Compartir

Ciclo de muda de los crustáceos

Por Iria Maneiro, Bióloga. Actualizado: 23 abril 2018
Ciclo de muda de los crustáceos

Ver fichas de Crustáceos

Los crustáceos son un impresionante grupo animal que nos sorprende con un fenómeno exclusivo, su ciclo de muda. En ExpertoAnimal queremos ofrecete una explicación de este fenómeno que te ayude a comprender un poco más los requisitos de crecimiento de este fascinante grupo.

El filo arthropoda, como su nombre indica, está formado por animales con patas articuladas. Estos animales tienen la característica conjunta de que poseen un exoesqueleto de quitina más o menos duro y tienen que cambiarlo para poder crecer, y dentro de este filo tenemos la clase crustácea. En este artículo nos vamos a centrar en esta clase para estudiar la muda, de manera que a continuación explicaremos el ciclo de muda de los crustáceos. A modo de curiosidad, la palabra crustáceo procede del vocablo del latín crusta que significa corteza.

También te puede interesar: Ciclo de vida de las tortugas marinas

El exoesqueleto de los crustáceos

Estos animales tienen una protección calcárea llamada exoesqueleto. El exoesqueleto les confiere una estructura rígida y una fuerte protección contra depredadores. Esta protección es tan rígida que supone un problema a medida que el individuo crece, pues el exoesqueleto calcáreo no se estira. Restringiendo el tamaño del animal. Cabe comentar que no se trata de un bloque rígido, sino de un conjunto de placas articuladas que les permiten desplazarse.

¿Cómo crecen los crustáceos?

Para poder crecer, los crustáceos deben sufrir un delicado trance que consiste en desprenderse del viejo exoesqueleto y formar uno nuevo. Este trance supone un gran gasto energético, por ello solo lo llevan a cabo cuando el animal está bien nutrido y listo para dar el estirón. El momento de la muda de los crustáceos, también llamado ecdisis, es el desprendimiento del exoesqueleto. Es un fenómeno cíclico afectado por un gran número de factores exógenos y endógenos (Hopkins et al. 1999). En una publicación de la Revista de Biología Marina y Oceanografía se ha constatado que las fases lunares afectan altamente al momento de la muda, concluyendo que en cuarto menguante hay un 50% más de mudas que en otras fases lunares.

La muda de los crustáceos es más frecuente en individuos jóvenes y menos en adultos que ya han alcanzado la talla estándar. En el resto de los grupos animales, el crecimiento es algo continuo pero en el caso de los crustáceos la muda crea una discontinuidad en el desarrollo.

Ciclo de muda de los crustáceos - ¿Cómo crecen los crustáceos?

Fases de la muda de los crustáceos

Las investigaciones de Drach (1939,1944) han sido las primeras en documentar la muda de los crustáceos al completo, dividiéndola en cuatro fases:

  1. Intermuda: se aprecia la sutura de la muda anterior pero el caparazón está totalmente duro. Es el periodo que abarca desde que ha terminado el proceso de endurecimiento de la última muda hasta que el animal necesita crecer de nuevo.
  2. Final de intermuda e inicio de premuda: la sutura se hace más profunda y marcada. A nivel interno comienza a separarse una piel interna que se va definiendo y oscureciendo.
  3. Premuda: la sutura escidial se va descalcificando y haciendo más sensible. Se observa un oscurecimiento muy fuerte de la capa interior que adquiere turgencia.
  4. Ecdicis: es el momento de ruptura y abandono del antiguo exoesqueleto.

Cabe destacar que antes de estas cuatro fases se produce la fase 0, denominada post muda, en la que se aprecia una sutura suave en las líneas de escisión por las que el crustáceo ha roto el exoesqueleto antiguo. El caparazón todavía blando que se va endureciendo gradualmente, puede tardar un par de días.

En el momento de la muda el individuo consigue romper el viejo caparazón por dos motivos fundamentales. El primero es que la sutura escidial de la anterior muda se ha descalcificado, quedando mucho más debilitado. Para poder fragmentarlo se hincha y estira con la ayuda de unos movimientos espasmódicos. También suelen tragar grandes cantidades de agua que les ayuda a aumentar la presión dentro del exoesqueleto y así fragmentarlo.

Una vez han abandonado el antiguo exoesqueleto se encuentran de nuevo en la fase 0. En este momento están todavía blandos y se estiran al máximo creciendo lo que su cuerpo necesita. Este es un momento muy vulnerable, por ello suelen pasarlo escondidos en grietas durante los días necesarios hasta que se endurezcan del todo.

Experimento

Para acabar de entender en qué consiste el ciclo de muda de los crustáceos, es posible consultar el siguiente experimento de seguimiento del crecimiento de un cangrejo de roca durante 300 días:

  • Crecimiento de un ejemplar de Cyrtograpsus angulatus (Boschi, 1971). Registro del largo de caparazón (Lc) de mudas sucesivas, al cabo de 300 días (de Lc: 7,8 mm a Lc: 29,3 mm).
Ciclo de muda de los crustáceos - Fases de la muda de los crustáceos

Si deseas leer más artículos parecidos a Ciclo de muda de los crustáceos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Bibliografía
  • Drach P. 1939. Mue et cycle d’intermue chez les crustacés décapodes. Annales de l’Institut Oceanographique 19: 103- 391.
  • Drach P. 1944. Étude préliminaire sur le cycle d’intermue et son conditionnement hormonal chez Leander serratus (Pennant). Bulletin Biologique de la France et de la Belgique 78: 40-62
  • Revista de Biología Marina y Oceanografía 44(1): 217-225, abril de 2009. Disponible en: http://www.inapiproyecta.cl/605/articles-1665_recurso_1.pdf

Escribir comentario sobre Ciclo de muda de los crustáceos

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
M J M del Rio
Muy interesante

Ciclo de muda de los crustáceos
1 de 3
Ciclo de muda de los crustáceos

Volver arriba