Compartir

¿Cómo introducir un tercer gato en casa?

 
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en medicina felina. 23 diciembre 2020
¿Cómo introducir un tercer gato en casa?

Ver fichas de Gatos

Cuando se pretende introducir un nuevo gato en casa cuando ya tenemos dos que están ya adaptados, ya sea porque han crecido juntos o porque pasaron un periodo de adaptación el uno al otro, a los tutores les preocupa, especialmente si fue traumático. Este proceso de adaptación puede llegar a ser muy largo, si bien algunos gatos se adaptan rápido, a la gran mayoría de gatos les cuesta días, semanas e incluso meses poder llegar a una convivencia aceptable. Nunca es buena idea hacerlo de forma brusca, sino que se debe realizar mediante una serie de pautas y pasos sucesivos que hay que hacer con cuidado, delicadeza y respetando la naturaleza felina.

En este artículo de ExpertoAnimal hablaremos sobre el proceso de introducir un tercer gato en casa cuando ya tenemos dos.

También te puede interesar: ¿Cómo socializar un gato cachorro?

¿Qué tener en cuenta antes de introducir un tercer gato en casa?

Antes de introducir un nuevo gato en casa con otros gatos, tenemos que pensar en cómo es el carácter de nuestros gatos, cuál es su tipo de relación, si son familia, han crecido juntos, si desde el primer momento se han tolerado y se han conseguido llevar bien o si por el contrario se respetan pero no se llevan bien, e incluso a veces se pelean. Si este último es el caso, no sería muy buena idea introducir un tercer gato que puede agravar el estrés al que pueden estar sometidos.

Hay que tener en cuenta siempre que los gatos son considerados animales no sociales, debido a que cuando llegan a la edad adulta no viven en grupos y son animales territoriales. Por ello, cuando en una casa hay varios gatos, lo normal es que se repartan la casa en zonas que consideran su territorio. Debido a esto, la introducción de un gato nuevo en casa es algo que altera ese orden jerárquico que, entre otras cosas, estimularía en los gatos un comportamiento de "marcaje" consistente en la emisión de pequeñas cantidades de orina en los algunos rincones de la casa. El uso de feromonas sintéticas felinas es una buena idea para crear un ambiente agradable entre ellos, así como que tengan al menos una cama y arenero para cada uno más uno extra, (es decir, cuatro en total de cada).

Por lo general, al principio, el gatito recién introducido será el intimidado y los felinos que ya estaban en casa los que dominen.

Introducción de un gatito bebé

Si el tercer gato a introducir en nuestra casa es un gato pequeño, suele ser todo más sencillo, siendo la adaptación normalmente fácil. Si ves como tus gatos bufan al nuevo gatito nada más llegar, es normal, es algo extraño que llega a su casa y posiblemente lo ven como una pequeña amenaza que crecerá y limitará su territorio y libertad. Sin embargo, a los pocos días los gatos adultos suelen aceptar al pequeño recién llegado.

Además, los gatos que ya tengamos en casa se sentirán un poco intimidados y en cierta manera acosados por el pequeño, que les solicitará para jugar. Normalmente, ellos reaccionarán con vocalizaciones, golpes y agarrones que suelen cesar cuando el gatito pequeño maúlla. Estos episodios generalmente se irán reduciendo hasta que se logre ver una completa adaptación al cabo de unos días.

Introducción de un gato adulto

Estos son los casos realmente complicados y en ciertas ocasiones la visita al veterinario especializado en etología es necesaria. Este proceso de adaptación puede extenderse varias semanas, por lo que es necesaria la paciencia y la calma si queremos que salga bien. Antes de introducir a otro gato es necesario que se teste de retrovirus, es decir, de inmunodeficiencia y leucemia felinas, especialmente de leucemia por tener mayor facilidad de contagio entre gatos.

Las introducciones hay que hacerlas lenta y cuidadosamente, así minimizaremos el estrés, los enfrentamientos y poder conseguir una convivencia armoniosa real entre los tres gatos. Esto es mucho mejor que juntarlos directamente y "ver qué pasa" forzando su convivencia, que normalmente acaba en desastre y en conflictos y problemas de comportamiento permanentes. Siempre es mejor que el gato esté castrado y sea de sexo opuesto a los que tengamos. Si nuestros gatos son de distinto sexo, entonces es preferible optar por el opuesto al que pensemos que, por su carácter, pueda mostrar mayor conflictos con el recién llegado.

¿Cómo introducir un tercer gato en casa? - ¿Qué tener en cuenta antes de introducir un tercer gato en casa?

Pautas para introducir un tercer gato en casa

Una vez que se haya comprobado que todos los gatos están sanos, el ambiente es relajado, sin la llegada de alguien externo ni de un momento importante, se puede empezar el proceso de presentación. Este proceso consistirá en tres fases: aislamiento del nuevo gato en un cuarto exclusivo para él, primera presentación en trasportín y si todo va bien, un contacto directo final.

Mantener al nuevo gato en una habitación separada

Si el gato nuevo en casa está asustado, es totalmente normal porque acaba de llegar a un territorio desconocido que, encima, está ocupado por dos gatos. Por ello, y para evitar conflictos con los residentes, lo primero que se debe hacer es aislar al nuevo gato durante los primeros días, que no tenga contacto directo con los gatos del hogar y pueda coger confianza con la casa y con los cuidadores. Este aislamiento permitirá que los gatos de la casa y el recién llegado se huelan y oigan para ir acostumbrándose los unos a los otros sin tener un contacto directo que resultaría muy estresante. El recién llegado se irá adaptando a la nueva casa poco a poco. Para empezar, tendrá esa habitación para él en exclusividad, con su arenero, comedero, bebedero, cama, manta y juguetes.

Es buena idea para que se empiecen a oler y familiarizar los gatos de manera eficaz acercar al nuevo gato una manta o juguetes que hayan usado los gatos que tengamos en casa e ir viendo cómo reacciona, así como hacer lo mismo con nuestros gatos con accesorios que haya usado el nuevo gato.

Presentaciones en transportín

Durante algunos ratos cada día, es buena idea meter al nuevo gato en el trasportín y ponerlo cerca y algo elevado de los gatos que ya estaban en casa, de esta manera, además de verse y oírse, pueden mantener contacto visual evitando que el nuevo gato se intimide y evita que los gatos residentes le ataquen.

Ante esta situación, hay dos tipos de gatos. Por una parte, están los que no muestran demasiado interés en el nuevo gato, que será posiblemente el que se mantendrá apartado y se irá aceptando de manera gradual a corto plazo y sin agresiones. La otra situación es aquella en la que los gatos muestran signos de agresividad; debemos evitarlos y distraer la atención de los gatos, reforzándoles de manera positiva con premios cuando los encuentros se mantengan con tranquilidad.

Una buena manera de hacer que se acerquen y relacionen positivamente la presencia del nuevo gato es poner cerca del trasportín un poco de "premios" felinos o la comida favorita de los gatos de la casa e ir reduciendo la distancia progresivamente, sin obligar en ningún momento el encuentro. Los gatos deben relacionar el contacto entre ellos con algo agradable y bueno, no con gritos, riñas o castigos.

Una vez que se vayan tolerando, se puede probar de alimentar a los tres gatos a la vez, los dos gatos ya existentes y al nuevo en el trasportín. Al principio pueden bufar, maullar y estar desconfiados, pero poco a poco mejorará la relación.

Acercamiento directo

Cuando veamos que los encuentros con trasportín son menos estresantes e incluso se empiecen a tolerar, es momento de pasar a un contacto más directo. La primera vez, y si el gato está tranquilo, podemos coger al nuevo gato en brazos y sentarnos en algún lugar cercano a donde se encuentren los gatos del hogar, lo que hará que los gatos se acerquen al nuevo y mantengan contacto siendo nosotros el mediador si hubiese algún problema entre ellos. Podemos hablarles de forma agradable y cariñosa y acariciarlos para mantener un ambiente agradable y, de nuevo, premiarles si aparecen gestos de aceptación entre los gatos.

Una vez finalicen estos encuentros, el gato debe volver a su habitación hasta que sean agradables del todo para pasar al contacto directo entre los tres gatos, siendo normal que de primeras caiga algún bufido o que alguno esté más desconforme, pero se reducirán con el tiempo e irán haciéndose cada uno con sus rutinas y sus lugares preferidos de la casa, compartiéndolos, con las mismas ventajas de lugares calientes y escondidos, alimentación, cuidados, respetándose y conviviendo de una forma tranquila. Los bufidos se transformarán en juegos y muestras de afecto si todo va bien y habremos conseguido introducir un tercer gato en casa con éxito.

Siempre hay que tener en cuenta que aunque hagamos todos estos pasos a la perfección y lo hagamos con la mejor intención posible, los gatos no tienen "necesidad" de un compañero felino, por lo que mientras que en ocasiones los tres gatos se acabarán llevando bien, en otros pocos casos nunca llegarán a tener una buena conexión e incluso vivirán en tregua permanente. Sin embargo, en los hogares no tienen competencia por alimento ni bebida ni los lugares donde descansar en tranquilidad, por lo que los gatos se suelen aceptar e incluso disfrutan de la compañía de otros compañeros de su especie.

¿Qué hacer si los gatos no aceptan al nuevo gatito?

Cuánto tarda un gato en aceptar a otro es una pregunta a la que no podemos dar una respuesta definitiva, puesto que, como hemos visto, pueden tardar desde días hasta meses. Ahora bien, como acabamos de comentar, no siempre los gatos residentes acabarán aceptando al tercer gatito. Es posible que hayamos hecho algo mal durante el proceso, que no dispongan de los recursos suficientes, etc. En estos casos, lo más recomendable es acudir a un etólogo felino para que evalúe personalmente la situación y nos ayude a introducir el tercer gato en casa de manera que los dos residentes lleguen a aceptarlo.

Además, te aconsejamos ver este vídeo para ampliar tu información sobre la convivencia entre gatos.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo introducir un tercer gato en casa?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica.

Bibliografía
  • R. Álvarez. (2020). Etología felina: Guía básica sobre el comportamiento del gato. Amazing Books S.L.
  • N. Magno. (2017). El lenguaje del gato. Dve publishing.
  • M. F. Fradin. (2017). Convivir con su gato. Editorial de Vecchi, S.A.U.
  • GEMFE AVEPA. Cómo introducir gatos y perros nuevos a tu mascota. Disponible en: https://www.avepa.org/articulos/Como%20introducir%20%20gatos%20y%20perros%20nuevos%20a%20su%20mascota.html

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Cómo introducir un tercer gato en casa?
1 de 2
¿Cómo introducir un tercer gato en casa?

Volver arriba