Compartir

Pointer inglés

29 junio 2017
Pointer inglés

El pointer inglés es, con diferencia, uno de los perros cazadores más conocidos, también llamado "pointer", simplemente. Se trata de un perro activo y dinámico, que se adaptará de maravilla si tiene a su lado un propietario activo y deportista, que le ayude a sacar el máximo partido de sus cualidades.

Si te estás planteando adoptar un perro pointer inglés cachorro o adulto será muy recomendable informarte previamente acerca de los cuidados que necesita, el adiestramiento que debe recibir o la alimentación a proporcionar, siempre en relación a su nivel de actividad física. Descubre a continuación en esta ficha de raza de ExpertoAnimal todo sobre el perro pointer inglés, una de las razas británicas más sociables y proactivas que existen:

Origen
  • Europa
  • Reino Unido
Clasificación FCI
  • Grupo VII
Características físicas
Altura
  • 15-35
  • 35-45
  • 45-55
  • 55-70
  • 70-80
  • Más de 80
Peso adulto
  • 1-3
  • 3-10
  • 10-25
  • 25-45
  • 45-100
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-12
  • 12-14
  • 15-20
Actividad física recomendada
  • Baja
  • Media
  • Alta
Clima recomendado
Tipo de pelo

Origen del pointer inglés

Aunque se acepta que el pointer actual es de Gran Bretaña, su historia es poco conocida. Algunos autores opinan que un antiguo pointer español fue el precursor de esta raza, para cuya creación también se utilizaron diferentes razas de sabuesos, pero no existen datos precisos para dar más soporte a esta hipótesis.

Lo que sí se sabe con certeza es que el pointer ya existía como tal en el siglo XVII y que desde ese entonces era usado para señalar la presa. Precisamente, su nombre proviene del inglés "to point", que significa mostrar o señalar y que hace alusión a la conducta característica de estos perros durante la caza. Hoy en día el pointer no es solamente un perro cazador, sino también un hermoso perro de exposición y una excelente mascota en muchos hogares.

Características del pointer inglés

Este perro es alto y esbelto, dando la correcta impresión de fuerza y agilidad al mismo tiempo. Sólo con verlo uno puede saber que se trata de un perro dinámico que disfruta de la actividad física intensa. El perfil del pointer presenta curvas delicadas, debido a que su fuerte y musculoso lomo es algo abovedado. Además, el pecho es ancho y profundo, alcanzando los codos, y las costillas son bien arqueadas. Los flancos son bien levantados, dando más curvas aún al perfil de este perro.

La cabeza es de mediana anchura. Presenta una depresión naso-frontal (stop) bien pronunciada. La nariz suele ser oscura, pero puede ser más clara en perros de color claro. El hocico es ligeramente cóncavo y las mandíbulas son fuertes y cierran en tijera (incisivos superiores recubren a los inferiores, estando en estrecho contacto).

Los ojos pueden ser de color avellana o marrón y tienen una expresión bondadosa. Las orejas son medianas, de inserción alta y ligeramente puntiagudas en su extremo. Cuelgan sobre las mejillas.

La cola del pointer es de longitud media y el perro la lleva a nivel del dorso sin curvarla. Durante la acción, el perro mueve la cola hacia ambos lados, sin doblarla hacia arriba. No se recomienda en ningún caso su amputación, ya que pierde una herramienta de comunicación para expresarse ante a otros perros y se trata de una mutilación, por ello está prohibido en muchos países.

El pelo es liso, recto, corto, duro, brillante y bien pegado al cuerpo. De acuerdo con el estándar de la raza aceptado por la Federación Cinológica Internacional (FCI), las combinaciones de colores más comunes son: limón y blanco, naranja y blanco, hígado y blanco, negro y blanco. Aunque menos comunes, también son perfectamente aceptados los pelajes de un solo color y los tricolores.

De acuerdo con el estándar FCI, las medidas del pointer inglés son:

  • Machos: entre 63 y 69 cm de altura a la cruz, con un peso de unos 30 kilogramos.
  • Hembras: entre 61 y 66 cm de altura a la cruz, con un peso de unos 25 kilogramos.

Carácter del pointer inglés

El carácter del pointer inglés viene marcado, en parte, por su pasado como perro cazador. Suelen ser muy dinámicos, curiosos y alertas. Aunque puede parecer paradójico, su herencia genética como perros de caza también les ha proporcionado u amabilidad y baja agresividad. Esto se debe a que fueron desarrollados como perros de "muestra", por lo que no tienen que atacar la presa, sino solamente indicar dónde está.

Cuando han sido correctamente socializados desde pequeños, son perros muy amigables, llevándose bien tanto con personas como con otros perros y otros animales. Suelen ser atentos y devotos con su familia. En este caso, resultan excelentes perros para familias con niños o con otras mascotas. Por supuesto, esto depende de que se haga la correcta socialización de los perros a temprana edad.

Cuidados del pointer inglés

El pelaje de los pointer es una de sus cualidades más atractivas ya que, aunque pierden pelo regularmente, bastará con dos cepillados a la semana para mantener el pelo saludable. Recomendamos utilizar un cepillo de goma, específico para perros de pelo corto. Tampoco es necesario bañarlos con frecuencia, ya que se mantienen limpios con facilidad. Realizar un baño cada dos o tres meses será suficiente.

Por el contrario, las necesidades físicas de este perro son muy elevadas. Se recomienda realizar entre 2 y 4 paseos diarios, intentando combinar una de las salidas con ejercicio físico. Los juegos de pelota o fresbee suelen ser los favoritos de la raza, pero podemos practicar cualquier otra actividad, desde footing hasta piscina. Lo importante es asegurarnos de que el perro se ejercita prácticamente a diario. Especialmente si desarrolla una actividad física intensa será apropiado proporcionar al pointer inglés una alimentación superior y pensada para este extra de energía que requiere.

Aunque es muy recomendable su tenencia en casas que cuenten con jardín debemos recordar que éste no sustituye al paseo y que el perro no debe vivir en el exterior. Al tratarse de un perro especialmente sociable, estar recluido en el exterior puede favorecer la aparición de problemas de conducta.

Educación del pointer inglés

La socialización es una de las etapas más importantes de la vida del cachorro. Empieza alrededor de las 3 semanas de vida y termina sobre los 3 meses. En esta etapa debemos presentarle todo tipo de personas, perros, entornos y objetos para que en su etapa adulta sepa relacionarse correctamente y no adquiera miedos. Cuando han sido correctamente socializados desde pequeños, son perros extremadamente amigables, llevándose bien tanto con personas como con otros perros y otros animales. En este caso, resultan excelentes perros para familias con niños o con mascotas. Eso sí, al ser un perro cazador debemos tener cuidado al presentarle mascotas de pequeño tamaño en su etapa adulta, como conejos y hámsteres.

Al margen de la socialización, debemos enseñar al cachorro a morder correctamente, a hacer sus necesidades en la calle (una vez tenga todas sus vacunas al día) y empezaremos a estimularle con juegos y actividades de todo tipo, siempre sin agobiarle ni forzarle.

Una vez alcanzada la juventud podemos iniciar al pointer inglés en el adiestramiento canino. Recomendamos siempre trabajar el adiestramiento en positivo. Aunque son perros que aprenden rápidamente, también es cierto que suelen distraerse con facilidad, por lo que recomendamos hacer varias sesiones al día de pequeña duración, de entre 5 y 15 minutos como máximo.

Le enseñaremos las órdenes básicas de obediencia, fundamentales para su seguridad, pero también podemos aprovechar su gran capacidad olfativa para practicar juegos de olfato, ejercicios de discriminación, habilidades caninas o agility. Todo aquello que practiquemos con el perro mejorará nuestro vínculo y estimulará su mente, favoreciendo un mejor aprendizaje y el bienestar mental que requiere.

Los problemas de comportamiento más frecuentes de la raza son la destructividad, la hiperactividad y la vocalización excesiva, generalmente relacionadas con la falta de ejercicio físico y estimulación mental.

Salud del pointer inglés

Prestar atención a la salud del perro es fundamental para prevenir y detectar enfermedades rápidamente, por ello es recomendable visitar al veterinario cada 6 o 12 meses como máximo. El pointer inglés, a pesar de ser una raza relativamente saludable, presenta ciertas enfermedades hereditarias, algunas de ellas son:

También será imprescindible seguir el calendario de vacunación del perro para prevenir enfermedades víricas como el parvovirus y el moquillo o seguir una rutina de desparasitación interna y externa, fundamentales para repeler parásitos externos e internos como pueden ser pulgas, garrapatas y gusanos. Ante cualquier emergencia o anomalía se debe acudir al especialista.

La esperanza de vida del pointer inglés se sitúa sobre los 12 y los 15 años.

Fotos de Pointer inglés

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Pointer inglés

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario sobre Pointer inglés

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?
1 comentario
LUIS SIMON PAEZ MANEIRO
HOLA. ME ENCANTA ESTA RAZA. QUISIERA SABER SI EL POINTER PUEDE FUNGIR COMO PERRO DE GUARDIA A LA PROPIEDAD Y LA FAMILIA. DIGO ESTO POR UN ARTICULO QUE LEI DONDE SE REFIEREN QUE ES UN PERRO MUY BONDADOSO E INCAPAZ DE CUSTODIA A PROPIETARIAR O BIENES
Eva López (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Luis Simon, lo cierto es que el pointer inglés no está considerado un perro de guarda por su carácter, como bien dices. Saludos

Pointer inglés
Foto subida por Cristian:"Willy"
1 de 9
Pointer inglés

Volver arriba