Se considera que un perro es de pelo corto cuando la extensión de su pelaje no supera los 4 cm de longitud. En general, el pelo corto de estas razas de perros tiende a ser liso, y no requiere más de dos o tres cepillados a la semana. Eso sí, a la hora de bañar a un perro de pelo corto será importante seleccionar un champú adecuado para él, sin aceites ni suavizantes para evitar que se engrase o dañe. En este sentido, se recomienda asear a las razas de perros de pelo corto cuando estén realmente sucias, o cada cuatro semanas. Aunque la mayoría de perros de pelo corto no necesitan excesivos cuidados para mantener su pelaje en perfectas condiciones, cabe resaltar que cada raza canina es distinta y, por tanto, puede suceder que una requiera más cuidados que otra. Es el caso del chihuhua, un can que, pese a ser un perro de pelo corto, tiende a perder una gran cantidad de pelaje y, para evitarlo, necesitará más cepillados que un bóxer, por ejemplo. De esta forma, resulta evidente que los cep
Aunque la mayoría de perros de pelo corto no necesitan excesivos cuidados para mantener su pelaje en perfectas condiciones, cabe resaltar que cada raza canina es distinta y, por tanto, puede suceder que una requiera más cuidados que otra. Es el caso del chihuhua, un can que, pese a ser un perro de pelo corto, tiende a perder una gran cantidad de pelaje y, para evitarlo, necesitará más cepillados que un bóxer, por ejemplo. De esta forma, resulta evidente que los cepillos empleados para cuidar el pelo de estas razas de perros son aquellos que centran la atención en eliminar el pelo muerto, puesto que su corta longitud no permite que se formen nudos ni enredos.
1 2

Volver arriba