menu
Compartir

¿Es obligatorio castrar a los perros?

Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 29 junio 2023
¿Es obligatorio castrar a los perros?

Ver fichas de Perros

Muchas veces llamada esterilización, la castración es la extracción de los testículos en los machos y de los ovarios y el útero en las hembras o solo de los ovarios. Por supuesto, se trata de una intervención quirúrgica que siempre debe realizar un veterinario. En las clínicas es una operación cada vez más habitual, pero entre los cuidadores sigue planteando algunas dudas tanto en su ejecución como en su conveniencia.

Además, la nueva Ley de Bienestar Animal aprobada en España el 28 de marzo del año 2023 está suscitando dudas sobre la obligatoriedad de esta práctica. ¿Es obligatorio castrar a los perros? Lo explicamos en este artículo de ExpertoAnimal.

¿Es obligatorio castrar a un perro?

En España, la castración de los perros no es una práctica obligatoria. Así, se puede convivir con un ejemplar de cualquier raza o sin ella, edad o sexo sin que se cometa ninguna ilegalidad al no castrarlo. Las dudas al respecto de la obligatoriedad de la castración pueden surgir por el caso de los gatos, ya que, en la nueva Ley 7/2023, de 29 de marzo, de protección de los derechos y el bienestar de los animales, que debería entrar en vigor a finales de septiembre de 2023, sí se obliga a esterilizar a todos los felinos domésticos antes de los seis meses de edad. En concreto, la ley dice que es obligatorio:

  • "Identificar mediante microchip y proceder a la esterilización quirúrgica de todos los gatos antes de los seis meses de edad".

Lógicamente, puede haber excepciones siempre que se deban a una causa veterinaria justificada. Es decir, si, por ejemplo, el gato padece alguna enfermedad, la operación puede retrasarse hasta su recuperación, según criterio veterinario. La propia ley define la esterilización como:

  • "método clínico practicado por profesionales veterinarios colegiados por el cual se realiza una intervención quirúrgica o medicamentosa sobre el animal con el objetivo de evitar su capacidad reproductora".

Esto podría corresponderse con una ligadura de trompas o una vasectomía y no con la castración que hemos definido como la extracción de testículos, ovarios y útero, pero, en la práctica, los veterinarios castran y no solo esterilizan por ventajas como las que explicaremos, por las mayores complicaciones de la vasectomía y por la dificultad de la ligadura en las perras.

Además, los perros adultos adoptados en entidades de protección animal (asociaciones, perreras, refugios, etc.) sí tienen que entregarse a sus nuevas familias castrados. Los cachorros o ejemplares con alguna condición que desaconseje su castración en ese momento se darán con compromiso de esterilización. En concreto, los centros públicos de protección animal están obligados a:

  • "esterilizar al animal con carácter previo a su entrega en adopción o suscribir un compromiso de esterilización o no reproducción si no tuvieran la edad o las condiciones suficientes para realizar la cirugía, según criterios veterinarios."

En el capítulo VII de la ley se extiende esta obligación a cualquier entidad de protección animal.

Es quizás por estos dos supuestos que están surgiendo dudas sobre la obligatoriedad de castrar a un perro. Por otra parte, que la castración no se considere obligatoria no implica que se permita la reproducción canina incontrolada porque lo que sí dice la nueva ley es que solo podrán criar con sus perros aquellas personas que estén dadas de alta en el Registro de Criadores de Animales de Compañía:

  • "La actividad de cría de animales de compañía solamente podrá llevarse a cabo por personas debidamente inscritas en el Registro de Criadores de Animales de Compañía". Además, la venta "solo podrá realizarse directamente desde la persona criadora registrada" y "se prohíbe la venta directa de cualquier tipo de animal de compañía a través de internet".

Por lo tanto, la cría entre particulares queda fuera de la ley. Y no es de extrañar, ya que la superpoblación canina genera abandonos, muertes, malos tratos, etc., al haber muchos más perros que hogares dispuestos a cuidarlos. En conclusión, si no quieres castrar a tu perro no tienes por qué hacerlo, pero sí tienes la obligación de impedir su reproducción. Por otra parte, si adoptas, el ejemplar se te entregará castrado.

¿Es obligatorio castrar a los perros? - ¿Es obligatorio castrar a un perro?

¿Cuándo hay que castrar a los perros?

Aunque no sea obligatoria, la castración es una intervención que, en general, se recomienda para todos los perros. Muchas personas aceptan bien la castración de las hembras, ya que son las que pueden quedar preñadas y llevar un "problema" a casa, pero no están a favor de operar a los machos. Como veremos en el siguiente apartado, existen razones que hacen que esta operación sea aconsejable también para ellos.

Si queremos castrar a nuestro perro, lo ideal es hacerlo una vez termine su desarrollo físico, pero antes de que alcance la madurez sexual. Así, no hay una edad ideal para todas las razas, sino que puede haber diferencias considerables. Por ejemplo, las razas de talla pequeña maduran mucho antes que las gigantes. Por eso es nuestro veterinario quien tiene que marcar la fecha de la intervención.

En general, para perros de talla media la edad recomendada oscila entre 6-7 meses en el caso de las hembras y unos 9 para los machos. En las hembras es importante castrar antes del primer celo porque así prácticamente se evita el desarrollo de tumores mamarios, que se relacionan con las hormonas sexuales. Castrando antes es difícil que sufra este tipo de cáncer (0,5 % de posibilidades), pero castrando tras el primer celo el riesgo es ya del 9% y se va incrementando con cada celo que pase hasta la castración.

De todas maneras, que nuestro perro/a ya sea adulto no quiere decir que no se pueda castrar. Si su estado de salud es bueno, lo que constatará el veterinario, la castración es posible hasta en ejemplares de edad avanzada.

Ventajas de castrar a un perro

Además de evitar la reproducción descontrolada, que se relaciona con abandonos, muertes y maltratos, la castración proporciona una serie de beneficios para los perros y las perras, bien estudiados y comprobados en la medicina veterinaria. La evidencia científica al respecto impide que se mantengan mitos como que la castración cambia el carácter del animal o implica obesidad. Por supuesto, insistimos, es un intervención que solo puede hacer un profesional acreditado.

Destacamos los siguientes beneficios de la castración en perros:

  • Reduce fugas y vagabundeo: cuando las hembras están en celo y los machos lo detectan, ambos pueden intentar escapar para reproducirse tal y como les dictan sus hormonas. Estas salidas sin supervisión, lógicamente, los exponen a diferentes peligros, como atropellos, peleas, malos tratos, envenenamientos, etc. Te damos más detalles del "Celo en perros: síntomas, duración y fases", a continuación.
  • Limita peleas: durante las búsquedas de otros perros para el apareamiento o incluso en la cópula, no es extraño que se produzcan peleas entre dos o más ejemplares, con el resultado de lesiones de mayor o menor gravedad.
  • Controla el estrés: durante su periodo fértil (en las hembras se limita a dos momentos anuales, pero los perros pueden reaccionar siempre que detecten una perra en celo) los perros manifestarán conductas compatibles con el estrés, como lloros, gemidos, intentos de fuga, etc. Te dejamos algunas "Señales de estrés en perros" en este post.
  • Impide el celo: una perra castrada no manifestará ningún signo de celo. No habrá manchado, no atraerá a los machos y no sufrirá ninguna de las conductas que se relacionan con este periodo (inquietud, nerviosismo, aumento de la micción, agresividad, etc.).
  • Evita embarazos psicológicos: se trata de una patología en la que la perra, después del celo, actúa como si hubiese quedado preñada: busca un nido, puede dejar de comer, "adopta" muñecos, produce leche, etc. No hay este tipo de pseudogestaciones con la castración.
  • Evita o disminuye la aparición de diferentes tipos de cáncer: como hemos comentado, las hormonas sexuales se relacionan con el desarrollo de cáncer de mama, muy frecuente y con hasta un 60% de malignidad, pero, también, de ovarios, vagina, perianales o de testículos. Ya hemos explicado el papel de la castración en el cáncer de mama, solo añadir que si se castra a una perra que ya padece estos tumores, su supervivencia aumenta hasta un 45% en comparación con no castrarla, con independencia de la edad.
  • Previene riesgos asociados al proceso maternal: con esta expresión nos referimos a todas las complicaciones que pueden surgir durante la gestación, el parto y el posparto de la perra (abortos, eclampsia, distocias, mastitis, etc.).
  • Evita o disminuye ciertas enfermedades: los perros castrados no podrán sufrir patologías como la hiperplasia benigna de próstata, que llega a afectar hasta al 98% de los perros enteros de más de 9 años. Por su parte, las hembras no desarrollarán la temida piometra o infección de útero, una dolencia que en no pocas ocasiones resulta mortal y que llega a afectar hasta al 25% de las perras enteras (sin castrar) antes de cumplir diez años. También disminuye la aparición de hernias perineales e inguinales, hiperplasia de la glándula supracaudal, prostatitis y quistes prostáticos.
  • Mejora el control de algunas patologías en perras: se recomienda la castración de las perras diabéticas por la interferencia que producen las hormonas con la insulina. La misma recomendación se da para las perras epilépticas para evitar el aumento de las crisis durante el estro y el final del diestro.
  • Prolonga la esperanza de vida: los perros castrados tienen menos probabilidades de morir en accidentes y debido a determinadas enfermedades, de ahí el aumento en su esperanza de vida.
  • Mejora algunos comportamientos: en perras agresivas durante el celo, esta agresividad desaparecerá con la castración. En machos disminuye la monta y el marcaje, además del vagabundeo y ciertos tipos de agresividad, como ya hemos explicado.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Es obligatorio castrar a los perros?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Qué necesitas saber.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Bibliografía
  • Colegio Oficial de Veterinarios de Málaga (2017): Esterilización: del mito a la realidad.
  • Ley 7/2023, de 28 de marzo, de protección de los derechos y el bienestar de los animales: https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2023-7936

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
Edea
Según la ley, es obligatorio esterilizar a gatos antes de los 6 meses de edad. Mi gato tiene más de 2 años, ¿es obligatorio esterilizarlo? Entiendo que no, porque según la
María Besteiros (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola, esterilización obligatoria de todos los gatos antes de los seis meses de edad quiere decir que todos los ejemplares mayores de seis meses tienen que estar esterilizados. Un saludo.
Su valoración:
Guille
Siempre me genera mucha desconfianza leer algo en lo que todo son ventajas. En medicina nunca son todo pros, y estaria bien (ético incluso) comentar las contras aunque sean meno
María Besteiros (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola, se habla de ventajas en este artículo, tienes otros en la página donde se explican inconvenientes y también puedes consultar la bibliografía que se menciona. Un saludo.
Guille
Gracias por contestar. Puedes facilitar el enlace a los artículos que mencionas? Gracias de nuevo
María Besteiros (Editor/a de ExpertoAnimal)
No sé de memoria los títulos de todos, puedes poner "castración" o "esterilización" en el buscador. También puedes leer la primera referencia bibliográfica que precisamente repasa ventajas e inconvenientes de la castración.
¿Es obligatorio castrar a los perros?
1 de 2
¿Es obligatorio castrar a los perros?

Volver arriba