menu
Compartir

Tipos de caracoles venenosos

 
Por Nick A. Romero H., Biólogo y educador ambiental. 13 enero 2022
Tipos de caracoles venenosos

Ver fichas de Caracoles

El término caracol se utiliza para hacer referencia a una gran diversidad de animales del grupo de los gasterópodos, que pertenecen al filo Moluscos, los cuales se caracterizan por la presencia de una concha univalva externa notablemente visible. Estos animales se han extendido por una gran variedad de hábitats, que incluye marinos, de agua dulce y terrestres, pero incluso dentro de cada uno de ellos pueden distribuirse en diversas áreas de un mismo ecosistema. Un rasgo particular de los caracoles es que suelen tener una movilidad lenta, sin embargo, esto no les impide, según la especie, poder desplazarse, cavar, trepar o nadar.

A pesar de que en general tienen una apariencia inofensiva, algunos están cargados con toxinas que pueden llegar a ser letales, incluso para los seres humanos. Anímate a seguir leyendo este artículo de ExpertoAnimal y conoce los tipos de caracoles venenosos.

También te puede interesar: ¿Cuántos dientes tiene un caracol?

Características de los caracoles venenosos

No son pocas las especies de caracoles venenosos que existen, pues se estima, de hecho, que hay más de 10 mil aproximadamente. En este sentido, estos tienen una muy amplia diversidad, lo que ha hecho de su taxonomía una situación no tan sencilla. Dichos animales se caracterizan por ser depredadores marinos y utilizar sus toxinas para capturar a sus presas y devorarlas después. Para unos animales que tienen una movilidad lenta, sin duda el veneno es una estrategia bastante ventajosa para el tipo de alimentación carnívora que tienen.

Un aspecto en común que presentan los diversos tipos de caracoles venenosos, a pesar de las diferencias propias de cada grupo, es que todos se incluyen en la superfamilia Conoidea, dentro de la cual se han identificado, entre otras, tres que contienen a las especies con toxinas: Conidae, Turridae y Terebridae.

Caracoles cono

Aunque existen otros tipos de caracoles venenosos, los llamados caracoles cono son el único grupo donde se ubican algunas especies que pueden ser letales para los seres humanos. Estos animales pertenecen a la familia Conidae y es específicamente dentro del género Conus donde se encuentran ciertas especies peligrosas.

Estos caracoles se caracterizan por no alcanzar grandes tamaños, de modo que llegan a medir alrededor de 23 cm de longitud. Sin embargo, a pesar de estas dimensiones y sus movimientos lentos, los ataques sí pueden ser rápidos, que aunado a las sustancias tóxicas que poseen, los hacen ser de los caracoles más peligrosos que hay y no solo para nosotros, sino también para las especies de las que se alimentan.

Se trata de especies marinas que habitan principalmente en las aguas de tipo tropical y subtropical, tanto del océano Índico como Pacífico. No suelen estar presentes en zonas muy profundas; por lo general, durante el día se ubican en arrecifes coralinos vivos o restos de estos, pero por la noche se desplazan a áreas rocosas o arenosas.

Los caracoles cono, a diferencia de otros, tienen la rádula, su aparato para la alimentación, de una forma modificada, ya que estos poseen dientes radulares con forma puntiaguda y además son huecos. Las mencionadas estructuras simulan un arpón, las cuales utilizan para inyectar la sustancia tóxica, que tiene efecto sobre el sistema nervioso y muscular de la víctima.

Características del veneno de los caracoles cono

El veneno de estos moluscos está constituido por diversos péptidos que son cadenas de aminoácidos, los cuales han sido denominados en este caso como conotoxinas o conopéptidos, bastante estables.

Estas conotoxinas son de tamaño menor que el veneno de otras especies de animales, como arácnidos o serpientes, peculiaridad que les hace tener una más rápida difusión después de entrar en el organismo de la presa. Esto explica el porqué la víctima se paraliza en tan solo segundos. Pero el rasgo más peculiar de estas toxinas es su grado de selectividad, de modo que son capaces de seleccionar receptores específicos a nivel celular para ejercer su potente acción de una manera mucho más efectiva.

Ejemplos de caracoles cono venenosos

Para conocerlos un poco mejor, veamos a continuación ejemplos de caracoles venenosos pertenecientes a este grupo:

  • Caracol cono de geografía (Conus geographus): también llamado caracol cigarrillo, ya que se dice que una persona picada por este animal, solo tiene el tiempo de fumarse un cigarrillo antes de morir. Efectivamente, es una de las especies más venenosas de caracoles. Es nativo de las aguas tropicales y subtropicales de los océanos Índico y Pacífico, especialmente de las costas australianas. Si te interesa conocer más especies, no te pierdas este otro artículo donde mostramos Los animales más peligrosos de Australia.
  • Caracol cono púrpura (Conus purpurascens): es nativo del océano Pacífico, específicamente habita frente a las Islas Galápagos y el Golfo de California. No supera los 7,5 cm y es de color púrpura, pudiendo tener diferentes intensidades, con patrones negros o pardos. También es venenoso y podría causar la muerte a una persona.
  • Caracol cono de dall (Conus dalli): es otra especie de caracol venenoso con potencialidad letal en los seres humanos. Se extiende en el Pacífico a grandes profundidades, por ejemplo, en las aguas cercanas a las Islas Galápagos, Golfo de California y Panamá. Su coloración de tonos amarillos y pardos simula una red con formas triangulares.

En la imagen observamos al caracol cono geográfico.

Tipos de caracoles venenosos - Caracoles cono

Caracoles Gemmula

Este es otro tipo de caracoles venenosos que se encuentran dentro de la familia Turridae, la cual ha tenido algunas divisiones taxonómicas. La misma posee una gran variedad de especies y es común referirse a estos caracoles con el término 'turrids' o 'turridos'. Sin embargo, son específicamente los caracoles del género Gemmula los que presentan toxinas usadas para cazar.

Estos caracoles suelen ser de mayor tamaño que el resto de los géneros del grupo y se desarrollan principalmente en aguas tropicales profundas de los océanos Índico y Pacífico. La rádula de este tipo de caracoles, una vez que causa la herida en la presa, libera las toxinas que posee. El veneno de los mismos está formado por varios péptidos ricos en disulfuro, el cual tiene ciertas similitudes a las conotoxinas de los caracoles cono.

Ejemplos de caracoles Gemmula venenosos

Como hemos comentado, únicamente los pertenecientes al género Gemmula presentan toxinas venenosas, y a continuación nombramos algunos ejemplos:

  • Gemmula speciose: en inglés se le suele llamar splendid turrid, su concha mide entre 4 y 8 cm de longitud y se caracteriza por su forma acanalada o tallada de color blanco o amarillento. Se distribuye en los mares de China, Japón, Filipinas y Papúa Nueva Guinea, entre otros.
  • Gemmula kieneri: su apariencia es similar a G. speciose, de hecho, tiene un rango de distribución igual, aunque también tienen presencia en Australia, en profundidades de 50 hasta un poco más de 300 metros. El tamaño varía entre 2,6 a 7 cm.

En la imagen vemos a la especie Gemmula speciose.

Tipos de caracoles venenosos - Caracoles Gemmula
Imagen: flickr.com

Caracoles taladro

Este es el tercer grupo de caracoles venenosos que existen, los cuales pertenecen a la familia Terebridae. También se les conoce como caracoles de barrena y sus nombres comunes están asociados a la forma enroscada o en espiral de su concha, que se asemeja a la punta de un taladro. No todos los terebridos son venenosos, algunos capturan a sus presas y las engullen sin usar toxinas. Los que sí poseen estos compuestos, hieren a la víctima con su diente radular con forma de aguja hipodérmica, luego proceden a inyectar el veneno para inmovilizarla y finalmente devorarla.

El veneno de estos animales, aunque tiene ciertas similitudes con las conotoxinas en relación a sus precursores, después de que se formen, presentan divergencias importantes que permiten establecer que no hay homologías entre los venenos de los caracoles cono y la familia Terebridae.

Ejemplos de caracoles taladro venenosos

Dado que no todos los caracoles taladro son venenosos, mencionamos dos especies que sí lo son:

  • Terebra subulata: esta especie se distribuye en África Oriental, Madagascar, Japón, Hawái y Australia, desde los 0 hasta los 10 metros de profundidad. Alcanza longitudes de hasta unos 11 cm, de modo que tiene forma alargada, con una coloración crema y manchas oscuras. Su veneno solo es efectivo contra anélidos de los que se alimenta, pero inocuo para vertebrados. Descubre a los anélidos en este otro post: "Tipos de anélidos".
  • Hastula hectica: conocido como 'barrena de playa', es una especie de caracol peligroso y venenoso que mide entre 3 y 8 cm, con presencia en el océano Índico occidental. Su toxina, como se ha identificado, difiere de las conotoxinas.

Ahora que conoces a los caracoles más peligrosos y venenosos del mundo, no dejes de descubrir y visita este otro artículo sobre los Tipos de caracoles marinos y terrestres.

En la foto observamos al caracol barrena de playa.

Tipos de caracoles venenosos - Caracoles taladro

Si deseas leer más artículos parecidos a Tipos de caracoles venenosos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Bibliografía
  • Field, J. y Calderón, R. (2010). Picadura por caracol Conus. Disponible en: https://www.medigraphic.com/pdfs/bolclinhosinfson/bis-2010/bis102k.pdfHall
  • M. (2011). "Conus geographus". Animal Diversity Web. Disponible en: https://animaldiversity.org/accounts/Conus_geographus/Heralde
  • FM 3rd, Imperial J, Bandyopadhyay PK, Olivera BM, Concepcion GP, Santos AD. (2008). A rapidly diverging superfamily of peptide toxins in venomous Gemmula species.
  • López, E., Aguilar, M. y Heimer, Edgar. (2006). Toxinas de caracoles marinos del género Conus. Academia Mexicana de Ciencias. Disponible en: https://www.amc.edu.mx/revistaciencia/index.php/ediciones-anteriores/7-vol-57-num-3-julio-septiembre-2006/comunicaciones-libres58/17-toxinas-de-caracoles-marinos-del-genero-conus
  • Mandë, N., Yves, C., Baldomero, P. (2009). Evolution of the Toxoglossa Venom Apparatus as Inferred by Molecular Phylogeny of the Terebridae, Molecular Biology and Evolution, volumen 26, número 1. Disponible en: https://doi.org/10.1093/molbev/msn211
  • MolluscaBase eds. (2022). MolluscaBase. Gemmula Weinkauff, 1875. Accedido a través de: Registro Mundial de Especies Marinas en: https://www.marinespecies.org/aphia.php?p=taxdetails&id=204110

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Tipos de caracoles venenosos
Imagen: flickr.com
1 de 4
Tipos de caracoles venenosos

Volver arriba