menu
Compartir

Cobaya americana

 
Cobaya americana

La cobaya americana es la más antigua que existe. Se sabe que estos pequeños mamíferos ya existían y tenían contacto con las personas en el año 5000 a. C., pero no fue hasta el siglo XVI que comenzaron a extenderse y a popularizarse la creación de razas, a la vez que se definieron sus características. Se trata de una cobaya de pelo liso y corto que puede ser uni, bi o tricolor. Es una excelente compañera de vida, incluso en hogares con niños, debido a sus carácter sociable, cariñoso y dócil. Además es activa, le encanta la atención humana y jugar.

¿Estás pensando en adoptar una adorable cobaya americana? Sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal para conocer todas las características de la cobaya americana, su origen, carácter, cuidados y salud.

Origen
  • América
  • Argentina
  • Bolivia
  • Chile
  • Colombia
  • Ecuador
  • Perú
  • Venezuela

Origen de la cobaya americana

La cobaya americana es la primera cobaya que apareció. Se cree que se comenzó a domesticar en los Andes en torno al 5000 a. C., por ser interesantes como alimentación y para aprovechar su piel. El auge por las cobayas en Europa no comenzó hasta que los comerciantes europeos las introdujeron de sudamérica a mediados del siglo XVI. Se piensa que estos roedores aparecieron de forma natural en Bolivia, Ecuador y Perú.

Antiguamente, se conocía como cobaya inglesa y, de hecho, hoy en día en ciertos países se sigue denominando de esta manera, por lo que la cobaya inglesa y la americana constituyen la misma raza. Este nombre es debido a que se comenzó a cruzar cuando llegó a Europa en el siglo XVI con el objetivo de dar lugar a otras razas de cobaya como la cobaya texel o la cobaya silky.

En el año 1554, un naturalista llamado Conrad von Gesner detalló sus características.

Características de la cobaya americana

La cobaya americana es de tamaño medio, tiene una longitud de entre 25 y 35 cm, siendo más largos los machos que las hembras. Pesa entre 800 gramos y 1,5 kg. Su madurez sexual la alcanza a los tres meses de edad.

Siguiendo con las características de la cobaya americana, presenta, como todas las cobayas, un cuerpo alargado, una cabeza que apenas se diferencia del tronco y unas patas cortas. Un rasgo notorio en esta raza de cobaya es que el hocico es algo alargado, las orejas caídas y pequeñas y sus ojos redondos y vivaces.

El pelo de la cobaya americana es suave, liso y corto. En cuanto a los colores de la cobaya americana, puede presentar solo un color (marrón, castaño, blanco, negro, etc.), patrones bicolor (blanco y crema, negro y fuego, etc.) o tricolor (blanco con negro y crema, etc).

Carácter de la cobaya americana

La cobaya americana es cariñosa, sociable y juguetona, por lo que sacarla de su jaula para que pueda jugar siempre es una buena opción. Acostumbra a quedarse cerca de sus cuidadores y siempre suele estar dispuesta a jugar con ellos o con sus juguetes. También es muy dócil con los niños, pero siempre que estén juntos debemos estar pendientes para controlar que todo ande bien. Por supuesto, también es fundamental educar a los niños para enseñarles que las cobayas no son juguetes, son seres vivos que deben cuidar, respetar y tratar con mucho cuidado.

Continuando con el temperamento de la cobaya americana, podemos decir que se trata de una raza de cobaya muy afectiva que desarrolla un fuerte lazo con sus cuidadores. Cuando requiere atención, comienza a emitir ruidos, algo que resulta curioso y le permite comunicarse con sus humanos. Es, también, muy sociable y se alegra enormemente cuando sus compañeros humanos llegan a casa, especialmente los que considera sus compañeros de juegos.

Aunque la cobaya americana destaca por su carácter juguetón, también adora las caricias y los mimos, de manera que es una excelente opción dedicar un rato al día a acariciarla para, además, fortalecer el vínculo con ella.

Cuidados de la cobaya americana

A diferencia de las cobayas de pelo largo como la cobaya sheltie o la cobaya peruana, la cobaya americanas presenta un pelo corto y liso que requiere menos cuidados y es mucho más fácil de mantener en buenas condiciones. El cepillado se puede realizar con menos frecuencia, en torno a una o dos veces por semana. El baño no es necesario a menos que esté muy sucia o se necesite usar un champú de tratamiento. En casos de suciedad moderada se puede usar un paño húmedo y pasarlo sobre su pelo para retirarla.

La jaula debe ser amplia, pero no muy alta, con lecho y lisa, que no tenga rejillas. Una jaula demasiado pequeña le puede resultar muy estresante, puesto que la cobaya americana, como todas, necesita moverse y tener espacio para cuando está despierta e inquieta. Las dimensiones mínimas de una jaula para cobayas es de 80 cm de largo x 40 cm de ancho. De todas formas, como apuntábamos en el apartado anterior, es fundamental dejar que la cobaya juegue, corra y se relacione con sus cuidadores fuera de la jaula, siempre garantizando su seguridad. De hecho, es muy positivo habilitar un espacio solo para ella, con juguetes variados, para que pueda moverse y nosotros podamos jugar con ella, acariciarla, etc. Al ser una cobaya tan activa y juguetona, ya tiende a realizar el ejercicio suficiente para prevenir el sobrepeso siempre y cuando disponga de juguetes, como decimos. Descubre Cómo hacer juguetes para cobayas en este artículo.

Las uñas de las cobayas americanas deben cortarse cada mes o cada mes y medio, dependiendo de la rapidez con la que crezcan. Los oídos y dientes requieren de revisiones periódicas en busca de alguna anomalía.

Alimentación de la cobaya americana

Otro de los puntos clave del cuidado de la cobaya americana es la alimentación. El heno debe ser su alimentación mayoritaria, siendo el 70 % de los alimentos diarios de su dieta. Para la obtención de las vitaminas y los minerales necesarios, su dieta también debe incluir frutas y verduras en un 20-25 % del total diario. El pienso, especialmente para obtener los requerimientos de vitamina C, debe ser incluido diariamente en un 5-10 % del total de la dieta de la cobaya.

Por otro lado, el agua debe estar siempre a su disposición con bebederos verticales en la jaula, nunca con recipientes que tienen riesgo de acantonarse y ser fuente de microorganismos. El agua se debe cambiar diariamente para que se encuentre limpia y fresca.

Descubre en este otro artículo la Lista de frutas y verduras para cobayas.

Salud de la cobaya americana

La esperanza de vida de la cobaya americana se sitúa entre los 5 y los 8 años, siempre que esté bien cuidada, alimentada y con atención médica. Los problemas de salud más frecuentes en las cobayas americanas son:

  • Parasitaciones externas por piojos, ácaros, pulgas y garrapatas. La desparasitación es clave en el tratamiento y en la prevención de estos procesos.
  • Disbiosis cecal o cambio de la flora normal del colon por otra diferente o patógena. Suele causarse cuando hay factores predisponentes como en el caso de la clostridiosis por Clostridium piriforme, excesivos carbohidratos fermentables y baja fibra que generan que la motilidad del colon se reduzca.
  • Escorbuto o deficiencia de vitamina C. Es frecuente en estos animales al no poderla sintetizar por ellos mismos, al igual que las personas. Aparece cuando no llevan una dieta equilibrada o esta carece de pienso para cobayas que tiene suplemento de vitamina C. Esta enfermedad puede causar hemorragias internas, hipersalivación, enfermedades del aparato respiratorio, anorexia, pododermatitis, inmunosupresión, debilidad, cojeras y problemas en el pelo y la piel en las cobayas.
  • Malaoclusión dental debido a un crecimiento anormal e inadecuado de las piezas dentales que causan desalineación que impide su correcta ingesta de alimento, a la vez que puede predisponer a la aparición de infecciones o heridas.
  • Problemas respiratorios, frecuentes si la cobaya está expuesta a corrientes de aire, vive en un ambiente con temperaturas bajas o pasa frío después de ser limpiada o bañada. Aparecen signos respiratorios como tos, estornudos, secreción nasal e incluso puede derivar a una neumonía con fiebre, disnea y sonidos respiratorios.

Muchas de las enfermedades comunes en cobayas americanas son resultado de un mal manejo o cuidados del animal, por lo que se pueden prevenir con facilidad siendo conscientes e informándonos antes de adoptar una cobaya.

Como siempre, lo mejor es acudir a un centro veterinario especializado en animales exóticos para saber cómo prevenir y cómo proporcionar la mejor sanidad a nuestra cobaya americana o inglesa para que tenga la mejor calidad de vida posible.

Fotos de Cobaya americana

Vídeos relacionados con Cobaya americana

1 de 2
Vídeos relacionados con Cobaya americana
Artículos relacionados

Sube la foto de tu Cobaya americana

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?

Cobaya americana
1 de 4
Cobaya americana

Volver arriba