cruel e innecesaria, que perjudica gravemente la socialización del animal porque le impide utilizar la cola como método de comunicación, además de los posibles motivos de salud. Así mismo, la amputación de cola y orejas está prohibida en muchos países. Para más información, se puede consultar el artículo "¿Por qué es malo cortar la cola y las orejas a los perros?".

Por otro lado, y continuando con las características físicas del ratonero valenciano, sus orejas son triangulares y erguidas, bastante prominentes en comparación con su estrecho rostro, con mordida fuerte y de tijera. De ojos castaños y ovalados, que no sobresalen de la cabeza, su pelaje puede ser de diversos colores, como el negro, blanco, chocolate, fuego o el canela, siendo frecuentes los ejemplares tricolores, normalmente negro y fuego con manchas blancas. El pelo es corto, de máximo 2 cm de largo, y fino.

Y para finalizar, aunque puedan parecer prácticamente iguales, muchos son los que confunden al ratonero valenciano con el ratonero andaluz, puesto que los colores acostumbran a ser los mismos y la apariencia física también. Sin embargo, existe una gran diferencia entre ellos y es su tamaño, siendo el valenciano considerado un perro pequeño, como hemos dicho, y el andaluz más bien mediano.

Carácter del ratonero valenciano

Los ratoneros valencianos son animales muy activos e inquietos que necesitan actividad y juego. Son excelentes guardianes, ladran a los desconocidos que osen acercarse nuestro hogar y lo mantendrán seguro, ya que son valientes y no se asustan ante extraños. Además, resultan excelentes compañeros de juegos para los niños, siempre que se les eduque a ambos en el respeto mutuo y su relación se base en el cariño y la diversión.

Por descontado, a la hora de hablar del carácter del perro ratonero valenciano no podíamos obviar que se trata de animales muy inteligentes que han sido usados desde antaño para el campo y la caza, pero que hoy día además se han incorporado en diversos sectores como son los animales de terapia. Así mismo, son cariñosos, curiosos y nerviosos, es por este último rasgo que está especialmente recomendado para la convivencia con niños.

Cuidados del ratonero valenciano

Como en todas las razas, hemos de vigilar los ojos, la nariz, la boca, las patas y los oídos de nuestro ratonero valenciano. No es un animal que suelte mucho pelo, pero un cepillado semanal reducirá aún más la cantidad de pelo que pueda soltar por casa. Además, resulta vital proporcionarle la actividad física que necesitan para mantenerse tranquilo y equilibrado, por lo que será necesario sacarlo de paseo y pasar ratos de juegos que le permitan liberar su energía corriendo y saltando. Todo esto es especialmente necesario en aquellos animales que viven en pisos o zonas urbanas, pues pese a adaptarse perfectamente a la vida en un piso hemos de cuidar que tenga las horas de actividad que necesita. Recordemos que se trata de una raza canina muy activa y nerviosa.

Otro de los cuidados del perro ratonero valenciano es la dieta, ya que su alimentación ha de ser balanceada y equilibrada, siempre en función de su nivel de actividad y su estado de salud, para evitar que sufra obesidad. Así mismo, han de realizarse revisiones veterinarias frecuentes y seguir las pautas vacunales establecidas. Al ser un perro de tamaño pequeño, es propenso a la acumulación de sarro, por lo que también se aconseja limpiar bien sus dientes y realizar higienes dentales si es necesario.

Educación del ratonero valenciano

Debido a su carácter curioso es fácil captar la atención de nuestro ratonero valenciano y conseguir enseñarle diversos trucos y habilidades, siendo bastante frecuente ver perros de esta raza en pruebas de agility, ya que la mezcla que poseen entre velocidad, agilidad y docilidad los convierte en excelentes competidores de este tipo de circuito. De hecho, este tipo de actividades, así como la educación avanzada, ayuda a mantener al ratonero valenciano estimulado mental y físicamente, por lo que está más que recomendado para evitar tener un perro hiperactivo, estresado o ansioso.

Ha de tenerse en cuenta que debido a que son terriers pueden resultar animales marcadamente territoriales, por lo que si se desea incorporar un nuevo perro al hogar hemos de seguir unas determinadas pautas para evitar posibles sustos y visitas de urgencia al veterinario, ya que no se asustan ante nadie y, por ejemplo, si se enfrentan a otro perro más grande puede salir herido.

Sobre la educación del perro ratonero valenciano básica, será fundamental socializarlo correctamente para prevenir problemas como el anteriormente mencionado y conseguir que se mantenga equilibrado. Además, debido a su inteligencia y carácter activo, no será complicado llevar a cabo las órdenes básicas de convivencia, siempre mediante el refuerzo positivo. Los castigos y los gritos no lograrán buenos resultados jamás.

Salud del ratonero valenciano

Generalmente, los ratoneros valencianos son perros muy fuertes, con una salud de hierro, pero aún así, como en cualquier otra raza, hay que estar atentos para detectar y prevenir una serie de problemas. Debido a su pelaje corto y ralo hemos de tener cuidado en épocas de frío, ya que nuestro animal estará más expuesto a sufrir hipotermias.

Las patologías hereditarias más frecuente son la displasia de cadera o de codo, la enfermedad de Von Willebrand, que afecta a la capacidad de coagulación de la sangre, o el hipotiroidismo. Para detectarlas a tiempo, una correcta medicina preventiva será la clave, acudiendo a las visitas veterinarias de rutina y siguiendo las instrucciones del especialista.

Bibliografía
  • Jaén Téllez, J. A. El perro ratonero-bodeguero andaluz. Diferencias con otros terriers y ratoneros españoles. REDVET Revista Electrónica de Veterinaria.
  • Real Sociedad Canina de España.
  • Club Español del Ratonero Valenciano-CERVA.

Fotos de Ratonero valenciano o gos rater valencià

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Ratonero valenciano o gos rater valencià

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario sobre Ratonero valenciano o gos rater valencià

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?

Ratonero valenciano o gos rater valencià
1 de 3
Ratonero valenciano o gos rater valencià

Volver arriba