Compartir

Maine coon

6 febrero 2018
Maine coon

El gato Maine coon destaca por ser un felino grande, robusto y de carácter dócil. No obstante, debido a sus peculiaridades en cuanto a características, personalidad o cuidados, será fundamental informarnos previamente si nuestro deseo es adoptar a uno. Conocido como el "gigante gentil" gatuno, este felino se encuentra entre las razas de gatos gigantes más populares.

En esta ficha de raza de ExpertoAnimal te mostraremos todo lo que debes saber acerca de la raza de gato Maine coon, empezando por sus orígenes como gato rural, pasando por su carácter y cuidados y terminando con los problemas de salud frecuentes en la raza o consejos veterinarios que debes conocer. Descubre a continuación como son los gatos Maine coon y déjate seducir por su belleza y carácter dulce.

Origen
  • América
  • Estados Unidos
Clasificación FIFE
  • Categoría II
Características físicas
Peso medio
  • 3-5
  • 5-6
  • 6-8
  • 8-10
  • 10-14
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-15
  • 15-18
  • 18-20
Tipo de pelo

Origen del gato Maine coon

El Maine coon es una raza endémica de Estados Unidos, concretamente del estado de Maine. Se estima que alrededor de 1850 llegaron de Europa y Asia gatos de pelo largo, los cuales se aparearon con gatos de pelo corto locales, lo que dio como resultado gatos de tamaño grande, de pelaje largo y de constitución fuerte. Su cola anillada recordaba a la de los mapaches, por ese motivo, es conocido como "coon", diminutivo de racoon, mapache en inglés.

Esta raza era popular en los entornos rurales y se encontraba muy extendida en las granjas del noreste de américa. Fueron importados Reino Unido en 1980 y en 1982 fueron reconocidos por la FIFE. Más adelante, en 1993, fueron reconocidos por la GCCF. Actualmente es considerado un animal de compañía popular en todo el mundo.

Características físicas del Maine coon

Si quieres saberlo todo acera de este espectacular felino, será fundamental hacer un repaso general por las características del gato Maine coon. Para ello, te proporcionamos toda la información acerca del estándar según la FIFE (Fédération Internationale Feline) [1]:

La raza de gato Maine coon es de tamaño grande y destaca principalmente por poseer una cabeza cuadrada, orejas grandes, un pecho ancho y una cola larga y fluida. Su estructura corporal es robusta, gracias a unos huesos sólidos y a una musculatura fuerte. Cuando el Maine coon tiene un buen tono muscular, el gato obtiene una apariencia poderosa y robusta.

La cabeza es de tamaño mediano y de contorno cuadrado, además, el perfil muestra una suave pendiente cóncava. La frente de la cabeza está suavemente curvada y las mejillas muestran pómulos altos y prominentes. El hocico destaca por ser también de contorno cuadrado y se puede observar una transición entre el hocico y los pómulos. La barbilla es firme, en alineación vertical con la nariz y el labio inferior.

Los machos destacan por poseer un cuello musculoso y muy fuerte. Y, en general, la raza muestra un cuerpo alargado, extremidades de longitud media y patas grandes, redondas y bien entrelazadas. La cola debe ser tan larga como el cuerpo del gato, desde el omóplato hasta la base de la cola. Además, la cola debe ser ancha en la base, estrechándose proporcionalmente hasta la parte superior, mostrando un pelaje completo y fluido.

Las orejas son grandes, anchas en la base y moderadamente puntiagudas. Los penachos similares a los de un lince son muy deseables, así como los mechones de pelo en las orejas que se extienden más allá de los bordes. Las orejas deben estar situadas siguiendo una ligera inclinación hacia afuera.

Los ojos son grandes y amplios, ligeramente ovales, pero no almendrados. Muestran una forma especialmente redondeada cuando están abiertos de par en par y están situados ligeramente hacia la base externa de las orejas. Cualquier color de ojos está permitido, aunque cabe resaltar que los colores claros son altamente deseables. No existe relación alguna entre el color de los ojos y el pelaje.

El pelaje del Maine coon debe mostrar una capa densa, corta en la cabeza, hombros y piernas, pero más largo en la parte posterior y en los costados. Muestra además mucha más densidad en las patas traseras y en el vientre, así como un "volante". El manto es de textura sedosa y un cuerpo que cae suavemente. El pelaje interno, es decir, la capa base, es suave y muy fina, y está cubierta por la capa exterior que es más gruesa. Todos los colores están permitidos, incluidas todas las variedades de color blanco, exceptuando patrones puntiagudos, el lila, el color canela o el cervatillo.

Carácter del gato Maine coon

Podemos definir el carácter del Maine coon como amigable, juguetón y dulce. Por lo general, se trata de gatos muy sociables, que disfrutan de la compañía de sus propietarios. No obstante, para lograr que un felino en su etapa adulta sea equilibrado y sociable, se debe prestar especial atención a la socialización del gato en su etapa de cachorro, que se inicia a las 3 semanas de vida y que termina alrededor de las 7 semanas de edad. Hasta ese momento, el pequeño debe permanecer junto a su madre y hermanos, lo que le permitirá conocer el lenguaje felino, las pautas de juego o la inhibición de los mordiscos. En esta etapa también debe conocer personas y otros animales para evitar posibles miedos en su etapa adulta.

Se trata además de gatos que adorarán jugar y divertirse en todas sus etapas, incluyendo durante la vejez, así mismo, se consideran felinos sumamente inteligentes, capaces de reconocer palabras y órdenes muy variadas. Como peculiaridad, podemos hablar de la vocalización, y es que el Maine coon es un gato famoso por sus frecuentes aullidos, gorjeos y parloteo. También son aficionados al agua y a la nieve.

La tenencia de un Maine coon se recomienda a familias dinámicas, familiarizadas con los gatos, que puedan incluir o no niños. Se trata de un felino muy adaptable que disfrutará en distintos entornos, pero especialmente en casas rurales, donde pueda explorar y manifestar su comportamiento instintivo sin límites. Es un gato especialmente dócil y, bien socializado, no suele presentar problemas de conducta.

Cuidados de un Maine coon

Los cuidados de un gato Maine coon son relativamente sencillos, aunque pueden resultar algo costosos, debido principalmente a su gran tamaño. Nos referimos concretamente a su alimentación, la cual debe estar basada en productos de alta calidad, ya nos decantemos por pienso, recetas caseras o dietas crudas, como puede ser la alimentación barf. Elegir un buen producto repercutirá en su salud, bienestar y en un pelaje radiante. Debido a su propensión a la obesidad, se recomienda racionar adecuadamente su alimento, en 2 o 3 tomas diarias.

Aunque, como todos los gatos, el Maine coon suele dedicar largas horas a su aseo personal, debido a su pelaje largo será recomendable dedicar algunas horas semanales al cepillado. Esta rutina nos ayudará a mantener su pelaje limpio y bonito, pero también nos ayudará a detectar cualquier problema de la dermis, dolor o la presencia de parásitos. Podemos utilizar un cepillo de carda para peinarle y, en el caso de observar nudos, debemos utilizar previamente un cortanudos pequeño, específico para felinos. En principio no debemos bañarle, ya que los gatos se limpian ellos mismos, no obstante, si le hemos acostumbrado desde cachorro podemos iniciar también una rutina de baño mensual, con el uso de champú y acondicionador específico para gatos, que nos ayudará a mantener su pelaje impecable.

Para que pueda expresar las conductas naturales propias de su especie, deberemos proporcionarle un arenero grande en el que poder hacer sus necesidades y tapar los excrementos, así como varios rascadores de distintos tipos en los que poder afilar sus uñas y realizar la conducta típica de marcaje.

Finalmente, será también muy importante prestar atención al enriquecimiento ambiental del felino, adecuado el hogar adecuadamente, mediante estructuras felinas, pasarelas, hierba gatera, fuentes de agua o túneles de lona. Debido precisamente a su naturaleza juguetona, no pueden faltar las horas de juego con el propietario, en las que podemos emplear juguetes de tipo caña de pescar, juguetes expendedores de comida, el uso de catnip o juguetes simples. No olvides que una buena sesión de juego debe durar entre 20 y 40 minutos diarios.

Salud de los gatos Maine coon

Es recomendable visitar al veterinario cada 6 o 12 meses para realizar un examen general y detectar posibles problemas de salud. Además, el profesional nos orientará para seguir adecuadamente el calendario de vacunación del gato, así como la desparasitación interna y externa que debemos realizar de forma regular. La medicina preventiva es fundamental para asegurar la buena salud del felino. Así mismo, debemos estar atentos de forma regular a su comportamiento, a sus deposiciones o a la posible expulsión de bolas de pelo, que puede prevenirse con el uso de malta para gatos.

Las enfermedades más frecuentes del Maine coon son:

  • Cardiomiopatía hipertrófica felina
  • Displasia de cadera
  • Pectus excavatum

Siguiendo unos buenos cuidados y aplicando las pautas de medicina preventiva anteriormente mencionadas, la esperanza de vida del Maine coon se sitúa alrededor de los 9 y los 15 años.

Referencias
  1. MCO, Maine Coon, Breed standards FIFE

Fotos de Maine coon

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Maine coon

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario sobre Maine coon

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?

Maine coon
1 de 9
Maine coon

Volver arriba