menu
Compartir

Elefante de Sumatra

 
Elefante de Sumatra

En la actualidad se reconocen dos géneros de elefantes: Loxodonta, donde se ubican a los elefantes africanos, y Elephas, que corresponde a los asiáticos. Dentro de estos últimos, existen tres subespecies y una de ella es el elefante de Sumatra (Elephas maximus sumatranus), que se encuentra gravemente amenazado. Este megamamífero no solo ha sufrido los embates a la que todas las especies de elefantes han estado expuestas, sino que de manera particular tiene la grave presión de la deforestación de su hábitat, que al ser una isla no tiene posibilidad alguna de migrar.

En esta ficha de ExpertoAnimal te presentamos ahora al elefante de Sumatra para que conozcas con detalles los principales aspectos que caracterizan a esta subespecie, así como su rol ecológico dentro del ecosistema en el que se encuentra. La familia Elephantidae es un grupo fuertemente impactado por la mano humana, de modo que su caza, mantenimiento en cautiverio y destrucción de hábitats, han presionado de manera exacerbada a estos llamativos proboscídeos. Te invitamos a que continúes leyendo el texto que te ofrecemos a continuación.

Origen
  • Asia
  • Indonesia

Características del elefante de Sumatra

Eventualmente, los criterios para definir una subespecie pueden ser débiles, lo que dificulta el establecimiento de la misma e incluso en algunos casos genera divergencias por parte de la comunidad científica. Tal es el caso del elefante de Borneo, el cual es considerado por algunos como una subespecie asiática y nombrada como Elephas maximus borneensis, mientras que para otros científicos está incluida dentro del elefante indio o el elefante de Sumatra por sus rasgos parecidos.

Sin embargo, en el caso del elefante de Sumatra no ocurre lo anteriormente expuesto. Los estudios genéticos, especialmente del ADN mitocondrial, han evidenciado que esta es una subespecie bien definida que debe ser considerada como una unidad evolutivamente significativa.

Esta subespecie posee el tamaño más pequeño del grupo, llegando a medir en promedio un poco más de 2 metros de altura, y en cuanto a su peso, puede estar entre las 2 y las 4 toneladas. Las hembras suelen ser más pequeñas que los machos. Además del peso, hay dos rasgos bastante distintivos que están presentes en el elefante de Sumatra y que lo diferencian de las otras dos subespecies: uno es que poseen orejas relativamente más grandes (aunque nunca al nivel del africano) y el otro consiste en un par de costillas adicionales.

En cuanto a la coloración, no hay variaciones muy significativas entre las subespecies de elefantes, sin embargo, la de Sumatra posee una coloración un poco menos intensa. Respecto a los colmillos, llegan a estar presentes en los machos, mientras que en las hembras generalmente no, y en caso de tenerlos, solo son visibles cuando abre la boca, tal y como explicamos en este otro artículo sobre ¿Todos los elefantes tienen colmillos?

Hábitat del elefante de Sumatra

El hábitat principal de este animal está constituido por los bosques de tierras y colinas bajas, los cuales se encuentran alrededor de los 300 metros de altura, aunque también podrían estar presente en otros tipos de ecosistemas de la isla. Los bosques mencionados se caracterizan principalmente por ser tropicales y lluviosos, brindando un medio idóneo para el desarrollo de estos animales.

Para mediados de los años ochenta, este elefante se encontraba prácticamente en todas las provincias de la isla de Sumatra, ya que esta contaba con más de la mitad de sus bosques en buen estado. Sin embargo, la deforestación para la siembra de cultivos agrícolas de palma, aunado a la intervención de la industria maderera para la producción de papel, generó un cambio drástico en esta zona, afectando considerablemente a la población de estos mamíferos. Esta modificación de los bosques trajo como consecuencia el exterminio de más del 80 % de la población total del elefante de Sumatra de su hábitat natural.

Costumbres del elefante de Sumatra

Al igual que el resto de elefantes asiáticos, el de Sumatra acostumbra a recorrer grandes extensiones, aunque mantienen cierta fidelidad por un mismo rango de distribución que, según algunos estudios, puede variar entre los 200 y 1.000 kilómetros. Son animales que conservan una estructura social conformada principalmente por hembras, siendo una de estas (la de edad más avanzada) quien lidera al grupo. Normalmente, los machos jóvenes son dispersados por el macho adulto que forma parte de manada.

También acostumbran a tomar abundante agua, pudiendo ingerir hasta más de 100 litros durante un día, de igual manera, disfrutan darse baños con este líquido. Un aspecto peculiar de las costumbres de estos animales es que llegan a pasar más de la mitad del día alimentándose. La esperanza de vida es común para los elefantes asiáticos, siendo en estado silvestre entre 60 y 70 años aproximadamente. De igual forma, tienen como costumbre seguir las mismas rutas para movilizarse de un lugar a otro, principalmente para la búsqueda de alimentos.

Alimentación del elefante de Sumatra

Pueden consumir hasta unos 150 kg de peso húmedo diariamente de alimento, lo cual es necesario para mantener sus grandes cuerpos. Son herbívoros generalistas, de modo que su alimentación está conformada por diversas partes de una amplia variedad de plantas, como semillas, hojas, brotes, cortezas y frutos, aunque también llegan a ingerir pequeñas porciones de tierra para incluir ciertos minerales que les son beneficiosos.

La deforestación de los bosques en Sumatra atenta directamente en contra de la disponibilidad de alimentos para estos elefantes, ya que la misma termina por acabar con todas las plantas de las cuales se alimentan. Además, cuando el ser humano siembra especies que tienen propósitos comerciales, impide que estos elefantes puedan consumirlas.

La dispersión de una gran diversidad de plantas que están presentes en los bosques donde habita el elefante de Sumatra está íntimamente relacionada con la presencia de este animal, ya que es un gran dispersor de vegetales, por lo que la extinción de la especie también tendría un efecto terrible en la dinámica ecológica de estos ecosistemas.

Para más información, te animamos a leer este otro artículo sobre ¿Qué comen los elefantes?

Reproducción del elefante de Sumatra

Las hembras de esta subespecie, aunque pueden quedar embarazadas antes, generalmente lo hacen alrededor de los 15 años de edad. Estas se mantienen fértiles durante todo el año, por lo que el apareamiento puede ocurrir en cualquier momento. Los machos maduran sexualmente a partir de los 10 años y solo se acercan a la manada cuando saben que una hembra está dispuesta a reproducirse, lo cual hacen saber a través de sonidos. Cuando esta detección por parte de los machos ocurre, suelen haber enfrentamientos por tener el privilegio de aparearse con la hembra, quien escogerá eventualmente al macho ganador.

El periodo de gestación dura 22 meses y nace una sola cría, que al cabo de unas horas ya será capaz de ponerse en pie. Aunque se amamantará por varios años, combinará su dieta con el consumo de plantas. Los cuidados del recién nacido no solo dependerán de la madre, sino que las demás hembras también intervienen en el proceso. Por otro lado, estas esperarán varios años antes de volver a quedar embarazadas, y a partir de los 60 años dejan de reproducirse.

Estado de conservación del elefante de Sumatra

El elefante de Sumatra se encuentra en peligro crítico de extinción, y se estima que si no se establecen las medidas de conservación de manera apropiada y urgente, la especie desaparecerá en los próximos años. Los elefantes son cazados por sus colmillos de marfil, los cuales se usan en la elaboración de diversos objetos, pero también son sacrificados para ser consumidos como alimento y utilizar su piel. Adicionalmente, estos animales son capturados para domesticarlos y emplearlos en trabajos forzados de tipo forestal, además de incluirlos en algunos tipos de rituales.

Debido a la exagerada disminución del hábitat del elefante de Sumatra, el conflicto de estos con los humanos ha aumentado considerablemente, de alguna manera se puede decir que ya no tienen prácticamente espacios hacia donde movilizarse dentro de la isla: unos han sido deforestados y transformados en cultivos, otros están urbanizados. A pesar de las medidas de conservación establecidas para la protección de esta subespecie en Indonesia, más del 80 % de sus hábitats se encuentran fuera de las áreas protegidas.

En el caso del elefante de Sumatra, se aprecia claramente cómo los humanos carecemos de límites en cuanto al daño que podemos causar a otros seres vivos del planeta, generando acciones que presionan al punto de la extinción de especies.

Bibliografía
  • Benz, A. (2005). La uña del elefante: Morfología macroscópica y microscópica considerando sus cambios patológicos. Tesis de Doctorado del Instituto de anatomía veterinaria, Universidad de Zúrich. Disponible en: https://docplayer.es/18815208-La-una-del-elefante-morfologia-macroscopica-y-microscopica-considerando-sus-cambios-patologicos.html
  • Gopala, A., Hadian, O., Sunarto, Sitompul, A., Williams, A., Leimgruber, P., Chambliss, SE y Gunaryadi, D. (2011). Elephas maximus ssp. sumatranus. La Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN 2011: e.T199856A9129626. Disponible en: https://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2011-2.RLTS.T199856A9129626.en
  • Equipo editorial. (2012). El elefante de Sumatra, a un paso de la extinción. WWF. Disponible en: https://wwf.panda.org/es/?203276/elefantedesumatra

Fotos de Elefante de Sumatra

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Elefante de Sumatra

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?

Elefante de Sumatra
1 de 4
Elefante de Sumatra

Volver arriba