Compartir

Características de las ranas

 
Por Cristina Pérez Simón, Bióloga y estudiante de Agroecología. 10 junio 2020
Características de las ranas

Ver fichas de Ranas

Dentro de la clase de los anfibios, encontramos el orden Anura. Comprende unas 6.500 especies que se distribuyen por todos los continentes, salvo la Antártida. Aunque se han diversificado mucho, la mayor parte de estos animales depende de la presencia de agua para su supervivencia, por lo que suelen vivir en lugares húmedos.

Tradicionalmente, los anuros se han dividido en ranas y sapos, aunque no tiene valor taxonómico. Se suele llamar sapos a los anuros de aspecto robusto, piel verrugosa y comportamiento terrestre. Los animales conocidos como ranas, sin embargo, suelen ser más ágiles y hábiles saltadores. Además, tienen una vida más acuática o comportamiento arborícola. ¿Quieres conocer mejor a estos anfibios? No te pierdas este artículo de ExpertoAnimal sobre las características de las ranas.

Características principales de las ranas

Las ranas forman parte del orden Anura, el más diverso de todos los tipos de anfibios. Todos los anuros poseen una serie de características que les diferencia de las salamandras, los tritones y las cecilias. Estas son las principales características de las ranas:

  • Carecen de cola: el término anuro significa “sin cola”. Se debe a que, a diferencia de las salamandras y tritones, sus larvas o renacuajos pierden la cola durante la metamorfosis. Por tanto, los adultos carecen de ella.
  • Patas posteriores alargadas: las ranas presentan las patas traseras más largas que las delanteras.
  • Desplazamiento por saltos: gracias a sus fuertes patas traseras, se desplazan dando saltos.
  • Fecundación externa: durante el acoplamiento sexual, la hembra pone los huevos poco a poco y, mientras tanto, el macho los va fecundando. A diferencia del resto de anfibios, el macho no introduce un órgano copulador en el interior de la hembra.
  • Canto nupcial: los machos emiten un canto característico en su especie. Lo hacen durante la época reproductiva para atraer a las hembras.

Además de estas características, las ranas comparten muchas otras similitudes con el resto de anfibios. Si deseas conocerlas, te recomendamos este otro artículo sobre Características de los anfibios.

Características de las ranas para niños

Las ranas son animales muy pequeños que suelen caber en la palma de la mano. Se pasan el día tomando el sol justo al lado del agua, donde se bañan de vez en cuando. Necesitan mojarse porque tienen la piel muy sensible y la utilizan para respirar, aunque también tienen nariz y pulmones. Además, tienen unos ojos muy saltones, pero no poseen orejas.

Cuando llega la primavera, la hembra y el macho se encuentran. Juntos ponen sus huevos en el agua. Como ocurre con los pollitos, los huevos se abren cuando pasa un tiempo. De ellos salen muchas larvas, que se llaman renacuajos. No se parecen mucho a sus papás, sino que son bastante más pequeños y no tienen patas. Poseen una cabeza muy grande y una cola parecida a la de un pez. La usan para nadar, ya que pasan todo el día en el agua.

Los renacuajos dedican casi todo su tiempo a comer para poder crecer muy rápido. Mientras aumenta su tamaño, les salen las patas. Primero les salen las de detrás, que son las más largas. Después, empiezan a formarse las de delante, un poco más cortitas. Gracias a sus nuevas patas comienzan a saltar y pueden salir fuera del agua. Por último, la cola les va desapareciendo y se convierten en adultos, como sus papás. Esta transformación se llama metamorfosis y es muy parecido a lo que ocurre en las mariposas.

Para comprender mejor esta metamorfosis, a continuación mostramos el ciclo de vida de las ranas.

Características de las ranas - Características principales de las ranas

¿Dónde viven las ranas?

Como ocurre en todos los anfibios, el ciclo de vida de las ranas depende completamente del medio acuático. Se debe a que sus huevos no están aislados del medio, como ocurre en los animales amniotas. Además, sus larvas son acuáticas y respiran mediante branquias, como los peces. Por este motivo, estos animales viven cerca de fuentes de agua. Es una de las principales características de las ranas, aunque no siempre se cumple.

La mayor parte de las ranas viven en lugares de aguas estancadas o en corrientes de baja velocidad. Entre sus hábitats encontramos los ríos y todo tipo de humedales, incluyendo lagunas, embalses o charcos temporales. Sin embargo, muchas especies de ranas no viven cerca del agua cuando son adultas, sino que tan solo acuden a ella para reproducirse. Aún así, siempre habitan en lugares húmedos, ya que los adultos suelen tener respiración cutánea, por lo que necesitan tener la piel siempre húmeda.

Muchas ranas terrestres viven en selvas con una humedad elevada. Es el caso de las ranas arborícolas. Otras optan por vivir en la hojarasca que se acumula en el suelo de los bosques caducifolios o bien permanecen enterradas en el barro durante la estación seca. Algunas ranas y sapos, además, presentan pulmones, por lo que tienen más facilidad para sobrevivir en lugares áridos. Sin embargo, las ranas son mucho más abundantes en los trópicos y subtrópicos, ya que necesitan temperaturas moderadas debido a que poseen una piel muy fina y sensible.

Alimentación de la rana

La alimentación de las ranas se basa en insectos, ciempiés, arañas, lombrices, caracoles, etc. Para ello, permanecen quietas cerca de aguas estancadas o en zonas con mucha humedad, donde los animales nombrados son muy abundantes. Cuando se acerca un invertebrado, la rana detecta su movimiento y saca rápidamente su lengua extensible. Si acierta, el invertebrado se queda pegado a la lengua, que está recubierta por una sustancia viscosa. Después, vuelve a meter la lengua en la boca y traga a su presa.

Algunas ranas tienen dientes muy pequeños en la mandíbula superior que les sirven para evitar que las presas se escapen. Tan solo una especie, la rana marsupial arborícola (Gastrotheca guentheri), posee dientes en la mandíbula inferior. Los escuerzos (Ceratophrydae) también presentan una especie de colmillos o pinchos en la mandíbula inferior, aunque no son considerados verdaderos dientes. Son unas de las pocas ranas que utilizan sus “dientes” para atrapar a sus presas. De hecho, pueden llegar a consumir pequeños reptiles, anfibios e, incluso, mamíferos.

En cuanto a los renacuajos o larvas, la mayoría son herbívoros y se alimentan de algas. Para raspar y masticar estas algas, poseen unas estructuras semejantes a dientes, conocidas como mandíbulas córneas. Cuando la metamorfosis avanza, los renacuajos comienzan a introducir en su dieta algo de materia animal, como larvas de dípteros o efímeras. De esta manera, se van convirtiendo progresivamente en carnívoros.

Características de las ranas - Alimentación de la rana

¿Cómo se reproducen las ranas?

La reproducción de las ranas comienza con el cortejo de los machos hacia las hembras. Para llamar la atención de las hembras, las ranas macho se dedican a croar o cantar durante toda la temporada reproductiva. Cuando un macho consigue su objetivo, se monta encima de la hembra y la sujeta con sus patas delanteras. Según la postura que adoptan, este acoplamiento o amplexo puede ser de diferentes tipos y depende de la especie.

El amplexo puede durar desde unos minutos hasta varios días. Durante el mismo, no se produce cópula, sino que la hembra va liberando poco a poco los huevos mientras el macho los va fecundando. Por tanto, la fecundación se produce en el exterior de la hembra. En muchas especies, los huevos se ponen formando grandes masas flotantes o adheridas a la vegetación. En otras ranas, los machos cargan y protegen los huevos hasta su eclosión.

El nacimiento de las ranas

Cuando eclosionan los huevos, salen de ellos unas larvas conocidas como renacuajos. Estas protoranas están formadas por una cabeza bien diferenciada, un cuerpo pequeño y una cola natatoria. Como ya indicamos antes, son animales acuáticos que respiran a través de branquias. Poco a poco, estos renacuajos van creciendo y adquiriendo las características de las ranas adultas. Durante este proceso, conocido como metamorfosis, aparecen las patas y desaparece la cola.

En algunas ranas no existe fase larvaria, sino que tienen un desarrollo directo. Es el caso de las especies del género Eleutherodactylus, unas ranas americanas que se aparean y ponen los huevos en tierra. Cuando estos eclosionan, salen directamente unas ranitas muy pequeñas e independientes de las masas de agua.

Características de las ranas - ¿Cómo se reproducen las ranas?

Tipos de ranas

Una de las principales características de las ranas es su enorme diversidad. Estos pequeños animales se han adaptado a vivir en ecosistemas muy diferentes, incluyendo islas y parajes muy remotos. Por este motivo, existen muchos tipos de ranas, así que vamos a centrarnos en algunas de las familias más abundantes o conocidas dentro del mundo hispanohablante.

Ranas típicas (Ranidae)

La familia Ranidae es el grupo más conocido de todos los tipos de ranas, tanto, que se les conoce como “ranas verdaderas”. Se debe a su abundancia y su enorme distribución, que incluye casi todo el globo. Sin embargo, tan solo existen unas 350 especies. Todas ellas cumplen a la perfección con las típicas características de las ranas. Por ejemplo, presentan colores verdes o pardos (salvo excepciones), lo que les sirve para camuflarse de manera muy eficiente.

Algunos ejemplos de ranas típicas son:

  • Rana verde ibérica (Pelophylax perezi).
  • Rana campestre (Rana arvalis).
  • Rana leopardo (Lithobates berlandieri).

En la imagen que aparece a continuación, podemos ver un ejemplo de rana verde ibérica.

Características de las ranas - Tipos de ranas

Ranitas (Hylidae)

La familia de las ranitas es el grupo más diverso dentro de los Anuros, con unas 1.000 especies conocidas. Se distribuyen principalmente por la región tropical de América, aunque también se encuentran en Asia y Europa. Estos anuros son muy parecidos entre ellos y se caracterizan por tener un tamaño pequeño, la piel lisa y los dedos ensanchados. En estos aparecen unos discos adhesivos, lo que les aporta una gran habilidad para trepar.

Entre las especies más destacadas de este tipo de ranas encontramos las siguientes:

  • Ranita de San Antón Europea (Hyla arborea).
  • Rana arbórea gris (Hyla versicolor).
  • Boana boans (Hypsiboas boans).

En la siguiente imagen podemos ver un ejemplo de ranita de San Antón Europea.

Ranas punta de flecha (Dendrobatidae)

La familia de las ranas punta de flecha incluye algunas de las especies de ranas más venenosas que existen. A ello se deben sus llamativos colores, que les sirven para informar a sus posibles depredadores sobre lo peligroso que sería comérselas. Otras, sin embargo, poseen colores apagados que se mimetizan con el medio. Estas características les aportan una ventaja evolutiva, por lo que son relativamente abundantes en el Neotrópico o zona tropical de América.

Entre los dendrobátidos podemos encontrar más de 200 especies. Las más conocidas son:

  • Rana dardo dorada (Phyllobates terribilis).
  • Rana flecha roja y azul (Oophaga pumilio).
  • Sapito minero (Dendrobates leucomelas).

A continuación, mostramos un ejemplo de rana dardo dorada.

Escuerzos o ranas Pacman (Ceratophryidae)

Los escuerzos son una familia de ranas que contiene tan solo unas 12 especies sudamericanas. Sin embargo, se trata de unos anfibios muy interesantes. Las principales características de las ranas Pacman son un cuerpo robusto y una mandíbula grande y fuerte. Además, cuentan con unos ojos particularmente saltones, que alcanzan su máximo en el escuerzo de agua (Lepidobatrachus laevis).

Otra rana Pacman muy conocida es el escuerzo común (Ceratophrys ornata), que vive en Argentina. Esta especie y sus semejantes destacan por poseer unas protuberancias en la parte superior de la cabeza. Se sitúan justo encima de los ojos, a modo de cejas. Esta característica les permite mantener los ojos por fuera del barro en el que permanecen enterradas mientras esperan a sus presas.

En la siguiente imagen podemos ver un escuerzo de agua.

Ranas de uñas o pipas (Pipidae)

La familia Pipidae comprende tan solo unas 40 especies de ranas. La mayor parte se distribuyen por el África subsahariana, donde se les conoce como ranas de uñas. Otras especies viven en la región tropical de Sudamérica, donde se les llama pipas o sapos de Surinam.

Las principales características de las ranas de uñas son la ausencia de lengua y la posición dorsal de los ojos. Además, presentan un cuerpo muy aplanado, que alcanza su máximo en el sapo de Surinam (Pipa pipa). Son animales muy generalistas que pueden adaptarse muy bien a cualquier ambiente acuático. Debido a su uso como mascotas y animales de experimentación, algunas de ellas se han convertido en especies invasoras en muchos lugares del mundo. Es el caso de la rana de uñas africana (Xenopus laevis).

En la siguiente imagen podemos ver un ejemplo de rana de uñas africana.

Si deseas leer más artículos parecidos a Características de las ranas, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Bibliografía
  • Arxold, E.N. & Burton, J.A. (1978). Guía de campo de los anfibios y reptiles de España y Europa. Editorial Omega. Barcelona.
  • Hickman, C. P. et al (2009). Principios integrales de Zoología. McGraw-Hill, Madrid.
  • Dell, Amore, C. (2011). Frogs evolve teeth. National Geographic News. En: nationalgeographic.com. Consultado el 12 de mayo de 2020.

Escribir comentario sobre Características de las ranas

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Características de las ranas
1 de 9
Características de las ranas

Volver arriba