menu
Compartir

¿Cómo saber si un labrador es de raza pura?

 
Por Cristina Pascual, Veterinaria. 12 noviembre 2021
¿Cómo saber si un labrador es de raza pura?

Ver fichas de Perros

El labrador retriever es una de las razas más populares del mundo, de hecho, se trata de la raza de perro más común en los Estados Unidos. Si acabas de adoptar un labrador como nuevo miembro de la familia, puede que te estés preguntando si se trata o no de un animal de pura raza. En realidad, solo podrás garantizar que se trata de un labrador de raza pura si posee un pedigrí que lo acredite. De lo contrario, solo podrás comparar sus características con las de su estándar racial para intuir si es o no un ejemplar de pura raza. Más allá de que se adapte o no a un estándar racial, debes recordar que lo verdaderamente importante a la hora de adoptar un nuevo compañero es garantizar que nos podemos adaptar a sus necesidades y convertirlo en un miembro más de la familia.

Si te estás preguntando cómo saber si un labrador es puro, sigue leyendo el siguiente artículo de ExpertoAnimal.

También te puede interesar: 5 razas de perros compatibles con el labrador

¿Es importante que tu labrador sea de pura raza?

El hecho de que tu labrador sea de pura raza solo tendrá relevancia si pretendes participar con él en algún concurso o exposición canina que así lo requiera. El hecho de que un labrador sea de pura raza implica que sus antecesores también lo eran, lo que garantiza que en gran medida mantendrá las características propias de su estándar oficial. Por este motivo, algunos concursos o exposiciones exigen como requisito indispensable que los participantes sean de pura raza.

No obstante, si no está entre tus planes participar en este tipo de concursos o exhibiciones, será irrelevante que tu labrador sea o no de pura raza. Recuerda que lo verdaderamente importante a la hora de adoptar un nuevo compañero no es que cumpla con ningún estándar racial, sino que podamos incluirlo como uno más de la familia y adaptarnos a sus necesidades para que sea feliz y logremos tener una buena convivencia.

En cualquier caso, si tienes curiosidad por cómo saber si un labrador es puro, quizá, para conocer mejor esas necesidades y adaptarte a ellas, sigue leyendo los próximos apartados en los que te explicamos cómo puedes saberlo.

Características físicas del labrador: estándar oficial

Los estándares oficiales de las distintas razas de perro se establecen por sociedades caninas, siendo la FCI (Federación Cinológica Internacional) la sociedad canina de mayor prestigio a nivel internacional. La FCI describe y actualiza los distintos estándares raciales, empleándolos como referencia de perfección de una raza en sus concursos y exposiciones caninas.

Las características más importantes que se recogen en el estándar oficial del labrador retriever publicado por la FCI son:

  • Apariencia general: perro de tamaño mediano y constitución fuerte.
  • Tamaño: los machos tienen una altura a la cruz de 56-57 cm y las hembras de 54-56 cm.
  • Peso: el peso de un labrador adulto puede oscilar entre los 27-36 kg en el macho y 25-32 kg en la hembra.
  • Cabeza: tiene un cráneo amplio con un stop (depresión fronto-nasal) definido. La trufa es amplia y el hocico es poderoso, pero no afilado. Los ojos son de color castaño o avellana, tienen un tamaño mediano y una expresión inteligente. Las orejas no son muy largas ni gruesas y deben colgar ligeramente hacia atrás a ambos lados de cabeza.
  • Cuello y cuerpo: el cuello es robusto y poderoso. Termina en un pecho amplio y profundo, con unas costillas bien arqueadas. El lomo es amplio, corto y fuerte.
  • Cola: es una característica distintiva de la raza; de hecho, se la describe como "cola de nutria" por su particular apariencia. Es muy gruesa en la base y se adelgaza progresivamente hacia la punta. Tiene un tamaño mediano y no tiene flecos, aunque debe estar bien cubierta de pelo corto y grueso. Puede llevarla más o menos alta, aunque nunca enroscada sobre la grupa.
  • Extremidades: bien desarrolladas, con rodillas bien anguladas y corvejones bien descendidos. Los pies son redondos y con almohadillas bien desarrolladas.
  • Pelo: debe ser corto, denso, duro y sin ondulaciones ni flecos. Además, tiene una capa de subpelo resistente al agua. El color del manto puede ser totalmente negro, chocolate/hígado o amarillo. El color amarillo puede variar desde el crema claro hasta el rojizo. Pueden tener una pequeña mancha blanca en el pecho.
¿Cómo saber si un labrador es de raza pura? - Características físicas del labrador: estándar oficial

Carácter del labrador

Para garantizar que un labrador es puro es importante prestar atención a su carácter, también incluido en el estándar racial de la FCI. Así pues, el labrador es un perro con muy buen temperamento, de carácter afable y dócil. Se trata de una raza muy sociable e ideal para familias con niños de todas las edades y otros animales, dado que nunca suele mostrar señales de agresividad o timidez.

Destaca por su inteligencia y capacidad de adaptación a distintas situaciones y labores. De hecho, es un perro empleado en actividades muy diversas, como perro guía, perro de terapia, perro policía para rastreo de explosivos y drogas, perro de rastreo y rescate de personas, etc. Aunque todavía está en estudio, son perros que se han llegado a entrenar para la detección de enfermedades como el cáncer o la diabetes en personas. Por todo ello, no cabe duda de que el labrador es uno de los perros más inteligentes, dóciles y obedientes que existen.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que se trata de una raza de perro muy activa. Su característico nerviosismo hace que, si no recibe la suficiente actividad diaria por medio de paseos, ejercicios o juegos, se vuelva bastante destructor dentro del hogar. Por ello, antes de adoptar un labrador es importante que te asegures de que puedes adaptarte a sus necesidades y dedicarle a diario el tiempo que necesita. Así mismo, debes preocuparte por proporcionarle una educación adecuada desde edades tempranas para evitar comportamientos indeseados en su etapa adulta. Para ello, no te pierdas nuestro vídeo:

¿Cómo saber si un labrador es puro?

Si te estás preguntando cómo saber si un labrador es puro, debes saber que el único documento que puede acreditar que se trata de un ejemplar de pura raza es el pedigrí. Este documento garantiza que los antecesores del animal son de pura raza y que han sido cruzados con otros ejemplares de pura raza.

En España, la única sociedad canina autorizada para tramitar y expedir este documento con reconocimiento internacional es la Real Sociedad Canina Española (RSCE). Cuando un criador tiene una camada de cachorros de pura raza, debe comunicarlo a la RSCE e inscribir oficialmente la camada. Si los trámites son correctos, la RSCE otorga al criador un justificante de inscripción en el Libro de Orígenes Españoles (LOE) para cada uno de los cachorros. Ese justificante será entregado al cuidador/a definitivo, el cual podrá solicitar el pedigrí oficial de su perro a la RSCE. El pedigrí también podrá ser tramitado por el propio criador, el cual transferirá dicho documento al cuidador/a final.

Teniendo todo esto en cuenta, la realidad es que solo podrás garantizar que tu labrador es de pura raza si el criador te hizo entrega del justificante de inscripción en el LOE o, en su defecto, del pedigrí. De lo contrario, no podrás asegurar que se trata de un ejemplar puro, aunque podrás intuirlo si cumple con la mayoría de rasgos incluidos en su estándar oficial.

¿Qué pasa si tu labrador es mestizo?

Como ya hemos comentado, el hecho de que tu labrador sea mestizo resultará irrelevante salvo que pretendas participar con él en algún concurso o exposición en el que exijan animales con pedigrí. Que tu labrador no posea este documento solo implicará que alguno de sus antecesores pudo no ser de pura raza y, por tanto, que sus características podrían diferir de algún modo de su estándar oficial.

No debemos olvidar que el valor que aporta el pedigrí es relativo. Los estándares raciales son rasgos seleccionados de forma subjetiva por determinadas organizaciones para definir una raza concreta. Además, estos estándares van cambiando a lo largo del tiempo, lo que implica que los rasgos que hoy se consideran propios de una raza, pueden modificarse en el futuro. Así mismo, es importante tener en cuenta que existen criadores que no cumplen con las libertades del bienestar animal y, por supuesto, que las protectoras y refugios cuentan con muchísimos canes, entre los que podemos encontrar labradores puros y mestizos, dispuestos a recibir una segunda oportunidad.

En definitiva, no debes preocuparte por si tu labrador es puro o mestizo, ya que lo verdaderamente importante es que cuando lo adoptes se convierta en un miembro más de la familia con el que compartir las mejores experiencias. A la hora de adoptar, recuerda hacerlo siempre con responsabilidad y teniendo en cuenta que el amor no entiende de razas, ni mucho menos de estándares raciales.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo saber si un labrador es de raza pura?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Qué necesitas saber.

Bibliografía

Asociación española del labrador retriever. Estándar. Recuperado de: http://www.aelr.es/estandar/

Federation Cynologique Internationale. (2011). Estándar FCI Nº122: Labrador retrieve. Disponible en: http://www.fci.be/Nomenclature/Standards/122g08-es.pdf

Real Sociedad Canina de España. Pedigree. Disponible en: https://www.rsce.es/es/tramitaciones/pedigree.html

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Cómo saber si un labrador es de raza pura?
1 de 2
¿Cómo saber si un labrador es de raza pura?

Volver arriba