menu
Compartir

Mi perro anciano no duerme de noche - Causas

 
Por Marta Sarasúa, ATV y etóloga especializada en modificación de conducta. 30 agosto 2022
Mi perro anciano no duerme de noche - Causas

Ver fichas de Perros

Si tu perro anciano no duerme durante la noche, probablemente tú tampoco seas capaz de conciliar el sueño, preguntándote por qué motivo tu peludo se muestra inquieto o nervioso, camina de un lado a otro de la casa, lloriquea o acude a ti cada poco rato.

Los perros duermen alrededor de 12 horas diarias, cifra que en el caso de los animales de más edad puede aumentar hasta las 14 horas. Durante el día, observarás que tu perro hace pequeñas siestas, pero es por la noche cuando los canes suelen descansar 8 o 9 horas de manera ininterrumpida. Si tu perro mayor se despierta mucho durante la noche y no descansa lo suficiente es importante buscar la causa de su comportamiento para poder ayudarle a conciliar el sueño y así evitar problemas de salud. En este artículo de ExpertoAnimal analizamos los motivos más frecuentes que pueden explicar por qué tu perro viejo no duerme de noche.

También te puede interesar: ¿Por qué mi gato no duerme de noche?

Dolor

Si tu perro no duerme de noche uno de los primeros aspectos que deberías cuestionarte es si está sufriendo algún tipo de dolencia. Entre las patologías más comunes que sufren los canes de edad avanzada se encuentran los problemas osteoarticulares y de movilidad, como la artritis y la artrosis, las cuales afectan especialmente a animales de razas muy grandes o con sobrepeso.

Evita que tu perro duerma directamente sobre el suelo y proporciónale un colchón o cama de buena calidad, con grosor y tamaño suficiente para que pueda acostarse con total comodidad. Ante cualquier síntoma de enfermedad o dolor, acude a tu centro veterinario para que el profesional realice un chequeo completo al animal y le prescriba el tratamiento más adecuado. En el caso de perros ancianos, una revisión anual o bianual es recomendable, aunque no se aprecie ningún signo evidente de enfermedad.

Pérdida de visión o audición

Cuando los perros llegan a una edad muy avanzada, tanto su capacidad visual como auditiva tienden a disminuir de manera natural, al igual que ocurre en el caso de los seres humanos. Además, un perro anciano es más probable que desarrolle patologías oculares como cataratas o queratoconjuntivitis, que afectan a la visión del animal.

Si tu peludo tiene dificultades para ver u oír con claridad, es posible que se desoriente con mayor facilidad o que adquiera algunos miedos o inseguridades que le impidan descansar bien durante la noche. En estos casos, será necesaria una visita al veterinario, quien te pautará un tratamiento para frenar o retrasar el máximo tiempo posible el avance de enfermedades relacionadas con la visión y/o la audición y proporcionar al peludo una mejor calidad de vida.

Mi perro anciano no duerme de noche - Causas - Pérdida de visión o audición

Incontinencia urinaria

Los problemas urinarios también suelen aparecer con mayor frecuencia en el caso de perros mayores. La incontinencia urinaria en animales senior puede tener varias causas, como pueden ser la aparición de una masa en el tracto urinario, problemas neurológicos, infecciones de orina, piedras en la vejiga, efectos indeseados de la esterilización, etc. Evidentemente, si el perro necesita orinar cada poco tiempo, no será capaz de dormir toda la noche y se sentirá nervioso e incómodo, especialmente si la incontinencia va asociada a algún tipo de dolor.

Como siempre, recomendamos acudir cuanto antes al veterinario si se observan síntomas de incontinencia o dolor en el perro. En este caso, el profesional realizará las pruebas pertinentes para identificar el origen del problema y poder abordarlo. En casa, puedes preparar a tu peludo una zona cómoda repleta de empapadores a la que pueda acudir cuando necesite orinar y modificar poco a poco sus rutinas de paseo para adaptarlas a sus necesidades actuales.

Cambios de rutina

Mantener unas rutinas estables en el hogar permite que los perros adquieran cierto control de su entorno, lo que se traduce en una mayor sensación de seguridad y tranquilidad. Es decir, si tu peludo sabe a qué hora va a comer, cuándo saldrá a pasear o en qué horario se debe quedar solo en casa, puede relajarse con más facilidad, pues sabe que vive en un entorno predecible. Ahora bien, está claro que no siempre es posible disponer de unos horarios fijos ¡y no pasa nada!, porque los canes tienen una gran capacidad de adaptación, siempre que sus tutores les ayuden a afrontar las situaciones novedosas.

Sin embargo, a medida que los perros se hacen mayores, esta capacidad para adaptarse a entornos y rutinas cambiantes va disminuyendo, de manera que cada vez les resultan más estresantes las alteraciones en su día a día.

Si te has mudado recientemente, has cambiado de horario laboral, ha entrado o se ha ido alguna persona de casa o ha ocurrido algún acontecimiento notable que ha alterado vuestra rutina, es muy posible que tu perro viejo no duerma de noche por sentirse alterado o ansioso. Este problema se puede abordar con ayuda de un etólogo canino y a través de una serie de ejercicios de modificación conductual.

Causas neurológicas

Si el insomnio de tu peludo parece no responder a ninguna de las causas anteriores, es posible que esté empezando a desarrollar una patología conocida como síndrome de disfunción cognitiva (SDC). El SDC es una especie de demencia senil canina que aparece en perros de cualquier raza y de edad avanzada y produce síntomas como insomnio, confusión y desorientación, vocalizaciones sin motivo aparente, irritabilidad, anorexia, incontinencia y ansiedad, entre otros.

El síndrome de disfunción cognitiva es una enfermedad degenerativa y crónica, de la cual no existe cura. No obstante, se puede hacer mucho para ralentizar la aparición de los síntomas o prevenir su aparición, como por ejemplo:

  • Mantén a tu perro estimulado física, social y mentalmente (paseos por zonas verdes, entrenamiento, juguetes interactivos, puzles, juegos de olfato, etc).
  • Intenta mantener unas rutinas estables.
  • Proporciónale una dieta adecuada y de calidad, con ayuda de un veterinario nutricionista.
  • Adapta la casa a sus necesidades (movilidad reducida, pérdida de sensibilidad, etc.) y crea espacios cómodos y silenciosos para su descanso.
  • Utiliza la medicación o suplementos nutricionales que tu veterinario te indique, en caso de ser necesario.

Como siempre, recomendamos la visita al veterinario y la consulta etológica para establecer un plan eficaz de tratamiento para tu peludo.

Mi perro anciano no duerme de noche - Causas - Causas neurológicas

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi perro anciano no duerme de noche - Causas, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Mi perro anciano no duerme de noche - Causas
1 de 3
Mi perro anciano no duerme de noche - Causas

Volver arriba