menu
Compartir

¿Por qué mi gato amasa y muerde la manta?

Por Elena Torrens, Educadora Canina y ATV. Actualizado: 13 septiembre 2021
¿Por qué mi gato amasa y muerde la manta?

Ver fichas de Gatos

Los gatos tienen hábitos y comportamientos que pueden resultarnos muy extraños, como amasar, intentar introducirse en huecos diminutos o tirar cualquier objeto que encuentren. Por ello, si observamos situaciones como que el gato muerda la manta mientras la amasa, es totalmente normal que nos preguntemos si este es un comportamiento propio de la especie o nuestro gato tiene algún problema.

Cuando un gato lleva a cabo un comportamiento como este de forma esporádica, no tenemos por qué preocuparnos. Ahora bien, si de manera frecuente el animal muerde la manta, quizá sí esté ocurriendo algo. Por este motivo, en este artículo de ExpertoAnimal daremos respuesta a la pregunta "por qué mi gato amasa y muerde la manta" para saber qué puede estar sucediendo.

También te puede interesar: ¿Por qué mi gato se muerde a sí mismo?

Síndrome de pica

Cuando los gatos muerden, mastican, lamen o chupan algo que no sea comida, estamos ante un comportamiento anómalo. A este comportamiento lo llamamos "síndrome de pica". La palabra "pica" proviene del latín y significa "urraca", un ave de la familia de los cuervos que es muy conocida por su comportamiento alimenticio: se come todo lo que encuentra. Además, las urracas tienen la costumbre de robar y esconder los objetos más extraños.

La pica es un síndrome que afecta a muchos animales, incluidos el ser humano, los perros y los gatos, que ocurre cuando muerden o ingieren sustancias no comestibles. Los objetos favoritos del felino para este comportamiento son: cartón, papel, bolsas de plástico y telas como la lana (por eso chupa o muerde la manta). Las razas más predispuestas a este problema específico de morder la manta, o chuparla como si estuviera amamantando, son las razas orientales como la siamesa y la birmana.

Todavía no hay estudios suficientes que determinen las causas exactas que provocan este problema. Sin embargo, como afecta a algunas razas más que a otras, se cree que tiene un fuerte componente genético. Durante mucho tiempo, los expertos creyeron que este síndrome se originaba a partir de una separación temprana del gatito de la camada. No obstante, hoy en día se cree que esta no es la principal causa en la mayoría de los gatos.

La causa más probable es que sea un hábito (como en las personas) que alivia el estrés y promueve una sensación de bienestar en el gato. Este comportamiento a veces se asocia con una pérdida de apetito y/o ingesta de alimentos extraños. Dicho estrés o ansiedad pueden estar provocados por distintos motivos, como aburrimiento, una mudanza o cualquier otro cambio en el hogar. Cada gato es un mundo diferente y ante cualquier cambio de comportamiento es fundamental visitar al veterinario para descartar incluso las causas menos probables.

Recientemente, en 2015, un grupo de investigadores intentó comprender mejor este problema. Más de 204 gatos siameses y birmanos participaron en el estudio. Los resultados revelaron que no hubo relación entre las características físicas del animal y el comportamiento de alimentación anómalo en los tejidos. Sin embargo, encontraron que en la raza de gatos siameses existía una relación entre otros problemas médicos y este comportamiento. En gatos birmanos, los resultados sugirieron que el destete temprano y una caja de arena demasiado pequeña pueden favorecer este tipo de comportamiento. Además, en ambas razas, hubo un intenso aumento del apetito[1].

Sin duda, se necesitan más estudios para comprender este complejo problema de comportamiento de nuestros gatos. Por ahora, debería intentar hacer lo que dicen los expertos. Aunque todavía no hay una forma exacta de solucionar el problema.

¿Qué hacer para evitar que tu gato muerda la manta?

Si finalmente tu gato muerde la manta o cualquier otro tejido porque está sufriendo síndrome de pica, desafortunadamente, no existe una solución 100 % efectiva para este problema. No obstante, te recomendamos seguir estas pautas:

  • Lleva al gato al veterinario si está comiendo cosas extrañas. Aunque no es común, puede ser una deficiencia nutricional y solo el veterinario podrá realizar análisis para descartar esta posibilidad.
  • Oculta los tejidos de cachemira u otros materiales que prefiera tu felino. Cierra la puerta del dormitorio cuando no estés en casa para evitar que el gato vaya allí y pase horas realizando este tipo de comportamiento.
  • Fomenta el ejercicio físico del gato. Cuanto más tiempo esté entretenido el gato, menos tiempo pasará chupando las mantas.
  • Los casos muy graves de pica pueden requerir medicación psicoactiva.

Estrés y ansiedad

Como hemos visto, la causa anterior realmente también puede estar relacionada con el estrés, la ansiedad y el aburrimiento. No obstante, estos estados no siempre desarrollan el síndrome de pica, de manera que el gato puede estar simplemente amasando la manta, sin necesidad de morderla, como una manera de relajarse.

Los gatos amasan objetos y a nosotros mismos por diferentes razones. Este comportamiento se inicia nada más nacer cuando los gatitos estimulan las mamas de su madre mediante este gesto instintivo. Amasar las mamas de sus madre les produce alimento y, por tanto, bienestar y tranquilidad. Durante la edad adulta, los gatos siguen llevando a cabo este comportamiento cuando se sienten bien, cuando desarrollan un fuerte vínculo emocional con otro animal o persona, para descansar mejor, para marcar o para relajarse si se sienten estresados. Por ello, si tu gato amasa la manta, pero no la muerde, tendrás que intentar averiguar si está estresado o si, por contra, es un animal feliz que simplemente quiere demostrarlo. Eso sí, si resulta que el animal está estresado o sufre ansiedad, es fundamental encontrar la causa y tratarla.

Destete prematuro

Cuando un gatito es separado de su madre antes de tiempo, suele desarrollar comportamientos como este de morder y amasar la manta para calmarse o como si estuviera amamantando, especialmente hasta que se quedan dormidos. Esto, con el tiempo, suele desaparecer, aunque el "amasado" es totalmente normal que continúe durante toda la vida. No obstante, puede convertirse en una obsesión y desarrollar el mencionado síndrome de pica. Si, además, ingiere algún hilo o pedazos de la tela, puede sufrir graves problemas intestinales.

Por otro lado, los gatitos que no han sido destetados de forma prematura también pueden desarrollar este comportamiento. En estos casos, pueden hacerlo para acomodar su camita o porque se sienten solos y/o aburridos. En el primer caso, acabará desapareciendo con el tiempo y no tendremos que preocuparnos, en el segundo caso, será conveniente ofrecerle juguetes variados para evitar que convierta este comportamiento en un hábito o una forma de aliviar su estrés.

Conducta sexual

Cuando un gato está alcanzando la madurez sexual es totalmente normal que empiece a explorar y a llevar a cabo comportamientos extraños, como frotarse contra objetos e incluso intentar montar objetos como una manta. Es importante esterilizar al animal cuando el veterinario lo recomiende tanto para evitar embarazos no deseados como para que no intente escaparse con todos los riesgos que ello supone. Así mismo, la esterilización temprana permite que no desarrollen tumores de mama, piómetras, patologías testiculares, etc.

Por otro lado, gatos adultos no castrados o castrados también pueden mostrar este comportamiento durante el periodo de celo o por otro motivos. Así pues, si observas que tu gato muerde la manta y se excita, muerde la manta mientras la amasa o parece que copule con la manta, es posible que esté en celo, que se sienta estresado y lleve a cabo este comportamiento para relajarse o que, simplemente, le produzca placer.

Durante el apareamiento, el gato macho tiende a morder a la hembra mientras se produce la cópula. De esta forma, observar que el gato muerde la manta y la monta puede indicarnos que está en celo. Esto lo podremos confirmar si observamos en él otros síntomas como el marcaje con orina, maullar, restregarse o lamer sus genitales. Es importante diferenciar el marcaje con orina sexual del territorial. Si no monta la manta, pero sí la muerde, la amasa y parece que se excita, recordemos que puede tratarse del síndrome de pica.

Por último, montar la manta puede ser como consecuencia del estrés, siendo este comportamiento una vía de escape para el animal debido a que el comportamiento sexual provoca un importante efecto relajante o ansiolítico, o como parte del juego porque esta actividad le produce un alto nivel de excitación.

Dado que son muchas las causas que pueden explicar por qué un gato muerde y amasa la manta o la monta, es fundamental observar atentamente cada uno de los comportamientos del animal para poder averiguar qué puede estar ocurriendo, así como visitar a un veterinario especializado en etología. Como hemos visto, el simple hecho de morder, amasar o montar la manta puede llevarnos a una u otra situación.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi gato amasa y muerde la manta?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Referencias
  1. Borns-Weil, S. et al (2015). Un estudio de casos y controles de la succión compulsiva de lana en gatos siameses y birmanos (n = 204). Revista de comportamiento veterinario. 1-6
Bibliografía
  • Verberne, G., & de Boer, J. (1976). Chemocommunication among Domestic Cats, Mediated by the Olfactory and Vomeronasal Senses: I. Chemocommunication. Zeitschrift für Tierpsychologie, 42(1), 86-109.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Franco
Esto me pudo aver aclarado algo almenos. Pir ejemplo mi gata ya es grande y siempre que la acaricio se me muerde el buzo y trata de meterse en un hueco, hasta que empieza a morder y amasar, luego se duerme o solo se va, no creo que sea sindrome de pica, verdad?

¿Por qué mi gato amasa y muerde la manta?
¿Por qué mi gato amasa y muerde la manta?

Volver arriba