Compartir
Compartir en:

Welsh corgi Cardigan

Welsh corgi Cardigan

El welsh corgi Cardigan es un perro pequeño que antiguamente se empleaba como pastor y boyero en Gales. Pariente cercano del popular welsh corgi Pembroke, éste perro es menos muy popular que su primo canino. Pero a pesar de ello, esta raza de perros posee un carácter especial que hace que no sea muy sociable con otras mascotas y tímido con las personas que no conoce, pero en cambio, es muy fiel a su familia humana. Además, los welsh corgi Cardigan son canes muy inteligentes y fáciles e entrenar.

Si estás interesado en adoptar un perro como este, de apariencia adorable y cuerpo pequeño pero fuerte y resistente, no te pierdas esta ficha de raza de ExpertoAnimal.

Origen
  • Europa
  • Reino Unido
Clasificación FCI
  • Grupo I
Características físicas
Altura
  • 15-35
  • 35-45
  • 45-55
  • 55-70
  • 70-80
  • Más de 80
Peso adulto
  • 1-3
  • 3-10
  • 10-25
  • 25-45
  • 45-100
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-12
  • 12-14
  • 15-20
Actividad física recomendada
  • Baja
  • Media
  • Alta
Tipo de pelo

Origen del welsh corgi Cardigan

Ésta es una de las razas caninas más antiguas de Gran Bretaña y, como tal, se desconoce su origen. Sin embargo, se acepta que se desarrolló en gran medida en el condado galés de Cardiganshire, de donde obtiene el nombre.

Inicialmente estos perros se usaban como guardianes, tanto de propiedades como de rebaños y ganado vacuno. Sin embargo, cuando los pastores galeses se dieron cuenta de la habilidad de los perros para dirigir al rebaño, empezaron a utilizarlos como perros pastores y boyeros.

Con el paso del tiempo las necesidades de los pastores cambiaron y el Welsh corgi Cardigan dejó de ser útil en esas tierras. Poco a poco decreció su popularidad hasta casi extinguirse la raza. Afortunadamente, algunos ejemplares sobrevivieron y dejaron suficiente descendencia como para evitar la extinción.

Hasta 1934 se consideraba al welsh corgi Cardigan y al welsh corgi Pembroke como una sola raza de perros, pero en ese año se decidió separar a ambas variedades en dos razas distintas. Lastimosamente, el Cardigan nunca llegó a ser un perro muy popular, aunque ya no es una raza en peligro de desaparecer.

Características físicas del welsh corgi Cardigan

La altura ideal a la cruz de estos canes es de 30 centímetros, y el peso debe ir en proporción a dicho tamaño. Éste es uno de los perros pastores y boyeros de menor talla, aunque no por eso es menos efectivo para tal labor. Su cuerpo robusto y rústico es notoriamente más largo que alto. Las patas son cortas, pero muy fuertes y de huesos gruesos.

La cabeza del welsh corgi Cardigan tiene forma y apariencia similar a la cabeza de un zorro. La nariz es negra y ligeramente sobresaliente. Los ojos son medianos y de expresión gentil y vigilante. Suelen ser oscuros, pero se aceptan ojos azules en perros de color azul mirlo. Las orejas son grandes en relación al tamaño del perro, erguidas y con las puntas redondeadas.

La cola de este perro es moderadamente larga y parecida a la del zorro. Ésta es una de las características que permiten diferenciar con facilidad al welsh corgi Cardigan del welsh corgi Pembroke, ya que el último no tiene cola o la tiene pequeña.

El pelaje es lacio, de textura dura y puede ser corto o de longitud media. El subpelo es abundante. El manto puede ser de cualquier color, pero el blanco no debe predominar.

Carácter del welsh corgi Cardigan

Estos perros son muy activos, inteligentes y alertas. Como la mayoría de los perros pastores, los welsh corgi Cardigan necesitan mucha estimulación física y mental, así como compañía frecuente. De acuerdo con el estándar de la raza, estos perros deben tener un temperamento estable, sin ser tímidos ni agresivos. Sin embargo, los siglos de evolución como perros pastores los han convertido en animales reservados con los extraños y agresivos con otros perros. La socialización temprana es muy importante con esta raza, para evitar que sean agresivos o huraños con las personas. También ayuda mucho en las relaciones entre caninos, pero un Welsh corgi cardigan difícilmente será un perro muy sociable con los de su especie.

Aparte de su tendencia a ser agresivos con otros perros, y reservados con la gente, los welsh corgi Cardigan pueden presentar otros problemas de comportamiento. Sus fuertes instintos de pastoreo los llevan a ser ladradores y, en muchos casos, mordisquear las piernas en su intento de "arrear" a la gente. Estas conductas pueden canalizarse hacia actividades aceptables si se brinda a los perros suficiente ejercicio físico y mental.

Cuidados del welsh corgi Cardigan

El cuidado del pelaje es sencillo en esta raza, y suele ser suficiente con el cepillado de pelo dos veces por semana. No es bueno bañar a estos perros con mucha frecuencia porque se daña el pelaje, y sólo hay que hacerlo cuando es realmente necesario.

El ejercicio y la estimulación mental son fundamentales para una buena convivencia con estos perros. Los welsh corgi Cardigan son animales activos y necesitan dos paseos moderados a diario, además de algún tiempo de juego. También son útiles los juguetes interactivos para perros, que evitan el aburrimiento al desafiar mentalmente a estos animales.

El adiestramiento y, de ser posible, la práctica de deportes caninos como el herding (pastoreo) freestyle y la obediencia competitiva, pueden ayudar a canalizar la energía de estos perros. Sin embargo, los deportes que involucran saltos, como el agility, no son aconsejables porque pueden dañar la espalda de estos animales.

Los Welsh corgi Cardigan también necesitan mucha compañía y es mejor que vivan dentro de la casa, aún cuando resisten bien climas templados a fríos. Cuando reciben el suficiente ejercicio y la educación canina adecuada, pueden vivir bien en un departamento.

Educación del welsh corgi Cardigan

En contraposición de su posible timidez y poca socialización, estos perros son muy inteligentes y aprenden con facilidad. El adiestramiento canino no sólo es algo con lo que disfrutan, sino que es una necesidad para cubrir sus necesidades intelectuales. Pueden responder moderadamente bien al adiestramiento tradicional, pero sus mejores cualidades salen a flote con el adiestramiento en positivo.

Cuando se comprende la naturaleza de esta raza, los welsh corgi Cardigan pueden ser excelentes mascotas. Hay que aceptar, sin embargo, que no serán perros altamente sociables como los labradores retriever, y que es necesario invertir una buena cantidad de tiempo en estos pequeños perros pastores.

Salud del welsh corgi Cardigan

Los Welsh corgi Cardigan son propensos a desarrollar algunas enfermedades caninas hereditarias, entre las que se encuentran: displasia de cadera, atrofia progresiva de retina, urolitiasis y mielopatía degenerativa. También tienden a la obesidad, por lo que es importante controlar la cantidad de comida que ingieren.

Fotos de Welsh corgi Cardigan

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Welsh corgi Cardigan

Sube la foto de tu mascota
Fotos y comentarios (1)

Escribir comentario sobre Welsh corgi Cardigan

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
1 comentario
maria linda
hola, soy de madrid y quiero tener un corgi.

Welsh corgi Cardigan
1 de 7
Welsh corgi Cardigan