menu
Compartir

Mi gato maúlla por la noche - Causas y qué hacer

Por Marta Sarasúa, ATV y etóloga especializada en modificación de conducta. 8 abril 2022
Mi gato maúlla por la noche - Causas y qué hacer

Ver fichas de Gatos

Los gatos tienen fama de ser animales sigilosos y muy poco ruidosos pero, en ocasiones, pueden llegar a ser realmente insistentes con sus maullidos. La gran mayoría de las veces, estos felinos maúllan con el objetivo de llamar nuestra atención e intentar comunicarnos algo y el momento, lugar o persona que esté presente cuando lo hacen nos puede aportar algunas pistas acerca de qué es lo que el gato necesita.

Si tu gato maúlla por la noche, ya sea adulto o cachorro, en este artículo de ExpertoAnimal te ayudamos a descubrir por qué lo hace y cómo puedes actuar tú para evitarlo, ¡no te lo pierdas!

También te puede interesar: ¿Por qué mi gato no duerme de noche?

Inseguridad durante el proceso de adpatación

Si tu gatito cachorro o adulto ha sido adoptado y lleva poco tiempo viviendo contigo en casa, todavía debe adaptarse a su nuevo entorno y a su familia humana y esto no es algo que se consiga de un día para otro.

Los gatos son animales muy sensibles que, por lo general, no toleran demasiado bien los cambios repentinos en sus rutinas, por lo que un traslado a un nuevo hogar puede resultarles muy estresante, especialmente si hablamos de cachorros a los que se les ha separado de su madre y hermanos. Es probable que durante el día el gato parezca más relajado porque hay mayor actividad en casa y está entretenido jugando o recibiendo mimos de sus tutores, pero por la noche, mientras todos duermen, puede sentirse solo, inseguro o desorientado, lo que le lleva a maullar en busca de atención y compañía. Esto suele ocurrir, especialmente, si durante la noche dejas al animal solo en una habitación separada de la tuya, impidiendo que tenga acceso a ti o a sus demás tutores.

En este otro artículo explicamos Cuánto tarda un gato en adaptarse a su nuevo hogar.

Hambre o sed

La frecuencia de alimentación de los gatos no es la misma que la de otras especies como los perros. Por lo general, estos felinos prefieren ir ingiriendo pequeñas cantidades de comida a lo largo del día y de la noche en lugar de comerse su ración completa en una o dos tomas diarias. Esto implica que, en cualquier momento de la noche, tu gato puede sentir la necesidad de comer y si su plato está vacío es muy probable que te lo comunique a través de una serie de insistentes maullidos. ¡Pero ojo!, este estilo de alimentación no significa que le debas dar a tu gato tanta comida como te pida, pues si tu peludo es muy glotón puede terminar sufriendo sobrepeso. Debes habituarle a consumir una cantidad concreta, adaptada a su edad y condición física.

De igual forma, es muy importante para un gato beber suficiente agua y mantenerse correctamente hidratado, pues estos animales tienden a padecer problemas renales cuando llegan a cierta edad. Por ello, debes asegurarte de que tu gato tiene acceso ilimitado al agua tanto por el día como por la noche. Si observas que tu peludo consume poca cantidad de agua, puedes fomentar que beba más utilizando fuentes para gatos o combinando su pienso con comida húmeda o natural.

Mi gato maúlla por la noche - Causas y qué hacer - Hambre o sed

Malestar físico

Si las causas anteriores no te encajan, tu gato maúlla por la noche y no te deja dormir, es posible que se encuentre mal o sienta algún tipo de dolor. Normalmente, en estos casos el animal maullaría igualmente durante el día, pero si el comportamiento comienza de manera repentina es importante descartar cualquier patología. Observa a tu peludo en busca de señales de dolor y, ante cualquier sospecha de malestar, acude a tu veterinario para realizarle un chequeo.

Por otro lado, existe la posibilidad de que el gato maúlle porque pasa frío por la noche. Esto es más probable que suceda en cachorros, en razas con poco pelo como el gato sphynx, durante los meses de invierno o si el animal duerme en zonas abiertas, con corrientes de aire o no dispone de una manta o una guarida en la que cobijarse.

Malestar emocional

Es posible que tu gato no sienta ningún tipo de dolor o incomodidad a nivel físico pero que tenga algún problema emocional que le lleva a maullar durante la noche. Dicho problema puede estar presente de forma crónica en el animal, como puede ser el caso del estrés, o aparecer de forma repentina asociado a algún acontecimiento, como el miedo durante una tormenta.

Los cambios en el entorno del gato, como pueden ser la llegada de un nuevo miembro a la familia, la salida de alguno de ellos o una reforma en el hogar, pueden alterar la conducta del felino, que se mostrará más nervioso o susceptible de lo habitual. Esto, si no se atiende correctamente, puede acabar provocando un estrés a largo plazo y, por ende, un comportamiento errático e indeseado. Por otra parte, algunos eventos puntuales pueden asustar o alterar al felino provocando que maúlle de manera desconsolada durante el día o la noche, como la presencia de un visitante desconocido para el animal o un castillo de fuegos artificiales.

Aburrimiento o falta de estimulación

Una causa muy frecuente que también explica por qué un gato maúlla mucho por la noche y está inquieto, especialmente en felinos jóvenes, es el aburrimiento. Los gatos son animales crepusculares, lo que significa que sus picos de mayor actividad se encuentran al anochecer y al amanecer. Esto, unido al hecho de que son felinos muy enérgicos y cazadores que adoran jugar, hace muy habitual que quieran interactuar con sus tutores durante la noche, tras haber pasado gran parte del día durmiendo.

En muchos casos, la forma que tienen los gatos de comunicar que están aburridos es maullando frente a la puerta de la habitación de sus tutores e incluso rascándola. Por ello, si has notado que tu gato no para de maullar en la puerta de tu habitación durante la noche, es probable que reclame tu atención. Así mismo, si el animal duerme junto a sus tutores, es probable que salte sobre ellos, los "amase" con sus uñas, los mordisquee o se restriegue contra ellos mientras maúlla en busca de atención. De esta forma, si tu gato te despierta por la noche es probable, también, que sea por esto. Por último, si el gato pasa la noche solo y encerrado en una habitación hay muchas probabilidades de que se aburra y maullará para pedir que le abran la puerta y le dejen salir.

Es fundamental revisar el enriquecimiento ambiental del gato y ofrecerle la suficiente estimulación durante el día para evitar este aburrimiento.

Arenero sucio o poco accesible

Los gatos son muy limpios y escrupulosos y la mayoría no soportan hacer sus necesidades en un arenero sucio que ya está repleto de orines y heces. En muchos casos, si la arena no se cambia con suficiente frecuencia, el gato puede rechazar por completo el uso del arenero, lo que supone un problema tanto para él como para sus tutores.

Por otra parte, si el arenero está situado muy cerca de la comida del animal, es demasiado pequeño, hay menos areneros que gatos en casa o al felino le cuesta acceder a él por el motivo que sea, igualmente puede repudiarlo y, como consecuencia, se estresará, hará sus necesidades en lugares inadecuados o disminuirá la frecuencia con la que orina y defeca, lo cual puede perjudicar su salud.

Si tu peludo no se siente cómodo utilizando su arenero es probable que maúlle en busca de ayuda, independientemente si es de día o de noche.

Ahora bien, si el problema es que tu gato maúlla cuando va al arenero, entonces te recomendamos fijarte en si hace sus necesidades de forma normal o, por el contrario, tiene dificultades, puesto que en este caso puede estar sufriendo un problema de salud.

Causas hormonales

La gatas tienen su primer celo a muy temprana edad, pues con cinco o seis meses ya son sexualmente maduras y comienzan a buscar pareja reproductora. Durante el celo, las gatas cambian su comportamiento y se muestran más alteradas, frotan insistentemente su cara contra objetos, ruedan por el suelo, caminan con el trasero en alto y maúllan mucho, incluso de noche.

Por su parte, los machos, que ya se consideran sexualmente maduros entre los cuatro y los cinco meses de edad, pueden detectar el olor de una hembra en celo a varios kilómetros de distancia e intentarán escapar de casa para acceder a ella. Esta conducta escapista se acompaña de nerviosismo y potentes maullidos durante día y noche.

Descubre más sobre el celo en las gatas en este vídeo:

¿Qué hacer si mi gato maúlla mucho de noche?

Escuchar el maullido constante de tu gato en mitad de la noche puede llegar a ser realmente molesto y, probablemente, te has planteado en muchas ocasiones qué es lo que puedes hacer para evitarlo. Como siempre, el primer paso será encontrar la causa del maullido, para lo que puedes repasar tantas veces como quieras la información que te proporcionamos en este artículo y, en caso de considerarlo necesario, consultar tu caso con un veterinario y un etólogo felino que revisen al animal y te asesoren.

También debes tener en cuenta que los gatos, al igual que los perros, pueden aprender muchos comportamientos por asociación de modo que, si en otras ocasiones, el maullido le ha resultado útil a tu peludo para llamar tu atención, es probable que esta conducta aumente con el tiempo y que tu gato se vuelva más y más insistente. Por ello, es preferible abordar el problema desde la raíz, tratarlo con tiempo y, sobre todo, prevenirlo.

A continuación, te dejamos algunos consejos sobre qué hacer si tu gato maúlla de noche y cómo puedes tranquilizarlo:

  • Antes de irte a dormir, asegúrate de que tu gato tiene comida, agua y acceso a un arenero limpio.
  • Juega con él antes de acostarte y enriquece su entorno con juguetes interactivos, hierba gatera, rascadores o torres para que pueda escalar y entretenerse cuando se aburra.
  • Si es posible, evita dejarle encerrado solo en un habitación durante la noche.
  • Baja las persianas por la noche para crear un ambiente oscuro y aislado de ruidos o luces que puedan sobresaltar o alertar a tu gato.
  • Compra o construye cobijos para que tu peludo se esconda dentro y coloca una manta en su interior para evitar que pase frío o coloca un colchón o cuna para gatos cerca de la tuya.
  • Utiliza feromonas felinas artificiales en el entorno de tu gato para tranquilizarlo y ayudarle a descansar mejor. Esto es especialmente útil durante procesos de adaptación y en gatos con tendencia a estresarse o asustarse.
  • Si la causa del maullido es hormonal, la castración es la solución más definitiva, tanto en machos como en hembras. Eso sí, antes de dar el paso consúltalo con un veterinario y un etólogo que te aconsejen sobre cómo y cuándo es mejor llevar a cabo la cirugía.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi gato maúlla por la noche - Causas y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Maylen
Tengo un gatico de 10 meses adoptivo ,lleva dos dias en casa y siempre maulla a la misma hora de la madrugada .Como lo puedo xalmar?Nesecito de su ayuda.
Mi gato maúlla por la noche - Causas y qué hacer
1 de 2
Mi gato maúlla por la noche - Causas y qué hacer

Volver arriba