Compartir

¿Cómo saber si mi perro está enfadado?

Valoración: 3,7 (48 votos)
1 vez compartido
 
Elena Torrens - Educadora canina
¿Cómo saber si mi perro está enfadado?

Ver fichas de Perros

Los perros se comunican activamente con nosotros ya sea mediante el cuerpo, la posición de las orejas o los ladridos. Es normal que no siempre entendamos su lenguaje, pero mediante la observación podemos averiguar muchas cosas.

En este artículo de ExpertoAnimal vamos a trabajar diferentes indicaciones que nos permitan saber si nuestro perro está enojado o si bien se trata de otra cosa.

Sigue leyendo para descubrir cómo saber si mi perro está enfadado y qué debes hacer al respecto. ¡No dejes de seguir ExpertoAnimal para saberlo todo sobre el mundo de los animales!

También te puede interesar: ¿Cómo saber si mi perro está gordo?

¿Por qué se enfadan los perros?

Para empezar a hablar del enojo en perros debemos aclarar en primer lugar que los perros son animales capaces de sentir numerosas emociones y relacionarse con nosotros a través de éstas, por ejemplo, el perro es capaz de interpretar nuestro estado anímico y actitud a través de nuestro tono de voz. También comprenden un número concreto de palabras y su significado.

Así es, los perros pueden entender nuestras emociones y esperan que nosotros entendamos las suyas. Al igual que nosotros, el perro puede enfadarse y lo puede hacer por distintos motivos:

  • Mala educación y adiestramiento
  • Riñas excesivas
  • Métodos de castigo
  • Estrés acumulado
  • Uso del collar eléctrico
  • Maltrato animal
  • Problemas mentales

Suele ocurrir especialmente cuando se les obliga a hacer algo que no quieren.

Los perros también pueden mostrarse agresivos ante estímulos que no conocen consecuencia de una mala socialización. Es muy habitual que algunos perros tengan miedo a los truenos, por ejemplo, pero también existen casos en los que los perros tienen miedo a bicicletas, niños u otros animales. Como consecuencia se muestran reactivos y agresivos, pareciendo enojados. No obstante se trata de un profundo miedo al que responden con ladridos y gruñidos.

Señales de enojo en el perro

Saber si nuestro perro está enfadado o enojado no es complicado. Solo necesitaremos observarle y ver cómo actúa. A continuación te ofrecemos algunos detalles que pueden orientarte para saber que un perro está enfadado:

  • Ladridos y gruñidos sonoros que se dirigen hacia nosotros.
  • Cuando el ladrido es agudo y breve, el perro vendría a decir algo así como "se acabó", el perro utiliza este tipo de ladrido para acabar con una situación que le desagrada y le molesta. También puede utilizarlo porque necesita salir a la calle en el acto y no puede esperar más.
  • Cuando el gruñido es suave y constante, no indica únicamente que el perro está enfadado, sino además que nos está advirtiendo que no sigamos haciendo aquello que le enoja, ya que cuando la frecuencia del gruñido aumenta y el perro descubre sus colmillos se está preparando para atacar y cumplir su advertencia.
  • Cuando el perro aúlla de manera repetitiva y en un tono ascendente, cada vez más fuerte, quiere llamar nuestra atención, y en este momento es importante prestársela, de lo contrario, puede combinar estos aullidos con otros signos de enfado.
  • Marcaje y mordidas redirigidas.

¿Qué hacer si mi perro se enfada?

Lo primero y más importante es no perder la calma. Los perros perciben nuestras emociones y por ello debemos transmitirles confianza y calma para que entiendan que no ocurre nada malo. No debemos intentar acariciarles ni excitarles, todo lo contrario, es importante ofrecer un espacio de seguridad que le indique que no vamos a acercarnos con malas intenciones.

Antes de intentar solucionar el problema, debemos preguntarnos qué hemos hecho para que nuestro perro se enfade. Como hemos comentado anteriormente existen muchos motivos por los que un perro puede enfadarse, principalmente si estamos intentando obligarle a hacer algo que no quiere. El momento del baño puede ser un buen ejemplo, pero existen muchísimas cosas que pueden hacer que nuestro perro tenga miedo y por tanto que muestre una actitud desconfiante: no debemos forzarle a dicha situación, sino habituarle a ella de forma progresiva.

1. Entender el gruñido y el ladrido

Los perros expresan malestar y enfado ante situaciones que consideran negativas a través del gruñido y ladrido, sus únicas formas de expresión vocal. Es muy importante respetar esta forma de comunicación natural del perro ya que forman parte de su lenguaje, del que debemos aprender. Mediante el gruñido y el ladrido nuestro perro nos está advirtiendo de que este tipo de actitud no le agrada. Nos pide que paremos con señales muy claras.

El problema aparece cuando las personas regañan e incluso agreden a los perros que muestran este tipo de comunicación, provocando aún más el enfado y el malestar del perro, que se siente acorralado y desprotegido. Además de estas acciones tan perjudiciales que pueden llevar a una situación muy grave, estamos enseñando a nuestro perro a no gruñir o a evitar el ladrido, por lo que puede entender que debe pasar a atacar directamente.

2. El marcaje y la mordida

Como consecuencia principal del castigo, el perro puede marcar (hacer la acción de morder sin hacer daño o hacer poco daño) o bien morder directamente, provocándonos lesiones. Este tipo de actitud suelen darse de forma muy puntual en perros que experimentan el castigo, que han sido educados de forma incorrecta en el adiestramiento para ataque y defensa y hasta los perros que utilizan collares eléctricos. También puede ocurrir como parte de un problema de salud mental del perro.

En cualquiera de estos casos, debemos hacer una profunda reflexión y determinar qué puede estar causando tanto malestar en nuestro perro como para que actúe de tal forma. Repasar las 5 libertades del bienestar animal es una forma excelente de averiguar si estamos haciendo algo mal, aunque también pueden ayudarte estas indicaciones:

  • Evita el castigo
  • No agredas a tu perro
  • Utiliza el refuerzo positivo
  • Sácale a pasear
  • Enséñale obediencia
  • Ayúdale a superar los miedos
  • No le fuerces nunca
  • No le dejes fuera de casa
  • Controla sus parásitos
  • Ofrécele alimento de calidad
  • Ofrécele siempre agua
  • Detecta cualquier posible enfermedad
  • Evita el estrés
  • Fomenta una buena relación
  • Ayúdale a quemar la energía
  • Trátalo con respeto

¿Tu perro es muy agresivo? ¿Temes por tu seguridad?

Existen muchas causas que hacen que el perro pueda mostrar agresividad pero lo fundamental es que entendamos que este comportamiento no es propio de un perro sano.

Entonces, ¿qué debemos hacer al respecto? Si nuestro perro sufre miedo, estrés o cualquier factor que hace que derive en agresividad, es muy importante acudir al especialista ya que si no lo hacemos el comportamiento de nuestro perro puede empeorar.

Los etólogos o educadores caninos son personas con formación capacitadas para orientarte y ayudarte a superar este grave problema que hace que vuestra convivencia no sea lo harmoniosa que debiera ser. De igual modo llevaríamos a nuestro hijo al psicólogo si este tuviera un problema debemos seguir un procedimiento similar con nuestra mascota, todo sea para mejorar su calidad de vida y mejorar su relación con el entorno que le rodea.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo saber si mi perro está enfadado?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre ¿Cómo saber si mi perro está enfadado?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Cómo saber si mi perro está enfadado?
1 de 3
¿Cómo saber si mi perro está enfadado?