Compartir

¿Cómo hacer que dos gatos se lleven bien?

Por Mercè Garcia, Editora de ExpertoAnimal. Actualizado: 18 julio 2018
¿Cómo hacer que dos gatos se lleven bien?

Ver fichas de Gatos

La convivencia entre gatos no siempre resulta positiva, ya que son muchos los casos de gatos que se pelean, se bufan o no se aceptan de ningún modo. Por este motivo, antes de introducir un segundo gato en casa, será fundamental preparar el hogar, informarnos sobre comportamiento felino y realizar una buena presentación.

En este nuevo artículo de ExpertoAnimal te mostraremos las claves para que sepas cómo hacer que dos gatos se lleven bien, no obstante, en los casos más graves será necesaria la intervención de un especialista.

Entendiendo el comportamiento de los gatos

Los gatos no son una especie gregaria, al contrario de lo que muchas personas creen, sino que se trata de animales solitarios que mantienen conductas sociales únicamente durante la época de celo. Esto no significa que no puedan socializar de forma positiva con otros miembros de su misma especie, sin embargo, su forma de alimentarse o de cazar revela características evidentes acerca de su comportamiento independiente.

Se trata además de animales muy territoriales, pues mantienen un comportamiento defensivo ante la llegada de nuevos individuos a su zona, motivo por el cual la introducción de un nuevo gato puede resultar algo complicada.

Para poder determinar si nuestro gato aceptará o no al nuevo miembro, será imprescindible asegurar que haya experimentado un buen período de socialización junto a otros felinos (entre la segunda y la séptima semana de vida), pues de no ser así, es probable que no comprenda el lenguaje corporal de los gatos y que lleve a cabo un comportamiento agresivo, provocado principalmente por el miedo.

Así mismo, algunos gatos que han sido correctamente socializados no se muestran receptivos a la hora de aceptar un nuevo gato en casa. Puede ocurrir en gatos que no han socializado con otros gatos durante años, en gatos ancianos que reciben un gato cachorro o en gatos que padecen problemas de salud.

Como propietarios debemos ser conscientes de que la introducción de un nuevo gato en el hogar provocará una falta de estabilidad, lo que puede causar problemas de convivencia. En tal caso puede ser necesaria la visita a un etólogo o especialista en comportamiento felino.

¿Cómo hacer que dos gatos se lleven bien? - Entendiendo el comportamiento de los gatos

Preparando el hogar para la llegada del segundo gato

Si bien los gatos suelen mostrar una menor competitividad ante los recursos que los perros, será fundamental asegurar que cada individuo dispone de sus propios accesorios para que no se produzca un conflicto por esta causa.

Lo ideal es que cada felino cuente con sus utensilios particulares y que, además, pueda acceder a uno extra. Esto se aplica a prácticamente cualquier cosa: comedero, bebedero, rascador, cama, nido, arenero juguetes... Además, te ofrecemos algunos consejos extra para que sepas cómo distribuirlos:

  • Los areneros: deben situarse en una zona aislada y tranquila, para que los gatos puedan hacer sus necesidades sin sobresaltos. Suelen preferir las bandejas abiertas, aunque eso provoca que ensucien más. No obstante, lo verdaderamente importante es que sea una bandeja sanitaria mínimamente grande.
  • Bebederos y comederos: para fomentar la conducta de desplazamiento típica de los gatos será positivo colocarlos en distintos puntos del hogar, siempre bien alejados de los areneros. Para una mayor aceptación podemos apostar por bebederos grandes o fuentes de agua.
  • Lugares de descanso: si bien es importante situar una cama o un nido en una zona concurrida del hogar, para que el gato pueda descansar junto a nosotros, también será fundamentar colocar otras en zonas más tranquilas, que aseguren así un buen descanso.
  • Feromonas sintéticas: para favorecer el bienestar y evitar el estrés aconsejamos el uso de feromonas sintéticas para gatos, en concreto aquellas que tienen estudios científicos que las avalan. Será muy positivo contar con un difusor antes de la llegada del nuevo gato.
  • Pasarelas y torres: es importante que los gatos tengan un lugar para huir y refugiarse cuando no se sientan cómodos, por ese motivo resulta tan importante colocar pasarelas, estanterías y distintas estructuras.
  • Rascadores: el marcaje con uñas es una conducta innata en los gatos, que además les ayuda a afilarse las garras de forma adecuada. Debemos disponer de varios rascadores para que puedan marcar con tranquilidad.
  • Juguetes y accesorios: para terminar será muy importante que los gatos tengan a su alcance juguetes y accesorios, que no solo enriquecerán su entorno, sino que además les ayudarán a mantenerse en forma y a evitar los niveles de estrés. Lo ideal es hacer rotación de forma regular.

Si quieres saber más sobre la distribución del hogar y los accesorios indispensables, no dudes en visitar nuestro artículo acerca de cómo preparar la llegada de un gato al hogar.

¿Cómo presentar correctamente a dos gatos?

Una vez tengamos claro todo lo que necesitamos para la adecuada convivencia entre gatos, llega el momento de las presentaciones. Es importante señalar que, antes de presentarlos, ubicaremos al recién llegado en una habitación separada durante algunos días para que no se produzca un encuentro repentino.

El objetivo es que, durante este tiempo, el gato que ya habita en el hogar sea consciente de que hay un individuo nuevo y empiece a reconocer su olor a través de las rendijas de la puerta. En la habitación temporal el gato nuevo deberá contar con todo lo necesario: arenero, bebedero, comedero... Es probable que los primeros días escuches cómo tus gatos se bufan, no obstante, es importante que no lo reprimas, es totalmente normal.

¿Cómo juntar a dos gatos sin que se peleen?

Es imposible garantizar el éxito del primer encuentro, sin embargo, existen algunos trucos que pueden hacer que la presentación entre dos gatos sea lo más positiva posible:

  1. Asegúrate que ambos gatos disponen de sitios para refugiarse: estanterías, superficies, estructuras para gatos... Recuerda que es importante que puedan huir si se sienten amenazados. No obstante, en el primer encuentro no debemos situar nidos, transportines o zonas cerradas, puesto que una pelea dentro de este tipo de habitáculos podría resultar muy peligrosa.
  2. Sitúa en el punto de encuentro golosinas para gato, paté húmedo o cualquier otro alimento sabroso, de esta forma podrán asociar la presencia de un nuevo gato con grandes dosis de alimento, algo muy positivo.
  3. No fuerces la situación. Si no quieren acercarse el uno al otro se lo permitiremos, pues es imprescindible que se sientan libres de interactuar en todo momento, todo debe ser natural y progresivo.
  4. Refuerza a tus gatos con voz suave y aguda cuando se produzca el primer encuentro, llámandolos por su nombre y utilizando refuerzos habituales, como un "muy bien", para que se muestren más tranquilos. Asegúrate de reforzarlos de forma cariñosa si llegan a olfatearse o a frotarse el uno contra el otro.
  5. No sobreestimules el ambiente con gritos, música, juguetes... Al margen de la comida y la voz, que actúan como refuerzo positivo, no deben existir otros elementos que distraigan al gato o que puedan provocarle estrés generalizado.

Finalmente añadir que puede ser interesante hacer uso de guantes de cocina durante el primer encuentro por si tuviéramos que actuar en caso de pelea. Aunque es poco probable que ocurra, lo mejor será estar preparados.

¿Cómo hacer que dos gatos se lleven bien? - ¿Cómo presentar correctamente a dos gatos?

¿Cómo saber si dos gatos se llevan bien?

Es totalmente normal que durante los primeros días de convivencia se produzcan bufidos y correteos por todo el hogar y, en el mejor de los casos, los gatos se mostrarán tolerantes el uno hacia el otro. Una vez más debemos respetar su comunicación y no intervenir, pues son ellos mismos quien deben aprender a comunicarse y fijar su rol dentro del hogar. Además, castigar o asustar a los animales cuando se muestran intolerantes puede empeorar la situación, generando una asociación negativa entre ambos gatos.

Con el paso de los días la tolerancia aumenta y entonces podemos saber que dos gatos se llevan bien cuando empiezan a mostrar ciertas conductas íntimas, como dormir juntos o lamerse entre sí. Ambos comportamientos son muy positivos y revelan no solo tolerancia, sino también afecto hacia el otro animal.

Problemas de convivencia entre gatos

Puede ocurrir que, a pesar de realizar una buena presentación, los gatos no se lleven bien y empiecen a mostrar comportamientos negativos hacia el otro, como bufidos y arañazos. En estos casos será imprescindible prestar atención a los sonidos que emiten los gatos y las posturas corporales de los felinos para comprender mejor su actitud y descubrir así la causa del problema.

A continuación te mostramos algunos problemas del comportamiento y algunas señales que les identifican:

  • Agresividad por miedo: puede estar provocada por deficiencias en la socialización del gato, malas experiencias vividas, la genética o un trauma. Generalmente observamos al gato con las orejas hacia atrás, cuerpo encorvado y gacho, cola baja, pelo erizado y vocalizaciones agudas.
  • Agresividad por dolor: está causada por patologías presentes o pasadas que han provocado dolor en el felino. Generalmente se muestra especialmente vulnerable cuando nos acercamos a ciertas zonas de su cuerpo y mantiene una actitud ofensiva, que incluyen bufidos y manotazos cuando los otros individuos se acercan.
  • Agresividad territorial: se manifiesta durante los primeros días o semanas y generalmente se manifiesta cuando el gato nuevo accede a ciertas zonas del hogar. Es temporal y suele observarse también conductas relacionadas con el marcaje, ya sea en forma de orina, arañazos a muebles del hogar y frotamientos.
  • Agresividad por protección de recursos: en este caso uno de los gatos se muestra agresivo cuando el otro felino intenta utilizar algún recurso (areneros, agua, comida...) es poco frecuente y generalmente observamos una posición ofensiva, en la que el gato muestra el cuerpo firme, cola tensa y realizando movimientos serpenteantes, etc. En este caso necesitamos añadir más utensilios en el entorno para evitar las disputas.

La genética, al aprendizaje, los traumas y muchos otros factores influyen en el comportamiento del felino y provocan la aparición de miedos y conductas agresivas. No siempre es posible descubrir cuál ha sido la causa de ciertos comportamientos, especialmente cuando hablamos de gatos adultos adoptados.

¿Cómo hacer que dos gatos se lleven bien? - Problemas de convivencia entre gatos

¿Cómo mejorar la relación entre dos gatos?

Las pautas para trabajar un posible problema del comportamiento entre gatos varían completamente en función del diagnóstico, los recursos disponibles y el pronóstico del caso. Además, puede ser necesario ir adaptando las pautas en función de la evolución, motivo por el cual resulta imposible (y desaconsejable) ofrecer un tratamiento completo de modificación de conducta genérico y adaptable a todos los casos.

Aún así, te ofrecemos 5 consejos básicos que puedes aplicar para tratar de mejorar la relación entre dos gatos:

1. Uso del refuerzo positivo

Para educar a nuestro felino y fomentar ciertos comportamientos podemos hacer uso del refuerzo positivo, que consiste en premiar aquellas conductas deseables (por ejemplo, acariciamos al gato cuando se muestra tranquilo junto al otro gato) y el castigo negativo, que supone la finalización de algo positivo cuando se produce un mal comportamiento (por ejemplo, dejamos de acariciar al gato cuando bufa al otro felino). Ambos forman parte de la educación en positivo y minimizan el riesgo de la aparición de estrés y ansiedad. Debemos aplicar estas técnicas siempre que nos sea posible para fomentar una buena relación entre ambos gatos.

2. Estimulación física y mental

La estimulación mediante juegos de entretenimiento ayuda a mantener la mente y el cuerpo de nuestros felinos activo, lo que favorece el aprendizaje, el bienestar y el enriquecimiento de su día a día. Es muy importante que estos ejercicios se personalicen en función del gato para no sobreestimularle.

3. Ayuda complementaria

Anteriormente ya te hemos comentado que existen productos que pueden generar bienestar y relajación en el gato, como el uso de feromonas sintéticas, pero también existen otros productos en el mercado, como los alimentos balanceados que incluyen la etiqueta "calm" o el uso de farmacología recetada por el veterinario.

Así mismo, recuerda que tu propio comportamiento influye en los felinos, por lo que no debes dudar en mantener un estado de calma y relajación en todo momento, actuando de forma tranquila y favoreciendo así que el entorno sea relajado y propicio para que ambos gatos puedan hacerse amigos.

4. Errores que debemos evitar

Desafortunadamente Internet está repleto de artículos basados en métodos desactualizados o bien redactados por personas sin formación ni experiencia en modificación de conducta en gatos. Es muy importante evitar ciertos tipos de errores, como los que te mostramos:

  • Gritar a los gatos
  • Perseguir a los gatos
  • Utilizar spray con agua
  • Castigar con periódicos
  • Encerrar a los gatos
  • Asustar a los gatos

5. Visita al especialista

Si te encuentras ante un caso complejo o un comportamiento difícil de identificar lo más aconsejable es que acudas a un especialista, como puede ser un veterinario/biólogo especializado en etología o bien a un profesional del comportamiento felino. Además de ayudarte con el diagnóstico, el profesional podrá realizar sesiones de modificación de conducta contigo y te ofrecerá pautas concretas y personalizadas para tu caso.

¿Cómo hacer que dos gatos se lleven bien? - ¿Cómo mejorar la relación entre dos gatos?

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo hacer que dos gatos se lleven bien?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Escribir comentario sobre ¿Cómo hacer que dos gatos se lleven bien?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
63 comentarios
Elizabeth Macedo
Hola, tengo una gata persa de tres años y hace 6 meses adopte otro gato persa macho más joven que mi gata, seguí sus recomendaciones para presentarlos las primeras dos semanas se bufaban y perseguían pero al paso del tiempo se toleraron durmieron juntos algunas veces; en octubre 2018 me tuve que mudar de ciudad y por cuestiones de logística solo me lleve a mi gata (3 años) este fin de semana fui por mi gato (1 año) y de nuevo ya están viviendo juntos, pensé que ya estarían adaptados puesto que ya se conocían pero no es así y ahora es un poco más complicado por que como el gato ya es más grande se manotean, persiguen y maúllan, lo cual me asusta y preocupa mucho que se puedan hacer daño. Mis dudas son: se pueden hacer daño considerable cuando pelean? y dos he visto que no debo intervenir y me cuesta trabajo no hacerlo por que no quiero que se lastimen, pero hay alguna forma de frenar la pelea?

De antemano les agradezco mucho y les envío un cordial saludo desde México.
Su valoración:
Mar
Acabamos de adoptar a una segunda gata que lleva una semana en casa.

El primer día las dejamos verse a través del transportín, el segundo las dejamos verse sueltas ya que son gatas con buen carácter y nos confiamos, y se engancharon en una pelea (la nueva atacó a la que ya teníamos, aunque no hubo heridas).

Desde entonces las tenemos separadas y dejamos que se vean estando la gata nueva en el transportín.

Ha pasado una semana y siguen gruñéndose, parecía que iba a menos pero hoy han intentado pelearse.

He empezado a darles comida fresca cuando se ven por crear un refuerzo positivo pero la nueva gata sigue gruñendo. Tienen un difusor de feliway.

No sé que más hacer para facilitarles la adaptación, no veo claro dejarlas sueltas hasta que dejen de gruñirse del todo y me sabe mal tener que tener a una siempre encerrada. ¿Qué puedo hacer?
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Mar, ¿has colocado estructuras, pasarelas o nidos? Es importante que en el momento de juntarlas cuenten con espacios donde puedan esconderse y sentirse seguras. El comportamiento que mencionas es totalmente normal...

Te recomiendo un par de vídeos de nuestro canal de YouTube:
- https://youtu.be/oSZe7f1Wv18
- https://youtu.be/CynF9f05oj0
Dyarell Iba
Hola!
Tengo un problema y espero me puedas ayudar. Tengo un gato de cinco años que siempre fue muy territorial y conflictivo, hace una semana aprox lo esterilicé puesto que supuse, se iba a calmar. El asunto es que nos hemos mudado a una casa donde hay otra gata de seis o siete meses, los tuvimos separados hasta que al tercer día me descuidé y tuvieron un encuentro donde mi gato se mostró agresivo, la intentó atacar y la siguió por la casa hasta que lo logré agarrar y encerrar en un cuarto, la gata no respondió a la agresión, solo huyó. Necesito que se lleven bien porque aparte por el patio pasan muchos gatos de vecinos (todos de llevan bien entre ellos, hay algunos todavía bebés) y me preocupa el comportamiento agresivo de mi gato. Mantenemos sus comederos separados.
Espero lo leas, muchas gracias! Excente semana, saludos.
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Dyarell, la castración puede ayudar a reducir el comportamiento agresivo en los felinos, pero diversos estudios señalan que no es efectivo en un 100% de los casos. En muchas ocasiones se requieren además pautas de modificación de conducta, nutracéuticos (como las feromonas: https://www.expertoanimal.com/feromonas-para-gatos-que-son-y-como-utilizarlas-23565.html) y hasta medicación.

Los consejos que mencionamos en el artículo no son efectivos de forma inmediata, sino que requieren tiempo y trabajo constante por parte del tutor. Lo primero que te aconsejo es adaptar mejor el hogar, proporcionándo a ambos gatos la posibilidad de refugiarse en distintas estructuras (árbol rascador, pasarelas, estanterías, nidos...) y, poco a poco, intentar utilizar las pautas mencionadas.

Si pasadas unas semanas haciendo uso de feromonas, estructuras y los consejos mencionados nada funciona, entonces consulta con un veterinario especializado en etología. Es la figura profesional que mejor puede orientarte.

Saludos
Dyarell Iba
¡Muchas gracias!
Seguiré intentando y espero funcione.
Excelente día.
Su valoración:
Sara
Hola.
Hemos adoptado un gatito hace poco. Tuve mucho cuidado al hacer las presentaciones con mi gata, que se mostró muy reacia, sobre todo al principio. Parecía que ya podían estar en la misma habitación, pero cada vez peleaban más. Hace unos días cometí el error de correr detrás del gatito para que no me sacara tierra de una maceta. La gata salió detrás a atacarle y tuvieron una pelea bastante escandalosa. Al principio los puse en habitaciones separadas y esa tarde los junté. Se olieron y parecía que se les había pasado. Pero al poco volvían a estar peleando. Desde ese momento no he podido volver a juntarlos. En cuanto se ven maúllan muy fuerte y se intentan atacar. Ya no sé que hacer. Los voy sacando por turnos para que puedan andar por la casa y estar con nosotros. Me preocupa, porque además estamos punto de mudarnos.
¿Qué puedo hacer?
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Sara, debes saber que la naturaleza depredadora del gato hace muy complicada la convivencia con un conejo, que al fin y al cabo es una presa. Además, si no has presentado a ambos animales en pleno período de socialización es muy probable que no lleguen a aceptarse.

Personalmente te recomiendo buscar asesoramiento en un veterinario especializado en etología, pues es la figura que mejor puede ayudarte a mejorar la convivencia, ofreciéndote pautas concretas para el manejo de ambos animales y la resolución de estos conflictos.

Saludos
Su valoración:
Eva
Hola,

Escribo a ver si puedes echarme una mano

Tengo dos gatos adultos que se llevan bien, nos hemos venido a vivir a una casa de campo y ellos se han adaptado bien pero he experimentado que se han vuelto mucho más territoriales que en el piso donde vivíamos. Esto no es problema salvo que hace 3 semanas que una gata vino con su cría buscando cobijo y se metió en la leñera. Les doy de comer y están por el terreno pero no entran en casa y ellas intentan acercarse a los dos gatos pero no logro que se lleven. Uno de ellos bufa pero no llega a atacar pero el otro es que incluso la va a buscar para echarla. La gata es callejera y se defiende y en alguna ocasión se han enganchado. A la pequeña le da un manotazo y ya, es con la madre que hay más problema. Si salgo en ese momento se va corriendo (mi gato). Yo para separarlos les he echado agua (lo que tengo a mano) pero no hago nada más. Hay algo que pueda hacer? Al ser en zona abierta es más difícil supongo. Gracias.
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Eva, si la gata que ha tenido un cachorro es una gata feral (sin domesticar, silvestre) es probable que no puedas hacer nada al respecto. Personalmente te aconsejaría contactar con alguna asociación o una entidad que gestione colonias de gatos para que puedan hacerse cargo de ambos.

Saludos
Eva
Hola Mercè. Muchas gracias por tu respuesta. La gata es silvestre aunque le gusta el contacto con humanos está claro que es distinto con gatos aunque le he notado mucho más mansa que al principio; cuando llegó sí que nada más ver a algunos de los míos ya gruñía pero ahora el problema no es ella, es el mío. La cría ya come sólidos y con ella no tengo tanto problema, es posible que se quede en casa de un vecino o que incluso termine adoptándola, ya veré. La gata mamá es que no quiere estar encerrada, una noche de mucha lluvia cerré la leñera (es un almacén en realidad) y se puso como loca, le gusta entrar y salir, ir a su "bola" por eso no quise llevarla a una protectora. Contacté con una chica que controla una colonia de gatos, la reconoció y me dijo que desapareció sin más, que es bastante independiente y que, por otro lado, están sufriendo casos de envenenamiento, que por el momento no la deje por allí... Dejaré pasar unos días a ver si logro resultados, me han dicho que es posible que cuando la pequeña sea más mayor ella incluso se marche... Gracias por tus consejos. Saludos
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Eva, simplemente añadir que es totalmente normal que tu gato se comporte de este modo, deberás ser paciente, como mucho puedes colocar un difusor de feromonas para mejorar su bienestar: https://www.expertoanimal.com/feromonas-para-gatos-que-son-y-como-utilizarlas-23565.html

Por otro lado, podría ser interesante contactar con la chica que gestiona colonias para valorar si podrían realizar la castración a la madre, para evitar que se siga reproduciendo. Generalmente estas entidades tienen descuentos y ayudas en este aspecto.

Muchísima suerte, me alegro que varias personas estéis valorando la adopción de la gatita pequeña. Recuerda adoptarla antes de los 2 meses.

Saludos
Eva
Hola de nuevo. Me ha llamado la atención lo que comentas de adoptarla antes de los dos meses... por qué motivo? De momento están juntas en la zona que las he habilitado, les gusta estar juntas, la peque tiene ya dos meses pero cada vez que pienso en separarlas me entristece... la pequeña cuando está sola a veces entra en casa y en cuanto huele a la mamá quiere salir con ella.
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Eva, básicamente porque en esta etapa se está terminando su período de socialización y si no se habitúa pronto a un hogar después le será muy complicado...
alex
Explico mi caso. Hace mes y medio adopté mi primer gato, que tenia mes y medio entonces. Mi novia adoptó el mismo día uno de la misma edad que el mío. Resulta que debido a que mi gato es muy activo y juguteon me parecio buena idea adoptar un segundo gato y adopté el hermanito del gato de mi novia. El problema es que mi primer gato intenta acercarse al nuevo para olerlo y tocarlo pero el otro le bufa, le gruñe, pero no le ataca, de hecho suele hacerse popó en esos momentos que los dos se juntan. Aparte de eso el nuevo gato es muy tímido, casi siempre se esconde, si no lo llevo al plato no come, le ha costado aprender a usar el arenero y estoy considerando devolverlo. Algun consejo o ayuda? Gracias.
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Alex, ¿cuánto tiempo hace que conviven juntos? Durante las primeras semanas es totalmente normal que aparezcan este tipo de comportamientos. Sigue los consejos del artículo para mejorar su relación, en la medida de lo posible, y evita intervenir o castigar a cualquiera de ellos.
Janet
Hola, toda mi vida he tenido varios gatos en mi casa. Hoy tengo tres gatos un macho y dos hembras, una de las hembritas es cachorra y tiene de estar con nosotras 6 meses y todavia no la he operado, la otra gata ya tiene 2 años y medio pero persigue a la pequeña y se vuelve un gran relajo, la pequeña pelea y le pega y la otra no creo que lo haga con intension de lastimarla ya que no le deja ningun aruño a la pequeña pero no se que hacer para que se junten y ya no se oiga le pelea y los gruñidos, no se si cuando se le opere a la chiquita esto se calmaria.
Tuvimos la mala suerte que nos trajeron a la chiquita y no la encerraron en el cuarto si no que la soltaron con los otros gatos y desde entonces no he podido mantenerlas unidas. Hay algo que tenga que hacer para poder mantener las puertas abiertas de mis cuartos y no turnarnos mas quien se queda encerrada?
Agradezco cualquier ayuda que me puedan brindar, estoy un poco desesperdada por esta situacion.
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Janet, si las peleas no incluyen arañazos (es decir, la pequeña no saca las uñas) es que solo están jugando, aunque de manera brusca. Es normal que se bufen, pues es su forma de expresar qué limites toleran la una de la otra. En cualquier caso, ¿haces uso del refuerzo positivo para hacer que se asocien positivamente? ¿Has comprado feromonas sintéticas? Háblame un poco más de los pasos que has seguido hasta ahora.

Saludos
Janet
Hola Mercè. Fíjate que la grande no le saca las uñas y solo la persigue y mueve su patitas de adelante como que ves a un lucky cat pero la pequeña si me la ha arañado unas veces y es la que hace todo el relajo y bufa neurastenica. Lo que empeso mal fue como las presentaron tristemente yo no estaba en casa y solo soltaron a la pequeña el primer dìa y la grande si le bufaba feo y la corría con no muy buenas intenciones, logre que comieran pegadas con puerta de por medio pero cuando se ven se vuelve relajo y pasa lo que le conte. No creo que en mi pais vendan feromonas de las que usted habla si usted me puede aconsejar un link donde comprarlas puedo probar mandándolas a traer. Tienen juguetes que usan las dos y se los intercambio por lo del olor y no les importa hasta usan el mismo arenero y no le ponen ningún pero. Solo es que se vean para que una persiga a la otra y no se si ahora es mas fuerte pues por tiempo no logre castrar a la pequeña antes y empeso en celo hace unos días.
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Janet, muchas gracias por compartir más detalles sobre el caso. Es interesante señalar que, al menos, la gata mayor no saca las uñas a la pequeña, eso es positivo.

Las feromonas sintéticas puedes adquirirlas en zooplus, por ejemplo: https://www.zooplus.es/shop/tienda_gatos/higiene_cuidados_gatos/feliway_feliscratch/feliway/174361 (menciono esta marca porque colaboran de forma activa con muchos refugios y protectoras, no por ningún motivo especial). Creo muy sinceramente que podría ayudarte a mejorar el bienestar de la pequeña y a lograr una asociación más positiva entre ambas gatas.

Además, sería aconsejable disponer varias zonas en casa para facilitar que las gatas pudieran estar en un mismo ambiente sintiéndose seguras. Puedes colocar nidso, pasarelas en la pared, un árbol rascador para gatos... Todos estos elementos ayudan a que un gato pueda refugiarse en las alturas o en espacios íntimos cuando lo necesiten, evitando así el conflicto.

Por otro lado, dedicar tiempo a ambas gatas y hacer uso del refuerzo positivo en presencia de la otra es clave para una adecuada convivencia y asegurar que ambas se asocien positivamente. Sigue trabajando de forma diaria con ambas y seguro que en un tiempo empiezas a ver los resultados.

¡Muchísima suerte!
Manuel
Hola, mi problema es que hace ya casi un año adoptamos en casa un cachorro de 3 meses pensando que como el que ya teníamos de 2 años era muy juguetón le vendría bien otro más pequeño para jugar, pero no terminan de aceptarse. Hemos probado con feromonas a ver si mejora, pero va a rachas. Se ponen a juguetear persiguiéndose, pero cuando estoy yo para jugar con los dos el grande no acepta jugar con el pequeño delante. A eso hay que añadirle que el pequeño además se ha adueñado de casi todos los rincones, por ejemplo, el rascador ya el grande no se atreve a usarlo o subirse, pues si se acerca o yo lo dejo encima enseguida acude el pequeño a pegarle o incluso a mí me lanza manotazos y gruñidos.
Luego hay ratos que se soportan mejor pues el grande se pone a lamer al pequeño y a veces duermen juntos, pero me desconcierta esa agresividad, que a veces suelta sin venir a cuento, sin que sea respuesta territorial.
Gracias
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Manuel, que dos gatos duerman juntos es un signo inequívoco que de se toleran y se llevan bien. Es totalmente normal que surjan conflictos, recordemos que el gato no es un animal que vive en comunidad, pero si no llegan a hacerse daño yo no me preocuparía demasiado.

En cualquier caso, ¿cómo actúas cuando se produce una agresión? Al margen del uso de feromonas, ¿has utilizado alguna otra técnica para tratar de solucionar este problema?

Saludos
Su valoración:
Jose
Yo he sido casa de acogida y he tenido a lo largo del tiempo 8 gatos en acogida, y convivían con mi gata que tiene dos años. Ella está acostumbrada, entre los tres o cinco días les bufaba, pero al final les aceptaba. Es normal que bufen los primeros días.

Y es curioso porque he comprobado que a todos al final aceptaba, pero mostraba afecto de forma diferente. A unos les daba más cariño, jugaba con ellos, dormían juntos, les lamia, pero con otros era más distante, no jugaba tanto, y mostraba menos cariño. Tengo una gata educada, pero no quería a todos por igual. y no se producía un vinculo afectuoso igual con todos. Era curioso.
Eva MaríaEva
Hola, mi caso es que tengo dos gatos, uno de cinco años y otro de tres, toda la vida se han llevado bien hasta hace poco. Estábamos a punto de hacer un viaje de vacaciones y nuestra idea era llevarnos a los dos gatos por no dejarlos solos quince días. Días antes del viaje, el gato de tres años bufó al de cinco el cuanto se le acercaba pero bueno tampoco le dimos mucha importancia porque luego estuvieron bien. Nos fuimos de viaje, les dimos unos calmantes, calmivet y el problema fue que metimos a los dos en un transportín y en mitad de camino nos tocó separarlos porque se pelearon un poco. Allí en la casa de vacaciones estuvieron genial, tenían patio y todo pero al volver a casa les dejamos solos y nos fuimos y yo creo que tuvieron un enfrentamiento, creo. Y ahora el de tres años no deja que se le acerque el de cinco.Estamos bastante desesperados.Los tenemos separados en casa, mitad para uno, mitad para otro, cada uno con su arenero y comederos,etc. Ahora hemos construido una puerta con malla para que se vean y les vamos cambiando de zona pero de vez en cuando el pequeño sigue bufando al grande.Que podemos hacer? Les dejamos sueltos y que se bufen? Es que me da miedo que el enfrentamiento vaya a más.llevamos así casi dos semanas y me preocupa que no puedan llegar a llevarse bien.
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Eva,

Antes de hablar de los problemas de comportamiento quiero explicarte que el producto que utilizaste, "calmivet", no es en absoluto adecuado para tranquilizar a un animal, de hecho, en medicina veterinaria está en desuso por las múltiples contraindicaciones que tiene. Entre ellas, provoca que el animal no pueda moverse, mientras su mente se mantiene activa. En este artículo nuestra veterinaria te explicamos con más detalle por qué no deberías utilizarlo: https://www.expertoanimal.com/efectos-secundarios-de-la-acepromacina-en-perros-23220.html Aunque es en perros, los efectos son los mismos.

Por otro lado, debes saber que los gatos son animales bastante territoriales y que no se adaptan bien a los cambios, por ese motivo, en una futura ocasión, te aconsejo dejarlos en casa y pedir a alguien que vaya a visitarles y ponerles comida.

El tema de los bufidos puede haberse producido tras una experiencia negativa, pero si no has observado arañazos, mordiscos u otras conductas agresivas, no sé hasta qué punto podría considerarse "agresividad". Debes saber que el bufido es una parte fundamental del lenguaje felino y que es totalmente normal y aceptable que lo lleven a cabo. No debes castigarles por ello, puesto que es una forma más de decir "basta" o "no te acerques".

Lo que yo te aconsejaría es adquirir feromonas para mejorar la sensación de calma y bienestar (aquí te explicamos qué son: https://www.expertoanimal.com/feromonas-para-gatos-que-son-y-como-utilizarlas-23565.html), mejorar el enriquecimiento del hogar con nuevos juguetes, accesorios, etc., reforzar siempre la presencia del otro gato con caricias o premios, para que se produzca una asociación positiva (la presencia del otro gato = cosas buenas) y finalmente quitar la malla.

Por seguridad, podrías dejarlos separados cuando te marches de casa, pero si tú estás allí para controlar la situación yo no les separaría, ya que cuanto más tiempo pase, más complicado será volver a juntarlos.

Si después de seguir mis consejos y los que explico el el post la relación no mejora, entonces te recomendaría visitar un veterinario especializado en etología o un "educador de gatos".

¡Mucha suerte!

¿Cómo hacer que dos gatos se lleven bien?
1 de 5
¿Cómo hacer que dos gatos se lleven bien?

Volver arriba