Compartir

Hámster Chino

Hámster Chino

Proviene de una amplia subfamilia de roedores, el hámster chino es el más utilizado como animal de compañía en todo el mundo por su reducido tamaño y su fácil cuidado. Sigue leyendo para saberlo todo del Hámster Chino.

Origen
  • Asia
  • China
  • Mongolia

Origen

El Hámster Chino proviene como bien su nombre indica de los desiertos del nordeste de China y Mongolia. Esta raza de hámster se domesticó por primera vez en 1919 y su historia empezó como animal de laboratorio. Años después sustituyeron al hámster chino por razas más fáciles de cuidar y fue entonces cuando se empezó a popularizar como mascota.

Apariencia física

Se trata de un roedor alargado y delgado que tiene una pequeña cola prensil de 1 centímetro. Tiene un cierto parecido al ratón común aunque este mide unos 10 o 12 centímetros como máximo, pesando así unos 35 o 50 gramos.

Los ojos oscuros, las orejas abiertas y su inocente mirada hacen del hámster chino una mascota apreciada. Presentan cierto diformismo sexual ya que el macho suele ser más grande que la hembra y muestra unos testículos algo descompensados para su pequeño cuerpo.

El hámster chino suele ser de dos colores, marrón rojizo o bien marrón grisáceo aunque muy rara vez aparecen ejemplares de color negro y blanco. Observamos lineas en las partes superiores del cuerpo así como una franja negra desde la frente a lo largo de la columna vertebral, finalizando en la cola.

Comportamiento

El hámster chino, una vez domesticado es una mascota ideal que no dudará en subirse a nuestras manos o mangas y disfrutar así de nuestras caricias y cuidados. Son animales muy inteligentes y juguetones que disfrutan del contacto con su propietario.

Son algo impredecibles hacia miembros de su misma especie ya que pueden volverse territoriales al estar acostumbrados a ser animales solitarios (es poco recomendable juntar a grupos que no sean del mismo sexo). Debemos vigilar si mantenemos a grandes grupos pues pueden producirse agresiones o disputas.

Alimentación

En el mercado encontrarás multitud de productos de diferentes marcas que incluyen semillas variadas para alimentar a tu hámster chino. Su contenido debe incluir la avena, el trigo, el maíz, el arroz y la cebada. Deben ser alimentos ricos en fibra y pobres en grasa.

Puedes añadir a su dieta frutas y verduras como por ejemplo pepino, tomates, calabazín, espinacas o lentejas así como manzanas, peras, plátanos o melocotones. También puedes añadir pequeñas cantidades de frutos secos como avellanas, nueces o cacahuetes. En el caso de crías, madres gestantes, madres lactantes o ancianos podemos incluir en su dieta avena con leche.

En la naturaleza se alimenta de hierbas, brotes y semillas e incluso insectos.

Hábitat

Los hámsters chinos son animales muy activos y por ello deben contar con una jaula de mínimo 50 x 35 x 30 centímetros. Su gran afición por trepar nos lleva a buscar una jaula de dos pisos, utilizar juguetes colgados, una rueda amplia e incluso un recorrido para que pueda divertirse cuando no estemos con él.

Enfermedades

A continuación te ofrecemos un listado con las enfermedades más comunes del hámster chino:

  • Tumores: A edad avanzada es probable que tu hámster sufra la aparición de tumores.
  • Canibalismo: Si nuestro hámster chino sufre carencias proteicas puede recurrir al canibalismo con sus propios bebés o con miembros de su mismo hábitat.
  • Pulgas y piojos: No debemos preocuparnos especialmente de la aparición de estos insectos si vive en el interior.
  • Parálisis de las patas traseras: Si ha sufrido una caída importante, el hámster puede mostrar parálisis de sus patas traseras a causa del shock aunque normalmente vuelve a recuperar la movilidad después del reposo.
  • Neumonía: Si tu hámster está expuesto a fuertes corrientes de aire o temperaturas bajas puede ser que sufra neumonía, la cual puedes identificar por hemorragias nasales. Proporciónale un entorno cálido y relajado para su recuperación.
  • Fracturas: Después de sufrir un golpe o una caída nuestro hámster puede fracturarse algún hueso. Normalmente en un período de 2 - 3 semanas suele curarse por si mismo.
  • Diabetes: Muy común si no le alimentamos correctamente, también puede aparecer por causas hereditarias.

Fotos de Hámster Chino

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Hámster Chino

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario sobre Hámster Chino

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?
2 comentarios
Su valoración:
Claudia
Como puedo aser que mi hamster no sea tan inquieto
Paola
Las ardillas chinas hibernan???
Eva López (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Paola, todos los hámsteres hibernan si es necesario, no obstante, en los hogares es posible que no lo hagan debido a las condiciones. Un saludo

Hámster Chino
1 de 4
Hámster Chino

Volver arriba