Compartir

Antiparasitarios internos y externos para cachorros

 
Por Sara Gómez. 15 julio 2020
Antiparasitarios internos y externos para cachorros

Ver fichas de Perros

En la actualidad, son muchos los tutores de perros conscientes de la importancia de la desparasitación. Los parásitos no solo perjudican al perro parasitado, sino que pueden transmitir enfermedades o afectar a otros animales e incluso a personas. De ahí que mantenerlos bajo control resulte fundamental. Pero, en ocasiones, los cachorros se quedan fuera del calendario de desparasitaciones porque los cuidadores no tienen claro cuándo ni cómo comenzar a tratar.

En este artículo de ExpertoAnimal te explicamos cuándo desparasitar a un cachorro. Así mismo, te indicamos cuáles son los antiparasitarios internos y externos para cachorros y te hablamos de la doble desparasitación mensual como una de las más eficaces.

También te puede interesar: Parásitos externos comunes en gatos

¿Por qué es importante desparasitar?

Los cachorros necesitan desparasitación interna y externa desde las primeras semanas de vida. La desparasitación interna es la que actúa contra parásitos que se alojan en el interior del cuerpo del perro. Los más conocidos son los que popularmente se denominan lombrices o gusanos intestinales. Pero hay otros vermes que se localizan en el corazón, en el aparato respiratorio o incluso en los ojos. Consulta nuestro artículo sobre los GUSOCs, gusanos del ojo y del corazón, para más información.

Por otra parte, la desparasitación externa se dirige contra los parásitos presentes sobre el cuerpo del perro. Los más conocidos y extendidos son las pulgas y las garrapatas, pero, sobre todo en cachorros, también pueden aparecer ácaros causantes de sarna demodécica o sarcóptica. Además, hay que tener en cuenta que cada vez es más frecuente la presencia de flebotomos y mosquitos, que pican al perro y pueden transmitirle otros parásitos, como la Leishmania o el gusano del corazón, entre otros.

Es cierto que muchos perros parasitados tanto interna como externamente no desarrollan cuadros clínicos graves, sobre todo si ya son adultos y poseen un sistema inmunitario sano. Pero, en los cachorros, las parasitaciones intensas pueden resultar incluso mortales. Se trata de animales más vulnerables, ya que su sistema inmunitario todavía es inmaduro, que, cuando son atacados por parásitos, como por ejemplo los gusanos intestinales, pueden sufrir diarreas, vómitos, desnutrición, problemas de crecimiento, mal aspecto del pelo, anemia o incluso una obstrucción intestinal si hay una gran cantidad de gusanos que forman una bola en el sistema digestivo. En los casos más graves no es posible revertir la situación y el cachorro fallece.

Además de todos estos daños, como hemos comentado hay parásitos (ectoparásitos) que transmiten otros parásitos. Por ejemplo, las pulgas pueden transmitir al perro la tenia Dipylidium caninum. Los flebotomos transmiten leishmanias y los mosquitos el gusano del corazón. Por su parte, las garrapatas son transmisoras de enfermedades tan graves como la babesiosis, la ehrlichiosis, la anaplasmosis o la enfermedad de Lyme. Y recuerda que tanto los parásitos internos como los externos pueden afectar a otros animales, seres humanos incluidos. Los niños y las personas con el sistema inmunitario debilitado son el grupo de más riesgo. Un ejemplo es el gusano Toxocara canis, que produce una enfermedad en las personas llamada Síndrome de larva migrans.

Desparasitando no solo protegemos a nuestro perro, sino que rompemos el ciclo vital del parásito, con lo que impedimos su proliferación y la posibilidad de que afecte al resto de miembros de la familia. No hay que olvidar que asistimos a una expansión de las enfermedades parasitarias. Todos estos datos no dejan lugar a dudas de la importancia de la desparasitación durante toda la vida del perro.

Antiparasitarios internos y externos para cachorros - ¿Por qué es importante desparasitar?

¿Cuándo desparasitar a un cachorro?

Los cachorros, al igual que cualquier otro perro ya adulto, están expuestos a contraer parásitos que se encuentran en el ambiente. En el entorno es posible localizar huevos de parásitos en la tierra, en deposiciones de otros animales o en diferentes utensilios. Parásitos externos como las pulgas también realizan buena parte de su ciclo vital fuera del perro. En camas, sofás o suelos podemos encontrar huevos, larvas y pupas que, al crecer, reinfestarán al animal. Otros parásitos se transmiten mediante la picadura de los insectos, como el mosquito que transmite el gusano del corazón. Además, la perra puede transmitir a sus cachorros parásitos por vía uterina o a través de la leche materna.

Atendiendo a estos datos se comprende la necesidad de una desparasitación temprana. Así, la desparasitación interna en los cachorros se inicia a las 2-3 semanas de vida. En cuanto a la desparasitación externa, en general, puede comenzar cuando el cachorro empieza a salir de casa, hacia las 8 semanas. Pero no basta con una única administración para mantenerlo protegido. La desparasitación debe repetirse según las indicaciones del fabricante durante toda la vida del animal para garantizar tanto su protección como la de toda la familia.

¿Cada cuánto desparasitar a un cachorro?

Por lo general, los perros (cachorros y adultos) deben desparasitarse durante todos los meses del año frente a parásitos externos, ya que las pulgas y garrapatas están presentes ya todo el año. En relación a los parásitos internos, principalmente los gusanos gastrointestinales, los cachorros deben desparasitarse frecuentemente durante los primeros meses de vida. Así, desde las 2-3 semanas de vida y hasta las 2 semanas postdestete, la recomendación es desparasitar cada 2 semanas. A partir de este momento y hasta los 6 meses, la desparasitación es recomendable que sea mensual. En perros adultos con acceso al exterior, que es por lo general en la mayoría de los casos, también se recomienda la desparasitación mensual. De esta forma, se rompe el ciclo vital de los parásitos internos, previniendo así sus efectos en el perro, su contagio a las personas y su esparcimiento en el ambiente. Para más detalles, no te pierdas este otro artículo: “¿Cada cuánto desparasitar a un perro?”.

Por otro lado, aunque se acostumbra a desparasitar a los perros cachorros y adultos con antiparasitarios externos e internos, cabe destacar que también disponemos de la llamada “doble desparasitación mensual”, que consiste en la administración de un único comprimido que consigue proteger al animal de parásitos internos y externos. En el siguiente apartado veremos mejor de qué se trata.

Antiparasitarios para cachorros

No se trata solo de desparasitar al cachorro, sino que hay que hacerlo bien. Para ello, es fundamental utilizar productos seguros para esta edad. De lo contrario, corremos el riesgo de provocar efectos adversos. Por eso siempre hay que acudir al veterinario. Este profesional pesará al perro y escogerá el antiparasitario más adecuado para cada caso.

Hay diferentes opciones entre las que elegir. Para la desparasitación externa se comercializan insecticidas, acaricidas y repelentes. En la interna se usan antihelmínticos. Además, según el modo de administración encontramos:

  • Antiparasitarios tópicos: generalmente, actúan sobre la superficie de la piel. Dentro de este grupo de antiparasitarios para perros cachorros encontramos las pipetas, los espráis o collares, que suelen utilizarse para la desparasitación externa.
  • Antiparasitarios orales: en este caso los productos se absorben. Se presentan en comprimidos y, aunque años atrás actuaban principalmente frente a parásitos internos, actualmente disponemos de antiparasitarios orales que actúan también frente a parásitos externos o frente a ambos, como en el caso de los productos orales endectocidas que describimos a continuación. Además de ofrecer una doble protección, los comprimidos son muy fáciles de administrar debido a que, hoy en día, son muy palatables y, por ende, el perro puede tomarlo como un premio. Además, los antiparasitarios orales son óptimos para perros que se bañan con frecuencia porque la eficacia del producto no se ve alterada.
  • Endectocidas: este tipo de antiparasitarios pueden actuar tanto frente a parásitos internos como externos. Existen en administración tópica y también oral, como, por ejemplo, la doble desparasitación en un único comprimido palatable y de administración mensual. Estos endectos ofrecen la comodidad de tratar tanto a los parásitos externos como internos en una sola administración. Así mismo, es más sencillo recordar que la siguiente administración es el próximo mes y no al cabo de determinados meses. Otro beneficio de esta opción es que algunos parásitos desarrollan su ciclo vital en aproximadamente un mes. Por eso, la administración mensual consigue mantenerlos bajo control. Protegen frente a gusanos redondos intestinales, garrapatas, pulgas y ácaros, y también previenen enfermedades transmitidas por ectoparásitos como la enfermedad del gusano del corazón y otras.

Para más información sobre la doble desparasitación mensual, no dudes en consultar con el veterinario.

Antiparasitarios internos y externos para cachorros - Antiparasitarios para cachorros

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Antiparasitarios internos y externos para cachorros, te recomendamos que entres en nuestra sección de Desparasitación.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Antiparasitarios internos y externos para cachorros
1 de 3
Antiparasitarios internos y externos para cachorros

Volver arriba