Compartir

¿Cómo sudan los gatos?

Por Zorayda Coello, Periodista especializada en el mundo animal. 23 septiembre 2016
¿Cómo sudan los gatos?

Ver fichas de Gatos

Seguramente, una de las cosas que resultan más atrayentes de los gatos, además de su personalidad independiente, es la belleza del pelaje y las múltiples combinaciones de colores, lo que hace que cada felino sea único gracias a cada manchita y cada raya.

Al verlos recostados hacia el sol, o en épocas muy calurosas, es usual preguntarse de qué manera pueden soportar las altas temperaturas climáticas con todo ese pelo recubriéndolos, y más se uno se habrá cuestionado sobre si tienen alguna manera de sudar.

Es por eso que esta vez en Experto Animal te explicamos cómo funciona este mecanismo en tu mascota, porque sabemos que en más de una ocasión, frente a las altas temperaturas que hacen sufrir a los humanos, te has preguntado ¿cómo sudan los gatos?

También te puede interesar: ¿Cómo sudan los perros?

Glándulas sudoríparas felinas

En primer lugar, aclararte que, efectivamente, los gatos sí sudan, aunque lo hacen en menor medida que los seres humanos. Tal vez te extrañe saber esto, pues en ningún momento has visto a tu felino cubierto de nada parecido al sudor, mucho menos teniendo en cuenta que lo abriga una capa de pelo.

Las glándulas sudoríparas del gato son escasas, y se concentran en solo unos puntos específicos de su cuerpo, contrario al humano, que las tiene en toda la superficie de la piel. Como se sabe, el cuerpo genera sudor para liberar el calor que siente y al mismo tiempo refrescar la piel.

En el gato el mecanismo funciona igual, pero suda solo a través de algunas zonas muy específicas: las almohadillas de sus patas, la barbilla, el ano y los labios.

El pelaje del felino puede aguantar una temperatura de hasta 50 grados centígrados sin sufrir ningún daño, aunque no significa que el animal no sienta calor. Simplemente, poseen otros mecanismos para aliviar la sensación.

De igual forma, es necesario tener presenta que el gato no solo suda cuando las temperaturas aumentas, sino que esta también es su manera de reaccionar frente a ciertas situaciones que le producen estrés, miedo y nerviosismo. En estos casos, el gato deja un rastro de sudor proveniente de sus almohadillas, el cual emite un olor dulzón que los humanos son capaces de percibir.

¿Cómo sudan los gatos? - Glándulas sudoríparas felinas

¿Cómo se refresca el gato?

A pesar de poseer las glándulas sudoríparas ya mencionadas, estas no suelen ser suficientes para refrescar al animal en épocas calurosas, sobre todo si se tiene en cuenta que el pelaje no contribuye mucho a mantenerlo fresco.

Por eso, el gato ha desarrollado otros mecanismos para liberar el calor y mantener una temperatura estable en verano, por lo que es muy común que en días excesivamente secos los observes haciendo estas cosas:

En primer lugar, la frecuencia de acicalamiento aumenta. El gato lame todo su cuerpo, y la saliva que se queda en el pelaje se evapora, ayudando a que el cuerpo se enfríe.

Además, en días cálidos evitará realizar cualquier esfuerzo innecesario, por lo que estará mucho más inactivo que en otras épocas, así que es usual encontrarlo haciendo la siesta con el cuerpo estirado en algún lugar ventilado y con sombra.

De igual forma, beberá más agua y querrá jugar menos, para tratar de mantenerse fresco. Podrías agregar un cubo de hielo en su envase del agua para que esta se mantenga fría durante más tiempo.

Otra manera que utiliza para refrescar su cuerpo es el jadeo, aunque debes estar atento pues este mecanismo es más usual en los perros, pues realizan mayor actividad física.

¿Cómo funciona el jadeo? Cuando el gato jadea, el tórax interior, parte del cuerpo que se encuentra más caliente, expulsa el calor por medio de la humedad que se produce en las mucosas de la garganta, la lengua y la boca. Así, el gato puede exhalar este aire que está expulsado de su cuerpo y aprovechar el vapor para refrescarse.

Sin embargo, el método el jadeo no es frecuente en los gatos, por lo que si el tuyo lo hace entonces significa que está sintiendo una cantidad excesiva de calor, y debes auxiliarlo de la siguiente manera:

  • Humedece su pelaje con agua fría, mojando la zona de las axilas, las ingles y el cuello.
  • Moja sus labios con agua fresca y permitele beber por si solo si eso quiere.
  • Llévalo a un sitio más ventilado; si te es posible colocarlo cerca de un ventilador o aire acondicionado, mucho mejor.
  • Consulta inmediatamente con tu veterinario.

¿Por qué debes asumir estas medidas? Si aún después de seguir los pasos arriba descritos tu gato continúa jadeando, debes comunicarte con tu veterinario, pues es muy probable que el felino esté sufriendo un golpe de calor producido por las altas temperaturas, condición que podría matarlo si no actúas rápidamente.

¿Por qué ocurre el golpe de calor? Ante altas temperaturas, el cerebro le indica al cuerpo del gato que debe liberar el calor corporal, por lo que se inicia el proceso de sudoración, durante el cual se dilatan los vasos sanguíneos de la piel para permitir la expulsión del calor.

Sin embargo, cuando este proceso falla, o si este ni ninguno de los otros mecanismos a los que recurre el gato son suficientes, entonces el cuerpo se sobrecalienta y se expone a sufrir un golpe de calor, cuyas consecuencias podrían ser letales.

¿Cómo sudan los gatos? - ¿Cómo se refresca el gato?

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo sudan los gatos?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Escribir comentario sobre ¿Cómo sudan los gatos?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Cómo sudan los gatos?
1 de 3
¿Cómo sudan los gatos?

Volver arriba