Compartir

¿Cómo educar a un pomerania?

Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento canino y felino. 19 febrero 2019
¿Cómo educar a un pomerania?

Ficha del animal: Pomerania

El pomerania es uno de los perros de tipo spitz más populares de todo el mundo, probablemente gracias a su belleza y carácter amable. Si bien también destacan por su docilidad, estos canes requieren que sus tutores les proporcionen una buena educación y les enseñen las órdenes básicas de obediencia.

Debemos saber que la educación y el adiestramiento es lo que permitirá al pomerania convivir en armonía, respetar las normas del hogar y evitar ciertos problemas de comportamiento comunes en la raza, como la ansiedad por separación o el comportamiento posesivo, conocido también como "protección de recursos".

En este artículo de ExpertoAnimal te hemos preparado una guía completa para que sepas cómo educar a un pomerania correctamente. Te explicaremos algunos de los "secretos" de la raza, algunos consejos básicos y todo aquello que necesitas enseñarle. ¡Sigue leyendo!

También te puede interesar: ¿Cómo educar a un perro sordo?

Conoce a tu perro antes de educarlo

Si bien podemos hablar de algunas pautas comunes y criterios básicos del adiestramiento canino, necesitamos entender que cada perro es único y singular. En el momento de aprender, cada animal necesitará su propio tiempo y deberá contar con la dedicación y el conocimiento de su tutor para absorber y reproducir correctamente las órdenes, tareas o trucos. Por ello, conocer a tu perro es el primer y más esencial paso para brindarle una correcta educación.

El pomerania el más pequeño representante de la familia de los spitz, que llama la atención por su pelaje liso, sedoso y voluminoso, que requiere ciertos cuidados específicos para mantenerse bello y saludable. Si bien sus antepasados hayan sido históricamente entrenados como perros ganaderos, este perro de tipo toy ha sido criado para ser un auténtico "perro faldero". Son extremadamente cariñosos con sus tutores, demandando atención constante. Pueden convertirse en perros excesivamente mimados cuando no son educados correctamente.

Son reconocidos por su gran inteligencia y facilidad de aprendizaje, características que facilitan su adiestramiento. También son perros activos que necesitan ejercitarse y estimular su mente para conservar un carácter equilibrado y prevenir problemas de conducta.

Para desvelar los "secretos de pomerania" y poder comprender mejor a tu mejor amigo, te aconsejamos repasar un poco el lenguaje canino. En ExpertoAnimal, por ejemplo, tenemos una guía completa sobre cómo interpretar las posturas de los perros y sus significados. Con estos consejos, podrás mejorar tu comunicación con tu peludo y te sentirás más preparado para empezar a educarlo.

¿Cómo educar a un pomerania? - Conoce a tu perro antes de educarlo

Prepárate antes de empezar a educar a tu pomerania

Antes de empezar a educar a tu peludo, necesitarás iniciarte en el adiestramiento canino para conocer sus pautas, métodos y fundamentos básicos. Además, para facilitar el aprendizaje de tu mejor amigo y optimizar tu tiempo, te recomendamos conocer los "5 trucos de adiestramiento que todo propietario debe conocer".

Después de introducirte en el contexto de la educación canina, será esencial armar tu propio equipo de adiestramiento con los siguientes ítems:

  • Collar/arnés
  • Correa reglamentaria
  • Correa larga
  • Riñonera
  • Premios o snacks
  • Juguetes
  • Clicker (opcional)

En teoría, el clicker no es un ítem indispensable en la educación canina. No obstante, su correcta utilización facilita muchísimo el trabajo del adiestrador y, en tu caso, será un gran aliado durante las sesiones de adiestramiento con tu perro. Si quieres aprender a usarlo correctamente, te invitamos a leer nuestro artículo "Clicker para perros – todo lo que debes saber sobre él".

La educación de tu pomerania debe adecuarse a tu edad

La educación, la estimulación física y mental de todos los perros deben adaptarse a su edad, estado de salud y complexión física. No puedes empezar a educar a tu pomerania cachorro presentándole tareas u órdenes complejas, ya que ello lo confundiría, podría generarse frustración y no le permitiría sentirse incentivado a continuar aprendiendo.

Así como los niños, los cachorros deben aprender progresivamente, es decir, deberán empezar asimilando conceptos y órdenes básicas, que posteriormente se convertirán en los pilares de su aprendizaje. Poco a poco, a medida que tu pomerania cachorro vaya asimilando las normas básicas del hogar e incorporando las primeras órdenes de obediencia canina, podrás aumentar progresivamente la dificultad de las tareas que le propones.

En todas las etapas de la educación de tu pomerania, recuerda emplear el refuerzo positivo para estimular su aprendizaje, recompensando así sus esfuerzos y logros. La educación en positivo rechaza cualquier tipo de abuso físico o emocional, como castigos o regaños, en el proceso educativo de los perros.

En lugar de punir la mala conducta, el refuerzo positivo reconoce e incentiva la asimilación de conductas apropiadas o deseadas, estimulando las habilidades cognitivas, emocionales y sociales de cada peludo. También influye directamente en el vínculo con el tutor.

¿Cómo educar a un pomerania? - La educación de tu pomerania debe adecuarse a tu edad

¿Cómo educar a un pomerania cachorro?

La edad óptima para empezar la educación de un pomerania es a partir de los tres meses de edad, cuando el cachorro ya está totalmente destetado y listo para empezar a aprender ejercicios sencillos. Al decidir adoptar a un cachorro, es muy importante certificarnos de que se respete el periodo de destete, es decir, que el cachorro no sea separado prematuramente de su madre y sus hermanos.

Cuando esta separación ocurre antes de tiempo, el perro puede mostrar problemas de socialización y dificultades de aprendizaje, además del riesgo de no desarrollar plenamente su sistema inmunológico, volviéndose especialmente vulnerable a las enfermedades más comunes de los perros.

No obstante, si los cachorros han nacido en tu casa, su educación puede empezar desde su nacimiento, respetando siempre los limites y las necesidades de su organismo. Lógicamente, no puedes empezar a adiestrar a un cachorro recién nacido, ya que su cuerpo y su mente aún no están preparados para recibir órdenes de esta complejidad. Pero sí puedes enseñarles a reconocer su propio nombre y mostrarles las normas del hogar en el cotidiano.

Por ejemplo, puedes transmitirles que no está permitido acostarse en la cama, subirse al sillón o revirar la basura, haciéndoles bajar y reforzándolos por bajar y estar en el suelo. El objetivo es, básicamente, no incentivar en el cachorro aquellas conductas que no deseas ver en el perro adulto. Recuerda que una mala conducta reforzada en estas primeras etapas deberá ser corregida en la edad adulta, lo que resulta mucho más difícil que prevenirla.

Por otro lado, si quieres empezar a estimular las capacidades físicas y cognitivas de tu pomerania de forma segura en sus primeras semanas de vida, te invitamos a leer nuestro artículo sobre los ejercicios de estimulación temprana para cachorros.

Respecto a la actividad física de los cachorros, recuerda que los ejercicios deben ser de bajo impacto, teniendo siempre un carácter de entretenimiento. El juego es clave para la estimulación física y mental de los cachorros, actuando como un elemento lúdico que despierta su curiosidad y los invita a desarrollar sus sentidos y su inteligencia.

Etapas de la educación de un pomerania cachorro

Para ayudarte a adiestrar a un pomerania cachorro, a continuación te mostramos en que etapas debe dividirse su educación desde los 3 hasta los 12 meses de edad, cuando ya podrá ser considerado como un perro adulto.

  • De 3 a 6 meses: a partir de los 3 meses, podemos empezar a enseñar a un cachorro las órdenes básicas de obediencia canina, tales como: sentarse, levantarse, quedarse quieto, venir, tumbarse, andar junto a ti y no tirar de la correa. En esta etapa, el objetivo es presentar solo órdenes simples y unitarias, que no requieran la ejecución de múltiples tareas para alcanzar el éxito. Si exageramos en complejidad de los ejercicios propuestos, confundiremos el cachorro y provocaremos un sentimiento de frustración, lo que perjudicará su aprendizaje. A esta edad, tu pomerania también ya estará listo para aprender a hacer sus necesidades en la calle y empezar su socialización, por lo que necesitarás presentarlo a otros perros, animales, personas y ambientes. Recuerda que la socialización será clave para que tu pomerania pueda relacionarse de forma positiva con los estímulos, los individuos y los objetos de su entorno, previniendo así problemas de conducta.
  • De 6 a 12 meses: después de que tu cachorro haya aprendido estos comandos básicos, podrás incorporar nuevas órdenes para complementar su adiestramiento. En esta segunda etapa, te aconsejamos enseñarle a traer a la pelota y a soltar objetos. También puedes sumar trucos y actividades que te agraden y que resulten atractivas para tu peludo, como "dar la pata". Lógicamente, recuerda siempre respetar los tiempos de tu mejor amigo, y no forzarlo a practicar algún deporte o ejercicio que le resulte incómodo.
¿Cómo educar a un pomerania? - Etapas de la educación de un pomerania cachorro

Adiestramiento de un pomerania adulto

Cuando tu pomerania haya asimilado aquellas órdenes del nivel básico de adiestramiento canino, podrás disfrutar y sorprenderte con la inteligencia de tu perro, proponiéndole un adiestramiento avanzado. En este sentido, te aconsejamos conocer el searching o sembrado, una actividad genial para iniciar la estimulación de los sentidos y la inteligencia de tu pomerania. Más adelante podrás enseñarle trucos más avazandos y habilidades caninas, como hacerse el muerto, traer objetos, ir a sitios concretos...

Por otro lado, también podrás practicar juegos de inteligencia en casa con tu pomerania, llevarlo a pasear a nuevos entornos, viajar en su compañía, y enseñarle varios trucos divertidos, aprovechando que tu peludos es muy inteligente y le encanta compartir momentos contigo. Todo ello servirá como complemento para su educación básica y ayudará a afianzar los lazos de amistad entre ustedes.

Si consideras que no tienes tiempo o no cuentas con los conocimientos suficientes para profundizar la educación de tu pomerania en casa, lo mejor será acudir a un centro de adiestramiento canino para contar con la orientación de un profesional en adiestramiento avanzado. Así mismo, en YouTube encontrarás muchos tutoriales que te explicarán cómo realizar ciertos ejercicios.

¿Cómo tranquilizar un pomerania?

Una de las preguntas más frecuentes de los tutores en el proceso de educación de su perro es qué hacer para tranquilizar un pomerania, ya que estos peludos pueden mostrarse realmente ansiosos o hiperactivos, en especial cuando son cachorros y jóvenes.

En primer lugar, debes ser consciente de que la actividad física y la estimulación mental son esenciales para que cualquier perro mantenga un comportamiento equilibrado y esté calmado. Si tu pomerania no se ejercita lo suficiente y no cuenta con un ambiente enriquecido en su hogar, donde pueda entretenerse y estimular sus capacidades cognitivas, podrá mostrar síntomas de estrés y desarrollar problemas de comportamiento, como la destructividad y la ansiedad por separación. En ExpertoAnimal, te contamos todo lo que necesitas saber sobre el enriquecimiento ambiental para perros.

Además, debes considerar que el pomerania no es un perro que le guste o se adapte bien a la soledad. En realidad, estos canes suelen demandar atención a sus tutores, por lo que necesitarás reservar un tiempo especial para tu mejor amigo cada día. Un pomerania que pasa muchas horas solo y no recibe los cuidados que necesita, también podrá tener problemas de conducta que perjudicarán la convivencia con su familia.

Por otro lado, recuerda también que no debes reforzar las conductas ansiosas o hiperactivas de tu perro al ofrecerle comida u otro tipo de recompensa para hacerlo parar con este comportamiento. Por ejemplo, si ofreces una golosina para que tu perro se calme y deje de ladrar, lo más probable es que tu perro empiece a comportarse de forma hiperactiva y a ladrar exageradamente cada vez que quiera llamar tu atención o conseguir algo que desea.

Por otro lado, deberás reforzar las conductas que sí sean positivas, como ir su sitio a descansar, estar calmado cuando se le ofrece comida, etc. También puedes incentivar estos comportamientos a través de las órdenes de obediencia, pidiéndole un sentado o un tumbado cuando esté especialmente nervioso.

Pero si tu perro siempre se muestra nerviosos o ansioso, aunque practique ejercicios en la debida dosis y tenga una rutina positiva, te aconsejamos llevarlo al veterinario, ya que la hiperactividad también puede tener causas patológicas. El profesional también evaluará si es necesario administrar algún tranquilizante, o bien si es oportuno el uso feromonas para la ansiedad o de calmantes naturales, como la valeriana o las flores de bach, para ayudar a calmar a tu pomerania.

¿Cómo educar a un pomerania? - ¿Cómo tranquilizar un pomerania?

La socialización es clave en la educación de un pomerania

La socialización será un aspecto clave de la educación de tu pomerania. Durante el proceso de socialización, tu perro podrá aprender a relacionarse positivamente con las personas, con otros perros y animales, con sus juguetes y los demás estímulos de su entorno. Ello le brindará la oportunidad de disfrutar de una vida social saludable, además de prevenir problemas de conducta, miedos y fobias.

El periodo óptimo para empezar a socializar a tu pomerania es cuando todavía es un cachorro, más específicamente durante sus primeras etapas (entre la tercera semana y los tres meses de vida). Durante esta fase, los perros forman sus nociones básicas de convivencia con otros individuos, además de demostrar un carácter más flexible, lo que favorece el aprendizaje. Después de completar su primer ciclo de vacunación y desparasitación, deberemos seguir ofreciéndole experiencias positivas junto a otras personas, perros, animales y entornos.

Pero si has decidido adoptar a un pomerania adulto, debes saber que también es posible llevar a cabo el proceso de socialización en perros adultos. En ExpertoAnimal, te ofrecemos los mejores consejos para socializar a un perro adulto correctamente.

5 consejos para un pomerania y su tutor

Por último, queremos ofrecerte algunos consejos que te ayudarán a llevar a cabo de forma exitosa la educación de tu pomerania:

  1. La constancia es clave en el adiestramiento canino. El adiestramiento es un proceso constante y gradual, donde cada ejercicio debe ser debidamente absorbido, memorizado y ejecutado a la perfección. Deberás tener paciencia y mucho amor para educar correctamente a tu pomerania, ya que él necesitará asimilar las órdenes, una a una. Si sientes que no tienes suficiente tiempo, puedes buscar un adiestrador profesional.
  2. Saber cuándo y cuánto enseñar. Las sesiones de adiestramiento con tu perro deben ser cortas, pero regulares. Lo ideal es destinar de 10 a 15 minutos de cada día para practicar con tu peludo, así no le sobrecargas y mantienes una constancia óptima. En el caso de querer hacer varias sesiones podemos realizar una por la mañana y otra por la tarde.
  3. Identificar cómo y dónde enseñar. Las ejercicios deben ser practicados uno a uno para permitir su integral comprensión y perfecta ejecución. Cada perro necesitará su propio tiempo para entender, memorizar y ejecutar plenamente cada orden, lo que también podrá variar según la complejidad del ejercicio. Para favorecer la concentración de tu peludo, también necesitarás elegir el sitio más adecuado para enseñarle, evitando lugares ruidosos o con un exceso de estímulos (aromas, sonidos, personas, perros, etc.).
  4. Usar el refuerzo positivo para educar. El refuerzo positivo es el mejor método para enseñar y estimular la inteligencia de tu pomerania. Recuerda que exponer a tu mejor amigo a contextos de elevado estrés y/o miedo intenso, al castigarlos física o emocionalmente, perjudica su salud y favorece el desarrollo de numerosos problemas de comportamiento, como la agresividad, el miedo o las fobias.
  5. Repasar las órdenes aprendidas. Cada orden enseñada necesita ser repasada para reafirmar su aprendizaje y no ser olvidada. Para ello, reserva 1 o 2 días de la semana para reforzar los ejercicios ya asimilados con tu peludo.
¿Cómo educar a un pomerania? - 5 consejos para un pomerania y su tutor

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo educar a un pomerania?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica.

Escribir comentario sobre ¿Cómo educar a un pomerania?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Patricia
AMO LOS POMS

¿Cómo educar a un pomerania?
1 de 6
¿Cómo educar a un pomerania?

Volver arriba