Compartir

¿Cómo evitar que los perros defequen en mi jardín?

Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento canino y felino. Actualizado: 15 enero 2019
¿Cómo evitar que los perros defequen en mi jardín?

Ver fichas de Perros

Aunque seamos grandes amantes de los animales, la presencia de orines y heces en nuestro jardín nunca es positiva, especialmente si dedicamos tiempo a su cuidado y mantenimiento. Por supuesto, cuando se trata de nuestro perro, debemos educarle para que hagan sus necesidades en la calle o en un lugar apropiado del hogar, pero el problema se vuelve más complejo cuando es el perro del vecino que se mea en la puerta o bien cuando diversos perros callejeros acostumbran a mear y cagar en nuestro jardín.

¿Cómo evitar que los perros defequen en mi jardín? Si tu también te encuentras en esta situación y estás buscando alternativas seguras para hacer que los perros dejen de orinar y defecar en tu puerta, has encontrado la página ideal. En este artículo de ExpertoAnimal te enseñaremos algunos trucos y soluciones naturales para ahuyentar los perros de tu jardín, sin perjudicar su salud o bienestar, únicamente con remedios no dañinos.

También te puede interesar: ¿Qué comen las iguanas?

Trucos para ahuyentar los perros de forma natural

Lógicamente, necesitamos que los perros dejen de cagar y mear en nuestro jardín o en las áreas externas de nuestro hogar, pero no queremos hacerles daño o perjudicar su salud. Para ello, existen muchas opciones y trucos naturales que podemos emplear para ahuyentar perros callejeros o del vecindario de lugares inapropiados o indeseados, donde pueden producir daños a nuestros cultivos o plantas.

1. Impide el acceso de los perros físicamente

Un primer paso que podemos tener en cuenta es delimitar nuestro jardín con rejas, mallas protectoras o cercas para prevenir o reducir la posibilidad de que los perros ingresen a este espacio. También hay quienes optan por construir una especie de barrera natural con arbustos o plantas más altas, para evitar que los animales tengan acceso a las plantas más delicadas o a los adornos y accesorios del jardín.

2. Higieniza los alrededores del hogar

También será esencial mantener una excelente higiene en las áreas externas de tu hogar, para eliminar los olores residuales de orina, que suelen incentivar a que otros perros continúen meando en este mismo lugar para marcar territorio. Recuerda que los perros tienen un olfato mucho más desarrollado que el nuestro, por lo cual perciben fácilmente muchos aromas que nos pasan desapercibidos. Por ello, antes de aplicar cualquier repelente casero o comercial, no olvides hacer una limpieza en esta región.

Al higienizar estas áreas, puedes sentirte tentado a utilizar aquellos productos de limpieza tradicionales que tienen un olor muy fuerte y desagradable, como la creolina, el cloro, el pinol o el ácido muriático. No obstante, estos productos no son efectivos a largo plazo y solo servirán para irritar tus mucosas mientras los aplicas. En cuestión de pocas horas, el olor ya se habrá perdido y los perros volverán a mear y cagar en el mismo lugar, donde pusiste mucho esfuerzo para limpiar.

Para lograr una higienización profunda, efectiva y segura, te recomendamos utilizar los detergentes enzimáticos que son ideales para limpiar la materia orgánica y sus olores residuales. Otra opción más económica que puedes emplear es, primero, hacer un lavado completo con agua tibia y jabón neutro, siempre enjuagando bien tras enjabonar. Luego, debes aplicar bicarbonato de sodio (con algunas gotas de vinagre o limón también, si quieres) y dejar actuar unos minutos antes de enjuagar nuevamente.

Por último, podrás pulverizar toda la región higienizada con repelentes caseros no dañinos que te enseñaremos a preparar a continuación.

¿Cómo evitar que los perros defequen en mi jardín? - Trucos para ahuyentar los perros de forma natural

¿Funciona el repelente comercial para perros?

¿Te has preguntado alguna vez cuál es la composición de los repelentes y cómo funcionan realmente? Los productos comerciales que podemos encontrar en el mercado actúan como "estímulos aversivos" es decir, provocan una sensación desagradable para el individuo que lo recibe.

Para entender mejor el efecto en nuestros perros debemos repasar los métodos de condicionamiento operante, que muestran que el uso de repelentes son una forma más de castigo negativo (ya que provocan malestar en el perro cuando se acerca al repelente) y, al mismo tiempo, se hace uso del refuerzo negativo (puesto que cuando perro se aleja el malestar desaparece), técnicas no recomendadas en la educación canina.

Además, muchos de estos productos comerciales suelen tener una acción irritante, tóxica y hasta corrosiva, por lo que no te recomendamos su uso.

Repelentes naturales para evitar que los perros caguen en tu jardín

No obstante, si estás cansado de que los perros sin hogar o el can de tu vecino defeque en tu jardín, puedes apostar por algunos repelentes caseros no dañinos, siempre que a su vez apliques las técnicas de higiene y separación que hemos mencionado al inicio del artículo.

Utilizando elementos naturales y no tóxicos, podemos alejar los perros de espacios inapropiados sin provocar daños a su salud o a la integridad de las plantas.

A continuación, te mostramos cómo hacer un repelente para perros totalmente natural:

Repelente casero de limón y cítricos para ahuyentar perros

La fragancia de los cítricos, y en especial de los limones, es uno de los olores que no soportan los perros, actuando como un repelente natural para mantenerlos alejados de tu jardín. Para elaborar un repelente económico y efectivo, puedes utilizar las cáscaras de los cítricos que probablemente echarías a la basura.

Basta con seguir los siguientes pasos para elaborarlo:

  1. Lleva a hervir 1 litro de agua.
  2. Cuando esté a punto de hervir, agrega las cáscaras de cítricos (puedes calcular una taza de cáscaras por cada litro de agua).
  3. Deja que la preparación hierva unos 20 minutos a fuego lento.
  4. Apagamos el fuego, tapamos la preparación y dejamos que se concentre hasta alcanzar la temperatura ambiente.
  5. Colamos la preparación y traspasamos a un pulverizador para facilitar su aplicación.
  6. Si queremos hacer un repelente más intenso, podemos añadir el zumo de un limón cuando la preparación ya esté colada y a temperatura ambiente.
  7. Pulveriza el exterior de tu hogar de forma regular con este repelente casero natural y no tóxico.
¿Cómo evitar que los perros defequen en mi jardín? - Repelentes naturales para evitar que los perros caguen en tu jardín

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo evitar que los perros defequen en mi jardín?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Escribir comentario sobre ¿Cómo evitar que los perros defequen en mi jardín?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Jose
muy buena informacion :)

¿Cómo evitar que los perros defequen en mi jardín?
1 de 3
¿Cómo evitar que los perros defequen en mi jardín?

Volver arriba