Compartir

Van turco

10 octubre 2018
Van turco

De pelaje mullido y algodonoso, mirada cautivadora y carácter sociable, los gatos de la raza van turco presentan muchas características que les hacen únicos y especialmente deseados. Si has adoptado un gato van turco o estás pensando en hacerlo, en esta nueva ficha de ExpertoAnimal te mostraremos todo lo que necesitas saber sobre estos magníficos felinos, explicándote en detalle su origen, carácter, características físicas o salud.

Si eres un apasionado del gato van turco no lo dudes, sigue leyendo y descúbrelo todo sobre este peculiar felino, ¡te encantará!

Origen
  • Asia
  • Turquía
Clasificación FIFE
  • Categoría I
Características físicas
Tamaño
Peso medio
  • 3-5
  • 5-6
  • 6-8
  • 8-10
  • 10-14
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-15
  • 15-18
  • 18-20
Tipo de pelo

Origen del gato van turco

Estos felinos son endémicos del lago Van de Anatolia, en Turquía, al cual deben su nombre. Su origen se remonta milenios atrás, acompañado de una bonita leyenda, que cuenta que estos gatos llegaron al lago Van tras el Diluvio Universal, a través del arca de Noé, motivo por el cual se encuentra entre las razas de gatos más antiguas del mundo.

Dependiendo de la religión, la leyenda tiene dos versiones, las cuales pretenden esclarecer las causas de las curiosas y características marcas del pelaje de estos gatos. Según la versión judía de esa historia, las marcas de otro color de los van turco las causó la mano del mismísimo Dios, quien tocó el primer gato en esas zonas del cuerpo, que serían la cabeza y la cola. En el relato islámico, sin embargo, es Alá el responsable, pues se establece que fue él quien de nuevo tocó al primer gato en la espalda, dejándolo marcado, por ello la marca que estos felinos tienen en esa zona se denomina popularmente "la huella de Alá".

Lo cierto es que se trata de una raza que ya estaba presente en la época de los Hititas (XXV aC - IX aC) pues aparece representada en muchos de los hallazgos de esa civilización. De la zona del lago Van. este felino se expandió por múltiples lugares, empezando por Irán o Armenia y acabando en Estados Unidos, pues en la década de los 50 fue exportado al Nuevo Mundo por una criadora inglesa, convirtiéndose en una raza bastante popular entre los estadounidenses.

Características del gato van turco

La raza van turco está considerada de tamaño mediano - grande, pues su peso oscila entre los 7 kilos que suelen pesar los machos y los 5 o 6 kilos de las hembras. Estos gatos son robustos y musculosos. Su cuerpo es fuerte y ligeramente alargado, existiendo ejemplares que han llegado a alcanzar hasta un metro de largo si se miden desde la nariz hasta la punta de la cola. Sus extremidades posteriores son algo más prolongadas que las anteriores.

La cabeza de los van turco es triangular y con una ligera inclinación hacia abajo. Los ojos de estos felinos son ovalados y de gran tamaño, siendo muy expresivos y normalmente presentando tonalidades que van del ámbar a el azul, aunque se dan bastantes casos de heterocromía.

Probablemente, lo más característico de los gatos van turco es su pelaje, pues presentan un manto tupido, de pelo semilargo y sedoso. Solo presentan una capa de pelo, sin mostrar capa lanosa. Aunque tengan el pelo medianamente largo este pelo no se enreda fácilmente. Su color de base siempre es el blanco y las marcas que forman el van, es decir el patrón típico de la raza, suelen ser rojizas, aunque también se aceptan otros colores como el castaño, el azul, el crema o el tortuga.

Carácter del gato van turco

Estos graciosos felinos son famosos por su pasión por el agua, de la que disfrutan sin miramientos, ya sea en una bañera, en lagos o ríos cercanos al hogar. Además son gatos muy juguetones y sociables, siempre que se haya dedicado tiempo a la socialización del gato cachorro, por lo que lo pasarán en grande si les dedicamos tiempo, les preparamos juegos o les regalamos juguetes que los mantengan activos y entretenidos.

Es un gato que puede encajar muy bien con los niños, ya que disfrutan mucho de la compañía de los pequeños de la casa. Podemos crear juegos conjuntos que hagan delicias tanto de la mascota como de los hijos. Podemos animarles mediante juegos de acecho o caza, por lo que los juguetes como ratones que se muevan, las cañas de pescar u otros que se nos ocurran serán ideales para disfrutar viendo a nuestro gatito jugando sin pausa.

Debemos ser conscientes de que, como a muchos otros gatos, a la raza van turco les gusta mucho subirse a sitios altos, sin tener en cuenta que para llegar a lo alto de esa estantería deberán colgarse de las cortinas o mover los objetos de nuestros muebles. Debemos ser pacientes y, en ningún caso, regañarles por esta actitud, sino reforzar aquellos comportamientos que nos resulten positivos.

Además, es importante mantenerlos estimulados con juguetes o rascadores de varias alturas, así podrán trepar y escalar sin miedo a romper o dañar nada del mobiliario, ni a sí mismos por supuesto. En cuanto al trato con las personas, los van turco son realmente sociables y cariñosos, disfrutando así de los mimos y de la compañía de toda la familia, como de la de otros animales.

Cuidados del gato van turco

Como hemos comentado anteriormente, los gatos van turco presentan un pelaje denso y semilargo, sin embargo, este manto no tiene una tendencia alta al enredo, así como tampoco se cae desmesuradamente, por ello, con un cepillado cada dos o tres días, e incluso una vez por semana, será suficiente para mantener su pelaje en las mejores condiciones. No son necesarios los baños, aunque si lo estimamos oportuno, debemos hacerlo utilizando productos específicos para gatos y secando bien al finalizar el proceso.

En cuanto al juego, como hemos dicho, estos felinos son bastante juguetones y activos, por lo que sería conveniente que disfrutaran de sesiones diarias de juego para mantenerse en forma y equilibrados. Además, será necesario seguir los cuidados que puede necesitar cualquier gato, como puede ser la higiene bucal, de los ojos y de los oídos, además de proporcionarles una alimentación sana y equilibrada.

Salud del gato van turco

Los gatos de raza van turco suelen ser saludables, no obstante, como sucede con muchas otras razas felinas, la consanguinidad ha sido un método recurrente entre los criadores, lo que ha favorecido una mayor predisposición del desarrollo de enfermedades congénitas propias de la raza. Una de ellas es la miocardiopatía hipertrófica, que consiste en una alteración del músculo cardíaco o miocardio, debido a que el ventrículo izquierdo es más grande y grueso de lo conveniente. La raza también suele presentar afecciones auditivas, pues la predisposición a la sordera de los gatos blancos ha afectado a la raza, motivo por el cual es común encontrar ejemplares con sordera total o parcial.

Para mantener un óptimo estado de salud deberemos prestar especial atención al calendario de vacunas y a las desparasitaciones periódicas, así como no descuidar las revisiones veterinarias regulares, cada 6 u 12 meses, para garantizar un estado de salud positivo y asegurar la detección pronta de cualquier patología.

La esperanza de vida del gato van turco se sitúa alrededor de los 13 y los 17 años.

Bibliografía
  • Fully recognised breeds - Cateogry 1 - Turkish Van, Rec. Anerk. 1960, 01.01.2018 - FIFE (Fédération Internationale Féline)
  • Turkish Van - CFA (The Cat Fanciers' Association, Inc.)
  • Van Cat -Ministry of Culture and Tourism, Republic of Turkey

Fotos de Van turco

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Van turco

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario sobre Van turco

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?

Van turco
1 de 2
Van turco

Volver arriba