Compartir

Rana goliat

6 junio 2019
Rana goliat

La rana goliat es una especie de anfibio anuro nativo del continente africano que destaca su gran tamaño, pudiendo llegar a medir más de 30 cm en su etapa adulta. En la actualidad, es reconocida como la rana más grande del mundo, pero desafortunadamente su supervivencia está amenazada por el avance de la actividad humana en su hábitat natural.

Para saber más sobre esta peculiar especie de rana, que es además un curioso anfibio gigante, continúa leyendo esta ficha de ExpertoAnimal en la que podrás descubrirlo todo sobre la rana goliat, como su origen, apariencia, comportamiento y reproducción de la rana Goliat.

Origen
  • África
  • Camerún
  • Guinea

Origen y hábitat de la rana goliat

La rana Goliat (Conraua goliath) es una especie nativa de África occidental, que pertenece a la familia Conrauidae, que comprende diferentes anfibios anuros nativos del oeste del continente africano. Su población se concentra principalmente entre Guinea continental y Camerún, más precisamente en una región llamada Nkongsamba. En su hábitat natural, suelen demostrar clara predilección por los bosques húmedos y densos, pudiendo sobrevivir en altitudes hasta unos 1000 msnm.

Si bien se adaptan mejor a climas tropicales con altas temperaturas, suelen concentrarse cerca de masas de agua, como pueden ser las cascadas, los ríos o pequeños arroyos que les permiten mantener su piel y su organismo bien hidratados, así como le ayudan a regular más fácilmente su temperatura corporal.

Su nombre se deba a su desproporcionado tamaño, inusual entre las ranas, haciendo clara referencia al gigante soldado bíblico Goliat, quien sirvió al ejercito de los filisteos y, en cierta ocasión, habría encontrado la muerte tras perder una batalla para el "pequeño" israelí David.

Aspecto y morfología de la rana goliat

La rana Goliat, como su nombre indica, es un anfibio robusto de gran tamaño, que puede llegar a medir hasta unos 33 cm en la edad adulta desde la punta de su hocico hasta la cloaca, y unos 80 cm cuando su cuerpo está completamente estirado. Así mismo, la mayoría de los ejemplares de esta especie suelen medir entre 17 y 25 cm, con un peso corporal que puede variar entre 600 g y 3 kg.

Este anfibio gigante destaca por sus grandes ojos, siempre bien separados entre sí, pudiendo tener un diámetro de hasta 2,5 cm y mostrarse algo saltones. Sus patas traseras son más largas que las delanteras, y en todas ellas encontramos membranas interactuares que le permiten nadar con gran destreza.

En su dorso, la rana Goliat muestra una piel húmeda y granulada, cuyo color puede variar desde un verde oliva hasta un tono de marrón café. A su vez, la piel de su vientre es más delgada y suave, exhibiendo tonalidades más suaves que pueden ser amarillentas, anaranjadas o de color crema. Si bien los adultos de esta especie resulten muy fáciles de distinguirse de las demás ranas, sus renacuajos son muy parecidos a las demás especies, no revelando un tamaño particularmente destacable.

Comportamiento de la rana goliat

Las ranas Goliat suelen estar más activas durante la noche, cuando salen en búsqueda de sus presas por las orillas de los ríos y cascadas, aprovechándose de su privilegiada visión y su posibilidad de dar grande saltos con sus largas piernas traseras. Los individuos adultos suelen pasar mucho tiempo entre las rocas, donde pueden descansar y esconderse de sus depredadores, mientras que las ranas Goliat más jóvenes pasan gran parte de sus días bajo el agua.

Respecto a su alimentación, la rana Goliat es un animal carnívoro que se comporta como un importante depredador en su hábitat natural. Estos anfibios son cazadores habilidosos, cuya dieta se suele incluir el consumo de insectos, gusanos, crustáceos, langostas, peces, moluscos, pequeñas serpientes, tortugas, salamandras y hasta otras especies de ranas más pequeñas.

No obstante, durante la primera etapa de su vida, los renacuajos de ranas Goliat mantiene una alimentación herbívora, ya que su dieta se basa únicamente en el consumo de una planta acuática llamada Dicraeia warmingii, que habita principalmente en las masas de agua de movimiento rápido, cerca de las cuales viven las ranas Goliat.

Si bien la rana Goliat haya ganado cierta popularidad como mascota en las últimas décadas, no suele adaptarse muy bien a la vida en cautiverio. Estos anfibios pueden sufrir mucho con los cambios de ambiente y suelen verse afectados fácilmente por el estrés, además de resultar difícil brindarles una dieta fresca y natural que supla completamente sus requerimientos nutricionales.

Reproducción de la rana Goliat

A pesar de la ausencia de sacos vocales, los machos suelen emitir una especie de silbido con la boca abierta para atraer a las hembras durante las épocas de reproducción. Al escuchar esta llamada sexual, las hembras salen en búsqueda de los machos fértiles para llevar a cabo el apareamiento. Así mismo, aún no se sabe con exactitud cuales son las características de los machos que son capaces de conquistar la preferencia de las hembras.

Como muchos anfibios de ciclos vitales acuático, las ranas Goliat necesitan agua para concretar su reproducción. Con la llegada de la época de apareamiento, los machos se concentran en las regiones rocosas de los bosques tropicales y desde ellas emiten su peculiar llamada sexual para atraer a las hembras.

Algunos meses después de aparearse, las hembras se dirigen a las áreas de desove previamente construidas por los machos en el interior y/o a los costados de las masas de agua cerca de las que viven. En este momento, depositan cientos de diminutos huevos en el agua, algunos de los cuales se adhieren a la vegetación acuática, mientras varios se asientan en el fondo de la masa de agua.

Esta abundante puesta es muy importante para la supervivencia de la gana Goliat, ya que gran parte de los huevos fecundados terminan convirtiéndose en alimento para los depredadores acuáticos. Una pequeña cantidad llega a eclosionar pasados unos 85 y 95 días, tiempo que tardan en desarrollarse sus larvas. Una cantidad aún menor de individuos jóvenes logran alcanzar la edad adulta, teniendo una esperanza de vida de entre 10 y 15 años.

Estado de conservación de la rana goliat

A pesar de tener pocos depredadores naturales, como las serpientes y los cocodrilos, el hombre es la principal amenaza para la supervivencia de las ranas Goliat. Además de avanzar sobre su hábitat para construir asentamientos y utilizar las tierras para actividades agrícolas, el hombre sigue cazando a las ranas Goliat para consumir su carne, emplearlas en las crueles carreras de ranas o comercializarlas como mascotas exóticas.

Por todo ello, actualmente la rana Goliat está considerada como una especie en peligro de extinción, según la Lista Roja de Especies Amenazadas, realizada por la IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza). Si bien estén protegidas en algunos parques nacionales de África occidental, la población de ranas Goliat continúa disminuyendo.

Para intentar revertir este panorama negativo, se promueven iniciativas que buscan concienciar a la población local sobre la importancia de la rana Goliat para el equilibrio de los ecosistemas y limitar la expansión de áreas productivas, de forma a respetar el hábitat natural de esta especie.

Bibliografía
  • Jean-Louis Amiet. Conraua goliath. Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2015.
  • Frost, D.R. Conraua goliath. Amphibian Species of the World: an Online Reference. Nueva York, EEUU: Museo Americano de Historia Natural.
  • Sabater-Pi, J. Contribution to the biology of the Giant Frog (Conraua goliath, Boulenger). Amphibia-Reptilia, 6(2), 143-153, 1985.
  • Indiviglio, F. The World's Largest Frog – Working with the Massive Goliath Frog. 2013.

Fotos de Rana goliat

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Rana goliat

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario sobre Rana goliat

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?
Rana goliat
1 de 3
Rana goliat

Volver arriba