Compartir

Enseñar a tu perro a ladrar a la orden

Por Alejandro Martínez, Educador y adiestrador canino. 18 mayo 2016
Enseñar a tu perro a ladrar a la orden

Ver fichas de Perros

Si ya no sabes cómo evitar que tu perro ladre, una alternativa para controlar sus ladridos consiste en poner esa conducta bajo orden. La idea detrás de esta estrategia es perfeccionar la conducta inapropiada, de tal manera que solamente ocurra cuando tú das la orden. Sin embargo, eso sólo puede conseguirse en condiciones de adiestramiento muy estrictas, poco frecuentes en la vida cotidiana, y en algunos casos especiales. Por tanto, es poco probable que tu perro deje de ladrar solamente gracias a esta estrategia de adiestramiento.

Sin embargo, sí lograrás tener control de los ladridos porque podrás pedirle a tu perro que se calle. Por tanto, enseñar a tu perro a ladrar a la orden te puede servir cuando tu perro ladra en respuesta a un estímulo particular (por ejemplo cuando suena el timbre), si aprendió a ladrar para conseguir cosas (por ejemplo si ladra para que le des comida) y, en algunos casos, si ladra por mucho entusiasmo.

A continuación en ExpertoAnimal te ofrecemos las claves para que este proceso te de buenos resultados, sigue leyendo:

Conseguir que tu perro ladre a la orden

Dado que tu perro es ladrador, ya conoces algunos estímulos o algunas situaciones que provocan sus ladridos. Sabes si tu perro ladra cuando suena el timbre de la puerta, cuando escucha sirenas de ambulancias, cuando escucha gente caminar al otro lado de la puerta de calle, cuando le pones la correa para salir a pasear, etc.

Haz que ocurra el estímulo que provoca los ladridos de tu perro. Para esto quizás necesites un ayudante. Por ejemplo, tu ayudante toca el timbre de la puerta, o golpea la puerta, o camina al otro lado de la puerta, etc.

Si tu perro ladra en respuesta a sonidos como sirenas de ambulancias, graba el sonido de alguna película o de algún video de Youtube para poder reproducirlo a voluntad. Aunque en ese caso tal vez no tengas un problema de perro ladrador. Algunos perros ladran cuando se les habla susurrando, como si uno estuviera atento a algún peligro y quisiera alertar al perro sin alertar a "los enemigos". Otros ladran, o aúllan cuando uno aúlla o hace sonidos agudos.

Sea cual sea el estímulo que uses, haz ladrar a tu perro. Cuando tu perro ladre una o dos veces (no más), haz click y dale un pedacito de comida apetitosa. El momento en que haces click, el estímulo que provoca los ladridos desaparece.

Repite el procedimiento varias veces, hasta que tu perro empiece a ladrar con frecuencia después de tomar su pedacito de comida o jugar unos segundos con su juguete. En este punto estarás seguro que tu perro volverá a ladrar y ya puedes empezar a usar la orden "Ladra".

Entonces, usa la orden "Ladra" justo antes que tu perro ladre. De ser posible, el estímulo que causa los ladridos debe empezar inmediatamente después que das la orden. Por ejemplo, tu amigo vuelve a golpear la puerta o tocar el timbre justo después que dices "Ladra". Por supuesto, el estímulo vuelve a cesar cuando haces click.

Gradualmente notarás que tu perro empieza a ladrar cuando le das la orden. Incluso antes que empiece el estímulo que originalmente provocaba los ladridos. Llegado a este punto, haz algunas pruebas sin que aparezca el estímulo original, sólo con la orden "Ladra". Cuando sientas absoluta confianza de que tu perro responderá a la orden, deja de usar por completo el otro estímulo.

Cuando consigas que tu perro ladre el 80% de las veces que das la orden en dos sesiones de adiestramiento sucesivas, pasa al siguiente criterio.Ten en cuenta que no es necesario que lleves a cabo todo este criterio en un o dos sesiones. Puedes avanzar poco a poco, alcanzando pasos intermedios en diferentes sesiones de adiestramiento canino.

Enseñar a tu perro a ladrar a la orden - Conseguir que tu perro ladre a la orden

Consiguir que tu perro calle a la orden

Tu perro ya ladra a la orden y ahora debe aprender a callarse a la orden. Hasta ahora se callaba cuando escuchaba el click del clicker o cuando recibía el pedacito de comida.

Haz unas tres repeticiones de la orden "Ladra", haciendo click después de uno o dos ladridos y dándole a tu perro el pedacito de comida, para refrescar su memoria. A partir de la siguiente repetición, haz alguna señal notoria para tu perro justo antes del click.

Por ejemplo, puedes poner tu mano con la palma abierta frente a su cara, como si quisieras detenerlo (sin tocarlo). O puedes hacer un "shhhht" corto, inmediatamente antes de hacer click.

Algunos perros se callan cuando haces alguna de esas señales, porque los toman de sorpresa. Otros siguen ladrando. No importa. Lo importante es que el click venga inmediatamente después de la señal que haces. Eso sí, siempre debe ser la misma, no cambies de señal.

Como le das la comida justo después del click, la señal que haces antes del click empieza a adquirir las propiedades del refuerzo positivo, aunque más débil, y al mismo tiempo adquiere propiedades de orden para callarse.

Poco a poco notarás que tu perro se calla y espera el pedacito de comida cuando haces la señal. Repite el procedimiento varias veces, hasta que la señal elegida sea efectiva el 80% de las veces en dos sesiones consecutivas de adiestramiento canino.

Cuando logres eso ya puedes introducir la orden formal. La señal que has estado usando no será una buena orden formal porque empezaste a usarla cuando tu perro todavía no comprendía la conducta que le estabas enseñando. Por eso es recomendable cambiarla por otra señal que sea más efectiva.

Para introducir la orden formal, di "silencio" o "basta" u otra orden que te parezca adecuada, justo antes de usar la señal con la que callas a tu perro. Di la orden con voz tranquila y sin gritar. Entonces, espera a que tu perro se calle y recién en ese momento haz click y dale el pedacito de comida.

En este punto ya no estás usando el click para callar a tu perro, sino una orden formal. Si tu perro no se calla después de la orden, no hagas click ni le des la comida. Y si permanece ladrando, termina la sesión e ignora a tu perro hasta que se calle. Repite el procedimiento hasta que tu perro ladre y se calle a la orden al menos el 80% de las veces.

Enseñar a tu perro a ladrar a la orden - Consiguir que tu perro calle a la orden

Aumenta el tiempo que tu perro permanece callado

Practica igual que al finalizar el criterio anterior (usando las órdenes para que tu perro ladre y para que se calle), pero aumenta la duración gradualmente.

Es decir que en la primera repetición esperas que tu perro se mantenga callado por un segundo o menos, antes de hacer click y darle el pedacito de comida. En la siguiente repetición (de la misma sesión) esperas hasta dos segundos. Y así vas aumentando sucesivamente el tiempo, hasta que consigas que tu perro se quede callado por lo menos por un minuto.

Si tu perro ladra o hace cualquier sonido antes de cumplir el tiempo correspondiente a la repetición, empiezas nuevamente desde un segundo. Para esto, terminas la sesión ignorando por unos segundos a tu perro y, cuando se calla, esperas unos cinco segundos más. Luego le vuelves a dar la orden "ladra" y después de uno o dos ladridos la orden "silencio".

Ten en cuenta que no necesitas alcanzar un minuto en una sesión de adiestramiento canino o en un solo día. Es muy probable que necesites dividir este criterio en varias sesiones y en varios días para alcanzar un minuto o más de silencio.

Cuando hayas conseguido este criterio, ya tendrás órdenes muy sólidas para hacer ladrar y callar a tu perro. Si tu perro solamente causa molestia en ciertos ambientes y has entrenado la orden en esos ambientes, no necesitarás hacer el siguiente criterio.

Sin embargo, si tu perro ladra en la calle y en diferentes lugares, es mejor que introduzcas distracciones de acuerdo con el siguiente criterio.

Enseñar a tu perro a ladrar a la orden - Aumenta el tiempo que tu perro permanece callado

Introduce distracciones

Repite el procedimiento del criterio anterior, pero asegúrate de hacerlo en diferentes lugares y con diferentes distracciones. Empieza en lugares familiares para tu perro y en los que existan pocas distracciones. Por ejemplo, en el patio trasero, en un parque con poco tránsito de personas y perros, en un parque en horarios de poco movimiento vehicular, etc.

Poco a poco y en varias sesiones, aumenta las distracciones en esos mismos lugares, utilizando para ello juguetes que se mueven independientemente, ayudantes que hacen movimientos y ruidos raros, grabaciones de sonidos poco comunes, amigos que pasean a sus perros en las cercanías, etc.

Enseñar a tu perro a ladrar a la orden - Introduce distracciones

Si deseas leer más artículos parecidos a Enseñar a tu perro a ladrar a la orden, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica.

Escribir comentario sobre Enseñar a tu perro a ladrar a la orden

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Enseñar a tu perro a ladrar a la orden
1 de 5
Enseñar a tu perro a ladrar a la orden

Volver arriba