Compartir

Gato bobtail japonés

 
Por Equipo Editorial de ExpertoAnimal. 23 septiembre 2020
Gato bobtail japonés

Aunque tiende a confundirse con el bobtail americano, el gato bobtail japonés es una raza diferente cuya única similitud es la cola corta en forma de pompón. Así pues, esta es una de las principales características de la raza felina que a continuación mostramos, una raza con un temperamento increíblemente positivo, alegre, activa y muy juguetona.

El bobtail japonés es uno de los gatos más apreciados en la cultura asiática. De hecho, se considera el "gato de la buena suerte" y en este artículo descubrirás por qué. Sigue leyendo y conoce en ExpertoAnimal todas las características del bobtail japonés, sus cuidados y leyendas más populares.

Origen
  • Asia
  • Japón
Clasificación FIFE
  • Categoría IV
Características físicas
Peso medio
  • 3-5
  • 5-6
  • 6-8
  • 8-10
  • 10-14
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-15
  • 15-18
  • 18-20
Tipo de pelo

Origen del bobtail japonés

Aunque pueda parecer increíble, el gato bobtail japonés surgió de forma natural. Su cola corta se debe a una mutación causada por un gen recesivo. Ahora bien, cuándo apareció exactamente el bobtail japonés todavía hoy se desconoce debido, precisamente, a que nació producto de cruces naturales. Tampoco se sabe con exactitud si nació en Japón, China o Corea, aunque los estudios apuntan que pudo llegar a Japón desde China debido a que existen documentos que sitúan la llegada de este gato de China ya en el siglo VI, ¡hace más de 1 000 años!

El bobtail japonés está tan presente en Japón que podemos observarlo en muchas partes. Por ejemplo, en el templo Gotokuji, en Tokio, vemos frescos en las paredes en los que aparecen estos gatos.

Leyendas sobre el bobtail japonés

Lo que sí conocemos son las leyendas surgidas alrededor de esta raza, y es que el bobtail japonés es uno de los más apreciados en la cultura japonesa. El bobtail japonés se relaciona con la buena suerte y, por ello, las leyendas existente giran en torno a esto. ¿Te suena el nombre de "Maneki-Neko"? ¡Pues es un bobtail japonés! Hoy en día lo relacionamos con el típico muñeco con forma de gato sentado que presenta una pata levantada que se mueve constantemente. Por supuesto, esto surge de una leyenda que cuenta que, en el siglo XVII, un monje muy humilde vivía con su gata en un templo de Tokio, el cual se encontraba en pésimas condiciones. Un día de tormenta, Naotaka Ti, feudal con mucho poder, quedó atrapado y decidió resguardarse bajo un árbol. Entonces, vio a la gata del monje con una pata levantada y creyó que le estaba indicando que se acercara hasta donde estaba, con lo que decidó salir de su cobijo para dirigirse hacia el templo. En ese mismo instante, un rayo cayó sobre el árbol. Neotaka Ti sintió que esa preciosa gatita de cola corta le había salvado la vida y reparó su templo. De esta forma, surgió el llamado "gato de la suerte". No obstante, no es la única leyenda que existe sobre la creación del Maneki-Neko, de manera que no te pierdas este otro artículo: "Historia del gato chino de la suerte".

Por supuesto, también encontramos en la cultura japonesa una leyenda que explica por qué la cola del bobtail japonés es tan corta. Pues bien, dicha leyenda explica que un gato se incendió la cola las llamas de un brasero. Preso por el miedo, salió corriendo e incendió todas las casas que encontraba a su paso por la ciudad, debido a que estaban construidas con madera. Las llamas se propagaron con tanta rapidez, que toda la ciudad quedó totalmente quemada. Por ello, el emperador tomó la decisión de cortar la cola de todos los gatos para prevenir que un accidente así volviera a ocurrir.

Características del bobtail japonés

El bobtail japonés es un gato de tamaño mediano, cuyo peso oscila los 3-5 kg, siendo las hembras normalmente más pequeñas que los machos. El cuerpo de esta raza de gato acostumbra a ser más largo que alto, delgado, con una desarrollada musculatura y una constitución fuerte. No es un gato estilizado, pero sí se muestra elegante y esbelto debido a su porte musculoso. Normalmente, las patas traseras son ligeramente más largas que las delanteras, sin embargo, están proporcionadas al resto del cuerpo, de manera que, de pie, el gato no parece curvado. Por todo ello, se trata de un gato bastante ágil.

Siguiendo con las características del bobtail japonés, su cara forma un triángulo equilátero, en la que se observan unos prominentes y altos pómulos, así como unos ojos muy expresivos y con forma ovalada. En esta raza están permitidos todos los colores en los ojos, aunque acostumbran a ser similares al color del manto. El hocico no es ni puntiagudo ni chato, es más bien ancho y redondeado en la zona de los bigotes. La nariz, en cambio, sí es ligeramente larga y definida. Las orejas, por su parte, son de tamaño mediano, se muestran erguidas y bastante separadas, aunque se mantienen en proporción con las líneas de la cabeza. En conjunto, los rasgos faciales del bobtail japonés dejan entrever que se trata de una raza originaria de Japón, pero totalmente diferente al resto de gatos orientales.

Ahora bien, si hay algo que caracteriza al bobtail japonés por encima del resto de rasgos es su particular cola en forma de pompón. Así pues, esta raza felina presenta la cola corta, de unos 10 cm, y totalmente cubierta de pelo, similar a la cola de un conejo. El manto del cuerpo, en cambio, es más corto, aunque igualmente suave y sedoso. El bobtail japonés no presenta subpelo y tampoco es de los gatos que más pelo suelta, sino todo lo contrario, pierde muy poco. Aunque lo habitual es observar al bobtail japonés de pelo corto, lo cierto es que también encontramos la variedad de bobtail japonés de pelo largo. En este caso, el gato sigue considerándose de pelo corto, pero presenta un manto ligeramente más largo y bastante más abultado en la cola.

Colores del bobtail japonés

En esta raza felina están aceptados todos los colores y patrones excepto el color plata, el dorado, el atigrado (tabby) y el punteado (pointed). Tanto el color de la trufa como el de los ojos suele estar en harmonía con el tono del pelo, de manera que también se aceptan todos

Carácter del bobtail japonés

El gato bobtail japonés se caracteriza por tener un carácter afable, cariñoso y dulce. Así mismo, es un gato muy sociable que incluso se acerca a las personas desconocidas. También suele llevarse bien con otros animales, aunque esto también dependerá en gran medida de la personalidad del otro animal y de si ambos han sido correctamente socializados.

Por otro lado, el bobtail japonés es un gato activo, curioso e inteligente, por lo que le encanta jugar, investigar y aprender trucos nuevos. Eso sí, como muchas razas felinas, es un gato bastante territorial, especialmente cuando llegan otros animales a su hogar. Del mismo modo, es muy familiar y disfruta muchísimo de la compañía de los que considera parte de su núcleo familiar, tanto humanos como gatos o perros. No obstante, esto no significa que no necesite pasar ratos solo, puesto que también presenta cierto grado de independencia.

Por último, del carácter del bobtail japonés destaca su enorme afán por expresarse y comunicarse, sobre todo con sus compañero humanos. Así, es un gato que suele maullar bastante y que, de hecho, cuenta con más variaciones y vocalizaciones que otras razas felinas. Tanto es así, que muchos cuidadores afirman que parece que su gato esté cantando.

Cuidados del bobtail japonés

Los principales cuidados del bobtail japonés residen en su necesidad de ejercicio, así como en satisfacer su instinto curioso. Por ello, es fundamental ofrecerle un adecuado enriquecimiento ambiental, con juguetes variados, rascadores con distintas alturas y baldas. También se recomienda hacer un gimnasio para gatos. Igualmente, es recomendable dedicar horas al día a jugar con el gato, tanto para mantenerlo físicamente estimulado como mentalmente. En este tiempo, es aconsejable practicar juegos que estimulen al gato a buscar y correr y juegos de inteligencia.

Dado que el pelo del bobtail japonés es corto, no necesita recibir más de uno o dos cepillados semanales. En cuanto al baño, como ocurre en todas las razas felinas, es preferible dejarlo para cuando el animal esté realmente sucio.

Por último, recordemos que el bobtail japonés es un gato activo e inteligente, por ello es muy recomendable enseñarle trucos nuevos siempre que sea posible. Por ejemplo, puedes enseñarle a dar la pata, a sentarse, a buscar la pelota, etc. Las posibilidades son infinitas y ambos pasaréis ratos muy divertidos. Eso sí, las sesiones no deben ser muy largas o el gato se estresará y se aburrirá. No te pierdas este artículo en el que te explicamos Cómo educar a un gato.

Salud del bobtail japonés

La esperanza de vida del bobtail japonés se sitúa alrededor de los 16 años. Se trata de una raza felina bastante resistente, que no presenta tendencia a sufrir ninguna enfermedad particular, más allá de las enfermedades más comunes en los gatos. Así pues, con los cuidados adecuados y las pertinentes visitas a la clínica veterinaria, el bobtail japonés puede mantenerse sano y feliz. Eso sí, es preciso, también, realizar revisiones de los oídos, las uñas, la piel y la boca para detectar cualquier anomalía lo antes posible.

Hacemos especial hincapié en la alimentación, puesto que de no ser de calidad o de no estar correctamente racionada, el bobtail japonés puede desarrollar obesidad, sobre todo si no practica el ejercicio que necesita.

Bibliografía
  • Fédération Internationale Féline. (2020). Japanese Bobtail.
  • The International Cat Association. (2004). Japanese Bobtail Breed Group.

Fotos de Gato bobtail japonés

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Gato bobtail japonés

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario sobre Gato bobtail japonés

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?

Gato bobtail japonés
1 de 4
Gato bobtail japonés

Volver arriba