Problemas del embarazo

¿Por qué las cobayas se comen a sus crías?

 
Cristina Pascual
Por Cristina Pascual, Veterinaria. 29 julio 2022
¿Por qué las cobayas se comen a sus crías?
Cobayas

Ver fichas de Cobayas

Aunque sea algo desconocido para muchos cuidadores, las cobayas y otras muchas especies animales pueden llegar a comerse a sus crías después del parto. Pese a que pueda parecernos un acto cruel e inhumano, lo cierto es que detrás de él siempre hay una motivo que lo justifica. ¿Quieres saber la causa de por qué se comen a sus hijas? Si quieres descubrirlo, no te pierdas el siguiente artículo de ExpertoAnimal en el que explicaremos por qué las cobayas se comen a sus crías.

También te puede interesar: ¿Por qué los perros se comen a sus crías?

Índice

  1. ¿Las cobayas se comen a sus crías?
  2. ¿Por qué las cobayas se pueden comer a sus crías?
  3. ¿Qué hacer cuando una cobaya tiene crías?
  4. ¿Cómo evitar que las cobayas se coman a sus crías?

¿Las cobayas se comen a sus crías?

Como hemos adelantado, sí, las cobayas se pueden comer a sus crías, pero no necesariamente a todas ni siempre. De hecho, como veremos, no es tan común en esta especie como en otras (por ejemplo, en los hámsteres).

Para las personas, el hecho de que los animales se coman a sus propias crías puede resultar un acto inhumano y autodestructivo, que incluso parece ir en contra de la propia teoría evolutiva. Sin embargo, lo que se conoce como canibalismo puerperal (muerte e ingestión de las crías) siempre tiene razón de peso detrás que lo justifica, que nada tiene que ver con la crueldad.

¿Por qué las cobayas se pueden comer a sus crías?

El canibalismo puerperal en los roedores puede asociarse a:

  • La ingestión de crías que nacen muertas o mueren poco después del parto.
  • La muerte e ingestión de crías que han nacido vivas.

En cualquiera de los casos, el motivo de este canibalismo no es otro que la supervivencia:

  • La ingesta de las crías que nacen muertas obedece a la necesidad de eliminar cualquier resto que pudiese atraer a posibles depredadores y poner en peligro al resto de la camada y a la madre.
  • La ingesta de crías vivas nos puede parecer a priori algo aberrante, puesto que conlleva la muerte de animales sanos. Sin embargo, también tiene una causa justificada. Una alimentación insuficiente o de mala calidad impedirá que la hembra produzca suficiente leche para alimentar a toda la camada. Cuando la hembra ve peligrar a su progenie por este motivo, es posible que decida sacrificar a los más débiles para asegurar la supervivencia del resto.
  • El estrés también puede ser una causa que desencadene el canibalismo puerperal. Las hembras sometidas a un estrés elevado pueden devorar a sus crías al considerar que la madriguera no es segura para así ayudarse a la formación de la siguiente camada.

No obstante, aunque el canibalismo puerperal en cobayas sea posible, lo cierto es que es algo extremadamente raro en esta especie. Esto se debe, fundamentalmente, a que las crías de las cobayas nacen muy desarrolladas. Su tamaño es considerablemente grande en comparación con el de su progenitora y, además, nacen totalmente cubiertas de pelo. Es por ello que la ingestión de las crías puede resultar algo verdaderamente complicado para ellas.

¿Qué hacer cuando una cobaya tiene crías?

Ahora que sabes por qué las cobayas se comen a sus crías es importante que conozcas las medidas que debes tener en cuenta antes del nacimiento. La gestación de las cobayas es relativamente larga, concretamente oscila entre los 58 y los 75 días. Durante este periodo, es fundamental que un veterinario especialista en exóticos realice un seguimiento de la madre y de las crías para asegurar su salud y bienestar. Un parto en casa solo será viable si los controles realizados durante la gestación indican que, a priori, no existen riesgos. Además, deberás tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Prepara un refugio. Para el parto, es importante que las cobayas dispongan de un refugio donde puedan resguardarse, dado que prefieren parir en la intimidad. Los machos deben haberse separado de la madre antes del día 50 de embarazo, sin embargo, las hembras pueden permanecer durante toda la gestación y el parto (siempre que tengan buena relación con la madre). En este otro artículo hablamos de los Cuidados de una cobaya embarazada.
  • Comprueba la temperatura. A la hora del parto, la temperatura ambiente debe ser de 18-24 ºC para asegurar el confort térmico de la madre y las crías. En condiciones normales, el parto de las cobayas es muy rápido. En tan solo unos 30 minutos todas las crías son expulsadas, con un intervalo de 2 a 5 minutos entre cada cría. Durante este periodo, es importante no manipular ni molestar a la madre bajo ningún concepto.
  • Ayuda solo cuando sea necesario. Inmediatamente después de cada expulsión, la madre limpia a las crías e ingiere su placenta. Siempre que ella sea capaz y lo haga adecuadamente (sin dañar a las crías), es importante dejar que lo haga por sí misma. Cuando nazcan varias crías seguidas, es posible que la madre no sea capaz de limpiarlas a todas. En este caso, se debe tomar a la cría con una toalla de algodón limpia (en lugar de hacerlo directamente con las manos) y retirar el saco amniótico con delicadeza empleando la propia toalla.

Ante cualquier complicación, es importante llamar a un profesional especialista en exóticos y seguir paso por paso sus indicaciones. Es recomendable tener preparado un medio de transporte para la madre y las crías, por si resulta necesario un desplazamiento de urgencia a una clínica de exóticos.

Como ya hemos dicho, las crías de las cobayas nacen muy desarrolladas. Son animales muy precoces, que nacen con los ojos abiertos, pelo y dentadura completamente formada. Además, en pocos minutos, son capaces de caminar y correr con total normalidad. Así mismo, inician la ingesta de comida sólida tan solo 3 días después del nacimiento, por lo que es necesario que tengan acceso a alimento sólido. No obstante, como mamíferos que son, necesitan un periodo de lactación de 3-4 semanas tras el parto. Durante este tiempo, es fundamental que la camada permanezca con su madre.

En lo que respecta a la madre, no se debe olvidar que una alimentación adecuada y un entorno tranquilo durante la gestación, el parto y la lactación serán fundamentales para prevenir el canibalismo puerperal.

¿Cómo evitar que las cobayas se coman a sus crías?

Como ya hemos mencionado, el canibalismo no es una práctica habitual entre las cobayas. Sin embargo, existen determinados factores que pueden desencadenarlo, por ello, es importante tener en consideración las siguientes medidas preventivas:

  • Retirar de inmediato a las crías que nazcan muertas o que mueran poco después del parto.
  • Una dieta equilibrada es esencial para evitar este problema. Asegurar una alimentación en cantidad y calidad adecuada durante la gestación y la lactación evitará, casi con total seguridad, el canibalismo puerperal en las cobayas.
  • Evitar el estrés de las cobayas durante la gestación, el parto y la lactación. Se debe molestar a la hembra lo menos posible y proporcionarle un lugar tranquilo y adecuado para la cría de la camada.

Aún así, ten presente que luego deberás buscar familias responsables para la adopción de las cobayas una vez destetadas. Por ello, recomendamos valorar la opción de la esterilización cuando en el hogar conviven hembras y machos.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué las cobayas se comen a sus crías?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del embarazo.

Bibliografía
  • Romairone, A. (2011). Canibalismo puerperal I.
  • Romairone, A. (2008). Canibalismo puerperal II.
Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
¿Por qué las cobayas se comen a sus crías?