Compartir

Los animales más agresivos del mundo

Los animales más agresivos del mundo

En muchas ocasiones se confunde agresividad con la capacidad de ser mortífero o producir el mayor número de víctimas humanas. Yo no creo que esta última sea necesariamente una cualidad que deba aparejar la agresividad con la capacidad de ser letal. Hay muchos animales muy tímidos y pacíficos que son extraordinariamente letales. Una muestra es la serpiente marina, la cual huirá ante la presencia de seres que no entren dentro de su alternativa alimentaria. Otro ejemplo contrario es el armiño, un ser diminuto de apenas 300 g, capaz de enfrentarse con éxito a presas mucho mayores que él gracias a su agresividad sin parangón. Sin embargo, un armiño no causa víctimas humanas, cosa que la serpiente marina sí hace (aunque muy pocas).

Mi concepto de la agresividad tiene más que ver con la ausencia de temor ante seres superiores en tamaño y fuerza, enfrentándose a ellos sin vacilación cara a cara. También valoro la capacidad de depredación, hay animales carnívoros que deben consumir diariamente la totalidad de su peso para sobrevivir. Obviamente esto les obliga a ser auténticas máquinas de matar.

Por último, también valoro la agresividad territorial. Hay especies que defenderán con uñas dientes o cuernos su perímetro o territorio. Por todo lo dicho, si lo deseas lee en ExpertoAnimal mi lista de los animales más agresivos del mundo.

También te puede interesar: Los animales más peligrosos del mundo

Mustélidos

Los mustélidos son una familia de animales entre los cuales se hallan algunos de los más feroces y agresivos del planeta. Afortunadamente para el hombre y el resto de los animales, la sabiduría de la Naturaleza a constreñido toda esta enorme capacidad de matar en unos cuerpos pequeños.

  • El armiño, Mustela ermínea, tiene más de 30 subespecies distribuidas por todo el planeta. Es el menor de los mustélidos (100 a 300 gr.), pero esto no le impide cazar presas 20 veces más pesadas que él. La técnica de caza empleada es sorprender a su presa por detrás y morderle en la nuca con sus afiladísimos dientes. De inmediato no cesa de agrandar la herida hasta que su víctima se desangra y muere. Tiene una agilidad de movimientos fulgurante. Si en alguna ocasión has pensado que el armiño como mascota podría ser una buena idea es que desconocías esta información.
Los animales más agresivos del mundo - Mustélidos

Glotón

  • El glotón, Gulo gulo, tras la nutria gigante marina es el segundo mayor de los mustélidos. Su aspecto macizo, compacto y musculoso, se asemeja más al de un pequeño oso que el que ofrecen la mayoría de los mustélidos que son esbeltos y estilizados. Su ferocidad, fuerza y capacidad depredatoria son legendarias. Se sabe que no teme enfrentarse con lobos u osos, a los que obliga a retroceder y retirarse. Estos grandes predadores saben que no es un buen negocio pelearse con un glotón.

    Una curiosidad sobre el glotón es que su pelo no se congela jamás, y por este motivo se usa para orlar las capuchas de los integrantes de las misiones árticas y antárticas que precisan protegerse eficientemente la cara. Los glotones habitan los bosque boreales septentrionales.

Los animales más agresivos del mundo - Glotón

El ratel

  • El ratel, Mellivora capensis, se conoce también como tejón melero o tejón de la miel. Este mustélido que mide 85 cm. por 30 cm. de alto, y pesa 14 kg., es conocido por su dureza sin parangón ya que se enfrenta a sus depredadores (leopardos y leones) sin retroceder y en muchas ocasiones les hace desistir de su ánimo de caza. La especialidad del ratel cuando pelea contra leones o leopardos es buscarles la entrepierna y causar destrozos con sus poderosas uñas y dientes en las "joyas de la familia" del felino. Por lo cual, muchos de ellos sensatamente desisten de su caza.

Existen muchos más ejemplos de ferocidad entre los mustélidos, pero los tres anteriores son buenas muestras de su agresividad congénita.

Si no es por cambios climáticos súbitos, los mustélidos en general no están amenazados. Sucede todo lo contrario, se están extendiendo y aniquilando a otras especies autóctonas.

Los animales más agresivos del mundo - El ratel

Sorícidos

La familia de los sorícidos engloba a unos seres diminutos llamados musarañas. La menor de ellas mide un máximo de 5 cm., con un peso máximo de 3 gramos. La musaraña más grande mide hasta 15 cm., y un peso cercano a los 100 g.

Estos animales son máquinas de matar. No pueden vivir más de 4 horas sin comer, ya que precisan consumir la totalidad de su peso en insectos, gusanos, lagartijas, ratones o caracoles cada día.

  • La musarañita, Suncus etruscus, también llamada musgaño enano, es la menor de su especie. No sobrepasa los 5 cm., ni supera los 3 g de peso. El ritmo cardíaco de este animal es una cifra brutal: 1200 pulsaciones por minuto. Es el mamífero terrestre de menor tamaño, pero debido a su elevado gasto energético no puede cesar de comer insectos.
  • La musaraña casera, Suncus murinus, es la mayor entre las de su especie. Necesita comer de forma incesante porque su metabolismo es muy elevado. Caza ratones, a pesar de que no sobrepasa los 100 g, y mide como máximo 15 cm.; pero también se alimenta de lagartijas, carroña, gusanos e incluso de forma excepcional caza ratas. Las musarañas segregan un veneno que debilita a sus presas.
Los animales más agresivos del mundo - Sorícidos

Hipopótamos

Los hipopótamos, Hippopotamus amphibius, a pesar de ser hervíboros son animales muy peligrosos dada su agresividad. Son los animales que más víctimas humanas causan en el continente africano (al margen de los mosquitos que inoculan enfermedades).

Los machos son más grandes que las hembras. Existen datos de hipopótamos de 5,2 metros y 4500 kg de peso.Existen 4 subespecies distribuidas por toda el África subsahariana. Pueden vivir 40 años, o 50 si están cautivos en zoos. A pesar de su volumen pueden alcanzar los 30 km/h durante distancias cortas.

Los hipopótamos históricamente han sido considerados los mamíferos más peligrosos para los seres humanos en África. Un dato revelador es que el faraón Narmer (el primer faraón, el cual unió el Alto y Bajo Egipto), murió como consecuencia del ataque de un hipopótamo durante una partida de caza.

Los animales más agresivos del mundo - Hipopótamos

Mantodeos

Los mantodeos es un Orden que abarca los mántidos, cuyo representante más conocido es la mantis religiosa. Todas las mantis devoran a otros insectos, e incluso las más grandes pueden devorar ratones, ranas y otros pequeños vertebrados. Son insectos muy agresivos, pero no son peligrosos. No tienen veneno. Ocasionalmente practican el canibalismo.

La mantis religiosa está distribuida por casi todo el mundo. La agresividad de las mantis es inocua para los seres humanos, pero letal para el resto de los insectos.

Las hembras son más grandes que los machos y algunas tienen una costumbre muy fea: se comen a los machos mientras están copulando o tras terminar, las muy. . ., malas. Incluso si el cortejo del macho no la convence se lo puede merendar antes del acto.

Otra costumbre horripilante es que cuando atrapan a una presa empiezan a comérsela viva, mientras la víctima se debate entre sus patas aserradas. Ver una filmación de la caza de una presa por parte de una mantis, y observar que de inmediato empieza a zampársela viva es una visión espeluznante.

Los animales más agresivos del mundo - Mantodeos

La foca leopardo

La foca leopardo, Hydrurga leptonix, es un terrible animal enormemente agresivo. No le teme a nada ni a nadie. Hasta el punto que muchos biólogos y naturalistas que estudian la fauna antártica, dejan para otros colegas los descubrimientos que aún pueden realizarse sobre este enorme fócido tan desconocido. La razón de esta apatía en su estudio, es que cuando te ve, va a por ti.

Las hembras adultas son mayores que los machos, llegando a medir 4 metros y pesar 600 kg.

Sus presas habituales son el pingüino emperador, otras focas, peces, calamares y carroña. Las orcas y los grandes tiburones cazan focas leopardo jóvenes, pero no suelen atacar a las adultas.

Las focas leopardo tienen la boca relativamente pequeña para su tamaño, por lo cual utilizan una técnica brutal de caza. Una vez que han mordido fuertemente cualquier parte de su presa, sacuden con extraordinaria violencia su cabeza para golpear contra el suelo a su víctima hasta rematarla. Si cazan en el agua arrancan trozos de su presa.

Imagen de una foca leopardo de National Geographic:

Los animales más agresivos del mundo - La foca leopardo

Herpéstidos

Los herpéstidos son los animales a los cuales pertenecen las mangostas. Actualmente existen 33 especies de mangosta, y un rasgo común es su valor y agresividad. Se distribuyen por Eurasia y el continente africano. Su medida y peso oscilan entre los 30 cm., y 280 g de la mangosta enana; a los 120 cm., y 4 kg que pesa la mangosta de cola blanca.

El meloncillo, Herpestes ichneumon, es una de las mangostas más comunes. Esta mangosta, al igual que otras especies de herpéstidos, tienen en su dieta la ingesta de serpientes, algunas de ellas venenosa. El meloncillo mide hasta 60 cm., y su peso oscila entre 2 y 4 Kg. Si es acorralado no duda en enfrentarse contra leones.

Las mangostas están distribuidas por todas las zonas templadas y ecuatoriales del planeta. En el la India rural es común tener mangostas domésticas, cuya función es cazar roedores, pero también serpientes de todo tipo, incluso cobras.

Los animales más agresivos del mundo - Herpéstidos

El animal más peligroso

Cualquier hembra protegiendo a sus crías, sea cual sea su especie, puede volverse bajo unas determinadas circunstancias tremendamente agresiva. No importa la especie. Una madre matará o morirá para proteger a su prole.

Los animales más agresivos del mundo - El animal más peligroso

Si deseas leer más artículos parecidos a Los animales más agresivos del mundo, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Escribir comentario sobre Los animales más agresivos del mundo

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Hamlet Abreu
excelente información...
Carlos
El último punto del post es sumamente cierto, tanto así que hasta los seres humanos también entramos en ese renglón. Toda madre es capaz de defender a sus crías ferozmente.
Ricard Sabatés Quivira
Hola, Carlos:

Coincido totalmente con tu opinión. Muchas gracias por expresarla.

Un saludo cordial.
Ricard Sabatés

Los animales más agresivos del mundo
1 de 10
Los animales más agresivos del mundo

Volver arriba