Compartir

Gato burmés o birmano

Actualizado: 1 abril 2019
Gato burmés o birmano

Al mirar a un burmés puede que pensemos que se trata de una variante de los gatos siameses, pero de un color diferente. No obstante, no estamos ante una variante de siamés, sino ante una raza realmente antigua que existía ya en el medievo, pese a que no llegará a EEUU y Europa hasta el pasado siglo XX. En esta ficha de raza de ExpertoAnimal conoceremos toda la historia y los detalles de la raza de gato burmés o birmano.

Origen
  • Asia
  • Myanmar
Clasificación FIFE
  • Categoría III
Características físicas
Peso medio
  • 3-5
  • 5-6
  • 6-8
  • 8-10
  • 10-14
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-15
  • 15-18
  • 18-20
Tipo de pelo

Origen del gato burmés o birmano

Acerca de la historia de esa raza felina existen numerosas leyendas que cuentan que estos felinos se originaron en los monasterios de los monjes birmanos. Sí que existen numerosas evidencias arqueológicas y artísticas que corroboran que este gato ya estaba presente en Tailandia en el siglo XV.

Sea cual sea su procedencia concreta sí que conocemos con exactitud cómo llegó esta raza a Estados Unidos, pues lo hizo de la mano de Wong Mau, una gata que viajó desde Birmania acompañando al doctor Joseph C. Thompson. Tras cruzarla con siameses se comprobó que no se trataba de una variedad oscura de los mismos, estableciéndose como raza diferenciada.

Pero no acaba aquí la historia de la raza, pues debido a que alcanzó una notoria fama comenzaron a a aparecer híbridos en las exposiciones de la CFA, por lo que se retiró el reconocimiento oficial de los burmeses como raza en 1947, no recuperándose el estándar hasta 1953.

Características del gato burmés o birmano

Los burmeses son gatos de tamaño mediano, con una peso de entre 3 y 5 kilogramos, estando las hembras más cercanas al límite inferior que los machos. Su cuerpo es de complexión fuerte y de marcada musculatura, de formas redondeadas y patas fuertes. Su cola es larga y recta, terminando su puta en un pincel de forma redonda. La cabeza de un burmés es redonda, de mejillas sobresalientes y ojos separados, brillantes y también redondos, normalmente dorados o amarillos. Sus orejas siguen el patrón redondeado de todo su cuerpo y son de tamaño mediano.

El pelaje de los gatos burmeses es corto, fino y satinado, como particular cabe señalar que tiene que estar ceñido al cuerpo y que cada pelo es más claro en la raíz y más oscuro a medida que llega a la punta. Suele ser frecuente que independientemente del color del manto este sea unos tonos más claro en el vientre. En cuanto al color de ese pelaje se admiten los siguientes colores: concha de tortuga, rojo , crema, chocolate, cinnamon, fawn, lila, azul, platino, champán y sableñ

Carácter del gato burmés o birmano

Los burmeses son gatos sociables, que adoran pasar tiempo con los suyos, a la par que conocer gente nueva. Por ello es una raza que no lleva bien la soledad, lo cual hemos de tener en cuenta si pasamos largos periodos de tiempo fuera de casa.

Son felinos juguetones y curiosos, por lo que aconsejamos prepararles juegos con juguetes o bien comprados o bien hacer juguetes caseros DIY. Respecto a los niños, se lleva genial con ellos, siendo un compañero ideal para nuestros hijos, además al no ser nada territorial no tendrá problemas en convivir con otras mascotas. Además, estos gatos son bastante comunicativos tienen un maullido dulce y melodioso y no dudarán de mantener verdaderas conversaciones con sus dueños.

Cuidados del gato burmés o birmano

Los burmeses no requieren demasiadas atenciones más allá de proveerles una alimentación de calidad, en la cantidad adecuada, permitir que se ejerciten regularmente, jugando con ellos o bien si tenemos jardín permitiéndoles salir a explorar un poco. También hemos de cuidar su pelaje, con cepillados relativamente frecuentes para mantener lustroso, limpio y libre de pelos muertos que puedan causar bolas de pelo.

Salud del gato burmés o birmano

Dada la robustez de estos felinos, no se han registrado enfermedades no hereditarias y adquiridas que les afecten especialmente. Para mantener a nuestro felino sano es necesario que los tengamos vacunados y desparasitados de la forma oportuna, siguiendo el calendario vacunal y de desparasitaciones que nos marque nuestro veterinario.

A su vez hemos de velar por el buen estado de sus ojos, sus orejas y su boca, pudiendo ser necesario realizar limpiezas bucales o auditivas en determinados casos o en ciertos momentos del ciclo vital de nuestra mascota.

Bibliografía
  • Breed Profile: The Burmese - The Cat Fanciers' Association - Disponible en: http://cfa.org/breeds/breedsab/burmese.aspx
  • The burmese Cat Club - Disponible en: http://burmesecatclub.com/
  • Burmese - The International Cat Association - Disponible en: https://www.tica.org/nl/cat-breeds/item/195-burmese-introduction

Fotos de Gato burmés o birmano

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Gato burmés o birmano

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario sobre Gato burmés o birmano

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?

Gato burmés o birmano
1 de 5
Gato burmés o birmano

Volver arriba