Compartir

¿Por qué mi perro ladra a la nada?

Por Jungla Luque, Etóloga y adiestradora canina. Actualizado: 5 agosto 2020
¿Por qué mi perro ladra a la nada?

Ver fichas de Perros

Sin lugar a dudas, pocas cosas son más características de los perros que sus ladridos. Esta particular vocalización que emiten los canes se dan en toda clase de circunstancias cotidianas y no nos llaman especialmente la atención, siempre que no sean ladridos excesivos. Pero en ocasiones, y para sorpresa de muchos propietarios, se dan casos en los cuales el perro ladra sin motivo aparente.

Este hecho genera tanto dudas como supersticiones en muchas personas. Ya que, ¿acaso los perros tienen un sexto sentido y ladran a fenómenos paranormales? ¿O habrá una explicación más razonable detrás de este comportamiento repentino? Si eres curioso y te estás preguntando por qué tu perro ladra a la nada, te invitamos a leer este artículo de ExpertoAnimal en el que trataremos de responder a estas cuestiones.

También te puede interesar: ¿Por qué mi perro ladra toda la noche?

¿Por qué ladran los perros?

El ladrido es una de las vocalizaciones más comunes en los perros, pues en menor o mayor medida todos los perros ladran. Cada perro tiene también su forma peculiar de ladrar, ya que algunas razas, como el husky siberiano, emiten ladridos muy similares a aullidos y estos, por su parte, no tienen nada que ver con los ladridos de un chihuahua.

Este peculiar sonido es solo característico de los perros, pues para sorpresa de algunos, los lobos adultos, así como también otros cánidos silvestres como el coyote, no pueden ladrar.

¿Qué quiere decir esto? Todos los cánidos adultos que viven en estado salvaje no ladran, pero sí lo hacen los cachorros, debido a que es el grito que emiten como llamada de urgencia cuando están asustados, sienten malestar o cuando tienen hambre.

Esto significa que durante el proceso de domesticación del antecesor del perro (el cual también es predecesor de los lobos actuales), se seleccionaron y criaron canes que conservaron atributos propios de los cachorros, proceso conocido como neotenización.

Sin embargo, no todos los ladridos que vocalizan los perros significan lo mismo, ya que es muy distinta la intención por la cual realizan ladridos rápidos y cortos, a la de los ladridos lentos y con gruñidos de por medio, por ejemplo.

Sea como sea, todos los ladridos tienen una intención común, comunicar, es decir, expresar su estado de ánimo e intenciones. Principalmente, el ladrido de un perro es producido con las siguientes finalidades:

  • Llamar la atención, ya sea del propietario, perros o otros animales.
  • Alertar cuando detectan alguien desconocido en su territorio.
  • Alertar cuando ve un objeto que les es amenazante (como un coche).
  • Avisar de que se está preparando para defenderse y atacar si fuese necesario.
  • Indicar que algo le está molestando o se siente estresado.
  • Cuando está alegre, ya sea jugando o cuando te saluda al llegar a casa.
  • Porque se siente solo y quiere compañía.

Para saber más sobre por qué ladran los perros, puedes consultar nuestro artículo de ¿Por qué ladran los perros? o bien ver el vídeo que aparece a continuación:

Mi perro ladra sin motivo, ¿por qué?

Los perros son animales que tienen algunos sentidos más desarrollados que los nuestros, como el olfato o la audición. Sin embargo, no existe ninguna clase de evidencia de que posean una estructura cerebral que les dote de un “sexto sentido” que nosotros no poseamos, es decir, los cánidos tienen los mismos sentidos que nosotros por lo que respecta a la percepción de los estímulos externos: la vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto; así como la capacidad de percibir estímulos internos: el sentido del equilibrio, hambre, dolor, etc.

Existen otras explicaciones más realistas a por qué un perro puede ladrar, aparentemente, sin motivo, las cuales no están relacionadas con alguna clase de percepción “extrasensorial”. Más bien, las causas más frecuentes de que un perro ladre a la nada son:

Sentidos más desarrollados

Como hemos comentado, los perros tienen algunos sentidos más desarrollados que los nuestros. Por ende, es creíble que si un perro ladra de forma puntual a la nada, esto se deba que ha olido algo o escuchado algún ruido que tú no hayas sido capaz de percibir, como el sonido de una sirena a lo lejos o un olor extraño en el entorno que le produce inquietud.

Quiere llamar tu atención

Esta causa es realmente común y, muchas veces, los propietarios no son realmente conscientes de ello. Concretamente, algunos perros que se sienten aburridos y frustrados o tienen una gran necesidad de atención por parte de sus compañeros para sentirse protegidos (por ejemplo, en caso de ansiedad por separación), se dan cuenta de que al ladrar consiguen que su tutor humano les haga caso. Y es mediante esta asociación de acciones que se crea un aprendizaje en el cual el peludo aprende que cada vez que ladra, recibirá la atención que necesita.

Es por este motivo que algunas personas pueden tener la creencia de que su perro está ladrando sin motivo, cuando en realidad lo hace porque sabe que su propietario le va a hacer caso.

También puede interesarte Cómo evitar que mi perro ladre cuando está solo.

No se encuentra bien

El ladrido, en muchas ocasiones, es también un claro indicio de que el bienestar del can no está del todo cubierto. Puede que se sienta estresado o ansioso porque no sale a pasear lo suficiente y, por lo tanto, tiene un exceso de energía. También puede deberse a que sienta inseguro si no está con su propietario, lo que desencadena ansiedad por separación.

Por otro lado, nunca hay que descartar que ladre o aúlle debido a que está enfermo o sufra algún dolor físico.

Nota tu estado de ánimo

Los perros también tienen la capacidad de percibir las emociones de sus amigos humanos. Esto implica que es capaz de percibir tu alegría, tristeza, enfado…

Es debido a esto que, si por alguna razón te encuentras nervioso o estresado, podría ser que, sin que te des cuenta de ello, le estés transmitiendo de forma directa o indirecta tu estado de ánimo, hecho que le altera y manifiesta mediante los ladridos.

Estereotipia

Las conductas estereotipadas o compulsivas son realmente alarmantes, ya que esta clase de comportamiento tiene un desarrollo insidioso difícil de detectar y, prácticamente, de nula solución.

Pero, ¿a qué nos referimos con estereotipia? Esta clase de conductas son acciones que el perro realiza de forma continuada y repetitiva porque son autoreforzantes, es decir, su propio cerebro recompensa la acción creándose un círculo de retroalimentación, en el cual el perro ladra y “disfruta” el hecho de hacerlo. Los ladridos compulsivos se caracterizan por ser repetitivos, monótonos y el hecho que puede estar ladrando durante mucho tiempo de forma constante, sin una motivación aparente.

Estos casos se dan cuando el perro vive en un entorno muy pobre o carente de estímulos. La falta de estimulación, frustración y malestar general es tal que la única vía de entretenimiento que tiene el can es ladrar, entre otras conductas compulsivas como perseguirse la cola o incluso hacerse heridas. Ejemplo de estas situaciones, son los perros que viven en patios sin salir nunca o atados todo el día, situaciones de claro maltrato.

Aquí te mostramos otras 5 conductas compulsivas en perros.

Vejez y deterioro cognitivo

Por último, los perros de edad avanzada también sufren de demencia una vez se produce un deterioro cognitivo. No es de extrañar entonces que si tu perro es mayor, empiece a mostrar conductas inusuales, como ladrar a la nada.

Aquí te explicamos más sobre la Demencia senil en perros - Síntomas y tratamiento.

¿Por qué mi perro ladra a la nada? - Mi perro ladra sin motivo, ¿por qué?

¿Qué hacer si tu perro ladra sin motivo? - Recomendaciones

Como has visto, el hecho que tu perro ladre sin motivo no es señal de alarma. Sin embargo, si sus ladridos son excesivos y no localizas el elemento concreto al cual está ladrando, es en gran parte debido a que aparentemente su bienestar no está cubierto. Es por esto que, para detectar y corregir este problema, te aconsejamos seguir las siguientes pautas:

  • Llévale al veterinario: es importante que lleves a tu perro al veterinario para que descarten cualquier problema de origen orgánico, sobretodo si se ha producido un cambio repentino en su comportamiento habitual que pueda dar origen a estos ladridos, así como otras conductas extrañas que hayas podido detectar.
  • Estrés y frustración: los perros son animales sociales que necesitan relacionarse con otros seres vivos, así como una buena estimulación física y mental. Esto significa que, como propietario, debes garantizar que su bienestar esté cubierto, realizando rutinas de paseo, permitiéndole relacionarse con otros perros y con su entorno, jugar, etc. En caso contrario, un perro que viva en un ambiente pobre de estímulos, que no realice ejercicio suficiente, no socializa con otros perros ni se le dedica atención suficiente, desarrollará problemas de comportamiento fruto de este malestar, entre los cuales se encuentran los ladridos. Por lo tanto, tendrás que asegurarte que le ofreces a tu perro los cuidados que necesita. Además, es recomendable que le proporciones un buen enriquecimiento ambiental para asegurarte de que no se aburre en casa.
  • Reeducación: muchos propietarios refuerzan el hecho de que sus perros ladran sin darse cuenta. Ejemplo claro de esto es cuando, efectivamente, hacen caso a sus perros solo cuando ladran, les hablan, dan un premio, acarician, juegan con ellos, etc. De modo que el perro ve que para que se le haga caso, debe ladrar. Es por este motivo que para redirigir esta conducta de forma positiva, debe hacerse lo contrario. Tu perro no debe ver nunca que al ladrar puede conseguir lo que quiere, sino que debes ignorarlo para no recompensar sus ladridos. Del mismo modo, debes asegurarte de que le prestas atención suficiente a tu perro para que aprenda a permanecer tranquilo y que no necesita exigir tu atención.
  • Sé positivo y evita los castigos: si estás nervioso, estresado o frustrado porque tu perro no se comporta del modo que desearías, puede alterarse y ponerse a ladrar. Siempre que trates de pasar tiempo con tu perro, debes tratar de adoptar una actitud calmada y agradable para él. De este modo, podréis pasar ratos de calidad juntos que asociará contigo. Contrariamente, tratar de educar a tu perro a base de gritos, intimidación o castigos físicos, solo generarán una experiencia negativa para tu perro, la cual asociará con el hecho de estar contigo, generando desconfianza, miedo y, en definitiva, perjudicando vuestro vínculo.
  • Pide ayuda: si has probado todos los puntos anteriores y tu perro sigue ladrando sin motivo y en exceso, lo más recomendable es que acudas a un especialista en etología canina, el cual podrá asesorar tu caso de forma personalizada y guiarte en cómo solventar este problema.

También puede interesarte este otro listado sobre Consejos para evitar que mi perro ladre.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi perro ladra a la nada?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Bibliografía
  • Camps i Rabadá, J. (2000). Neotenización: Los perros proceden de lobos por la elección humana de sus atributos juveniles. Animalia: revista profesional de los animales de compañía, 124 págs. 44-48. ISSN 0214-3151.

Escribir comentario sobre ¿Por qué mi perro ladra a la nada?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
Esteban
Es normal que una perra ladre a la nada por unas horas y luego muera?
Antes había sido operada de un tumor de cáncer pero luego se le hincho una pata y dijo la veterinaria que solo quedaba esperar a que muera porque el cáncer se había esparcido.
Su valoración:
Lina ramirez
Por qué auyan con los sonidos de el paletero o trompetas y es bueno que ladren por diferentes causas
Jungla Luque
Hola Lina,

Los perros tienen una audición muy aguda y son capaces de percibir frecuencias muy agudas, pudiendo incluso ciertos sonidos llegar a ser molestos para ellos.

Por lo que respecta a que si es o no bueno que ladre por distintas causas, es importante entender que los ladridos forman parte del comportamiento natural del animal. No podemos por ende, pretender que un perro no ladre porqué es parte de su comunicación. Solamente cuando este comportamiento se vuelve excesivo y/o expresa un estado de ánimo negativo (estrés, miedo, ansiedad, etc.), tenemos que encontrar la causa de su malestar.

Espero haber sido de ayuda, un saludo :)

¿Por qué mi perro ladra a la nada?
1 de 2
¿Por qué mi perro ladra a la nada?

Volver arriba