Compartir

Casas para hámster - Tipos y recomendaciones

 
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 31 agosto 2020
Casas para hámster - Tipos y recomendaciones

Ver fichas de Hámsteres

La casita para el hámster es uno de los accesorios que necesitarás si vas a convivir con uno o varios de estos animales. En este artículo de ExpertoAnimal hablaremos de los diferentes tipos de casas para hámster que puedes encontrar a la venta. Como verás, hay multitud de modelos, por eso dedicaremos un apartado a recoger las recomendaciones básicas a tener en cuenta a la hora de elegir la mejor casa para tu hámster.

No obstante, si eres de los que prefieren elaborar este tipo de accesorios con sus propias manos, al final del artículo también te explicamos cómo hacer casitas para hámster de forma sencilla y casera. ¡Sigue leyendo!

También te puede interesar: Cómo cuidar una cría de hámster

Tipos de casas para hámster

Los hámsteres viven en madrigueras donde disponen de espacios diferenciados para comer, dormir o evacuar. Por eso, antes de escoger su casa-dormitorio es necesario hacerse con una jaula de tamaño suficiente para albergar con comodidad estas diferentes localizaciones. La casita será el espacio destinado al descanso y la protección. Es un refugio donde esconderse y para el que hay que proporcionarle, independientemente del tipo de casita, material para la construcción del nido, como celulosa o heno. Estas son las casitas para hámster más conocidas:

Casas de madera para hámster

Las hay con múltiples diseños, más o menos complejas, con diferentes ventanas, compartimentos, puertas, tejados, torreones, de troncos o de madera pulida. Algunas incluyen escaleras, rampas o accesorios para que el hámster juegue. De este material también sirven las cajas de nidificación para pájaros, que cuentan con una tapa abatible que facilita la limpieza y el acceso al hámster.

Casas para hámster - Tipos y recomendaciones - Tipos de casas para hámster

Casas de plástico para hámster

Constituyen una estructura duradera y fácil de limpiar, aunque, por supuesto, el hámster tendrá que hacerse dentro un nido mullido. Pueden tener o no suelo. Algunas se colocan fuera de la jaula, uniéndose a ella completamente para mantener la seguridad y evitar fugas. Estas evocan los túneles que construirían en la naturaleza.

Las hay de diferentes formas. Las que son completamente cerradas cuentan con orificios de ventilación y suelen disponer de una tapa por la que podríamos acceder al hámster de ser necesario. Algunos modelos constan de dos piezas que se encajan y de un lado permiten disponerse en el suelo, mientras que, colocadas al revés, hacen de cama colgante.

Casas de varias alturas

Sobre todo en modelos de madera o plástico, pero también en las vegetales, es posible encontrar diseños con varios pisos. Es una forma de optimizar el espacio y proporcionarle entretenimiento y actividad al hámster. En este sentido, no te pierdas este otro artículo en el que te mostramos Los mejores juguetes para hámster.

Casas esquineras

A algunos hámsteres les gusta especialmente situar su nido en la esquina de la jaula, quizás porque les parece más resguardado. Para estos casos o para aprovechar el espacio podemos recurrir a estas casas de forma triangular, que encajan en las esquinas. Suelen ser de plástico o de madera.

Casas vegetales para hámster

Se elaboran a base de hierbas secas, mimbre o heno, que al hámster le gusta mordisquear, pero más utilizar como nido. Las hay de forma redondeada, cilíndrica a modo de túnel, colgantes, con una o varias entradas, etc.

Casas de felpa

De tacto suave, a nosotros nos atraen por su aspecto mullido, pero hay que tener en cuenta que los hámsteres las pueden destrozar con rapidez y facilidad, por lo quizá no es la mejor opción cuando buscamos una casa para hámster. Las hay tipo cueva con diferentes diseños. Son lavables.

Imagen: amazon.es

Casas de cerámica

Son recipientes de este material con distintas formas. Algunas ofrecen paredes y techo, mientras que otras muestran diseños tipo concha en los que el hámster se introduce. La desventaja es que pueden romperse si se nos caen. Son fáciles de limpiar.

Casas colgantes para hámster

Hay numerosos modelos de casas para hámster que pueden colgarse. Algunas son como los tipos que ya hemos visto, pero también las hay como hamacas o sacos de nailon, poliéster o borreguito. Pueden lavarse y se enganchan a la jaula mediante una o varias cuerdas o ganchos. El hámster debe escalar, con lo que es una forma de que realice actividad física.

Casas iglú

Con forma característica, suelen incluir un pequeño cojín extraíble en su interior, lo que aumenta su confortabilidad, aunque es habitual que el hámster introduzca materiales de su elección para hacerse el nido. Las hay con base antideslizante para manterlas fijadas a la jaula. Pueden lavarse tanto a mano como en lavadora, lo que facilita una completa higiene. Algunas incluyen ventanas que pueden abrirse o cerrarse en función de la temperatura.

Casas de coco

Completamente naturales, hechas a base de coco hueco con orificio de entrada y fibra de coco en su interior, son una cama original. Hay modelos con dos de estas casitas colgantes y unidas para que el hámster pueda pasar de una a otra.

¿Cómo elegir una casa para hámster?

A la vista de todas las opciones, seguro que encuentras una casa ideal para tu hámster. Valora sus gustos y sus necesidades en la elección y ten en cuenta estos consejos:

  • Todos los materiales en contacto con el hámster deben ser seguros. Ten en cuenta que los va a roer.
  • Por el mismo motivo anterior, lo normal es que destroce las camas potencialmente comestibles, con lo que tendrás que renovarlas periódicamente.
  • Es recomendable es coger una casa para hámster que pueda limpiarse con facilidad.
  • Fíjate que el tamaño concuerde con el del hámster para que pueda caber y tumbarse cómodamente.

Además de elegir una casa para hámster adecuada, debes tener otros cuidados en cuenta. Consulta este otro artículo: "Cuidados y alimentación del hámster".

¿Cómo hacer casas caseras para hámster?

Si buscas casas para hámster baratas, ¡nada mejor que hacerla tú mismo/a! Aunque no seas especialmente manitas, puedes conseguir una casa para hámster de manera muy sencilla y casera. Estas son algunas ideas:

  • Basta un tiesto para plantas. Ponlo boca abajo y, con cuidado, retira el borde según el tamaño de tu hámster para que pueda introducirse. Asegúrate de que no corte. Las macetas suelen tener un orificio que sirve de ventilación. Además, es muy fácil limpiarlas. También puedes poner el tiesto en el suelo directamente, aunque la entrada será más grande y, por lo tanto, será menos resguardado.
  • Mucho más fácil todavía es recurrir a los rollos de cartón del papel higiénico o de cocina. Claro que los destruirán, pero pueden ser una solución puntual o un entretenimiento. Con más de un rollo es fácil hacer un pequeño circuito de túneles.
  • Cualquier caja de cartón del tamaño adecuado sin pintar para evitar materiales tóxicos nos puede servir como nido casero para hámster.
  • Por otra parte, con tela podemos hacer de manera sencilla una hamaca, simplemente agujereando las esquinas e introduciendo cuerda para colgarla a la jaula.
  • Si eres mañoso, puedes hacer una casita de madera con listones tamaño palitos de helado o con trozos de madera. Solo tienes que bocetar un diseño y darle forma con la madera, cortándola y pegándola con cola o pegamento no tóxico. Además, puedes personalizarla pintándola, por supuesto con pinturas seguras.
Casas para hámster - Tipos y recomendaciones - ¿Cómo hacer casas caseras para hámster?

Si deseas leer más artículos parecidos a Casas para hámster - Tipos y recomendaciones, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

Escribir comentario sobre Casas para hámster - Tipos y recomendaciones

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Casas para hámster - Tipos y recomendaciones
Imagen: amazon.es
1 de 12
Casas para hámster - Tipos y recomendaciones

Volver arriba