Compartir

Esterilización de perros - Precio y recuperación

 
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 31 mayo 2019
Esterilización de perros - Precio y recuperación

Ver fichas de Perros

En este artículo de ExpertoAnimal vamos a hablar de la esterilización de perros, tanto machos como hembras. Se trata de una intervención cotidiana en las clínicas de pequeños animales, que cada vez se realiza con mayor frecuencia. Aun así, es una cirugía que sigue suscitando dudas en los cuidadores y las responderemos a continuación. Castrar perros impide su reproducción y es, por lo tanto, una operación muy importante para evitar que un buen número de animales sufran el abandono.

Esterilizar a un perro, ¿sí o no?

La esterilización de perros, aunque es una práctica habitual, sigue siendo controvertida para algunos cuidadores, especialmente en el caso de los machos. Como no pueden traer una camada a casa y la intervención supone extirpar los testículos, no son pocas las personas que muestran reticencias. La esterilización en este caso está vista solo como un control de la reproducción, por lo que estos cuidadores no consideran necesario ni deseable operar a sus perros, sobre todo si no van a vagabundear libremente. Pero la esterilización es mucho más, como explicaremos en los siguientes apartados.

Tanto es así que la recomendación actual es esterilizar antes del primer año de vida, una vez el perro ha concluido su crecimiento, independientemente de si vive en una finca con posibilidades de escapar o en un piso en plena ciudad. De hecho, esterilizar a nuestro perro forma parte de una tenencia responsable tanto para evitar que la población canina siga creciendo descontrolada como para obtener beneficios en cuanto a su salud se refiere.

La operación es sencilla y consiste en realizar una pequeña incisión por la que se extraen ambos testículos, por supuesto con el perro anestesiado. Nada más despierte por completo podrá volver a casa y hacer vida normal. Veremos los cuidados necesarios en el apartado correspondiente.

Esterilizar a una perra, ¿sí o no?

La esterilización de perras es una cirugía mucho más extendida que la de los machos, por la razón de que sufren un par de celos al año y pueden quedarse preñadas, con el consiguiente nacimiento de cachorros de los que tendremos que hacernos cargo. Las perras se esterilizan para evitar que puedan reproducirse, pero veremos que operar les reporta otros beneficios. Por eso se recomienda la esterilización de todas las hembras. Además, es importante recordar que si quisiésemos dedicarnos a la cría tendríamos que profesionalizarnos como criadores.

La operación que se suele realizar en ellas consiste en la extracción del útero y de los ovarios mediante una incisión en el abdomen. La tendencia de los veterinarios es a realizar la esterilización de perras por laparoscopia, lo que quiere decir que la cirugía va evolucionando para que el corte sea cada vez de menor tamaño, lo que facilita la cicatrización y evita complicaciones. A pesar de que abrir la cavidad abdominal hace que la esterilización en las hembras sea más compleja, una vez despiertas de la anestesia pueden volver a casa y, prácticamente, hacer vida normal.

Es recomendable esterilizarlas antes de su primer celo y tras concluir su desarrollo físico, aproximadamente hacia los seis meses de edad, aunque habrá variaciones en función de la raza.

Esterilización de perros - Precio y recuperación - Esterilizar a una perra, ¿sí o no?

Esterilización de perros: postoperatorio

Ya hemos visto cómo se hace la esterilización de los perros y sabemos que la recuperación tiene lugar en el hogar. Lo habitual es que el veterinario inyecte un antibiótico con el objetivo de evitar infecciones bacterianas y nos paute un analgésico para que el animal no sienta dolor durante los primeros días. Nuestro papel en cuanto a los cuidados del perro esterilizado será vigilar que la herida no se abra ni se infecte. Debemos saber que es normal que al principio la zona se encuentre algo inflamada y enrojecida. Este aspecto tiene que ir mejorando conforme avanzan los días. Hacia los 8-10 días el veterinario ya podrá retirar los puntos o las grapas, de ser así.

El perro suele llegar a casa prácticamente listo para hacer vida normal y, aunque lo habremos llevado en ayunas a la intervención, en este momento podremos ofrecerle agua y un poco de comida. Sobre este punto, cabe destacar que la esterilización va a reducir sus necesidades energéticas, por lo que se hace necesario adaptar su alimentación para evitar que aumente de peso e, incluso, tenga obesidad. Al principio, también tenemos que evitar saltos o juegos bruscos, sobre todo en el caso de las hembras, pues en ellas es más fácil que se abra la herida.

Si el animal manifiesta dolor que no remite, tiene fiebre, no come o no bebe, la zona de la operación tiene mal aspecto o supura, etc., tendremos que contactar de inmediato con el veterinario. Además, si el perro se lame o mordisquea en exceso la herida, habrá que ponerle un collar isabelino para impedírselo, al menos durante el tiempo en el que no podamos vigilarlo, pues, de lo contrario, podría abrir o infectar el corte.

Para conocer todos los cuidados de perros esterilizados en detalle, y llevar un adecuado control de la recuperación tras la esterilización, no te pierdas este otro artículo: "Cuidados de perros recién esterilizados".

Ventajas y desventajas de esterilizar a un perro

Antes de pasar a comentar los pros y los contras de la esterilización de perros, tenemos que desmentir algunos de los mitos que todavía circulan alrededor de esta cirugía. Así, bastantes cuidadores aún se preguntan si esterilizar a una perra le cambia el carácter. La respuesta es completamente negativa, también en el caso de los machos. La operación solo tiene efecto sobre las hormonas, por lo que el animal mantiene intactos sus rasgos de carácter.

Igualmente hay que desmentir el mito de que las hembras necesitan tener crías al menos una vez. Es por completo falso y, de hecho, las recomendaciones actuales hablan de esterilizar antes incluso del primer celo. Tampoco es cierto que todos los animales operados engorden, pues eso va a depender de la dieta y del ejercicio que les ofrezcamos.

Volviendo a las ventajas de esterilizar perros, destacan las siguientes:

  • Impedir el nacimiento sin control de camadas.
  • Evitar el celo en las hembras y sus efectos en los machos, ya que estos, aunque no vayan a eliminar sangre, sí pueden fugarse al olfatear las feromonas que van a emitir las perras en este período. Debemos saber que el celo no solo se reduce a un manchado. Para los animales, con independencia del sexo, es una época de estrés.
  • Proteger del desarrollo de enfermedades en las que intervienen hormonas de la reproducción como la piometra, embarazos psicológicos o tumores de mama o testículos.

Como inconvenientes podemos señalar los siguientes:

  • Los relativos a cualquier cirugía con anestesia y postoperatorio.
  • En algunas hembras, aunque no es lo habitual, puede haber problemas de incontinencia urinaria, sobre todo relacionados con las hormonas. Puede tratarse con medicación.
  • Es un factor a tener en cuenta para el sobrepeso, por eso debemos cuidar la alimentación.
  • El precio puede disuadir a algunos cuidadores.

En resumen, aunque algunos detractores de la esterilización esgrimen que esta se recomienda por razones egoístas en los cuidadores o económicas en los veterinarios, lo cierto es que los perros son animales domésticos que en la convivencia con los humanos han modificado diferentes aspectos, siendo la reproducción uno de ellos. Los perros no pueden tener descendencia en cada celo y ese funcionamiento hormonal continuado acaba ocasionando problemas de salud. Por otra parte, para los veterinarios sería más lucrativo cobrar anticonceptivos durante toda la vida de la perra y el tratamiento de las enfermedades vinculadas al ciclo reproductivo, por no hablar de los gastos generados por cachorros, cesáreas, etc.

Esterilización de perros - Precio y recuperación - Ventajas y desventajas de esterilizar a un perro

Precio de esterilizar a un perro

La esterilización de perros es un procedimiento diferente en función de si el ejemplar es macho o hembra y esto afecta directamente al precio. Así, la operación de los machos será más barata que la de las hembras y, en ellas, el importe está sujeto al peso, resultando más económica para las de menor peso.

Además de estas diferencias, resulta imposible dar un precio fijo por esterilización porque también depende del lugar donde se encuentre ubicada la clínica. Por lo tanto es recomendable pedir presupuesto a varios veterinarios y elegir. Recordemos que, aunque pueda parecernos caro en un primer momento, es una inversión que nos evitará incurrir en otros gastos que pueden llegar a ser mucho más elevados.

¿Se puede esterilizar a un perro gratis?

Si queremos esterilizar a un perro gratis o a un precio reducido en algunos lugares se desarrollan campañas de esterilización que ofrecen importantes descuentos. Castrar perros gratis no es habitual pero, si no encontramos ninguna campaña en nuestra zona, siempre podemos recurrir a la adopción de un animal en una asociación protectora. Cada una tendrá sus propias condiciones pero, por lo general, es posible hacerse con un perro ya operado pagando una pequeña cantidad para contribuir a la continuidad de su trabajo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Esterilización de perros - Precio y recuperación, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

Escribir comentario sobre Esterilización de perros - Precio y recuperación

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Esterilización de perros - Precio y recuperación
1 de 3
Esterilización de perros - Precio y recuperación

Volver arriba