Compartir
Compartir en:

Pomerania

Pomerania

El perro de raza pomerania es un perro de tamaño toy o mini, es decir, es muy pequeño. Debes saber que son muchas las personas que piensan en la adopción de este maravilloso perro de pelo largo, ya sea por que es hipoalergénico, por su inteligencia o por su carácter cariñoso y noble. Sin duda es un buen compañero que nos aportará alegría y felicidad en el día a día.

Los orígenes de este perro tipo spitz son europeos y quizás por esta razón está muy extendido en España, Reino Unido o Alemania entre muchos otros países del mundo. A día de hoy es un perro muy popular.

En esta ficha de raza de ExpertoAnimal te enseñamos cómo es el perro pomerania, te hablaremos de sus orígenes, del carácter y sus características físicas así como de su adiestramiento y de las enfermedades más comunes que suele sufrir. Todo sobre el pomerania lo encontrarás a continuación:

Origen
  • Europa
  • Alemania
  • Polonia
Clasificación FCI
  • Grupo V
Características físicas
Altura
  • 15-35
  • 35-45
  • 45-55
  • 55-70
  • 70-80
  • Más de 80
Peso adulto
  • 1-3
  • 3-10
  • 10-25
  • 25-45
  • 45-100
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-12
  • 12-14
  • 15-20
Actividad física recomendada
  • Baja
  • Media
  • Alta
Clima recomendado
Tipo de pelo

Origen del pomerania

El pomerania nace en un antiguo ducado llamado Pomerania, situado entre Alemania y Polonia. A diferencia del pomerania actual, los primeros ejemplares eran de un tamaño mucho mayor. Básicamente eran utilizados como perros ganaderos: controlaban ovejas, bovinos y ciervos. Su nombre original era “Wolfspitz” que, traducido literalmente, significa lobo de spitz.

Durante un breve período también fue popular en Rusia y Siberia dónde se utilizó como perro de tiro de trineo. Aunque tenemos pocas referencias históricas lo cierto es que se cree que el pomerania era un perro muy extendido y popular en diversas zonas europeas como en el reino unido.

Se popularizó en la antigua Grecia y posteriormente en Roma, siendo el perro favorito de las señoras que disponían un cierto nivel adquisitivo. Es en esa misma época cuando se empieza con la selección de determinados ejemplares para su reproducción: se busca en esta raza un tamaño pequeño y un comportamiento afectuoso y amable, muy distinto al que tenía anteriormente como ahuyentador de lobos. De la misma forma se potencian determinados colores.

Características del pomerania

El pomerania es un perro tipo spitz europeo, aceptado por la FCI dentro del grupo V: perros tipo spitz y tipo primitivo y aunque nosotros lo conocemos como pomerania o spitz enano, su nombre oficial sigue siendo “wolfspitz”.

A diferencia de los antiguos pomerania que pesaban alrededor de 23 kilogramos, el actual estándar de la raza se sitúa sobre los 1,8 y 2,5 kilogramos. Determinamos pues que es un perro de tamaño toy o miniatura.

Su pelaje es bastante largo y sedoso por lo que será fundamental peinarlo con regularidad. Actualmente es muy popular el “corte tipo cachorro” y es que el pomerania con el pelo corto adquiere un aspecto singular y muy dulce. Muchas personas afirman que su manto no produce alergias, el pomerania es un perro hipoalergénico.

Los colores aceptados de esta raza son principalmente el negro, el pardo, el blanco, el anaranjado, el grisáceo y se estima que otros colores también pueden incluirse. La gran variedad de colores es realmente sorprendente.

Carácter del pomerania

El pomerania hace tiempo que perdió sus instintos como perro ganadero. Como hemos explicado anteriormente, al popularizarse como perro de compañía se seleccionaron determinadas características físicas, pero también se seleccionaron algunas de comportamiento para que fuese un perro hogareño. Actualmente es un perro muy cariñoso y faldero, el cual odia la soledad y la falta de atenciones. Es también muy activo, despierto e inteligente, incluso curioso.

El pomerania es un perro perfecto para familias muy distintas pero debemos tener claro antes de adoptarle que va a necesitar varios paseos, atención constante y tiempo para educarle. También debemos resaltar que, en ocasiones, el pomerania puede convertirse en un perro muy ladrador, debemos estar preparados en este aspecto.

Su trato con los niños ha variado enormemente en sus últimas generaciones. En el siglo pasado se consideraba que no era apropiado para los más pequeños ya que solía ser poco paciente con los tirones de cola y de pelo, reaccionando incluso de forma negativa. Actualmente el perro pomerania es más afectuoso, calmado y paciente, pero para una excelente convivencia es importante enseñar a los niños cómo relacionarse con él: siempre de forma positiva y nunca haciéndole daño. Respetar al perro y dejarle en paz cuando gruñe (el gruñido es una forma de comunicación totalmente normal y habitual) nos ayudará a evitar cualquier incidente.

Cuidados del pomerania

El pomerania no precisa excesivos cuidados. Le cepillaremos de forma regular para eliminar suciedad y evitar la aparición de nudos en su manto. También debemos quitarle las legañas cada día y revisarle para asegurarnos que todo sigue perfecto.

Por otro lado destacamos que es importante resguardarle del frío, especialmente si observamos que tiembla, debemos proporcionarle un abrigo para salir a pasear, ropa especial para perros pequeños.

Enfermedades del pomerania

Si tienes en mente adoptar a un pomerania cachorro es muy importante que conozcas la caída del pelo que suele producirse entre los 4 y 8 meses de vida. Es una fase totalmente habitual y normal, no debe preocuparte. En ese momento el pomerania pierde prácticamente todo el pelo para dar paso al pelaje que tendrá en su etapa adulta.

Por otro lado debes saber que el cruce continuado de ejemplares de la misma familia puede conducir a problemas genéticos graves. Eso suele ocurrir en determinados criaderos, lugares no homologados y cuando se hace criar a cualquier perro sin conocimiento alguno.

Las enfermedades oculares se hallan presentes en el pomerania, especialmente a aquellos perros de edad muy avanzada. Es una condición normal que afecta a los perros geriátricos.

La luxación (posición incorrecta del hueso), molestias dentales o la frontanela abierta (un problema que deja una zona del cráneo abierta) son otros de los problemas que pueden afectarle, eso sí, menos comunes.

Llevarle al veterinario cada seis meses y revisarle de forma regular el rostro, un movimiento correcto de las extremidades y el cuerpo entero en busca de protuberancias, serán una forma de detectar una posible enfermedad. Evidentemente también debe disponer de su calendario de vacunación al día así como utilizar pipetas y desparasitantes internos.

Educar a un pomerania

El pomerania es conocido como un perro muy inteligente, tanto, que en ocasiones puede volverse excesivamente mimado. Debemos ser firmes en su educación y fijar unas pautas previas antes de adoptarle: dejar que suba al sofá o no, cuándo y dónde debe comer etc. La regularidad y la estabilidad serán un factor muy importante para lograr que nuestro pomerania se sienta cómodo y confortable en casa.

En su etapa de cachorro debemos practicar activamente la socialización, una etapa en la que le enseñamos a relacionarse con personas, niños, perros, gatos y objetos. Todo aquello que conozca de forma positiva en este proceso, nos servirá en su etapa adulta siendo un perro muy sociable y sin miedos. Es la base de su educación.

Una vez el perro empiece a alcanzar la juventud vamos a proceder a iniciarle en la obediencia básica utilizando siempre el refuerzo positivo. Enseñarle a sentarse, venir aquí, tumbarse o quedarse quieto serán premisas básicas para su seguridad y para que nos haga caso. También afianza vuestra relación.

Más adelante puedes entrenar a tu pomerania para que aplique órdenes avanzadas y trucos divertidos, gracias a su inteligencia no tendrás problema alguno para enseñarle.

Fotos de Pomerania

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Pomerania

Sube la foto de tu mascota
Fotos y comentarios (1)

Escribir comentario sobre Pomerania

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
1 comentario
REBECA
A QUE EDAD DEJAN DE CRECER
ExpertoAnimal
Eso dependerá del perro en concreto, pero normalmente su crecimiento se estanca entre los 6 meses y el año de vida.

Pomerania
1 de 18
Pomerania