Compartir

El lenguaje corporal de los gatos

Por Mercè Garcia, Editora de ExpertoAnimal. Actualizado: 18 julio 2019
El lenguaje corporal de los gatos

Ver fichas de Gatos

El lenguaje corporal de los gatos es mucho más complejo de lo que algunos cuidadores creen. No debemos fijarnos únicamente en una postura o señal corporal concreta, sino en una combinación de todas ellas. Solo de este modo podremos comprender realmente qué quiere transmitirnos un felino.

Así mismo, tampoco debemos tratar de comparar el lenguaje de esta especie con otra, pues a diferencia de los perros, los gatos suelen inhibir notablemente ciertas emociones, siendo incluso complicado advertir las señales que indican que un gato está enfermo. Así mismo, las señales de ambas especies son muy distintas.

En este artículo de ExpertoAnimal hablaremos del lenguaje corporal de los gatos, explicándote el significado de de las posturas más comunes, las características principales de sus estados de ánimo y mucho más. ¿Quieres descubrirlo? ¡No pierdas el tiempo y sigue leyendo!

También te puede interesar: Lenguaje y comunicación de los gatos

El lenguaje de los gatos

Antes de adentrarnos en el lenguaje corporal de los gatos, analizando algunas posturas concretas, repasaremos las posiciones de ciertas partes de su cuerpo. Los pilares básicos de la comunicación de los gatos son las orejas, la cola y la cabeza, tanto hacia las personas como hacia otros animales:

La cabeza

El rostro del felino y su posición indica mucho sobre su estado de ánimo. Una cabeza gacha puede sugerir miedo, sumisión y hasta enfado. Por el contrario, cuando está alzada o hacia adelante indica bienestar, confianza y hasta tolerancia u invitación hacia la manipulación. También nos fijaremos en los ojos. Cuando están entrecerrados, por ejemplo cuando les masajeamos, podemos advertirlo como una señal de relajación, mientras que los ojos abiertos pueden traducirse como un estado de alerta, curiosidad o miedo.

La cola

La cola baja en gatos no debería ser habitual. Es una señal de que está asustado, enfadado o deprimido. Ahora bien, la cola hacia arriba tampoco significa únicamente felicidad. Cuando está rígida y hasta vibrante, indica emoción y placer, mientras que si está arqueada sugiere curiosidad, intriga y hasta inseguridad. Obviamente, cuando está bufada es una señal de enfado. El movimiento también es revelador, pues cuando se mueve lentamente sugiere bienestar, mientras que cuando se mueve rápido debemos saber que está irritado.

Las orejas

Las orejas de los gatos poseen alrededor de 25 músculos y son tremendamente expresivas. Hacia arriba y en constante movimiento significa que el gato está atento y alerta ante todo lo que ocurre. Por el contrario, hacia atrás o al lado puede sugerir enfado, miedo y, en definitiva, una posición defensiva u ofensiva.

Además...

Como ya te hemos adelantado, debemos analizar estas señales en conjunto. Sopesaremos la posición corporal, que puede ser tensa o relajada, estirada o arqueada. También valoraremos los maullidos de los gatos y su significado una parte importante de su comunicación hacia los humanos.

Otro aspecto clave es la conducta de "frotarse" que puede indicar que nos está "marcando", como parte de su territorio. No obstante, si frota la cabeza utilizando el cuello y la boca puede indicar un saludo amistoso. Para terminar no podíamos olvidar el ronroneo, que aunque habitualmente se asocia al bienestar, también puede aparecer en felinos enfermos que no se encuentran bien.

El lenguaje corporal de los gatos - El lenguaje de los gatos

El comportamiento de los gatos

Existen ciertos comportamientos de los felinos que podemos llegar a malinterpretar, especialmente si los comparamos con el lenguaje de los perros, o si no comprendemos realmente qué significan, mencionaremos algunos de ellos:

  • El gato se pone panza arriba: puede incluso revolcarse. Se traduce como un estado de confianza hacia el cuidador, así como bienestar y relajación. Sin embargo, el gato panza arriba no es una invitación a acariciarle la barriga, de hecho, si lo hacemos, es muy probable que el gato nos arañe y muerda.
  • El gato está agazapado: si le observas encorvado, atento y listo para empezar a correr debes estar alerta: algo preocupa u inquieta a tu felino.
  • El gato levanta las patas: ocurre generalmente cuando le acercamos la mano. Tras levantar las patas delanteras se frota contra nosotros. Es un saludo y una señal de afecto por su parte.
  • Spray de orina: puede ocurrir en machos y hembras. Cuando el gato orina en todas partes poca cantidad y como en "spray" debemos prestar atención a diversos significados: conducta sexual, estrés o marcaje.

Por supuesto el comportamiento de los gatos variará en función de la edad, la genética, el ambiente y muchos otros factores.

Posturas de los gatos y su significado

Como ya habrás podido advertir, la gran variedad de posiciones y señales que puede emitir un gato hace imposible resumir todas las posturas de los gatos, no obstante, hemos preparado una imagen con las más habituales, que te ayudarán a conocer mejor el lenguaje corporal de los gatos, te las detallamos a continuación:

  1. Amigable: un gato que está feliz y tiene ganas de relacionarse con sus tutores u otros animales mostrará una postura corporal relajada, acompañada de orejas hacia adelante y erguidas, así como la cola levantada. Los ojos podrán estar abiertos y, si nos tiene confianza, el gato se frotará contra nosotros o nos vendrá a olfatear en una señal de saludo amistoso.
  2. Inseguro: en este caso observaremos que la postura en general es tensa y va acompañada de una cola totalmente recta, exceptuando en la punta, que está curvada. Las orejas estarán erguidas, los ojos bien abiertos y, en definitiva, apreciaremos que el gato está alerta y expectante ante nuestra reacción.
  3. Relajado: un gato relajado tendrá una postura corporal muy distendida, podrá realizar estiramientos y desviar la mirada sin ningún tipo de preocupación. La cola podrá estar levantada o no, y las orejas estarán en una posición normal. Puede mostrar además los ojos entreabiertos, en señal de bienestar.
  4. Molesto: un gato que está molesto por algún motivo adoptará una postura recta y tensa, acompañada de una cola en constante movimiento, similar al de una serpiente. El felino nos está alertando y si no nos detenemos puede llegar a huir, morder o arañar. Observaremos también los ojos muy abiertos y, en algunos casos, las orejas hacia los lados.
  5. Contento: un gato feliz mostrará las mismas señales que el gato amigable, es decir, postura corporal relajada, orejas hacia adelante y cola levantada. Pero además, si está muy contento, podremos observar también que maúlla de forma similar a un trino y que su cola vibra.
  6. Irritado: un gato que está enfadado lo hará saber a sus tutores u a otros animales con los que se encuentre. La postura corporal estará visiblemente arqueada y probablemente acompañada de orejas hacia los lados y la cola notablemente bufada. Puede bufar y hasta maullar de forma amenazadora.
  7. Asustado: un gato pasa de estar irritado a asustado cuando las señales que ha utilizado no le han servido o no puede huir del conflicto. La postura y las señales se evidencían mucho más, llegando incluso a maullar gravemente, sisear y bufar constantemente con la boca abeirta. Es probable que un gato asustado ataque.
  8. Juguetón: un gato juguetón utilizará muchas partes de su cuerpo para comunicarse, en busca de atención. Puede llegar a mordisquear o arañar en señal de juego, pero lo sabremos dado que no existen otras señales que evidencien malestar evidente. Observaremos orejas hacia adelante, ojos abiertos y otras señales que indican que el felino busca una motivación para jugar.
El lenguaje corporal de los gatos - Posturas de los gatos y su significado

Vídeo de lenguaje corporal de los gatos

¿Te has quedado con ganas de más? En el siguiente vídeo te mostramos con detalle el lenguaje corporal de los gatos con señales y posturas, ¡no te lo pierdas!

Si deseas leer más artículos parecidos a El lenguaje corporal de los gatos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Bibliografía
  • Turner, D. C., Bateson, P., & Bateson, P. P. G. (Eds.). (2000). The domestic cat: the biology of its behaviour. Cambridge University Press.
  • Cat communication. 07/05/2019, de CATS Protection. Disponible en: https://www.cats.org.uk/

Escribir comentario sobre El lenguaje corporal de los gatos

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
33 comentarios
BERTHA
Hola, excelente información. Gracias. Pues bien tengo una gatita de seis meses y dos perritas con las que se llevaba muy bien pero luego de que las llevamos a corte y baño al regresar de la veterinaria mi gata se asustó y ya no quiere ni verlas, no las tolera y se enoja cuando las ve, además ya no quiere salir al patio... No se que hacer.
Su valoración:
Adriana
Buenas, tengo una gatita que acaba de cumplir 3 meses y ha estado conmigo aproximadamente 3 semanas, el día de ayer la llevé al veterinario y se portó muy bien, se asusto un poco pero no sucedió nada raro. Después de ahí la llevé a la casa de mi suegra y ella tiene una perrita, mi gata al parecer no le agrada mucho y le hace un sonido muy extraño pero la perrita no le hace nada, tratamos de presentársela para que se acostumbre a estar con ella (es la segunda o tercera vez que la ve) como no hubo progreso la metimos en la habitación de mi novio y nos acostamos con ella, ella parecía normal se acurrucó en mi y todo bien. Cuando llegamos a mi casa siguió durmiendo, después se despertó y yo le empecé a hacer cariños y decidí alzarla a lo que ella empezó a maullar y tratar de soltarse (nunca lo ha hecho, siempre es súper cariñosa y no me ha demostrado que le disguste que se lo haga) la dejé tranquila y al rato lo volví a intentar y nada, pensé que era que se había golpeado pero todo el día había pasado con ella y no se golpeó en ningún momento, al rato vi que ella jugaba normal con sus cosas y yo le tiraba mecatitos y jugaba conmigo. después de eso casi no tocó la comida, le puse un poquito de atún y medio comió pero lo dejo casi a la mitad (ella siempre se come todo) en la noche llegó a mi cama se acostó a la par mía y jugó un poco con mis dedos, durmió a la par mía, hoy en la mañana se despertó, intenté de animarla enseñándole la comida y vio el paquete de comida por un segundo pero no fue corriendo a esperar que le sirviera.
Me ayudaría mucho si me contestan es mi primera gatita y me da miedo que le de depresión o algo por el estilo
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Adriana, debes saber que los gatos son animales de rutina que, de forma general, no se sienten cómodos con los cambios. Es probable que la experiencia con el perro, sumada a la del veterinario, le haya provocado estrés y ansiedad, por ello actúa de este modo.

Si tu intención es visitar regularmente la casa de tu suegra hazlo cada semana para que esté habituada a esta rutina y lo perciba como algo negativo, no obstante, si no es así, no te aconsejaría moverte tanto con ella, ya que al final estás provocándole falta de seguridad y confort.

Sigue con vuestra rutina normal, pero puedes intentar mejorar su ánimo con juegos, comida apetitosa o una sesión de caricias. Mucho ánimo y ante la duda consulta con un veterinario especializado en etología para que te asesore.
Aliss
Hola mi gata tuvo 5 gatitos pero al segundo día de tenerlos salió de su caja y no les hace caso a los bebes ni les da de comer, solo se sienta en posición temerosa ¿qué podria ser?
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Alis, no sabemos qué puede estar ocurriendo pero será imprescindible que visites a tu veterinario cuanto antes para que te ofrezca leche maternizada artificial (por si tu gata no quiere amamantarlos) y que te explique cómo hacerlo.
Su valoración:
David
Tengo 2 gatos HERMANOS de aproximadamente 8/9 meses y hace dos días empezaron a pelear.Uno es hembra y el otro macho,ambos están castrados.¡Espero que me puedan ayudar y decirme qué hacer!
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola David, ¿cómo está la situación ahora? Lo primero que te aconsejo es hacer uso de feromonas para gatos, aquí te explicamos de qué se trata: https://www.expertoanimal.com/feromonas-para-gatos-que-son-y-como-utilizarlas-23565.html

Por otro lado, sería conveniente trabajar este problema, en este artículo te explico cómo: https://www.expertoanimal.com/como-hacer-que-dos-gatos-se-lleven-bien-21204.html

¡Un saludo!
jessica sandoval
hola buenas tarde quisera algun consejo ya que mi gato tiene un problema muy fuerte su pelaje se le cae en exceso nose que pudiera ser bueno para remediar eso
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Jessica, existen muchas causas que pueden provocar caída excesiva del pelo, por lo que lo más indicado será acudir a un veterinario cuanto antes y evitar así que el cuadro empeore...

Saludos
Jadiel
Mi gata tiene 5 meses pero desde los tres y medio hace cosas que no sé interpretar. Estoy yo fuera de la habitación, me mira, y corre hacia atrás de ella, sube a la cama, hace la postura que en la ilustración dice "MUY ENFADADO", con la espalda arqueada, la cola levantada y erizada, brinca varias veces sobre la cama, levantando con sus uñas la sabana o colcha, y luego sale corriendo hacia otra habitación. Lo raro es que no hay motivo aparente para que esté enfadada, no se lo encuentro -tiene comida, agua, arenero limpio-. Parece que es como una invitación a jugar y que realmente no está enfadada. Lo hace sin razón, pero acompaña este comportamiento por lo regular pegando corretizas entre las habitaciones, o se va a mi cama, hacia abajo, pero a veces voy con ella, y me pongo a jugar a que brinque y caze un juguete, está participativa y no agresiva ¿porque hace esa postura de "muy enfadada" brincoteando en una de las camas, si al parecer no está enfadada?
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Jadiel, ¿cómo es tu relación con la gata? ¿Se relaciona contigo de forma positiva? Por otro lado, ¿a qué edad la adoptaste? ¿Ha pasado una buena socialización con las personas? Puede que no se trate de una postura agresiva, ya que aún es cachorra y está aprendiendo a relacionarse con el medio, puede que solamente esté jugando de forma activa.
Jadiel
Hola Merce, gracias por contestar, la adopté a mi gata un poco antes que cumpliera los 3 meses (la adopté de alguien quien la recibió directamente del dueño de la gata mamá que tuvo la camada, pero que a fin de cuentas no pudo quedarse con ella, así que cuento sólo con cierta información difusa acerca de su edad, no sé si la destetaron rápido, si habrá sufrido de cachorra, etc.). En mi casa sólo somos mi mamá (de 74 años) y yo (de 43) y considero que tenemos muy buena relación con ella; a mi mama, como está más en la casa y cuida más de ella, se ha convertido en la ama favorita, pero yo me he llevado muy bien con ella, juego mucho con ella, mi mamá es quien la educa y le impone más normas, (y aún así adora a mi mamá), yo no soy tan prohibitivo, excepto algunos detalles (no se meta al ropero, no se suba a la mesa de comer, etc) y trato de no chocar con las reglas que mi mamá le pone a la gatita, y más que un dueño prohibitivo, como que represento para ella alguien con quien jugar. Tiene un juguete favorito, que son como dos pelotitas de tela con plumas unidas por un cordon fuerte, y le encanta que juegue yo con ella a cazarlo: Yo de pie, al lado de la cama, ella brinca sobre la cama para atraparlo cuando yo se lo muestro con mi brazo estirado desde mi altura, subo y bajo el brazo, cuando siento que lo pescó con los dientes o las garras, lo suelto. Luego se impone la gatita retos así misma, como ya no saltar desde la cama, sino saltar desde debajo de la cama, y aún así lo alcanza (ella me gana la mayoría de las veces) y cae sobre la cama, o aveces fuera, pero yo trato que no se lastime. Luego se impone más retos, se retira ella a la entrada de la habitación, se pone agazapada, como espiando, suelta la corretiza, salta y lo pezca, pero cae en blando, sobre la cama. Con los estraños no se acerca mucho, los ve con curiosidad, pero de ninguna manera los ataca, al contrario, le da cierta desconfianza y se retira pronto. Ella no es muy mansita como otros gatos, es un poquito tosca, muy inquieta, como que es más bravita, no es fácil cepillarle el pelo, aunque es mucho más fácil bañarla, acepta más el agua, es muy cariñosa, pero cuando ella quiere, es más bien independiente y un poquito rebelde, muestra su descontento cuando la quitamos de algún lugar pero termina obedeciendo. Aveces se retira lejos, un muy buen rato, observa todo desde lejos y cuando quiere, regresa. Las dos cosas que no sé interoretar de ella son: 1) Desde hace como un mes se la pasa muchísimo tiempo debajo del lavado del patio, junto a la coladera donde desagua por un tubo el agua que se usa en el lavado (que está tapado, tiene reja), como si "esperara" algo. sabemos que por ahí hay ratas, porque las hemos escuchado chillar, pero muy rara vez, y tiene mucho que no las escuchamos. No sé si escuchará ruidos, sonidos que le interesen que salgan por ahí, porque mueve mucho las orejas en actitud curiosa o "vigilante" pero todos los días se agazapa bastante rato ahí al lado, y me inquieta. 2) Que me esté como esperando en una habitación, en postura como si fuera a brincar sobre mi, luego salta sobre la cama, en esa postura que te comenté, igual que en la imagen, con la cola esponjada, las patas muy estiradas y espalda arqueada, brinca varias veces como si estuviera enojada y al brincar jala con las uñas la tela de la sábana y luego sale corriendo hacia otra habitación. No sé si estará enojada, ya que esa postura se reconoce como cuando están muy enfadados los gatos, o simplemente está jugando, no hay razón para eso, y sin embargo no hay ningún evento agresivo. Disculpa el post tan largo, sé que te gustan los gatos y que puede interesarte lo que te he escrito.
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Jadiel, dado que no conoces bien la historia de la gatita, no va a ser posible saber si el comportamiento que tiene se debe a sus experiencias vividas, no obstante, que sea retraída con las personas puede sugerir que no la socializaron muy bien o que ha padecido algún trauma o experiencia negativa con las personas. El tema del juego brusco podría deberse a una separación pronta de su madre y hermanos. Aún así, considero que su día a día es muy positivo ya que le dedicáis mucha atención y juegos, ¡eso es estupendo!

El tema del lavabo del patio podría deberse efectivamente a las ratas. El instinto de caza de los gatos es innato y lo disfrutan enormemente, por tanto, si ha visto algún roedor, es probable que merodee por allí tratando de cazar alguno. También puede deberse a la búsqueda de un nido. No sé si tu gato dispone de una "casa" o "nido" o "zona donde refugiarse" pero es muy conveniente que tenga una para los momentos de tensión, miedo o estrés, sino utilizará otros lugares para esconderse cuando lo necesite.

La cuestión de las posturas corporales es algo extraña y podría deberse también a problemas en su etapa de cachorra, que no haya aprendido lenguaje coporal adecuado... No obstante, como no te ataca directamente ni realiza nada agresivo hacia ti o hacia tu madre, yo lo relacionaría como un comportamiento propio en gatos cachorros o gatos jóvenes. A ver cómo evoluciona en unos meses, seguro que se relaja más.

De momento, dedícale tiempo, afecto y procura que en vuestro día a día las interacciones sean lo más tranquilas y relajadas posibles, exceptuando en las horas de juego. También podrías adquirir un difusor de feromonas, como Feliway, para que se mostrara más relajado y positivo.

Espero haberte ayudado un poco, ¡un saludo!
Su valoración:
Luz marina cuellar
Exelente informacion para quienes no sabemos de gatos y tenemos mascotas felinas ..muy intetesante la alimentacion barf
Su valoración:
GISSELLA MIRIAM CABRERA BARRUETO
tengo una gatita de 7 años que adopta una posicion de esfinge y no solía ser su posicione natural,pues se tumbaba de lado y quiero saber si esta con dolor, con frio o es natural muchisimas gracia. a vecs la siento como apagada
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Gissella, podría ser, ¿has acudido al veterinario?
Octavio
mi gato sheldon tiene ya un año y hay veces que me grita, me muerde y no me suelta(y duele),y lo le pego para que pare,y para,pero tiempo despues lo hace de vuelta.
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Octavio, entendemos que le "pegas" porque te hace daño. No obstante, te recomendamos que dejes de hacerlo cuanto antes, ya que la violencia generará aún más violencia, malestar y estrés en tu felino.

Es muy importante que acudas al veterinario para descartar cualquier problema de salud o problema hormonal. Así mismo, si además buscas un veterinario que sea etólogo (especialista en comportamiento animal) te orientará ofreciéndote pautas e incluso recomendarte algún tipo de medicación que te ayude a trabajar este problema.
Far Suárez
¡Hola! Buenas tardes, quisiera consultar lo que sucede con mis dos gatas.
Tenemos a una gata negra adulta, la cual, adoptamos desde que era una cachorrita y ha estado con nosotros durante un poco más de 3 años. Hace unos dos meses, mi esposo rescató a otra gatita de pelo largo de un refugio, la cual es súper cariñosa y juguetona. Al principio, le dijeron a mi esposo que era una cachorrita, según, tenía menos del año de edad. Fuimos a que el veterinario la checara y resultó que la gata ya era muy mayor, tanto que hasta no cuenta con sus dientes completos. La gata negra (llamada Minnie), se siente incómoda con la presencia de la otra (Millie), le bufa mucho cada vez que la ve y se mantiene en lo alto de los muebles, a donde ella pueda ver a la otra. Me ha tocado, en varias ocasiones, que cuando Minnie se encuentra en el piso caminando y Millie la caza, mueve su cola de un lado para otro y sus orejas las mantiene en posición normal, pero la corretea y ya van dos ocasiones en que le da uno o dos arañazos. Por lo mismo, a cada una las mantengo fuera del alcance de la otra. Sólo tienen oportunidad de verse cuando Minnie se encuentra en lo alto y Millie en el suelo observándola. No quisiera que la situación siguiera igual, yo quisiera que pudieran socializar y crear armonía entre ellas. ¿Qué consejo me dan? Les agradezco mucho la atención, saludos cordiales.
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Far, tu situación es bastante común. Los gatos son animales territoriales y, a no ser que estén muy bien socializados, no suelen aceptar de buen grado la presencia de otro felino en casa.

Te recomendamos adaptar correctamente tu hogar para ambas gatas, colocando dos bebederos y comederos, dos areneros, dos camas etc. Eso evitará conflictos. También puede ser interesante colocar estructuras que permitan que una se refugie de la otra si lo desea, como por ejemplo residencias felinas, pasarelas, nidos (cama tipo cueva) etc.

Será interesante que además refuerces las conductas que te parezcan positivas, por ejemplo, que ambas se encuentren en la misma habitación de forma tranquila o que se olisqueen entre ellas. Lo importante es que ambas asocien la presencia de la otra gata como algo positivo, ya sea a base de comida, caricias o refuerzos verbales.

Aunque es una situación que puede alargarse bastante en el tiempo lo recomendable será que no impidas que una gata pueda acercarse a la otra, al menos en tu presencia, y que apliques estos trucos para que poco a poco la relación vaya mejorando. Con el tiempo puede que se lleguen a tolerar, aunque no sean grandes amigas, eso es lo más importante.

El lenguaje corporal de los gatos
1 de 3
El lenguaje corporal de los gatos

Volver arriba