Compartir

¿Es malo tener gatos durante el embarazo?

¿Es malo tener gatos durante el embarazo?

Ver fichas de Gatos

Sobre la cuestión: ¿Es malo tener gatos durante el embarazo?, existen multitud de falsas verdades, desinformaciones, y "cuentos de vieja".

Si tuviéramos que hacer caso de toda la antigua sabiduría de nuestros ancestros..., muchos creeríamos todavía que la Tierra es plana y el Sol gira a su alrededor.

Prosigue la atenta lectura de este esclarecedor artículo de ExpertoAnimal, y dilucida por ti mismo si...¿Es malo tener gatos durante el embarazo?

También te puede interesar: ¿Es malo besar a mi perro?

Los animales más limpios

Los gatos, sin lugar a dudas, son las mascotas más limpias que pueden convivir con las personas en un mismo hogar. Esto ya es un punto muy importante a su favor.

Los humanos, incluso los más limpios e higiénicos, son susceptibles de contagiarse entre sí enfermedades muy diversas. Del mismo modo los animales, incluso los más limpios y mejor cuidados, son capaces de contagiar enfermedades adquiridas por múltiples vías a los seres humanos. Esto dicho así, suena realmente muy mal; pero cuando lo explicamos en el contexto adecuado, o sea en forma porcentual, la cuestión se clarifica.

Es lo mismo que si dijéramos que todos los aviones del planeta pueden caerse. Dicho así, realmente suena muy mal; pero si explicamos que los aviones son el medio de transporte más seguro del mundo, estaremos relatando una realidad científica contrastada (a pesar de que no se niegue la primera absurda teoría).

Algo similar sucede con los gatos. Es cierto que pueden transmitir algunas enfermedades; pero la realidad es que contagian a las personas muchas menos enfermedades que otras mascotas, e incluso mucho menos que las dolencias que los humanos se transmiten entre sí.

¿Es malo tener gatos durante el embarazo? - Los animales más limpios

Toxoplasmosis, la enfermedad temida

La toxoplasmosis es una enfermedad muy grave que puede provocar daños cerebrales y ceguera a los fetos de las mujeres embarazadas infectadas. Algunos gatos (poquísimos) son portadores de dicha enfermedad, al igual que otras muchas mascotas, animales de granja, u otras materias de origen animal y vegetal.

Sin embargo, la toxoplasmosis se trata de una enfermedad que se transmite muy difícilmente. En concreto, son las siguientes formas las únicas posibles de contagio:

  • Solamente si se manipulan las heces del animal sin guantes.
  • Solamente si las heces superan las 24 horas desde su deposición.
  • Solamente si las heces pertenecen a un gato que está infectado (un 2% de la población felina).

Por si no fueran lo suficientemente restrictivas las formas de contagio; además la embarazada debería llevarse los dedos sucios a la boca, ya que solo puede existir contagio por la ingestión del parásito Toxoplasma gondii, que es el que provoca esta enfermedad.

De hecho, la toxoplasmosis se contagia mayoritariamente por la ingestión de carne infectada mal cocida o cruda. Incluso también pueden contagiarse mediante la ingestión de lechugas u otros vegetales que hayan estado en contacto con heces de perro, gato, o cualquier otro animal portador de la toxoplasmosis y no se hayan lavado o cocido bien antes de comerlas.

¿Es malo tener gatos durante el embarazo? - Toxoplasmosis, la enfermedad temida

Las embarazadas y los pelos de gato

Los pelos de gato producen alergia a las mujeres embarazadas alérgicas a los gatos. Esta perogrullesca razón intenta mostrar con sentido del humor que el pelo de gato solamente produce alergias a las mujeres que eran alérgicas antes de su embarazo.

Según estimaciones existen un total de un 13% a un 15%, de población alérgica a los gatos. Dentro de esta limitada franja de personas alérgicas existen diversos grados de afectación. Desde las personas que solamente les produce algún estornudo si un gato está en su regazo (la inmensa mayoría), hasta una minoría de personas que les pueden ocasionar ataques de asma con la simple presencia de un gato en el mismo cuarto.

Obviamente, las mujeres con un grado muy elevado de afectación alérgica a los gatos, si se quedan embarazadas continuarán teniendo problemas de alergia graves ante un gato. Pero se supone que a ninguna mujer muy alérgica a los gatos, al quedar embarazada decidirá convivir con un gato.

¿Es malo tener gatos durante el embarazo? - Las embarazadas y los pelos de gato

Los gatos pueden dañar al bebé

Esta teoría tan tonta que encabeza este punto, queda desmentida por la multitud de casos en que los gatos han defendido a niños pequeños, y no tan pequeños, de agresiones por parte de perros u otras personas. Es exactamente todo lo contrario: los gatos, y sobre todo las gatas, están muy pendientes de los niños pequeños, y se preocupan mucho cuando enferman los pequeños.

Incluso se han dado casos en que precisamente han sido los gatos quienes han avisado a las madres de algún suceso acaecido a sus bebés.

Es cierto que a los gatos y perros la llegada de un bebé en el hogar les puede provocar durante unas horas cierto desconcierto. Del mismo modo que les puede provocar similar sensación a los hermanos del neonato la llegada de un hermano. Pero se trata de una circunstancia natural y pasajera que pronto desaparece y se retoma la normalidad familiar.

¿Es malo tener gatos durante el embarazo? - Los gatos pueden dañar al bebé

Conclusiones

Supongo que tras la lectura de este post, habrás llegado a la conclusión de que un gato es absolutamente inocuo para una mujer embarazada.

La única medida preventiva que se debe tomar por parte de una mujer embarazada si tiene gato en casa, será abstenerse de limpiar sin guantes el arenero del gato. El marido, la esposa o cualquier otra persona del hogar deberá realizar dicha función durante el periodo de gravidez de la futura mamá. Pero la embarazada también deberá abstenerse de comer carne cruda y tendrá que lavar muy bien los vegetales para las ensaladas.

¿Es malo tener gatos durante el embarazo? - Conclusiones

Los médicos

Es triste que aún hay médicos que recomiendan a las mujeres embarazadas que se deshagan de sus gatos. Este tipo de absurdos consejos son una clara señal de que el médico no está bien informado ni formado. Porque existen multitud de estudios médicos sobre la toxoplasmosis que inciden en los vectores de contagio de la enfermedad, y los gatos son uno de los más improbables.

Es como si el médico desaconsejara a una mujer embarazada subirse a un avión, porque el aparato podría estrellarse. Absurdo.

¿Es malo tener gatos durante el embarazo? - Los médicos

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Es malo tener gatos durante el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Escribir comentario sobre ¿Es malo tener gatos durante el embarazo?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Es malo tener gatos durante el embarazo?
1 de 7
¿Es malo tener gatos durante el embarazo?

Volver arriba