Compartir

Mi gato hace caca en mi cama - Causas y soluciones

Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 27 noviembre 2020
Mi gato hace caca en mi cama - Causas y soluciones

Ver fichas de Gatos

Los gatos son animales que siempre suelen ponerse como ejemplo de limpieza. Sin necesidad de ningún adiestramiento, desde bien pequeños utilizan su bandeja higiénica perfectamente. Pero, en ocasiones, este comportamiento idílico se trunca, muchas veces sin que sepamos por qué, y el gato orina o defeca fuera de su bandeja y escoge lugares que nos llaman mucho la atención.

En este artículo de ExpertoAnimal nos centraremos en explicar una situación particularmente preocupante, como es que el gato haga caca en nuestra cama. Si te ocurre y te preguntas por qué tu gato hace caca en tu cama y qué hacer, ¡sigue leyendo!

Los gatos y su arenero

Si bien muchos gatos usan su arenero sin ningún problema, también es cierto que algunos son extremadamente sensibles a la hora de realizar sus necesidades. Cualquier alteración, aunque para nosotros sea imperceptible, puede hacer que el gato deje de acudir a la arena. Podemos empezar por prevenir el rechazo a la bandeja higiénica respetando tres claves fundamentales como son:

  • Tamaño: debe corresponderse con el del gato tanto en largo y ancho como en la altura de los bordes.
  • Ubicación: el arenero se coloca en un emplazamiento resguardado, lejos de zonas de tránsito o ruidos y del agua y la comida.
  • Limpieza: en función de la calidad de la arena escogida, la limpieza será más o menos frecuente, pero, en cualquier caso, hay que mantener el arenero el mayor tiempo posible libre de heces y orina.

En cuanto el gatito llega al hogar le enseñaremos su bandeja, lo que suele ser suficiente para que lo utilice sin problemas. Eso sí, debemos asegurarnos de que el acceso al arenero es permanente. Con estas bases damos el primer paso para prevenir que nuestro gato haga caca en nuestra cama.

¿Por qué mi gato defeca en mi cama?

En ocasiones, incluso respetando las pautas anteriores, descubrimos con desagrado que el gato hace caca en nuestra cama. En primer lugar, lo primero que hay que tener claro es que no lo hace por fastidiarnos. Encontrar heces fuera del arenero es la muestra de que tiene un problema. Por lo tanto, es un síntoma y a nosotros nos toca descubrir su causa.

Si nuestro gato comienza a defecar en nuestra cama, lo primero es acudir al veterinario para una revisión general, pues es posible que se deba a un problema de salud. Por ejemplo, heces más blandas, diarrea o, al contrario, estreñimiento, así como algún dolor que afecte a la defecación pueden llevar al gato a recurrir a nuestra cama. Parásitos o inflamaciones intestinales, alimentación inadecuada o dolores en las articulaciones que dificulten la movilidad del gato pueden llevarlo a evitar el arenero. Los gatos de edad avanzada tendrán más riesgo de sufrir alteraciones en su salud que pueden repercutir en la defecación, como el estreñimiento o la artrosis. En cambio, las diarreas suelen ser más habituales en gatitos con problemas de parásitos.

En cualquier caso, el veterinario realizará un examen y las pruebas pertinentes para llegar al diagnóstico, imprescindible para iniciar el tratamiento y corregir así la eliminación inadecuada. Pero, además de las causas físicas, el gato puede defecar en nuestra cama debido a trastornos de origen psicológico o a problemas con el arenero.

Problemas con el arenero

Si tu gato hace caca en tu cama y el veterinario ha determinado que está completamente sano, fijaremos nuestra atención, en primer lugar, en el arenero. Si últimamente has introducido alguna modificación en él, deshaz el cambio, pues es posible que haya provocado el rechazo del gato. En cualquier caso, revisa los siguientes puntos:

  • Arena: algunos gatos rechazan las arenas perfumadas y las de grano gordo. Pon varios centímetros para que puedan rascar y enterrar sus deposiciones. Descubre los distintos Tipos de arena para gatos.
  • Bandeja: mientras que hay ejemplares que se sienten cómodos en areneros tapados, otros solo los aceptan descubiertos. Vigila la altura de los bordes, sobre todo si tu gato presenta problemas de movilidad.
  • Ubicación: puedes acercarlo al lugar donde el gato defeca o, al contrario, mantenerlo donde siempre, si es un sitio resguardado y tranquilo, y poner al lado de tu cama la comida. Se trata de que tenga la opción de usar el arenero en el lugar que parece haber escogido para defecar o disuadirlo poniendo allí la comida, ya que los gatos suelen rechazar defecar donde comen.
  • Limpieza: no solo hay que retirar las deposiciones con frecuencia, también se debe lavar el arenero con regularidad, utilizando agua y jabón. Olores fuertes como el de la lejía pueden producir rechazo en algunos ejemplares.
  • Número de areneros: aunque solo se tenga un gato, es posible que prefiera disponer de más de un arenero. Suelen dedicar uno a la orina y otro a las heces. Si hay más de un gato, la recomendación es ofrecerles los suficientes como para que todos puedan acceder y utilizarlos sin verse molestados.

Pero un gato sano con un arenero ideal también podría acabar defecando en la cama de su cuidador. Puede deberse a causas de origen psicológico.

Causas psicológicas de rechazo al arenero

En ocasiones, un gato hace caca en nuestra habitación, concretamente en la cama, porque está atravesando una situación estresante para él que le impide acercarse al arenero. Estas son algunas de las causas que pueden estar involucradas:

  • Si ha habido alguna modificación en la rutina o el ambiente del gato, como obras en la casa o la llegada de un nuevo miembro, el gato puede manifestar su estrés con la eliminación inadecuada. Son animales muy sensibles que se ven afectados por los cambios, algunos imperceptibles para nosotros.
  • Por otra parte, una experiencia negativa al utilizar el arenero, por ejemplo, verse sorprendido por un ruido inesperado, puede llevar al animal a buscar otro sitio donde eliminar.
  • En los hogares en los que conviven varios gatos, hay que vigilar que ninguno impida el acceso a los recursos al resto. Los problemas entre gatos son otra causa de defecación fuera del arenero.
  • También puede suceder que el gatito haya tenido alguna asociación incorrecta que le lleve a no identificar el arenero como el lugar adecuado para defecar, relacionando el acto con otras texturas.
  • Por último, las heces también pueden utilizarse para marcar, aunque sea más habitual hacerlo con orina.

Sea cual sea la causa, no siempre fácil de determinar, el gato escoge defecar en nuestra cama porque, en contraposición a los sentimientos negativos que le despierta el arenero, la percibe como un lugar seguro. Está cargada de nuestro olor, que le resulta tranquilizante y, además, se encuentra normalmente a más altura que el suelo donde se dispone su arenero. Los gatos suelen sentir mayor seguridad si pueden controlar desde lugares elevados. Además, la cama es una superficie blanda y agradable.

Todos estos problemas son solucionables, pero es probable que necesitemos al ayuda de un etólogo o especialista en conducta felina e iniciar cambios en la rutina, el ambiente, recurrir a feromonas tranquilizadoras o incluso a fármacos, siempre recetados por el veterinario.

Mi gato hace caca en mi cama - Causas y soluciones - ¿Por qué mi gato defeca en mi cama?

¿Qué hago si mi gato se caga en mi cama?

Si tu gato hace caca en tu habitación, independientemente de la causa, puedes seguir unas recomendaciones generales para impedirlo mientras se soluciona con tratamiento veterinario o conductual. Son las siguientes:

  • Lo más sencillo es impedir el acceso a la cama cerrando la puerta del cuarto, pero, por supuesto, sigue siendo necesario resolver el problema.
  • Limpia la cama lo antes posible para que el olor no anime al gato a repetir la defecación en el mismo lugar. Recurre a limpiadores enzimáticos para eliminar olores.
  • Si no puedes cerrar la habitación, cubre la cama con periódicos o plásticos, pues a muchos gatos les resulta desagradable pisar esas superficies. Por supuesto, por si acaso, protege el colchón.
  • Por último, nunca riñas a tu gato. Defecar en tu cama tiene un motivo. El gato lo está pasando mal y regañarlo, por lo tanto, es completamente contraproducente. Podría agravar un problema que tiene que resolverse con tu ayuda.

Y si el problema es que tu gato orina fuera del arenero, no te pierdas este vídeo con las causas principales.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi gato hace caca en mi cama - Causas y soluciones, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Bibliografía
  • Lindell, Ellen. (2017). Feline House Soiling. Clinician's Brief.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Carla
Mi gata de poco menos de 5 meses sabe usar el arenero y lo usa, pero de vez en cuando, como una vez al dia o cada dos dias, se mea en alguna cama. He mirado muchls sitios buscando causas y soluciones, pero ninguna parece adaptarse a mi situación ni solucionar el problema... Por qué hace eso y como podría solucionarlo? No quiero que se acostumbre a hacerlo y siga haciéndolo cuando sea adulta, así que realmente quería solucionar el problema lo más rápido posible.
María Besteiros
Hola, ¿está entera o castrada? ¿La ha revisado el veterinario? Si está castrada y el veterinario, tras examinarla, determina que está sana, se puede pensar en un problema de comportamiento, que no se puede solucionar en un mail ni por internet. En ese caso hay que contactar con un etólogo o experto en conducta felina para que examine el caso y pueda establecer pautas de actuación y de modificación de conducta. Un saludo.
Carla
No me deja responder a tu respuesta, así que respondo a mi comentario.
No, la gata no está castrada, nos dieron que antes de los 6 meses no lo hiciéramos, así que estamos esperando a que llegue a esa edad antes de operarla.
Al veterianario fue cuando la adoptamos, hace alrededor de dos meses y dijo que estaba perfectamente saludable (la dio un desparasitario interno por si acaso, pero realmente solo fue como previsión). Despés de eso ha ido un par de veces más para que se acostumbre y no le de miedo, y la ha mirado un poco y también ha dicho que está bien. A él le preguntamos cómo podríamos solucionar el problema, pero básicamente nos dijo que controláramos la arena y no la dejáramos entrar a las habitaciones en las que se mea, pero el problema persiste, así que estamos buscando más soluciones. Muchas gracias por sujerir lo de contactar un etólogo, creo que vamos a recurrir a esa solución.
María Besteiros
Bueno, lo de la fecha de castración es orientativo. Con 5 meses muchas gatas se pueden operar ya. Lo digo por si estuviese marcando por el celo. No sé si lo han hecho ya pero se le podría tomar una muestra de orina para descartar algún problema de cistitis idiopática. Se ha relacionado con el estrés y es un factor que siempre hay que tener en cuenta en los gatos. Son muy sensibles a los cambios y el problema es que a veces reaccionan a elementos o circunstancias que para nosotros son insignificantes, con lo que nos pasan desapercibidos. Si siente molestias puede sentirse atraída a orinar en superficies blandas. En cualquier caso, un etólogo o profesional en conducta felina es quien mejor puede valorar el caso si es un problema de conducta. Como consejos generales puedes seguir los del artículo, pero nada sustituye la valoración directa del profesional, más en estos casos en los que hay que ver a la gata, a los cuidadores, el entorno, las rutinas, etc. Mucha suerte y ánimo porque son problemas que requieren tiempo y paciencia.
Carla
Muchísimas gracias por tu ayuda! Al final la llevamos al veterinario, y aunque dijo que lo más probable es que no tuviera cistitis ni ningún otro problema físico y solo fuera de comportamiento, terminamos haciéndole un análisis de orina por si acaso. Terminó saliendo positivo y con cristales que le esteban causando sangre (aunque no se ve a simple vista en el arenero). Ahora la tenemos con tratamiento, a ver si se va a sanar pronto y podemos solucionar ambos problemas juntos.
Te agradezco un montón que me recomendaras hacerle el análisis porque si no queizás no nos habríamos dado cuenta hasta que se hubiera convertido en un problema mucho más grave que le causara mucho dolor y eso, así que poder haberlo solucionado cuando todavía no era demasiado importante ha sido genial, porque conozco lo que puede pasar si va a más (mi otro gato ha tenido obstrucción y tuvo muchas complicaciones por infección).
María Besteiros
¡Me alegro un montón! Por edad no se suele pensar en que el problema sea físico, pero siempre es mejor asegurarse. La pobre tenía que estar muy molesta, pero por suerte los cristales suelen tener buen pronóstico. Espero que en unos días esté recuperada y consiga usar solo el arenero. Te dejo este artículo sobre el tema. Es muy importante la hidratación:

https://www.expertoanimal.com/cristales-en-la-orina-en-gatos-tipos-sintomas-y-tratamiento-25070.html

Un saludo.

Mi gato hace caca en mi cama - Causas y soluciones
1 de 2
Mi gato hace caca en mi cama - Causas y soluciones

Volver arriba