Compartir

Gato burmilla

6 agosto 2019
Gato burmilla

En este artículo mostraremos una de las razas de gatos más especiales, considerada como una raza bastante exclusiva debido al escaso número de ejemplares que existen en todo el mundo. Hablamos del gato burmilla, originarios de Reino Unido, una raza que surgió de forma espontánea, siendo además bastante reciente. Por todo ello, este gato es todavía muy desconocido para muchas personas.

En ExpertoAnimal desvelamos todo lo que debes saber sobre la raza de gato burmilla, su origen, sus características físicas, su carácter, cuidados y mucho más. ¿Sabes de dónde proviene este curioso nombre? Si la respuesta es no, ¡sigue leyendo y descúbrelo!

Origen
  • Europa
  • Reino Unido
Clasificación FIFE
  • Categoría III
Características físicas
Peso medio
  • 3-5
  • 5-6
  • 6-8
  • 8-10
  • 10-14
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-15
  • 15-18
  • 18-20
Tipo de pelo

Origen del gato burmilla

El gato burmilla proviene de Reino Unido, donde una gata burmesa se cruzó con un macho persa chinchilla por el año 1981. Este encuentro ocurrió de manera fortuita, por lo que la primera camada de la raza que hoy conocemos como burmilla surgió de forma no planificada y natural. Ahora bien, ¿por qué el nombre "burmilla"? Muy sencillo, los primeros en descubrir la raza la bautizaron así por la combinación de "burmés" y "chinchilla".

Puesto que apenas han transcurrido tres décadas desde que nacieron los primeros ejemplares, se considera que esta es una de las razas de gatos más recientes. De hecho, la raza no ha sido reconocida ni siquiera en su país de origen, donde se la considera como raza experimental según la Cat Association of Britain. De la misma forma, tampoco está registrada en Estados Unidos. Sin embargo, organismos oficiales internacionales como la la FIFe (Federación Internacional Felina) sí que registraron el estándar ya en 1994.

Características del gato burmilla

El gato burmilla tiene un tamaño mediano, con un peso comprendido entre los 4 y los 7 kilogramos. Su cuerpo es compacto y sólido, al igual que sus extremidades, que tienen una musculatura desarrollada, siendo más finas y ligeramente más cortas las patas delanteras. Su cola es recta, de gran longitud y acabada en una punta redonda. Su cabeza es ancha y redonda, con los carrillos llenos, unos ojos rasgados de color verde delineados por unos párpados de borde negro. Las orejas son de tamaño medio, de forma triangular con la punta redondeada y la base ancha.

Tras repasar las características del burmilla anteriores, es lógico que nos surja la pregunta: "¿hay gatos burmilla con ojos azules?". Lo cierto es que no, todos los ejemplares de esta raza deben tener los ojos verdes para considerarse puros.

El manto del gato burmilla es algo más largo que el de un gato burmés, siendo igualmente suave y sedoso, además de muy brillante. El pelaje tiene bastante volumen debido a que presenta una estructura bicapa, con una subcapa más corta que favorece el aislamiento. Los colores aceptados son aquellos con base blanca o plata combinada con lilas, canelas, azules, cremas, negros y rojizos.

Burmilla cachorro

Si algo diferencia al burmilla cachorro del resto de gatitos es, sin duda, la coloración de sus ojos y manto. Así, el gato burmilla bebé ya presenta unos preciosos ojos verdes y un pelo blanco o plata que desarrolla la coloración combinada conforme crece. Al margen de estos rasgos, diferenciar un cachorro de esta raza de otras puede ser complicado, por lo que será necesario acudir a un veterinario especializado en gatos o esperar a que crezca un poco.

Carácter del gato burmilla

Algo altamente destacable del gato burmilla es su magnífico y cautivador carácter, pues se trata de un gato atento, cariñoso y muy apegado a su familia. Quienes conviven con un burmilla aseguran que se trata de un gato muy bonachón, que adora la compañía y acostumbra a llevarse bien con todos los miembros del hogar, ya sean otras personas, gato o prácticamente cualquier otro animal. En definitiva, es un felino muy tolerante, indicado especialmente para familias con niños, ya que le encanta pasar tiempo con ellos jugando y recibiendo mimos.

El burmilla es un gato muy equilibrado, puesto que aunque adora los juegos y las actividades, es muy tranquilo. De esta forma, resulta extraño que muestre una actitud nerviosa o inquieta. En caso de mostrarse de esta forma, querrá decir que algo no anda bien, por lo que puede esta sufriendo un problema de salud o estrés, algo que tendremos que identificar y tratar. En este sentido, destaca, también, las dotes comunicativas de esta raza felina.

Cuidados del gato burmilla

El burmilla es una raza muy fácil de mantener, apta para personas que conviven con un gato por primera vez, pues requiere de pocas atenciones y cuidados para estar en buenas condiciones. En cuanto a su pelaje, por ejemplo, solo necesita recibir un par de cepillados semanales para que luzca aseado y brillante.

Por otro lado, hemos de prestar atención a la dieta del gato, ya que debemos proporcionarle una alimentación de calidad, ajustada a sus necesidades nutricionales y a su actividad física, la cual determinará su gasto calórico diario y sus requisitos alimenticios. También resulta vital destacar que ha de tener agua fresca a su disposición en todo momento, de lo contrario podría deshidratarse.

Por último, es importante tener presente el enriquecimiento ambiental. A pesar de que estamos ante un gato tranquilo, recordemos que adora jugar y entretenerse, por lo que será fundamental proporcionarle juguetes variados, rascadores de varias alturas, etc. Así mismo, tendremos que destinar parte del día a jugar con él, disfrutar de su compañía y darle todos los mimos que podamos.

Salud del gato burmilla

Quizá debido a su aparición fortuita, la raza no presenta enfermedades congénitas ni tiene especial inclinación por sufrir ninguna afección por encima de otras razas. Aún así, no ha de olvidarse que, al igual que cualquier otro gato, ha de recibir sus vacunas obligatorias y desparasitaciones, así como pasar revisiones veterinarias regulares que permitan detectar cualquier anomalía lo antes posible.

Además, se recomienda vigilar el estado de su boca, ojos y orejas, realizando las limpiezas pertinentes con los productos y procedimientos más oportunos en cada caso. Igualmente, es importante mantener al gato burmilla ejercitado y bien alimentado, favoreciendo así el buen mantenimiento de su estado de salud. Con todos estos cuidados, la esperanza de vida media de un burmilla oscila entre los 10 y los 14 años.

Bibliografía
  • The Cat Fanciers Association. About the Burmilla. Disponible en: http://cfa.org/breeds/breedsab/burmilla.aspx
  • CCCA Official Breed Standards. (2018). Burmilla SH&LH. Disponible en: http://www.cccofa.com.au/files/files/Stdburmi(1).pdf
  • The International Cat Association. Burmilla (Korean). Disponible en: https://www.tica.org/resources/our-publications/breed-standards/file/495-burmilla-korean
  • Fédération Internationale Féline. Burmilla. Disponible en: http://www1.fifeweb.org/dnld/std/BML.pdf

Fotos de Gato burmilla

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Gato burmilla

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario sobre Gato burmilla

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?

Gato burmilla
1 de 5
Gato burmilla

Volver arriba